Archivo de la etiqueta: agua

Sportman de cebolla para la polla – Luis Pizza en Bayamón

luispizzaplaceBayamón es un pueblo que se destaca por su gastronomía mierda consistente de mil y un restaurantes de comida rápida en donde ustedes puede acortar su vida según su predilección. Escoja su veneno. Hace unas semanas atrás me dí a la tarea de romper un poco la dieta que tengo pues quiero adelgazar mi mastodóntico bicho y me dí una ronda por todo Bayamón buscando un sitio para entrar en pecado gastronómico. No andaba solo, andaba bien acompañado de una buena jeva y quería complacer de una forma tal que me jartara yo y no se sintiera ella chipi pensando que la llevaba a un sitio mierda pero tampoco quería impresionar demasiado para que ella pensara que era un tipo de torta así que descarté Martin’s BBQ como sitio “barato” e Ichiban como sitio fino y decidí irme por el punto medio. Me lancé a Pizza Hut de Forest Hills, Bayamón.

Pizza Hut es un restaurante de Pizza. Por si no lo sabían. Allí he comido pizza en pasadas ocasiones y pensé que si compraba un surtido y una pizza vegetariana estaba listo para llevar a esa potranca a la cama. Yo entré al establecimiento. Doy los buenos días que no me dieron a mí. Me ubicaron en un asiento al lado de personas con un nene que balbuceaba y gritaba mierda todo el tiempo. La mesera de turno nos hace entrega del “amplio” menú (que de hecho, debería hablar un poco al respecto en otro post) el cual me doy cuenta como que le han macheteado varios ofertas cosa que no me favorecía ni con la jeva, ni a mi bolsillo; y ella, que no es pendeja tampoco me propone buscar otro sitio para saciar nuestra hambre y salir de ese infierno donde tenía a ese welebicho de 4 años gritando y jodiendo y es ahí donde me viene a la mente ir a un restaurante que hace años, pero años largo que no había visitado. Su nombre: Luis Pizza.

Le mercadeo la idea a la chica y ella parece convencida cosa que me da la oportunidad de irme pal’ carajo de Pizza Hut. Que se metan su Stuffed Crust por culo con todo y nene llorón. Prendo el carro y me dirijo a esa bastión de la pizza bayamoneza. ¿Y qué puedo decir? ¿Por dónde arranco? Estacionamiento. Sencillo. Luis Pizza es uno de esos sitios que es una cabronería para estacionarse. Estás obligado a treparte en una acera, robarle el estacionamiento a un negocio o rifar el carro en medio de una isleta para poder bajarte a comer allá y cuenta realmente como con 4 o 5 estacionamiento donde seguramente los primeros dos son del cocinero y el gerente del sitio o sea que te cagaste en tu madre y yo soy de esos conductores comemierdas que no me paro en un sitio si no veo estacionamiento. Así de mamalón soy yo y que se joda. Yo pago el carro no tú. Luego de dar dos vueltas por la avenida me di de cuenta que un cabrón se estaba marchando y rápido aproveché para poder meter el carro ahí como podía porque los otros cabrones que cogieron parking allá se estacionaron todo viroteado. Me cago en la madre. Igual metí el carro como podía. No iba a hacer esperar a la chica y a mí mismo por un foquin hijo de mil putas que no sabe estacionarse como es debido.

Anyway, siguiendo con el blog, me bajo llevo a la chica cogidita de la mano, como todo un caballero abro la puerta y… y… y… ¡allí estaban! Los 1001 espejos que cubre todo el cabrón Luis Pizza. Si no estás familiarizado con el sitio no sabrías si entraste a un motel temático o que realmente estás en una pizzería. Siempre me pregunte si en la noche en ese sitio se chicha en clandestinaje, porque eso es lo que parece ese sitio. Y me imagino una escena de Eyes Wide Shut filmada en ese restaurante. Eso está cabrón. Esos espejos llevan allí desde que tengo uso de razón. Esos espejos si hablaran dirían muchas cosas. En 1994 lance mi aliento a uno y dibujé un bicho con cuernos y me entró la curiosidad por saber si aún existía semejante monumento al bicho hoy, luego de 20 años, pero da la mala pata que nos divisó uno de los empleados (no vi muchos) y el mismo nos procede a sentarnos en una de las mesas que da directo al cristal so que tenía vista al carro (que by the way no me molesta para nada, así se si Baby Rasta o uno de sus esbirros me dan un trambo).

