Archivo de la etiqueta: amigo

Friendzone: El Purgarotorio del Buen Bellaco

Friendzone, wau, ¿Quién no a caído en el friendzone? Hola amigos, les habla su amigo inexistente. Aquel que se toma vacaciones  de la internet muy en serio, el Merdócrata. Aquí en el día de hoy quiero hacer este post porque me lo pidieron a gritos cientos y cientos de personas (en realidad un solo mamabicho me lo sugirió) referente a lo que es el Friendzone. Creo que es bueno poder discutir este  problema porque esto es algo que afecta a muchos hombres del país y de mundo entero. Si, del mundo entero porque el Friendzone no se limita al boricua ni mucho menos, al contrario, responde a la humanidad misma. Es un problema serio el cual puede causar al hombre promedio cierta inseguridad y en el peor de los casos puede volverlos todos unos renegados de la vida, convirtiéndolos en psicópatas en serie y gente “toasty” como Avelino Muñoz Stevenson.

Como bien dije el Friendzone responde  a la humanidad misma y desde los tiempos en que Moises mató a Goliath en el Jardín del Edén existe. Si podemos buscar la etimología, o sea, mamabicho inculto, el origen de la palabra “Friendzone” sacamos que el mismo es originario de Friend que significa amigo y Zone que significa zona el cual significa Zona de Amigos, La puta zona que no quieres llegar con una mujer cuando tu propósito es comer culo (de mujer). El Friendzone existe desde la antigüedad. Los cavernícolas en tiempos de la glaciación, para cruzar el estrecho de Bering caminaban largas horas bajo una ventisca bien hijo de puta, escasos de comida, desnutridos, temerosos y con ganas de echar un buen polvo.  Cuando conocían humanas hembras, los cavernícolas buscaban la forma de llamar la atención de ellas. Cazaban mamuts con sus propias manos, pescaban en temperaturas bajo cero peces con sus propias bocas, hacían prendas con guantes para el frío a base del escroto de sus compañeros caídos, lo que sea por tal de que esa jeva viera que el cabrón hombre de las cavernas valía la pena. Continuamente este hombre era aceptado por la cabrona por el mero hecho de que tenía  alguien que la pudiera mantener como un mamao por el resto de sus días tanto a ella como a su bebe aún sin nacer que yace en su vientre. En el caso opuesto el cavernícola se sentiría rechazado y deprimido, respuesta a esperarse sin contar la próxima matanza de la mujer rompiéndole el cráneo a la hija de mil putas con una roca y con una hacha de piedra extirpar del vientre de la cabrona a su vástago hijo el cual tendrá la función de ser la fuente de proteínas y minerales en la cena de ese encabronado macho cabrío.

Yo no miento. Las evidencias están allí. El Friendzone lleva a la tristeza, a la ira y hasta a la muerte si cucan mucho. Cuando yo era chamaquito allá en el siglo 20 me recuerdo que conocía a una muchacha el cual llamaré, para no chotear su nombre en todo el ciberespacio, María, ojo que no la estoy choteando. María era esta muchacha dulce, feliz y jovial. Una cosita bella. Tenía una carita muy bonita y parecía toda una muñequita de porcelana. Cuerpo esbelto, unas tetitas pequeñas pero redonditas y un nalgaje que encajaba para su cuerpo. María y yo nos conocimos primero por internet por medio de Latinchat que era en ese tiempo la primera fuente de bellaqueo seguro para los enfermos sexuales como yo.

Poco a poco me gané su amistad. Al pasar del tiempo tuvimos largas conversaciones telefónicas en donde yo servía de paño de lágrimas referente a sus problemas con un cabrón cleptómano que tenía como pareja. Ellos tenían una relación boomerang en donde ellos cogían, se dejaban y regresaban, toda la misma mierda pasaba siempre. Ella se pasaba contándome como es que ese tipo era un cabrón y no la valorizaba. No obstante no podía pasar noche y día sin pensar en ese cabrón. Yo la aconsejaba. Le decía que eso estaba mal. Que ella era una mujer bonita y de unos sentimientos sumamente hermosos lo que hacía extremadamente estúpido seguir con ese welebicho.

La tipa entonces pareció que calló en tiempo, o por lo menos eso pensé yo. Le empecé a mandarle mensajes de texto diciéndole que era una amiguita especial. Que la quería mucho y que no perdiera esperanzas porque encontraría un hombre que valdría la pena. Un hombre que la tratara con cariño y delicadeza. Era más que obvio que ese hombre era yo. Me pajeaba con furia pensando en ella todas las noches pero ella no lo sabía ni tenía que enterarse. Yo le demostraba mucho afecto y yo no soy un tipo tan malo. Tengo la cara hecha mierda (literalmente) pero tengo un corazón de oro. En San Valentín le compré una camiseta de manguitos roja qu eme salió como en $40 billetes porque era de una mara de esas que son hasta difícil de pronunciar, un vaso de cristal con sus iniciales talladas a mano y una postal bien hermosa. Yo me boté bien cabrón. ¿Saben lo que hizo la hija de la gran puta? Que gracias que era un amigo tremendo y que hoy era un día tan especial que saldría con este muchacho del Residencial Villa España que conoció en la página de SEXY O NO. Me desesperé. Busqué info sobre ese mamabicho. Fotos de ese cabrón sacando pacas de dinero de $20. Mirada de maleantón. Camisa rosita fosforescente (la moda de la época) y con un flow bien mamabicho jactándose que por ser de residencial era bien calle con esas mierdas de foto que subía editadas con un poco de Photoshop arcaico que de seguro había bajado pirateado y no comprado con el billete que tanto se jactaba que tenía.

