La Vida Perra del Blogiante

Yo estaba echando gasolina por la mañanita tu sabes, porque iba a ir a “trabajar” y con la pelambrera que me caracteriza le metí $6.00 en el tanque. Me estaba distrayendo con el letardo que siempre hay cuando solamente falta 20 centavos para poder completar de fuletear ese carro que tengo y absorvida completamente en esa monotonía vi que al lado de mi carro había como 6 perros satos y pulgosos jodiendo uno con los otros. Entre ellos destaco una perra que estaba obviamente preñá. Se que lo está por el tamaño de sus tetas que rozaba el suelo. De momento vi como otra perra jugueteando le empezó a mordisquear las tetas a esa perra que estaba preñá. Esa escena no se me fue de la mente, tanto es así que lo he utilizado como introducción a este post de mierda. ¿Qué puedo decir? ¡Me chocó!

Entonces reflexioné en mi trabajo. No pude dejar de olvidar esa perra siendo mordisqueada en las tetas por otra perra que juguetona mamaba de la leche de la futura madre. Me dije a mí mismo “¿Cuándo será el momento que me toque mamar de la teta de la vida?”. Cabizbajo frente a mi computadora en mi bella oficina adornada de clips, papeles tirados, tinta de printer y un periódico destripado no encuentro más nada que hacer con mi vida, me importa un bicho todo, acceso Facebook y me dedico a ver todas las cabronas que me han agregado a mi cuenta y me pongo a ver sus galerías de foto para tazar qué tan grande tienen ellas las tetas. La sensación de imaginarme esos pezones que esconden esos bikinis y esas ropas de mujeres profesionales o britoleras (según la cuenta que acceda en el momento) me pone el bicho a dar fuete a mi pinga pidiendo “pon pal cielo”.

Tanta bellaquera no la puedo controlar. Si me hago una paja tengo que hacerla con proeza.

Pero de momento desconsuelo…

Me pongo a leer un blog de un cabrón que aprecio mucho llamado El Blogiante y leo un post de él en donde se sincera super cabrón por el hecho de que  él vive un dilema sobre que todo el mundo le gusta estar etiquetando las personas y que a él lo tildaron de Ivan Drago o una mierda así porque el tipo anda aborrecido siempre. Nada, accedan al enlace para que sepan de qué bicho hablo.

Pregunto. ¿Acaso no será la vida una perra y nosotros somos la otra perra que buscamos mamar de la teta de ella, así sea jugando?

Puede ser que sí. Yo creo que todos nosotros tenemos esa idea de que tenemos que vivirnos la vida porque sabemos de antemano que la nuestra es muy rápida. Algunos le importa un culo la vida al punto que hacen de todo hiriendo a terceros y muriendo en un residencial con tantos tiros en el pecho y cara que haría que la muerte de Robocop cuando era humano fuera auspiciada por Nickelodeon.

Pero también existen los que reflexionamos y nos recogemos a buen vivir. Nosotros los servidores públicos anónimos que ayudamos al prójimo en nuestro tiempo libre y que luego nos sentamos frente a la computadora durante el día para postear blogs sobre nuestros desamores y diarios reflexivos que enriquecen al ser humano en cuerpo y espíritu.

Soy un hombre sensible y siempre me importa el bienestar de los demás. Aunque tampoco soy hipócrita adoro el sufrimiento de aquellos que hicieron mal a nuestra sociedad y que ahora por ironías de la vida o por karma, están pagando el infierno aquí en la tierra (saludos al culo de Arango).

¿Pero seré yo quién yo creo que soy? ¿Seré ese híbrido de mierda y hombre simpaticón y buena gente que siento que soy?

Yo creo que la personalidad del ser humano no se debe de juzgar por un uno sino por un tres. ¿De qué carajo hablo? Fácil. Porque nuestro mundo ni nuestro comportamiento es juzgado por nosotros solamente sino por múltiples punto de vista y aquí les dejo una explicación

¿Quién yo soy?: Se trata de quién yo creo que yo soy. Cuando uno se para a hablar con una persona en el trabajo cuando eres nuevo o cuando eres universitario y te introduces con el corillo y les dices a ellos tu forma de ser. Dices que eres dinámico, capaz, hábil… ¡eres la ostia! Y la mierda es que te lo crees.

