Hablemos de pezones

Hola compañeros aquí les habla su fiel amigo Merdócrata el cual como siempre les trae a su blog un tema de gran intrés y que une a la familia puertorriqueña. En el día de hoy quiero hablar de pezones. Si, pezones. Nada más bello que estar con una mujer y ponerla hasta el 8 de bastos pero si hay algo que me pone con la pinga dura como el suelo donde Walenda se cagó en su madre son las tetas de una mujer. Tu sabes, amigo lector que yo soy un adicto a las tetas. Siempre he dicho que las tetas son como la carta de presentación de una mujer. Las tetas te dicen “mira soy seria” y otras te dicen “Tócame si te atreves hijo de puta”. Ya tu sabes como es la vaina. El bicho se le para a cualquiera y no es para menos. ¿Pero tu sabes que es lo que hace a las tetas buenas tetas? No es la montañita de capa de tegido graso y las glándulas mamarias. Eso es mierda, tipo. Lo que hace un seno una cosa fabulosa no es otra cosa el pezón. Mmm,  rico y fabuloso pezón. Este post será como una puta oda a esa esa admiración que tengo por los pezones.

Nada dice buenos días más que treparte en el Tren Urbano, allá como para el 2008 mientras estabas llendo a la Universidad de Puerto Rico y ver como es que te recibían chicas universitarias con sus camisitas semitrasparentes, en ese viaje pseudo hippie y albizuista (antes de que ser hipster se volviera una palabrita famosa y mainstream) y mi hermano… esas mujeres entraban por esas puertas y yo, uff, te digo uff lo que veía era esos pezones duritos asomándose y diciendo “Hola MerdoO!!, muérdeme” y mano, te digo. La bellaquera se me trepaba a más no poder. Yo soy un tipo así, que cualquier detalle en esta vida lo pone super bellaco. Ellas (las mujeres) saben que tienen los pezones parados. Coño, yo creo que sí. Si yo se cuando tengo el bicho como el mástil del barco de Barba Negra yo se que una puta de por ahí debe de saber que tiene sus pezones duros como el adamantium de Wolverine. Amo los pezones. Yo nací para mojar el nugget con mujeres y mi misión en la vida es mordisquear cuantos pezones pueda en este mundo. Soy así, nací de esa manera y no puedo controlarme.

Mi bicho responde a la vagina y mi lengua al pezón. Es como un juego de Ying y Yang que solo mis hormonas pueden controlar. Bueno, creo que no solo mis hormonas. Creo que todo hombre que se de a respetar tiene que reconocer que soy un ejemplo a seguir y si ha leído mi blog ha de destacar que soy un welebicho tremendo ser humano sino que también algo con mucha sinceridad. Solo hablo con honestidad y mis experiencias son tan disparatadas como tan reales y que esas mierdas que me suceden ustedes lo han vivido en carne propia y el que lo niegue pues seguro que le gusta que le den por el culo y que Arriaga le sobe la pinga. Mire, no soy maricón y hablemos de pezones. Los pezones son como la personalidad que guarda una mujer entre teta y cuerpo. ¡Todos tenemos una! Algunas tienen pezones tristes, pezones alegres, pezones cohibidos, pezones tímidos, pezones que reflejan varios aspectos de la vida. Un pezón representa lo que eres, mujer, como individuo.

Yo cuando estoy bellaco y tengo a la mujer a punto del acto sexual me gusta besarla en los labios, seguir por el cuello, las orejitas, el cuellito y cuando llego a sus cocos bravos ya la tranca se me empieza a latir. Eso es el aviso a pegarmele a lamer y saborear. Oh, y lo más rico es mordisquearlos un poquito con los dientes del frente y halarlos un poquito. Mi pana, se vienen. No es que les msticas los pezones welebicho, no sea bruto. A menos que te lo pida ella pero si te pide eso de seguro también te pedirá que te le cagues en el pecho. No sé. Cada cual con lo suyo. Las mujeres adoran que le mires las tetas. Eso es una mierda de que se acomplejan y les está malo. Hombre, demuéstrale que sientes admiración hacia ella. Si se pone un traje escotado en donde la raja de las tetas se le pronuncia es que es obvio que quiere que le veas las tetas. Y si ella quiere que le veas las tetas es obvio que está ella clara que desea que le veas el pezón. La mierda es cómo bicho lograrás encontrar ese pezón.