Me dió una rabia bien hijo de puta pero me tenía que aguantar. Era mi amiga, mi mejor amiga la que estaba enchulado. Pero hice de tripas corazones y escuchaba tanta mierda de ella referente a su amiguito nuevo que se convirtió en su nuevo amor. Hacer buche y escuchar a la mujer de tus masturbadas hablar de otro cabrón no es cosa fácil pero tuve que soportarlo por casi un me hasta que una llamada en una madrugada me devolvió las esperanzas. Era María desconsolada. ¿Qué le sucedería a mi no enterada enamorada?, me cuestionaba yo. Ella a moco tendido me comentaba cómo es que ella yendo a la Disco se encontró a su pareja con una muchacha sentada en su falda, y besándole el cuello y diciéndole fresquerías que cualquier muchacho bellaco entendería. Ella se fue llorando. Llegó a su casa y me llamó. No sabrían toda la mierda que me hablo de ese cabrón. Toda la mierda que yo había dicho en mi mente ella me lo decía para atrás. ¡Aleluya! Decía yo. Esta cabrona entró en razón. Traté de consolarla. Era un fin de semana que ella necesitaría mucho reposo y support. Yo se lo quería dar.

Un domingo, entonces, ella me llama y me dice que gracias por lo que había hecho por ella. Me llenó de flores, algo que no me esperaba tan directamente de ella pero algo que naturalmente me merecía por lo tanto que me jodí por ganarme su afecto. Me dijo que era un chico especial, que la trataba con cariño y que realmente era un buen partido. ¡La tenía bajo mis pies! Ella me comenta que una persona tan hermosa de sentimientos como yo era una persona que realmente valía la pena. That’s it! La tengo me dije yo, Es por eso que ella me desea lo mejor en este mundo y que tarde o temprano iba  a conseguir el amor de mi vida. WHAAAATTT!!!!!1! HIJA DE PUTA QUE ME DICES!? Me dije en mi mente claro. Ella me comenta que soy un ser excepcional y que me merezco darme la oportunidad con alguien que valiera la pena. Ella pensaba lo mismo de ella misma y que es por eso que se tomó la molestia de darle  la oportunidad de nuevo a su EX-NOVIO, el pelabicho roba aguacates e gasolinera. El cabrón ese que le jodió la mente por años.

Yo no sabía que hacer. Estaba prendido en candela. Esto estaba cabrón. Sentí como mi corazón se hacía añicos dentro de mi pecho. Era uno de los sentimientos más horribles que me habían pasado a mí. Colgué. No lo pude soportar. Esa conversación telefónica era veneno auditivo para mí. Me fui al baño secándome las lágrimas, me baje los pantalones, comencé a cagar y a masturbarme con furia  a la misma vez. Mi mente no estaba en este plano. Yo quería desahogarme. Me pajeaba pensando en el mal que quería hacer. Quería venganza. Quería  sangre.

Al día siguiente prendí el auto. Hice mi función de stalker tal y como hice con Baby Rasta y fui a la universidad donde estudiaba. Ella estudiaba en la Caribbean Horse College o algo así. No ando seguro ando bloqueado. Eso si que me recuerdo que estaba en la facultad de arquitectura por ende sé que era una matrícula bien pequeña por ende era fácil divisarla. Saqué mi mochila y fui a los baños de la facultad. Llegué, me encerré con seguro dentro de unos cubículos y me bajé los calzones. Me puse a cagar para no levantar sospechas y me puse una camisa en la cabeza de mierda mía de la forma que en se los pone la gente de residencial cuando la policía se mete en los caseríos; pues de esa manera. Era como las 9:00 PM y la Universidad a esa hora andaba como sola. Ella estaba sola. Perfecto. Ella caminaba hacia el estacionamiento. Pude ver por primera vez el cuerpo de esta cabrona. Se me par’el bicho. Pensé era era bella pero era más que bella. Era despampanante. Caminaba más y más hacia el estacionamiento y yo escondido entre los automóviles contemplaba a ella. Quería recordar los bellos momentos que pasé con ella en mi mente, en mi cama haciéndome la puñeta a nombre de una mujer que me negó su corazón. Negó. Negar. Negación. Mi mente se volvió clara. Esta cabrona me las va a pagar. Me ajuste mi improvisada máscara. Ella tomó sus llaves. Comienza a abrir la puerta de su auto. Me acerco con furia y estrello su cabeza contra el cristal de la puerta. cientos de pedazitos de vidrio vuelan; algunos se incrustan en su cara. Esos vidrios que funden en su rostro son los mismos que reparan el corazón partido de este hombre sufrido. Ella cae al suelo, desfigurada, producto de mi autoría. Descubro mi identidad. Quiero ver a los ojos por última vez a la puta que causó mi sufrimiento. El hedor a mierda que caracteriza mi rostro la hace delirar o quizás algo peor: entrar en razón. “¿Me… Merdócrata?”, fueron las palabras que salieron de sus labios. Me paniquié. Me levanté , le patié en la cara y me fui de allí robando su auto y prendiéndole candela, horas después, bajo una noche estrellada en un lugar olvidado de Dios en Peñuelas. Caminé, si, caminé todo sucio, apestando a gasolina, mierda y sangre por kilómetros que parecían eternos, reflexionando sobre mis acciones.