¿Cómo me ven?: Aquí se habla de mi percepción sobre cómo creo que los demás me ven a mí como individuo. Si creo yo que me ven como una persona fría y calculadora (saludos Blogiante) a pesar de que yo piense que soy un individuo mucho más complejo.

Lo que perciben de mi: Más que una interrogante, aquí trata lo que ellos ven de mí. Aquí es como ellos como individuos perciben a este servidor. Ellos juzgan y llegan a sus conclusiones. Esas conclusiones solo ellos la saben y yo posiblemente jamás lo sepa.

Por ende lo que quiero hacer entender es que uno jamás es lo que uno cree que es. Como cuando uno habla en una grabación y juras y perjuras que tu no hablas igual a lo que salió en esa grabación. ¿Por qué? Porque simplemente no estás en la misma posición. Todos nosotros vivimos tomando posiciones. Analizamos y juzgamos a nuestros semejantes. Aceptamos y discriminamos a quienes nos afectan como individuos. Somos seres complejos que deseamos entender y entendemos un carajo.

Pero la gente siempre busca por donde buscarle significado a las cosas donde no hay. Yo no puedo demandar ue me comprendan cuando lo que yo le mercadeo al mundo es una ilusión. Yo soy uno de esos pocos que me mercadeo tal y como soy. La gente cierra los ojos mientras me lee y piensa que este hombre con cabeza de mojón está desnudo frente a una computadora pensando en hablar nuevamente de cricas y culo en un post. ¿Yo no soy así… todo el tiempo. ¿Pero si es así como me ven los demás? Me importa un bicho. ¿Por qué? Porque después que yo me conozca a mí mismo me importa un carajo lo que piensen los demás de mí. Las redes sociales piensan que soy un bellaco con mucho tiempo libre frente a una computadora y la verdad es… bueno, que soy un bellaco frente a una computadora. Pero el mensaje no es ese, el mensaje aquí es, vuelvo y repito, no te preocupes por lo que piensen otros sino por lo que tu ves de ti mismo. Si eres una escoria de ser humano y tienes problemas en aceptar lo que eres esos son otros veinte pesos. Claro. Pero como la vida es karma pura, ya verás que todos aquellos que pensaban mierda de ti y te juzgaron a la ligera posiblemente son los primeros en que serán juzgados a la primera a la hora de tener un buen trabajo, conseguir una jebita, a la hora de chichar y quedarse arrollao’, etc. No hay peor arma que el karma. El karma es una perra a la que le mordisqueo las tetas.

Somos complejos… somos absurdos

…somos una perra preñá

15 pensamientos en “La Vida Perra del Blogiante”

  1. La idea del blog no es que cambien la percepcion de mi, es que me use de ejemplo para que vean que no siempre el carro mohoso esta asi por falta de jabon. Tal vez el dueño vivia cerca del mar y el salistre se lo jodio. Para mi que a todos nos importa como nos vean o perciban , somos criaturas hechas para vivir socialmente. Cuando sea posible para 1 persona lograr todas sus metas sin que ninguna otra persona tenga que ver en lo absoluto (Sin entrevistas de trabajo ni profesores nada) entonces sera facil decir que no importa lo que nadie diga. Pero se agradece el homenaje y que bueno que te puso a pensar. En tetas de perra, pero algo es algo.

    1. Que webón eres Blogiante. Te digo, yo en lo que me dedico siempre respondo a lo que yo soy. Me explico. Creo que cuando uno está fijándose en “el qué dirán” 100% de las veces entonces uno está sometido y es esclavo de la sociedad. Se tu mismo y el resto q se fume un bicho

  2. Aceptarte como eres es un paso agigantado hacia la independencia. Ya sea independencia personal o nacional. Un pueblo debe aceptarse como es y no compararse con los del Norte. Ah caray creo q se me vio la costura.

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s