Rock, bachata y disparos

Yo no me considero un tipo con suerte pero al menos soy de esos que simplemente se considera afortunado. Las cosas no andan bien en estos momentos con todo el crimen que pasa por ahí y sin contar los malos ratos que hay a la hora de buscar trabajo y hechar pa’ lante y toda esa vaina. Es entonces cuando con todos los malos ratos que mencioné y los infortunios que  causa que la gente busque medios de escape para poder distraerse y olvidarse de los males que pasan en nuestro país. En Bayamón todo el mundo anda malhumorado. Si no es por una cosa es por otra. Desde los rotos en las carreteras hasta los escalamientos en supuestas urbanizaciones de alta alcurnia donde hasta te golpean y te violan a la mujer y toda la pendejá. Las cosas están jodidamente algarete.

Ayer, parte de la distracción de la distracción de la plebe se dividió en dos conciertos. Uno para ver al “Príncipe de La Oscuridad” Ozzy Osbourne. Si, aquel que muchos consideran símbolo de la maldad, terror, inpuro masca murciélagos, uy. La otra opción era un concierto de música tropical de merengue y bachata. Ya tu sabes. Merengue. Bachata. Me acuerdo que en la década de los 1990’s  en la escuela si decías que te gustaba la bachata te decían charro y te llenaban la cara de dedos. Era una ofenza del carajo. Ahora hay conciertos. Girones que da la vida.

Anyway, entonces, en donde uno menos se imagina que las cosas iran bien ¡Bam! Balacera y se llevan a dos personas enrredadas. Los heridos ni te ocupes. Yo solo pienso en una cosa y es que la verdad es que hay que saber donde uno se mete en estos momentos. Los sitios públicos ahora un peligro. Matan gente en un mall mientras comen y los matan también en conciertos y como las balas no esquivan gente pues ya saben que se llevan por medio al que sea. Es por eso que recomiendo mejor, y hablando claro, que en vez de irte a un concierto a escuchar a whatever de artista que mejor te compres unos discos y lo pongas y bailes en la marquezina de tu casa. Que se joda. Es mejor y estas casi casi seguro que no te van a tirotear cuanodo pongas tus CD de Johnny Ventura.

 

Mi gente evite los malos ratos. Si ve que las cosas se ponen bien turbias salga de ese sitio. Miren, yo soy de los que me gusta darme mi cervecita de vez en cuando y de cuando en vez pero trato lo más que pueda de evitar sitios en donde haya mucha muchachería. Es mejor comprarte una caja de verdes y dártela en tu casa tranquilo que irte a un pub porque quizás tu no estés metido en malos pasos ni ninguna pendejá de esas pero puede pasar que otro que esté allá dentro si y ese sujeto lo tengan fichado en una lista negra y le quieran bajar el dedo en ese mismo día y en ese mismo lugar y tu casualmente estés allí dentro. Uff, deja eso. Miren es una recomendación de su amigo Merdócrata. Para pasarlo bien hay muchos sitios, eviten los bonches grandes y los malos ratos.

Lo que estuvo muy extraño es que tanto que la gente habla que si del rock y Ozzy y toda la vaina y ese concierto se dio bien y sin ningún problema de seguridad. Supongo que la seguridad del evento estaba mucho mejor. Ironías de la vida. El concierto del príncipe de la oscuridad fue friendly. Irónico.

¿Qué hay que hacer para salir tranquilo? ¿Llevar chalecos antibala para salir a comprar pan, leche y huevos? Yo no sé pero quizás ya es hora de crear conciencia entre los boricuas de que los tiempos de salir a pasarla cool están pasé .

Prefiero morirme de aburrimiento en casa que morirme gozando en el Roberto Clemente.

Just saying! En Puerto Rico ser un Party Pooper es “serious business”

4 pensamientos en “Rock, bachata y disparos”

  1. uff! mano es cierto, ya no se puede salir… el vivir en un sitio así, como que no la hace; que se yo… yo pienso como tú, aunque pares me critiquen prefiero quedarme en mi casita relax y pasándola chilin con los mios y sin correrme el riesgo que de buenas a primeras algo me pase a mí o a alguno de ellos. any ways, la cosa ta can-den-te! so Home Sweet Home! es lo que hay pa’ mi! =D

  2. Ironías de la vida. Yo que escucho estaciones de radio cristianas recuerdo como muchos evangélicos estaban criticando la llegada de Ozzy. Decían que iba a traer al diablo (como si el diablo no estuviera ya metío en esta isla). Ahora resulta que al diablo le gusta más la bachata, Ozzy ya no es el príncipe de las tinieblas, ahora es Ritmo 96.

    Adelante y éxito.

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s