Un chofer de un truck de Suiza Dairy se detiene y me grita “Mamabicho, hacia donde te diriges”, el cual le contesto “Donde haya Latinchat, mi buen amigo, donde haya Latinchat.”

Carta de Odio a La Mujer Caballo

Hola a todos y todos lo cabrones que me siguen en mi mierda de blog. Aquí como siempre el maldito de Merdócrata para hablar las cosas como son. Porque así las siento. Hoy es un día bastante especial para mí porque estaré disfrutando de los placeres carnales que solo una tremenda hembra te puede ofrecer. Ustedes saben, yo siempre chichando mucho. Ustedes ya conocen esa faceta de mí. Hombre boricua, rostro de mierda, bicho enorme, you know. Estoy cabrón. Un polvo jamás me falta porque yo siempre he sido así, con el bicho dulzón. Cuando camino por las calles de Bayamón a visitar a jugar briscas por casa de mi pana Manny Colón las mujeres se me quedan viendo la maceta por encima del pantalón y de reojo noto como se pellizcan los pezones las una a la otra. Tanta concentración de bicho dentro de mis pantalones les hace palpitar la crica.  Pero hay una cabrona que la crica no le ha dejado de palpitar desde que la dejé como la puta que es y me refiero a la Mujer Caballo.

¡Oh Mujer Caballo! Aún con ganas de joder. Resulta compañeros que la muy cabrona ahora anda en un mood de stalker que no la aguanto más nada. Te explico. desde que se enteró de que ya no soy el mismo tipo aquel que podía soportar una mujer horripilante que no supiera chichar y queme exija un polvo decente cuando darle un pingazo a ella era como una tortura tala Hola cabrona. ¿Cómo estás? Espero que bien hija de mil putas. Últimamente me la he pasado cabrón en la vida. He visto mucho porno, de enanas y viejas petardas, he gastado mi dinero en rellenos de papa por todo puto Comerío y me tiro peos y me arropo para darme el gusto de tener la primicia de olerlos yo mismo. Le he dedicado a pensar y reflexionar sobre la cabrona Mujer Caballo y mierda, qué puedo decir, les tengo que contar que es la más puta de las mujeres.

Pero no es una puta buena, sino una puta mala. De esas que no quisieras tener en tu vida por vergüenza ajena. Porque ser puta no es malo, malo es cuando eres puta, cabrona, perra, sucia, bicha etcétera, toda esa mierda dentro de una misma mujer. ¡Hay puñeta! No sé ni como escribo toda esta mierda mientras no golpeo una pared. La muy puta quiere regresar conmigo. Extraña este bicho. Porque mi bicho es grande, hermoso y venoso. La cabeza siempre colorá y tronco firme. Esto es el mayor placer que puedo darle a una mujer. Pero tu, Mujer Caballo, no lo podrás disfrutar más. Creo que te hice un favor más que otra cosa. Me siento como Bruce Willis en Armageddon, sacrificando el bicho contigo. Deja eso. Yo me merezco algo más que tu, perra enferma. Cabrona, tu lo que pasa es que te enchulaste de la maceta pero no del hombre. ¿Y sabes qué? Te pderdiste una cosa espectacular. Yo soy algo más que bicho, Mujer Caballo, yo tengo sentimientos. Yo soy un cabrón que no solo lo mete por meterlo ni te destrozo el intestino sol por sentir el placer de verlo sangrar. Ninguna mierda de esas. Yo empeño mi corazón.

Empeño mi corazón, mi cuerpo y mi alma para que puedas tener frente a ti un hombre especial. Un hombre que rompe la expectativa de lo que es un hombre cualquiera. Conmigo tienes el paquete completo: Bicho y corazón, más bicho que corazón pero aún así tienes mi lado sentimental. Porque yo soy un tipo así de cool y radical. Porque si por mi fuera tuviera todas la mujeres del mundo y todas las que me siguieran en los Twitter o Facebook estarían desnudas lambiéndose las cricas y agarrándose las tetas por tal de complaserme y verme totalmente satisfecho. Soy un cabrón, soy un bellaco  y la droga del bellaco es la bellaquera. Pero yo me auto-regulo. Estoy cabrón. Yo me sacrifico para no llegar a ser un “Sex Offender” de la Blogósfera Boricua. Me sacrifico para que tengas en mi un ser… irresistiblemente sensual. ¿Cuántas cabronas quieren un hombre como yo? Muchas. ¿Qué muchas? ¡Todas! Pendeja y tu, tu Mujer Caballo, no sé qué mierda pasó por tu mente que pensaste, o creías que yo soy como una de esos animales que cabalgas, de los que pones el culo encima de su lomo y diriges a gusto y gana. Pero te equivocaste. Lo único que pudiste cabalgar fue el bicho mío (y mal por cierto) y bicho dirigiste tu, YO TE DIRIGÍ y la mierda es que perjuras y juras que tuviste el control de esta relación. Por eso es que te boté como la bolsa de mierda que eres y siempre fuiste y gracias a Dios o al Diablo que caí en cuenta y no cometí el error de convivir contigo o de peor aún, casarme, wákala. Tendríamos uno de los nenes más horribles del mundo. Ya me lo imagino, mitad mierda, mitad caballo. Completamente espanto. ¡Uy deja eso!