El Pezón Desbordado de Shauna Sand

Yo soy un experto, pégate, no seas pendejo.  Lee. Esto es prácticamente geometría. El secreto de ubicar un pezón reside en saber distribuir la fuerza de gravedad y la masa proporcional de la teta. Me explico. Esta es una cabrona de la farándula que se me olvidó el nombre. Llamémosle “puta” para que no se me pierdan ustedes. Ella tiene tetas. Si tiene tetas tiene pezón. Aquí un diagrama que hice con mucho trabajo en Photoshop para que ustedes puedan ver cómo se distribuye el área del pezón:

¿Te das de cuenta que el pezón no está en el mismo centro sino que se distribuye al área más abultada en donde sus tetas llegan a un peak?

Sácate la mano del bicho. ¿ Quieres saber de qué color es el pezón de esa mujer? Hay un chance de un 80% de que el color del pezón de una mujer es similar al color que ella tiene de los labios de la boca. Si sus labios son rosaditas ten por seguro que similar será el color de sus pezones. Si la cabrona está embarazada pues comenzará a tener decoloración. Igual si eres un hombre te importará un bicho si los pezones los tiene verde fosforecente. Es una teta. Merece cariño. Jejeje ahora vuelve a agarrarte el bicho.

El arte de reconocer un buen pezón es uno que lo pulirás poco a poco. Es como tener el poder de Superman de los Rayos X y ligarse a cuanta cabrona hay por ahí. Un pezón parado ahorra la molestia de desnudar a una mujer y llevarla a la cama. Es como chichar gratis con la vista. ¿Y cuál es el lugar indicado por excelencia que su amigo Merdócrata recomienda para la casería de pezones erectos? El área de las carnes de Selectos, Supermax, Mr. Special, Amigo, etc. Eso es el paraíso del verdadero ligón. Yo siempre que voy con mamá a comprar mis Frutty Pebbles yo siempre le digo que iré a ver a cómo está las “chuletas center cut” y me tomo 15 minutos porque lo único center cut que ando buscando son esos puñales que tienen por pezones esas cabronas de Moca con el f’río hijo de puta que hay ahí. Cierto, mi bicho se encoge con el frío con esas temperaturas que casi llegan bajo cero pero la vista de todas esas jíbaras con frío y uno fantasear que tienen los pezones paraos’ porque las pongo bellacas me sirve como material masturbatorio para mis madrugadas de sexo seguro conmigo mismo.

Moraleja de toda esta historia. Amigo mío, no dejes de desperdiciar estos actos hermosos que Papito Dios te dio a ti como hombre. La sección de carnes y otros productos fríos puede alegrarte el día. El área gravitacional del pezón te ayuda a ubicarlos cuando no lo puedes descifrar y toda esa mierda. Pero sabes una cosa. Un verdadero Nipple Hunter como su buen Merdócrata tiene que ir más allá y fajarse hasta el doble. Lo que tu haz hecho por una bellaquera yo lo he hecho por cien, no obstante estás siempre investigando lo que pasa a tu alrededor porque no puedes dejar de pasar esas delicias mamarias. ¿El Holy Grail de los pezones? Los pezones Barbie:

Incoloros… tan puros… tan enfermos…

¡Atrévete a vivir! Exponte al mundo del pezón. Esto es dedicado a ese ser especial que eres tu mismo para llevarle un poquito de conciencia cívica sobre cómo tratar a una mujer. La próxima vez que se presente al Tren Urbano y vea a esa mujer con los pezones encendidos sonríale y dígale al oído “puta son marrones”.

Chichas seguro.

33 comentarios en “Hablemos de pezones”

  1. Mi amigo Merdo se te olvido mencionar que si las tetas son grandes y tienen pezones chiquititos el 90% de las veces son operadas. Oye y no mencionastes nada sobre como diferenciar tetas reales de operadas. No te miento si te digo que me mire los el color de mis labios frente al espejo para comparar con el color de los pezones jajaj q pendeja me vi pero no son rosaditos como los labios. Por ultimo, aclaracion la mujer al estar embarazada se le oscurecen no se le decoloran los pezones o sea que se le ponen como negra del National Geographic, sigue me encantan estos temitas tuyos ultimamente, cdt

    1. Decolorar…. oscurecer… es la misma mierda pa’ mi. Cambian el color 😀 y sobre las tetas fake y las reales nosotros los hombres no somos pendejos. Sabemos fácil como diferenciarlas

  2. Culito de Pan :
    No te miento si te digo que me mire los el color de mis labios frente al espejo para comparar con el color de los pezones jajaj q pendeja me vi pero no son rosaditos como los labios. cdt

    claro que tienen que ver por que aqui tu estas contradiciendo a merdo y ahora tienes que probar que merdo se equivoca y es verdad lo que tu dices

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s