El muchacho nos entrega el menú. Maldigo la hora que no le tomé una foto al menú. Ese menú estaba descojonado a niveles extremos. Parecía que era el mismo menú que me entregaron 20 años atrás cuando dibujé el bicho en el espejo. Gastado, decolorado, tenía la mica enrrollada, lo único que le faltaba era pedazitos de papel de baño impregnados en la mierda esa. Yo no soy un tipo comemierda ni mucho menos pero creo que un restaurante debe de siempre ser precavido con las cosas que le muestra a sus clientes pues soy de los que pienso que si te importa un bicho tu restaurante pues te importará un bicho tu propio cliente. Es lo que pienso, sinceramente. El menú constaba de lo básico la picadera o entremeses, pastas, pizzas con sus ingredientes y tamaños, postres, bebidas, etcétera. Nada que te sorprendieras y que te hiciera decir “diablo, esto debe de ser algo cabrón” ni nada por el estilo.

Total para lo que venía era para comer pizza so que le di pichón a eso y pedí de aperitivo lo que la chica quisiese. Ella me menciona que cogiera algo rico y económico, y se antojó por unos pan con ajo y queso por medio. No lo vi nada mal. De eso tenía un costo accesible y qué carajo, lo pedimos con dos vasos de agua (jamás pidan botellas, el vaso con agua no se puede cobrar). Lo ordenamos y esperamos a que el pan con ajo y queso llegara para ordenar la pizza.

No se ve fancy, pero se deja comer

 

Bueno. Sencillo. No estoy seguro que el pan sea hecho allí mismo, pero qué carajo. Algo positivo. La salsa me la sirvieron caliente y no sacada directa de una nevera. ¿Que si la salsa es de pote o es hecha por ellos? No lo creo, pero igual, en Puerto Rico el 90% de las pizzerías no hacen sus salsas, mierda, lo tienen todo enlatado así que no me quejaré en lo absoluto. Sabía bueno. No me quejo. No es el mejor aperitivo del mundo pero malo no es, eso se los aseguro.

¿Qué tal la pizza? Luego de ordenarlas no tardó mucho en llegar. ¿Y qué les digo? ¡Fenómeno! Es de esas pizzas que uno siempre aspira comer. De esas que tienen tanto queso que halas y halas y halas y los hilitos de queso se vuelven infinitos. Es uno de los placeres que más me da de comer buena pizza. ¿La mía? De cebolla. Amo la cebolla. Se me para la polla. Iba a pedirla con setas incluidas pero no hacía falta porque así, con un ingrediente no más estaba bien ready para comer. Estabas obligado comertela los primeros minutos de traída a la mesa con tenedor y cuchillo porque sino, tenías quemaduras de primer grado en la mano y de no soplar la misma, en el cielo de la boca. Cosa divina.

luizpizza1

La masa es fina  y eso es un plus donde sea porque la pizza de masa gorda es una jodienda que se abastece rápido y siempre puede sobrar pedazos. Yo quiero la experiencia completa. Quiero comermela toda allí mismo como Cristo Nuestro Señor manda, puñeta. Todo bien rico la verdad. El cabrón que las cocina sabe lo que hace. No se veía mantecosa ni nada. Obvio, no era fat-free ni nada obviamente, pero tu sabes cuando el queso de una pizza es una mierda cuando lo que ves es un mantequero chorreando de la misma. La foto no te engaña.

Las porciones son grandes. Cuando esta gente dicen “sportman” hablan en serio. Hay lugares donde cuando pides una “sportman” o pizza grande lo que te sirven es una glorificada pizza que en cualquier guagua de pizza por ahí le dirían mediana seguramente pero aquí estos hijos de puta no creen en Dios. El concepto de lo que es Dios no lo comprenden, solo comprenden una sola cosa y es hacer dinero y conmigo lo lograron. Esa pizza es blasfema.

luispizza2

 

Sabrosa pizza, eso si, te lo sirven encima de una plataforma de metal como si se tratase de un sacrificio humano a tu nombre; algo totalmente tétrico e imponente que se impone entre la conversación que tienes con tu pareja pero qué resuelve con tan solo apartando a un lado continuando así tu tertulia y labia monga, tranquilo.

Que triste que el mesero no se molestó en tratarnos con más cariñito a la mesa sin procurar en brindarnos más bebida para nosotros. Supongo que como eran vasos de agua y no cervezas o refrescos el tipo pensó que no valía la pena atenderme con propiedad. Nada como 1 centavo de propina para cagarle la conciencia a ese cabrón. Pagué, me marché y rogué a Dios no cagarme encima el resto del día.

Ese día no chiché.