Aparte de todo eso un sexo mierda, en donde yo tuve que estar haciendo de tripas corazones para poder lograr al orgasmo. Que si te lo metía te dolía mucho, que si te lo meto más de 2 veces en la noche llorabas y decías que “Yo no soy así” porque en tu poco seso piensas que más de un polvo en una noche te hacía sentir como una puta; el no tragar leche porque decías que solo las cueros hacen eso y el culo no te podía ni rozar por el meñique porque decías que era “contra-natura” fueron factores que me hacían sentir un asco de ser humano, porque dar el culo (si eres mujer) es una bendición. Pero tu pendeja, te empeñabas de que no, por ahí sale la mierda y más nada. Que se joda. Si es roto, se puede llenar. Pero cuando decidiste el no besarme, porque te daba cosa el besar mientras chichábamos… oh Dios… oh Dios… ¡Bésame no seas puta!  Un beso mató nuestra relación. Lo sabes. No pude soportar más el tener conmigo una muñeca de trapo por mujer. Hacerme la puñeta y venirme encima de una frisa al lado tuyo era más placentero que estar contigo. Te dejé pa la mierda. Lloraste, suplicaste, me pedías perdón, viajabas de tu pueblo a Bayamón a pedor cacao, pero bicho, es, contigo si que no.

Ahora me cuentan que jangueas con tus panas y te puteas. Te das 3 traguitos de güaynabicha de esas que ustedes se dan: perrier con alguna mierda y se quedan ajumás, y para qué, para ponerte a chonquear y hostigar hombres que janguean con sus novias. ¡Puta te van a dar! Ya me lo contaron todo y verguenza te debe de dar. Tienes suerte que no te partieron la madre porque el que te la hiba a partir es pana uña y carne de Merdócrata, el mismo que no le paras ya la tranca. Y por respeto a mí aún es que conservas tu inmundo, cochambroso y sucio rostro. No se si te negaron un favor. Quizás de esa manera tendrías un rostro más reluciente. Me lo dijeron todo y me lo negaste. “No que yo no intenté besar a nadie” no fue lo que escuche, sino que te refugiaste en un “no me acuerdo”, pendeja, eso tu ni te lo crees. Una amiga mía pasó un mal rato por tu culpa y casi le cuesta una relación. Deberían hacerte un Sho-Ryu-Ken al estilo Ken Masters y mandarte a la fukin Luna a ver si sales de mi vida para siempre.

Te confronté, lloraste, me mandaste mensajes de texto pidiendo perdón. Le suplicaste a mi amiga que no le dijera nada de ese contratiempo pero ya es tarde. Ya lo sabía todo. Bros Before Hoes tu lo sabes. Amigos primero que las putas y fuiste parte de la redada. Porque los panas se protegen de cabronas vividoras como tu. De vampiras de energía que lo que quieren es succionar el vivir de uno y tu, ni el bicho me succionaste bien.

Porque el corazón de un hombre se gana más que con símbolos de dólares, se gana con tener una buena hembra. Una hembra que te bellaquée todo el tiempo,que le demuestres interés, que te complazca en la cama, que te de disfrute, placer. Que dé el culo y gima y te mire a los ojos y te diga “Te Amo” mientras le partes el intestino y te le vienes adentro. ¡Apréndelo!

¿No que eras la más “guapa” de las mujeres? ¿Tienes miedo? ¿Estás cagá? ¿No quieres escuchar la realidad? ¡Se acabó! ¡No jodas más!

Puta, maricona, ¿Dónde estás metida coño!

Solo quiero chichar

Me estaba haciendo la puñeta con una lija 400 pues estaba bellaco viendo la última edición del shopper de SEARS. Estaba bellaco bien cabrón y tenía el bicho como punta de lápiz a punto de coger el College Board. Estoy en ná y recibo una llamada a mi celular. Lo tenía en el baño y me tropiezo con el filo de la mesa de noche y casi me lleva el tío peluca. Me cagué en la ostia y busqué el celular.

“¡Hola! ¿Cómo estás?”  dijo la voz preciosa de esa mujer. Yo le doy cháchara porque soy un tipo cortés y no como los welebichos que leen mi blog y dialogamos. Hablamos de todo. Amor, fidelidad, lealtad y por último salió el tema del sexo. Una cosa llegó a la otra y eso es lo que me motivo a escribir este post.

Las personas son criaturas extrañas las cuales están compuestas de deseos y gustos. Unos les gusta el cornflei con leche, otros les gusta la leche en el culo; otros desean  güineitos en escabeche y otros que le hagan escabeche el güineo. Entiéndase que somos unas criaturas de gustos. Pero creo que más que de gustos, lo somos también de deseos. Me pueden criticar por lo que sea pero que se joda, yo soy de los que piensa que los seres humanos somos mucho más animales de lo que nosotros queremos reconocer.

