El Culo: La Nueva Vagina

pantaletasculoHola amigos cómo estamos. Espero que andemos bien por aquí. En la noche de hoy quería hablarles a ustedes de un tema muy insisivo, picante pero a su vez muy serio. Tema que me hace a mí revolcarme en mi cama cada noche hasta que no pude más, tenía que traerlo a colación y es el tema de Venezuela. ¡Ja! Es jodiendo, es el tema del culo (de mujer) y su degradación a vagina. Primero que todo hay que arrancar con lo básico compañeros y eso es buscar la etimología u origen de la palabra culo.

¿Qué es un culo?

Para que usted esté bien informado, la Real Academia Española (RAE según sus siglas en castellano) lo define como:

RAECulos

 

 

Teniendo eso claro. Vayamos a un próximo punto. Su función. ¿Cuál es la función del culo? Básicamente se limita a expulsar las más de 2 libras de mierda que llevas dentro del cuerpo. Digo básicamente, y me siento hasta mal, porque para un buen bellaco como yo, el culo es algo más complejo. Es mucho más que cagar. El culo, es placer, es amar, un culo es un estilo de vida.

No podemos negar que el culo es un órgano multitasking. Está más o menos al nivel de las manos. Con él puedes hacer de todo. Cagar, tirar peos, acomodar la comida, eliminar toxinas, símbolo de deseo sexual y sobre todo, chichas con él. ¿Todos chichamos con el culo? Obviamente sí, (porque ni modo que te lo quites) ¿pero todos hacemos buen uso de él? Esa es una buena interrogante.

El culo o “ano” como dicen los más finos, se ha vuelto un órgano de moda en estos días. Todos los desean. En el aspecto sexual se ha convertido en rey, por excelencia a la hora de llevar una jeva a la cama. El culo te engancha, te descojona la mente. El culo  es la clave para que una relación sexual llegue a la cumbre del éxito. Todos pueden chichar pero no todos pueden llegar a esbaratar un buen culo (de mujer). Esa es la misión. El tip of the iceberg del buen bellaco. La chery en el sundae. Una vez templo prohibido y ahora profanado por todo hombre que se respete y auto-proclame un buen bellaco.

rihannatatuaje

Pero como las pirámides en Egipto, donde luego de cientos de años se re-descubre un sarcófago con la tumba de algún antiguo faraón,  y luego es visitado por miles de saqueadores de tumbas lo mismo pasa con esa protuberancia mal oliente que tanto nos excita. Antes, el buen bellaco veía el culo (de mujer) como ese lugar prohibido de puro fantaseo sexual. Luego de bombear pinga por esa chocha montones de veces a esa esposa, novia, prima o vecina, nada te ponía la pinga como arpón que poner a esa jeva en cuatro y reventar ese tostón mientras veías ese rotito mirón, saludando cada vez que esa cabrona se jamaqueaba. Tus gotas de sudor bajando y deslizándose entre esas nalgas viendo como la misma llega a ese orificio prohibido. Cuando te sacabas la pinga de la crica y se lo frotabas por el culo la muy zorra te grita “¡Por ahí no!… uff, lo sé. ¡Se te para el bicho! Lo sé lector. No te culpo.

Esa escena que describo no es algo que pasa en una película. Es algo que nos tocó a vivir a todos y cada uno de nosotros en parte de nuestra vida, allá, en el siglo 20, cuando las mujeres eran putas pero precavidas. Ahora en el siglo 21 tenemos una generación de bellacas y bellacos enfermos que le han quitado el fun al arte del culiningus. Me explico. Antes la mujer no te daba el culo como si nada. Las cabronas tenían un orgullo y abrir las patas para chichar era, no imposible, pero tenías que tener buena labia para el penco clavar, pero dar el culo era zona de peligro. La última frontera. Bastión impenetrable. Rompérselo era una misión imposible que todo hombre, que quería roncar de de ser el máximo bellaco, tenía que joderse para lograrlo. Pero ya no es así. Tiempos que se fueron. Ya no existen.