En conclusión, puedo decirles que Luis Pizza es un restaurante que funciona si te haces bloqueos mentales y tienes bajos estándares de salubridad. Si eres de esos que son tiquismiquis con la comida y con los lugares, que no puedes ver un pelo en la sopa y te limpias el culo solo con papel Charmin tendrás un problema existencial con Luis Pizza, pues Luis Pizza es como esa abuelita que hiede a mierda pero que cocina bien cabrón.

Es un fenómeno único y especial. Luis Pizza es como el arte del buen cagar: Asqueroso y hediondo pero sumamente placentero.

Irene: El Huracán con Síndrome de Down

Hola mis putas. Quería reservar este momento tan especial para mí para poder dedicarles un mensaje de amor, y de preocupción ala vez. ¿Por qué de amor? Porque los amo a pesar de que solo me acuerde de ustedes cuando voy a cagar o cuando chequeo las fotos de ustedes en bikinis cuando me agregan por Facebook. Preocupado por el hecho de que estamos viviendo en momento sumamente difíciles en donde el gobierno de Puerto Rico, liderado por el cabecilla Luis Fortuño no sabe un bicho en como bregar con situaciones de emergencia. Este blog no es político y de nuestro Gobernador no diré otra cosa que no sea que desearía que muriera cagando. Soy una persona religiosa y de altos valores como para dedicarme a la tiraera política. No es mi estilo. Para eso estoy yo aquí, para llevarles un mensaje claro, de altura y que se pueda comprender.

Me jode la desconfianza que tiene el pueblo de Puerto Rico con los que se supone que están aquí para protegerlos y servirles y no me refiero a la policía de Puerto Rico. Me refiero a los hijos de puta que están en el gobierno dentro del capitolio (menos los janitors, ellos son afuegoy no merecen el odio de nadie, menos Paco. Paco, tu me mamas el bicho). Pero para eso vengo yo aquí. Porque soy el Chapulín Colorado de la blogósfera boricua. Donde me nececiten ahí estaré. Si se te expota la goma, cágate en la ropa, ahí estaré; cuando estés bellaca, cágate en el matress, ahí estaré y si te tiras fotos desnuda y me las mandas a mi e-mail merdocrata@gmail.com con la dirección de tu casa, ten por seguro que ahí estaré.

Es mi deber patriótico el estar presente en tiempos en donde se que la familia puertorriqueña sufre por el paso de un temporal tan welebicho como lo ha sido Irene. Un huracán con Síndrome de Down porque todos los efectos vinieron luego de que esta pasara. Son cabronerías de la madre naturaleza. Yo soy un tipo que vivo donde me caiga la noche. Digamos que me guillé de tortuga ninja y por razones que no vienen al caso salí de esa alcantarilla, con hedor tan peculiar que tiene la mierda humana y me encontré que Puerto Rico seguía hecho mierda y la gente… no sé. La gente ranqueándose de welebicho. Yo lo que vi fue gente desesperá porque oh Dios! Tenían que salir a trabajar.

Yo no sé en donde culo yo estaba viviendo. Esto era Japón o Puerto Rico. La gente desesperada porque los cabrones de la PEPSI los mandaron a llamar porque tenían trabajo el mismo puto día que pasaba la tormenta. Otros como los de los fast food estaban desesperados y tuvieron a sus empleados hasta tarde en la noche para que luego fueran a sus casas a guarecerse y preparar sus cositas por el posible paso del huracán. Yo lo que me pregunto es que tan pendejo tiene que ser usted para darte a ti mismo menos valor que tu trabajo. Mira, pedazo de mierda, a McDonnald’s tu solo eres un número, a Pepsi, Cola Cola, Walmart, etcétera le importa un bicho si estás bien o no, o si tu casa se va por el río, para ellos eres solo un número y eres desechable. Tienen gente de más para suplantarte y el papel de culo es tan necesario como tu: solo para cuando te quieres limpar el joyete, luego, se olvidan de ti.

Hey, y si esa va a ser la mierda del día a día en este país mientras pasa el huracán, entonces, regresemos a lo básico mi gente. Supervivencia . Yo les recomiendo a todos ustedes que velen por ustedes mismos. Que se embarren en vaselina y le haga caso omiso a esa mierda que dice el gobierno. Mire, ya que estamos sincerándonos hablemos claro. Se que ustedes son de los que les preocupa quedarse sin luz ni agua por semanas desde que vivió la experiencia de Georges y de ahí pa’ lante sabe lo que es morirse de un aburrimiento cabrón. No lo culpo. En mi casa pasaron 60 y pico de días que no teníamos luz. Me sentí como el puto Tom Sawyer, me cago en la madre de Manny Colón. No es una experiencia que me encante para nada. El zumbar de los mosquitos mientras intentas dormir, el calor en tu cuarto y bañarse con cubito recogiendo aguas con gusarapos y/o larvas de mosquito de un drón, la puta planta eléctrica que si no se te jode, te come la cuenta de banco y si no se te jode ni te come la cuenta de banco tienes que estar vigilante porque un hijo de la gran puta te la quiere robar… uff… mire mi hermano, son cosas que nos incomodan como seres humanos que somos. Queremos distracciones, ¡las nececitamos! es por eso que aquí les quiero habar de las mejores distracciones ha tener dentro de la temporada de huracanes.