Seguimos aún nuestro instinto. Somos gente que valoramos lo que nos dice la mente, el corazón y sobre todo la pinga o la tota. Hablemos de pinga y tota. ¿Sabías que un hombre en sus 60’s, 70’s y por ahi pueden aun preñar? O sea que el bicho aun le funciona. ¿Sabías que una mujer aún se le moja la pájara después de vieja? Le puedes meter figa luego de su menopausea. Entiéndase que no hay excusa pa’ dejar de chichar. Pero lamentablemente nosotros como sociedad tenemos la mala maña de ver el amor y el sexo bajo distintos prismas. Me explico:

Amor: Aceptación. La sociedad lo ve como uno de los pilares que mueven a la familia puertorriqueña y la del resto del mundo. Amor de padre, de hijo, de amigo, de enamorados. Es tan diverso y se acepta. Se mercadeo como algo lindo y bello que todos debemos experimentar.

Sexo: Tabú. La sociedad lo ve y lo toma con pinzas. Meter pinga es malo y se debe de tratar aparte. Es un acto natural que se debe de cuidar y mientras menos se hable mejor. Tan diverso como el amor (y hasta más). No queremos que nuestro medio ambiente se contamine con feromonas, sangre y semen.

Esa es la mierda que pasa. Amor es bueno siempre y cuando no se trate del sexo. El sexo es el tabú más grande que tenemos que afrontar todos nosotros, digo, por lo menos el puertorriqueño general. Me da hasta gracia porque a veces nos queremos vender como si fueramos un país de vanguardia en donde el alcohol, y la joda es lo que nos define como pueblo pero cuando se habla de poner a una hembra a cagar a dentro y dejarla como brocheta entonces la gente te mira feo.

¿Por qué? ¿Por qué tenerle miedo al sexo?

El sexo es bueno en todas las formas. Desde una buena paja hecha por la chica de uno hasta par de nalgadas con par de jalones de pelo incluído mientras la tienes en 20 uñas dándole felpa. Cada cual tiene su forma de chichar y pasarla cabrón y de hecho, de eso es lo que quiero hablar hoy. Sobre el chichar. Pero no solo chichar por chichar sino la chichaera sin compromiso. ¿Alguno de aquí ha vivido la experiencia de lo que es hechar un polvo sin tener la mente en que tiene que responderle a alguien en particular? Entiéndanme, no hablo de pegarle cuernos a tu mujer o a tu macho con otro tipo y no sentirte puta culpable. Hablo más bien de un fucking buddy o fucking partner. Ese tipo de relación en donde tienes una amistad con cierta persona y que andan en la clara: “nuestra relación es estrictamente sexual”.

¿Quién en su juventud no hubira querido eso? Tener una mujer que esté dura y que solo quiere que la calzes hasta el 8 de bastos. Digo, ha de estar cabrón. Pero tal y como me contó una persona la cual conozco, esas relaciones a veces traen cola. Me explico. Gente que quieren hechar un polvo expresso. Tu sabes, es como llamar a Pizza Hut y pedir una casqueta pa tu palitroque. Pasándola cabrón, lo sé. Pero qué sucede si quedas con la persona, te hace la puñeta y luego te confieza que te ama. WTF. Eso no es lo que te esperabas. Le diste el breik de que te cogiera la pinga y te lo hiciera un puto acordeón y ahora te vino con la mierda de que te ha aprendido a querer y que quiere que le des una oportunidad. Ea’ puñeta. Y cuando eso pasa, entonces ya todo se jodió.

Comenzar relaciones con fucking buddies está cabrón por el hecho de que lo que te ha unido a esa persona solamente fue el tamaño de su maseta o los gajos de la chica. Ah, y que es tremendo ser humano. Pero that’s it!!! ¿Por qué ir a otra cosa más? ¿Por qué recurrir a romper la magia del sexo desenfrenado para luego andar en búsqueda de un compromiso? Digo, yo se que existe gente que gustan de relaciones serias y eso lo respeto, quién sabe, quizás quién les escribe tras este blog sea uno de ellos, pero esa gente está en la clara. Relaciones serias con personas serias. Fine. Finito. Eso está bien, ¿pero cómo es que una persona que lo que quiere es mojar el nugget con otra persona decide acabar toda esa aventura lechera solo por probar suerte?

Los que quieren una relación de fuck buddy no buscan de compromiso alguno. Puñeta, por algo es que se llama Fuck Buddy. No te quiere. No te ama. No siente nada por ti que no sea una atracción completamente sexual. Carnal. ¿Por qué lo estás jodiendo? El tipo quizás tuvo una mala experiencia con el amor y lo que quiere es tener algo sin compromiso. Olvidarse de lo que es sencillamente tener una novia y seguir pa’ lante. Júntele eso si es que sus rompimiento tuvo que ver con un cuerno o una mierda así. O sea, el fuck buddy en su mayoría a vivido experiencias no muy gratas con el sexo opuesto (a menos que seas gay) y lo que quiere es tener una oportunidad de disfrutar de uno de los mejores plaseres de la vida sin la nececidad de levantarse de la cama viendole la cara a una persona por los próximos 60 o 70 años de su vida, digo, si es que permanecen casados.