assburger

Si hacemos una comparativa con las mujeres del siglo 21 podemos notar que dar el culo es algo común. Es un combo completo, como ordenar un Whooper doble carne, con papas y refrescos. Dar el culo se volvió alternativa. Rotativo. Te doy chocha, 5 minutos y luego culo. Lo normal. Un estándar. Todas las parejas se revientan los culos. Hasta normal que le metan el dedo al novio. Las mujeres no respetan su “Tira Peos”. Ahora el culo de cualquier cabrona de 18 a 25 es un hoyo negro. Como tirar un hot dog por un pasillo. Las muy cabronas se vivieron la película. La industria porno les iso pensar que 16 pulgadas de miembro masculino por la retaguardia es lo normal y se lo creyeron. He visto más porno de sexo anal que de sexo crical. ¿Estoy en contra del sexo anal? No. Al contrario. Lo defiendo. Creo que es rico. Me encanta meter el bicho, sacarlo con mierda y ponerla a mamar como todo buen cristiano que se respete a sí mismo. Pero no le veo la gracia a que todo se me de tan fácil. Chichar y darle por el culo a una hembra ya no es ni justo. Es como ir a pescar con dinamita. ¿Dónde está el reto? A la mierda.

¿Y qué me dicen de esa obsesión de los hombres últimamente de solo querer meterle la polla a las mujeres por el culo? Oye mi hermano, yo te digo una cosa. Si tu tienes una novia y solo quieres darle por el culo, puedo pensar que es por evitar los hijos, normal, pero si estás casado y solo le quieres dar a tu mujer por el culo y solamente el culo tengo noticias para ti: Eres pato. Si loco, eres maricón. No te diste de cuenta pero lo eres cabrón. Si te pones a ver la única diferencia entre el roto del culo de una mujer y el roto del culo de un hombre está en que uno tiene de frente una raja y el otro un bicho. That’s it. Pero si le tomaras una foto a un u otro es el mismo. El culo (de mujer) es una droga que si no te sabes controlar no podrás diferenciar el culo de JLo del de Abel Nazario y mira que ese sí que sabe de culos.

peach-censored

¿Moraleja? No seas tacaño contigo mismo. Hombre que me lees. Cuida donde metes la pinga. Dios le dio cabeza a tu bicho para que la pongas a pensar. ¿De qué vale darle trato preferencial al ano de tu jeva y olvidarte de que ella tiene otras zonas más dispuestas al disfrute de ella y tuyo por demás? ¿Qué pasará luego por tu mente? ¿Tríos Hombre-Mujer-Hombre entre tus compañeros de Taco Maker rotándose tu novia y ver como tu pana te encaja la matraca por el recto por accidente? ¿Y qué me dices tú, mujer? ¿Cuándo le darás otra vez cariñito a tu culo? ¿Cuándo te armarás de coraje y dirás a viva voz “¡Mi culo! ¡Tu Premio!”, entregando ese hueco mal oliente a aquel que realmente se lo merezca. Aquel que se jodió pagándote cenas en Chili’s, te puso a dormir en las mejores camas del Motel Tío Flor y te compró los peluches Sad Sam que tanto te enamoran. A mí me enseñaron que uno atesora más lo que uno ha trabajado que lo que a uno le dan. Ponlo en práctica, bicha o te mato.

Nada bellezas, con esas les dejo, para que mediten, reflexionen y compartan estos bellos pensamientos míos con aquellos que aman. Recuerda, tienes dos ojos, dos, brazos, dos bolas, dos gajos pero solo un culo. Atesóralo.

8 pensamientos en “El Culo: La Nueva Vagina”

  1. Te apoyo 100%! Eso es un premio, no una estadia permanente. Creo que ya no hay respeto para el culo ni para el disfrute de lo que era ese logro que no era para todo el mundo! Dios te bendiga y excelente articulo! jajajaja XD

Comenta cabrón

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s