Papas Locas: Alimento Blasfemo

Unos días atrás estaba aquí frente a la computadora y comiendo mucha “M” pues aparece mi hermano y me dice “Cabrón, vamos a las papas locas”. ¿Papas Locas?  Se preguntarán ustedes, pues papas locas es como se le conoce a este sitio en donde mi hermano me juraba y me perjuraban que se hacía un alimento extraño y conocido solo por unos pocos seres humanos. Escondido en el área metro en donde no me atrevo a decir por temor a que me baleen mi Datsun se encuentra uno de los lugares en donde se le dice “Fuck You” a la alta cocina. Aquí se come lo que le ronca del joyete al cocinero.

Con licencia poética para hacer un menú como le roncara del joyete aquí llegué 2 días después, a este localcito bastante menudito en donde tenían una pantalla grande y proyectaban un juego de baloncesto entre no se quién, no se si eran los Mavericks o algo así, (es que el baloncesto a mí me vale mierda desde que se rompió los Chicago Bulls en los noventas) y se veía bastante popular. Ví como muchos carros se estacionaban en la acera y se bajaba la gente en bonche a pedir comida. De hecho, le pichaban al juego, ah y creo que era el mismo día de la pelea de Pac-Man, pues ahí en ese momento el Filipino valía mierda, aquí lo que valía era el sabor. Yo estaba ahí, en el carro, esperando a mi hermano y a su chica para que me traeran la comida. Yo estaba medio comemierda conmigo mismo.

El ambiente no me gustaba mucho, pensé que iríamos a un restaurante de esos que parecen una fondita o algo porque eso es como me imaginé las “Papas Locas” no una marquesina improvisada como restaurante. Pero pal’ carajo, me quedo esperando. Dejo el carro prendido, el aire, pongo los seguros por si me secuestran, hasta que tocan la ventana de la puerta del carro donde yo estoy. “¡Abre cabrón!” fue lo que escuche. Pensé que era un títere que me quería almorzar las nalgas pero me fije que era mi hermano con una bolsa de las marrones de esas que usan cuando compras pollo asao’ pues la misma mierda. No se veía que era lo que había dentro de la bolsa pero ya me lo esperaba. Se montan en el carro y se sienten olores como a azufre mezclado con sabor. “Esto huele como si el diablo lo hubiera cocinado en su propio caldero”, si era algo que estaba cabrón. Sacaron de la bolsa este alimento en donde estaba cubierto en papel de aluminio, tu sabes como si fuera papel de regalo cortesía de Satan Himself lo abro y me encuentro con esto:

Damas y caballeros, les presento las famosas “Papas Locas”. Si, ya se lo que piensan ustedes. “Eso parese que se le vomitaron encima” y mucha mierda más. Pero que los ojos no los engañen mis amigos. Se ve como si alguien que tuviera pus en la cabeza le dieran un shotgonazo en la cara. Pero que se joda, yo lo tenía ahí de frente y me vino a la mente todas las cosas que en la vida te hacen decir fó que rico, so que me digne de valor, cogí mi tenedor y le dí un ñaqui.

¿Veredicto?

¡Esto sabe cabrón! Supongo que en la cocina del chef tienen pentagramas dibujados por toda la pared porque no sé como cosa tan asquerosa como esta sabe como si uno estuviera en la gloria. El feeling del queso cheddar bajando por el gaznate mientras pedazitos de pollo, jamón, otras carnes (quizás gallina de palo) acentuado con mayoketchup hace que este alimento sea digno de ser betado de la gastronomía boricua. No se puede pedir mejor forma de comerse unas papas.

Ahora paso por Taco Bell y veo unas papas de esas de ellos Papas Fiesta o como culo se llame y me digo, “WTF es esta mierda!, Papas Locas es la que hay!” y hace sentido. Es como uno tener una tripleta bien hecha encima de unas papas y mira que hace tiempo que no veo donde se hacen tripletas genuinas como las de antes. Eso es lo que busco yo, sabor sobre apariencia.  Es por eso que por más bello que se vea una comida en un hotel en donde te sale 4 o 5 veces el precio de lo que realmente valdría el alimento hecho en tu propia casa, yo prefiero algo que parezca un aborto y que sepa brutal y claro, a tono con el presupue$to de uno cosa que como bien sabemos, en tiempo de crisis, es muy importante porque hablando claro, para soltar $7 dólares en Big Mac pendejo en McDonnald’s mejor me los gasto en unos chinos. Yo con poco más de $5 dólares me dí un tiro al pecho, pero que se joda, me lo di con un guille bien brutal. Ahora llegó una forma distinta de comer papas. La forma pendeja de comerlas asadas para mantener la figura se puede ir pal’ carajo. Fuck $$$ Give me SABOR!

Yo prefiero un alimento blasfemo.

Yo prefiero Papas Locas.

20 pensamientos en “Papas Locas: Alimento Blasfemo”

  1. Bueno cuando fui pa ya el letrero no llegue a verlo y aunque me dijeron que se llamaba Papas Locas creo que el negocio no tiene un nombre como tal. Quizás es que así se le conoce por allí aunque tenga otro nombre oficial.

  2. la foto me hace pensar en cuando le mezclo alimento seco con alimento mojado a mi perrita… te felicito por al menos haberlo probado, mi admiracion hacia ti.. yo nada mas de verlo se me iba el hambre

  3. A la verdad, que han caido tu y tu hermano en la dimes-ion desconocida, al unirse a esta familia, nos gustan los inventos, las comidas locas y pasarla bien ah y que no se me olvide la Bayoyaaaaaaaa! jejejejjejeje, Bienvenido al club de los papas locas Lovers!!

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s