Amigo que me lees, no pierdas tu tiempo. Si quieres una mujer pa’ una relación para en serio entonces deja claro eso desde el día uno. Eso no significa que no vas a chichar. Quizás chiches. Puede que no de la primera pero eso no significa que serás un miserable en la cama ni mucho menos. Pero si quieres que te correspondan en el amor, pues háblale claro. Dile que le gustas, que es una chica especial, y wele rico… que tiene unos cocos bravos y que te para el bicho mientras hablas por teléfono sobre cosas insignificantes e importantes pero que le dá sentido a la vida. Se honesto. Ve con calma. Rilax y quizás la pases cabrón ahí y de paso tienes una mujer para poder afincarte.

Pero si lo que quieres es una mordidita de tetillas y estás como tornillo pidiendo rosca y con ganas de empalar un buen culo entonces entrégate al sexo sin compromiso. Mantén esa relación especial entre tu pareja y tu y no te tires de pecho a otras cosas que simplemente no vale la pena. Ella se sentirá mal si cambias de pareser. Ella quiere daga, tu quieres tota. Es un win-win situation. ¿Por qué joderlo? Disfruta del sexo, te lo mereses. No seas mamabicho; espabílate si comienzas a sentir algo más que atracción hacia esa pareja. Si tu corazón late demasiado mientras chichas, grapa tu pandorca, martíllate la punta del bicho y repítete a tí mismo

… “Solo quiero chichar”

Mujeres: Criaturas malignas, cabronas y encantadoras

Cosa cabrona. Las mujeres. ¿Quién puede vivir sin ellas? ¿¡Pero quién puede entenderlas a ellas!? Un buen amigo mío me dijo que las mujeres son criaturas que “No son para entenderlas sino para amarlas y quererlas”… aunque honestamente, ese amigo mío era un bellaco malo so que no sé por qué su línea de pensamiento pero hace sentido de cierta manera. Las mujeres son unas criaturas completamente raras. Están cabronas. De hecho, están tan cabronas que sangran mensualmente por 7 días corridos y no se mueren. ¿Weird verdad? Una criatura que le pasa eso hay que tenerle un respeto cabrón. Desafían a la muerte. Ah carajo, la mujer es algo tan especial que merece su sitial especial en este blog y un post, porque así de cool soy.

Creo que todos estamos de acuerdo con una cosa en particular: las mujeres deben de venir con un manual. Este manual debe de venir con unas instrucciones a seguir el cual nos diga cómo proceder con las pendejases, gustos y cabronerías que te expone una mujer en el transcurso de su vida y cómo lidiar con las mismas. Las mujeres no son cosa fácil, compañeros. Son criaturas que hay que saber como estudiarlas para poder uno saber como cómo culo proceder. ¿Por qué una chica se pone un mahón (jeans) tan apretados que si se tira un peo hoy le sale el miércoles de la semana que viene y le molesta que le estén viendo el booty? ¿Por qué una cabrona viene y se pone un traje con un escote bien hijo de puta y se encojona porque uno le está viendo la raja entre las tetas? ¿Por qué en San Valentín te piden sencillez y amor en sus regalos y le compras un Butterfinger derretito de Walgreens y te dejan de hablar por una semana? No le veo el puto sentido. Pero la smujeres si le ven ese sentido. Te hacen sentir bruto.

El cabrón de la foto que se encuentra a la derecha está leyendo un manual para poder comprender una mujer y tiene cara de “ok, me jodí” y no es para menos. Yo puedo entender a las mujeres que la gran mayoría de los hombres de mi país, pero es obvio, yo soy Merdócrata, estoy por encima al promedio, pero tampoco puedo ser tan hijo de puta que deje en el abandono a mis colegas hombrunos.

Ellas, o sea, las mujeres se jactan de que no las entendemos y nos pelan por ello. Se reúnen como en cónclave cuando sales para la disco, Chili’s o a comer Papas Locas y son como hienas que se aglomeran para buscar una víctima y luego la atacan. Esta víctima puede llamarse de cualquier nombre, Juan, Edgardo, Jorge, tire el nombre que sea. Este sujeto será analizado e interpretado a conveniencia de la mujer que sea.  Dirán si está bueno, que si tiene el culito respingón o que si tiene una barba pendeja (cosa pendeja porque no hay nada que diga “soy hombre” más que una puta barba) y seguirán en esos menesteres.

Pero el peor enemigo de la mujer es la mujer misma. Si son como hienas cuándo hablan de hombres, cuando se habla sobre otra mujer son como putas pirañas mi hermano. Y reto yo, Merdócrata, en mi blog, que una mujer me diga que las mujeres en su mayoría no critican a otras mujeres que encuentran sobre su radar. ‘Mira que ridícula” … “¿Vistes sus zapatos?” … “Mira como enseña las tetas, que puta es”. Mierdas así dicen mi hermano. Cosa cabrona. Y ojo, que si esa mujer tiene un traje similar a una de ellas entonces están que organizan su propio pelotón de fusilamiento. Nosotros los hombres nos importa realmente un bicho eso de vernos iguales. Lo máximo que hacemos es que jodemos con el chiste ese de “mira, vamos a tocar juntos en la misma orquesta” y todo queda ahí. Cuando un welebicho se me acerca y me ve mis Jordans, lo pongo a capotear (figurativamente) y le exhorto a que las compre. That’s it! Y si las compra, entonces, implanto moda. Con las mujeres no puedes hacer eso. Una mujer quiere lucir siempre única y especial no obstante son víctimas de la moda. Es como tener a motherfucking Rambo y verlo expresarse en contra de la pena de muerte. Ya sabes, un mind-fuck sin sentido.