  1. Bebe, bebe con cojones: Si andas preocupado porque el zinc de tu casa en Cayey se vuele pal’ carajo y tu mujer no para joder, te aconsejo que te den un palo de lo que tengas en reserva. Mi favorito, Caneca Ron Llave con Royal Crown. De esa manera olvidas las penas y le hechas un polvo a tu mujer. Si te rechaza no pasará nada. Quedarás inconsciente a los pocos minutos.
  2. BBQ, welebicho: Tienes como $150 dólares en carne en esa cabrona nevera y sabes que en 3 días apestará tan cabrón como la gobernación de Luis Fortuño. Haz una barbacoa e invita a todos esas escorias que les haces llamar “amigos” y que aporten de sus carnes también. Complementalo con cerveza y te guillas bien cabrón.
  3. Comparte la extensión: Esto es táctica. Da de lo que tienes. ¿Tienes una planta eléctrica? Comparte una extensión con un cabrón (o cabrones) que estén tan necesitados como tu para que pueda conectar una nevera y un televisor por lo menos. De seguro que te ayudarán a costear parte de la gasolina para la planta y así te ahorras un dinerito.
  4. SEARS es tu nueva novia: ¿Estás bellaco y el tanto ver porno en tu iPhone o Android te comió la batería? No desesperes hijo de mil putas, pues el shopper de Sears se encargará de que estés distraido casqueteándote con furia y tu mujer tan pendeja pensará que le querrás comprar algo luego del desastre, cui cui cui, que pendeja es.
  5. No peleas de ella: Ella te diré que por favor no salgas afuera que te puedes hacer daño. Cógelo literal. No salgas afuera pa’ un bicho. Así no tienes que hacer nada y no tienes que hacer los deberes de la casa que tanto te jode.
  6. Bicho echar ropa a lavar: Sin luz ya la mujer tuya no vendrá a joderte con eso de echar la ropa a lavar y tenderla. ¿Pa’ qué carajo? ¡No hay luz y llueve!
  7. Se un hombre: Es hora de demostrar que eres un hombre mostrando esa barba cabrona de deambulante que escondes. Un hombre de verdad usa barba y el no tener agua ayuda a que andes con esa apariencia de badass que tanto haz buscado. Solo los maricas se afeitan el rostro completo pensando que son varoniles. Cuando tu mujer te meta la mano dentro del calzoncillo y te agarre ese bicho porque te ve como el hombre que no eras tu antes te acordarás de mí mientras la pones a cagar pa’ dentro like a boss.
  8. Piérdete: Digamos que tu chica con quien sale está viviendo lejos con cojones y tu tienes los cascos volados bien cabrón. Es hora de ponerte a experimentar rápido que te enteres que esa mujer esta incomunicada contigo. Rampletea, jode, bellaquea con todas las cabronas que tengas en tu comunidad si es que eres de esos hombres que no pueden estar con una sola mujer. Es tu momento de soterrar el bicho en par de cricas y darle luz a esa bellaquera que tienes entre las piernas.
  9. Semana Santa Parte 2: Así seas chamaquito y vayas a la escuela o seas un adulto y seas todo un profesional, estos días son como mini-vacaciones al estilo semana santa. ¡Gózatelo! Días sin trabajar y lo mejor es que no tienes que ir a la iglesia ni sentirte culpable de no hacerlo.
  10. Aprecia la chocha pelúa: Rompe frío mi hermano. No hay agua ni luz y la chica tuya tiene esa chocha como para que un mono se le guinde de tan pelúa que la tiene. No te preocupes. Tócasela. Dile que la tiene sedosa aunque te de asquito. Así ella querrá que la amas no importa su físico. Aparte si te da asquito eres maricón.
Bueno, eso es lo que tengo por el momento. Siéntanse cómodos en opinar y agregar cualquier tipo de tips que sirva para que nosotros los caballeros de la noche y tormentas eléctricas le saquemos partido a tormentas retardadas coo Irene: El Huracán con Síndrome de Down
¡Hasta la próxima!