Las bofetás se ganan

El siguiente artículo fue creado por una amiga muy particular llamada Kiara el cual habla de la otra cara sobre lo que es la violencia doméstica. Una vista desde los ojos de una mujer sobre un hombre maltratado. El siguiente es uno de lo más curioso pues es algo que no se ve muy a menudo en blogs, noticias, periódicos, etc y siempre he pensado en darle tiempo igual a todas las perspectivas cuando se trata de asuntos “delicados” como lo es esto.

Las bofetás se ganan

Por Kiara Marie

Porque es que tengo una crítica que hacer…

Aquí la gente se queja de la violencia doméstica hacia las mujeres, critican a los hombres y los condenan por “abusadores”…  y las mujeres, ¿No abusan?

Antes de comenzar aclaro, (porque sé que las malas interpretaciones lloverán)  que en lo que van a leer a continuación NO estoy justificando la violencia doméstica, ni nada que se parezca.

Si algo hay que decir de las mujeres de hoy en día es que la gran mayoría están cabronas. Yo no soy feminista, ni anti- feminista ni nada que se parezca. Soy realista y anti-pendej@s. Aquí se lamentan de que los hombres le meten una catimba a sus esposas, novias, chillas etc. pero es que el que se busca la bofetá se la busca. Les pondré como ejemplo un caso general:

Yo siendo hombre JAMáS hubiera podido abstenerme de agredir a una mujer como ésta: La madre de mis hijos, a la que mantengo, por la que trabajo. Que no hace un divino carajo por su vida, ni por la mía y muchos menos por la de nuestros hijos. Que espero de ella AUNQUE SEA un plato de comida cuando llego de trabajar, y ni siquiera encuentro un “Buenas Noches”. Que se pasa el día dando culo en el sofá, viendo novelas, mientras están los nenes cagao’s y  la casa hecha una mierda. Que atapona la lavadora de ropa, porque lava una vez a la semana y ensucia 4 mudas de ropa diarias. Que me obliga a fregar la montaña de trastes que ELLA ensució, y que no fregó porque “estaba cansada”. Que me hace comprarle ropa cada vez que vamos a salir “Porque ya me puse la que tengo en el closet”. Que me hace gastar $200 en compra para luego decirme “No hay na’ pa’ cocinar” (Cuando cocina).  Que no me motiva ni a hacerme una paja en su nombre y que tras de todo eso me PELEA  porque quiero salir a darme par de palos con los panas o cuando llego un poco tarde del trabajo.

Perdónenme, hombres y mujeres, pero eso no se merece una pescosá, se merece una pela. Eso está cabrón! Y es la realidad de muchos hombres hoy día, pana.

Yo sé que hay miles de excepciones, que cada caso es diferente y que las bofetás no siempre son por lo mismo. (Que el tipo es alcohólico, que es cuernú y no la quiere con nadie más, que ella lo ama y le gusta que él le dé, etc. etc.)  Pero sé de muchos casos como éste, en los que los hombres prefieren ser sumisos, hacer lo que a ellas le dé a gana y quedarse como tremendos hijos de la Madre Teresa de Calcuta. Casos que me ponen a pensar en la pendejá que hay por defender a la mujer, pero no al hombre;  Porque si eso no es maltrato, mi pai es Gandhi. Estos casos insólitos que me hacen pensar:  “Pero que tipo más mamao!” y “Que tipa más asquerosa!”

Yo como mujer ante esto lo que siento es verg:uenza, asco. Pensar que viven haciendo un carajo, de mantenidas, sin metas ni deseos de progreso, sin educación porque no les da la gana (y porque no pueden, aja), pariendo muchachitos pa’ coger cupones y sobretodo de coje bofetás (porque se las buscan). Si queremos demostrar que somos mujeres de verdad, dejemos este comportamiento vago, avergonzante. Porque entonces si, que me uno al corillo de la fuerza bruta y reparto pescosá yo también, pa’ que recapaciten.

¿Están deacuerdo o desacuerdo con Kiara? ¡Vamos! Opinen sin miedo que ella es libre pensadora y quisiera escuchar su opinión al respecto.

8 pensamientos en “Las bofetás se ganan”

  1. En mi opinión sobre el artículo yo solo podría decir que por tal de evitarme cualquier situación legal debido a rabia y el corage, mejor pido un divorcio y pal carajo, y la trataría de lejos. Una relación con una mujer así no valdría la pena ganarse unos días de prisión. Es mejor recoger los motetes e irse pal’ carajo. Si, se que hay mujeres que se las trae pero que se puede hacer uff… Bueno, por lo menos pmi pensar.

    Recoger motetes, joderla en la corte con la custodia de los nenes, y ser feliz rehaciendo mi vida.

  2. Gracias por compartirlo, brother. Me alegro que te haya gustado! En cuanto a tu comentario, pues claro que yo estando en ese lugar la hubiera manda’o al carajo. Porque no está fácil, noooo.

  3. Personalmente creo que las “bofetás” no se ganan… Ni hombres, ni mujeres, ni lo que haya de por medio deben ser maltratados ni física ni psicológicamente. En un caso como el que tu describes lo que se debe hacer es buscar diálogo y mejorías, sino no las hay buscar la separación y ya.
    La idea de mantener las relaciones porque si me da nauseas, si no hay nada en la relación y en la otra persona que te haga sentir apoyada y que además te inspire, ¿para qué seguir ahí?. Y la cosa no es muy ficticia, las madres y padres solteras son apoyados por la sociedad, digo esto porque la excusa es casi siempre… “¿Y mis hijos?”.
    Sinceramente creo que estamos luchando y, en mi caso, viviendo un estadio de igualdad de género que debe ser respaldado por nuestras mismas costumbres y deseos, pero ese proceso un poco más lento. A la vez ese conjunto debe estar respaldado por personas integras y formadas que puedan tomar las decisiones pertinentes y justificadas de vivir su vida sin importar su género y sexualidad.

    Todo esto para decir… Hombres y mujeres pueden dejar de vivir así, es su decisión y es un proceso social que ya empezó… hace rato.

    🙂

  4. Una mujer así… Hace tiempo tuve la oportunidad de aconsejar a una persona con una situación similar. Si después de haber tratado todo, nada funciona que se divorcie. No vale la pena ganarse la cárcel por un elemento así y mucho menos cuando no es gradable a la vista. Con una mujer así yo ni llegaría a la casa. ¿Pa qué?

    Adelante y éxito.

  5. Esto NO lo escribió una mujer. La persona que lo hizo tiene “ïssues” que no ha resuleto conla mujeres. Necesita un sicólogo, por lo menos.

  6. Claro que hay gente que se ganan un “bofeta” quien lo duda…y mujeres que se las ganan… están choretas. Pero del dicho al hecho es lo que nos hace diferentes a los que no se pueden controlar.

    Les cuento, un “Dama” recibía pezcosas y bofetas dentro del carro…mientras la gente miraban atónitos…ella estaba embarazada y hasta le mordieron el brazo, el tipo sendo abusadorrrr, ella no lo quiso meter preso, para que su “flamante” esposo no se enterara del chillerismo…de quien era la barriaga…solo Dios lo sabe….que si se ganan las bofetas…algunas se las ganan.

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s