Las mujeres pueden ser demonias. Muchas les gusta los revoluces y los trucos. Como dice  mi Pana Gillito, pueden ser unas güireras y seteadoras. Mujeres que pueden buscarnos enemistarnos de los panas que pueden ser hasta casi hermanos nuestros de toda la vida que por tal de nosotros poder complacer a esa noviecita tan rica que tenemos tenemos que borrarlos de nuestros círculos de amistad. Peor aún cuando uno tiene amigas chicas. Si tiene un toto es mi enemiga. No mi hermano, cosa cabrona… Entonces tiene que uno lidiar con los ataques de cuernos y la pendejá. Te revisan las llamadas, mensajes de texto, te huelen los calzoncillos, las camisas. El mero hecho que tenga condones en la gaveta de alfrente del carro y tu mujer que me lees, te hayas amarrado las trompas para no poder quedar preña no significa que estoy chingando en otro lado. ¿Nunca pensaste que se los pude haber guardado a un amigo? Porque nosotros los hombres somos serviciales y como hermanos. Los condones los guardamos y nos preocupamos por la seguridad sexual de nuestros hermanos. Las diablas no comprenden eso.

Sobre las cabronas. ¿Qué decir? Le hacen honor al nombre. ¿Nunca han sabido de esas que ni comen ni deja comer? Hay unas locas por ahí que no saben decirle adiós a las relaciones. Unas que simplemente te dejaron como pamper cagao o que tu dejaste porque era una bicha contigo 24/7… pero seguramente te dejó a ti. Te dejó por múltiples razones pero lo único que le salió de la boca fue un “no eres tu, soy yo” para irse con un negro de apellido Ayala de Loiza con una pinga 4″ pulgadas mas grande que la tuya que parece un brazo de nene. Tu sabes, depre total pero reiciste tu vida. ¿Luego qué? Ella regresó y quiere reclamar lo que ella entiende que es de su propiedad: Tu pinga corazón. Pero ese corazón ya le pertenece a otra mujer y entonces es cuando empieza a arder troya. La muy puta te llama y te empieza a lanzar texto sobre “añoro tus caricias”, “recuerdo tu sonrisa” y el clásico “recuerdo la suavidad de tus bolas”…. cosas que nos hacen flaquear de nuevo. La tentación es fuerte. Ellas saben que somos débiles de carne. Dios nos hiso así 😦 ¿Qué puñeta podemos hacer?

¿Llorar?

no

¿Sufrir?

quizás

¿Recordar?

puede ser

¿Bellaquear?

si tengo suerte…

No amigo mío… llegarás al punto en donde ni amarrándote la pinga podrás detenerte. Una mujer sabe que si se lo propone, el pedobear ese de Arriaga dejaría de dar puñalás de carne con su micro-bicho y hasta metería mano con ella. Las mujeres son íntimas, únicas y sobre todo encantadoras.

Es el último tipo de mujer que vamos a discutir en este post y no por eso es que valga manos. Una mujer encantadora… uff… todos queremos tener una. Esa mujer que simplemente no podamos dejar de verla porque nos agrada como es que luce a la vista esa preciosidad de ojos celeste, esa piel tan suavecita, esos cocos bravos…. coño, es que la mujer es perfecta de por si. Yo siempre he dicho que no hay más macho que un maricón porque para aguantar un miembro de 8 pulgadas por el culo hay que ser tremendo hombre pa soportarlo. Pero lo segundo a que más te acerca a ser todo un hombre es que te acompañe esa hermosura de mujer. Cuando tienes tremendo ejemplar de hembra a tu lado tu puedes ser gordito o flaquito, mellao o con los dientes como tiburón por tus asquerosas andanas. ¿No obstante te siente tan realizado verdad? ¿Por qué? Porque ella te tiene a su merced. Pajarito… AQUI!!! te jodiste. Cuando eso pasa quién contra ella, ¿verdad? Es difícil cuando tienes una mujer que realmente te ha encantado y sabes que realmente no es para ti. Solo desearías que el Invader #1 entrara por la puerta de tu casa y te diera figa con una cuchilla de matar cerdos y que te diga al oido “mamabicho, es hora de que termine tu sufrimiento” … y pues, abrases la muerte.

Pero no todas las mujeres son así mi gente. En este mundo hay tanta variedad que es ridículo. Eso sí, esto es como cuando uno busca un artículo de internet para una clase de la universidad. Hay mucha información en tantos lados pero hay que separar entre lo bueno y lo mierda y eso es lo que pasa con las chicas. Hay que saber cuál es la que realmente merece de tu cariño y afecto incondicional. ¿Porque sabes algo? Todos merecemos ser felices, seas hombre o mujer. No queremos algo que sea incompatible. Tampoco queremos algo que sea igual a nosotros. Porque hey, si quisieramos algo igual a nosotros mejor nos hacemos la puñeta frente a un espejo. Lo que queremos es a alguien que nos complemente y del buen complemento es que nace una relación fructífera y un amor puro y genuino. Eso no te garantiza a ser feliz porque la felicidad es algo que se pone a prueba siempre. Pero qué carajo, te sentirás aliviado que esa persona que comparte tu cama es una mujer que realmente te la mereces y que tu te mereces a ella.

Ahora, mamabichos, no digan que Merdócrata es realmente una mujer que se hace pasar por macho con rostro de excremento para poder solucionar los problemas bicho-vaginales de la humanidad. (¿Oh quizás lo soy? *wink*) Solo entiendo que todo el mundo tiene derecho a ser feliz sin lastimar a nadie.

Cojan consejo chicas.

Escombro Humano

Dios, todos conocemos escombros humanos el problema reside en que no sabemos como identificarlos. Pero aquí estoy yo, sentado aquí escribiendo esta pendejá para ayudarlos. Primero hay que ir a la etimología de la palabra escombro.

Etimología: De escombrar, y este del latín tardío excomborare, de ex-comburere, “quemar“, y este de com-*burere, derivado incorrectamente de amburere, compuesto realmente de ambi-urere, del preclásico borere, en última instancia del protoindoeuropeo *h₁eus-

¿Entendiste? ¿No? Pues lo pongo más facil. Escombro no es otra cosa que algo inservible que te bloquea el paso. Es de eso de lo que vamos a hablar hoy, de esos escombros humanos que no te permiten hechar pa’ lante. ¿Quién de ustedes conocen a personas que simplemente tienen como propósito en la vida tratar de que la gente no heche paara delante? Yo conozco varios. Cada uno de estos con un grado de escombroriedad (me lo inventé) más grande que otra pero no obstante igual de perjudicial.

Un escombro humano puede venir de muchas formas, vestido de espos@, novi@, amig@, herman@, conocid@, pide que hay. Ah, y no distingue de sexo (por eso los “@” que puse) y condición social. Tomemos por ejemplo el famoso caso de las Ex-Novias por decir algo.

Digamos que usted tuvo una relación con esta mujer que les duro varios meses hasta que las cosas se fueron a la mierda por el hecho que sea: infidelidad, le pegaron los cuernos, te maltrataba o no te complasía, whatever. La dejaste y te quedaste solo. La tipa desaparese. Entonces cuando estás a punto de comenzar una relación, tomas el paso y te haces novio de una persona a la cual consideras “buena” (o en cierto caso mejor en comparación a lo que tenías antes) aparece este escombro humano llamada Ex-Novia a joder y a interferiren tu nueva relación. Te jode con llamadas para “saber de ti” porque de alguna razón otro escombro social le informó que tu ya tenías novia nueva. Obviamente eso puede afectar la relación y si tu nueva adquisición comprende tu situación pues de veras de que te salvas del problema pero si tu nueva adquisición es una mujer con los cascos volao’ ya sabes que te mandará a freir espárragos. Entonces te darás de cuenta de que te hecharon a perder la relación.

Esto es solo un mini ejemplo que le podría pasar a cualquiera pero que sinceramente puede llevar a joderte la vida si no tomas pasos a seguir, es por eso que este servidor les dara unos tips para que identifiquen a esos escombros humanos y no terminen hecho mierda y puedan hechar pa’ lante en su vida sea sentimental o profesional.

  1. Relación sentimental abrupta… huyele! Se los digo no hay nada que te pueda joder más que el amor de una persona despechada. Cuántos no han hasta muerto por personas así.
  2. Cuidado con tu mejor amigo. Siempre he pensado que el mejor amigo de uno es el primero del que debes cuidarte pues es aquel que tiene las herramientas para poder destruirte si quiere.
  3. Cuidado con lo que digas. Hay personas que gusta de hablar y roncar mucho y no saben que esto es como cuando te pilla la policia y te dicen “todo lo que digas puede ser usado en su contra.” O sea, aprende a callar.
  4. Envidiosos. La envidia se encuentra donde sea. Si eres un tipo que gusta de lo que tiene otro trabajalo por tu cuenta pero no hagas eso de querer tener algo solo porque otro lo tiene. Trabaja por lo que te gusta no por lo que tiene otro. Así no caes mal y te vuelves tu un escombro.
  5. Wreckage Boss. Se refiere al tipo de gente que por tal de llegar a la cima de una compañía se vuelve todo un obstáculo humano-social ante sus compañeros. Aquel que sacrificó amistades a cambio de joderles la vida y caerle bien a un jefe. No es que subir en una compañía sea malo porque todos quisieramos un buen puesto en el trabajo, pero que esto no sea a cambio de fastidiarle la vida a nadie.
  6. No puedo – Tu no puedes. Se refiere a aquellos que ni comen ni dejan comer. ¡Oh cuantos han pasado por esto en el amor!
  7. El Infeccioso. Es aquel que la vida le va mal y quiere que te sientas igual que él. Trae siempre temas de que “las cosas están malas” o “Puerto Rico está peor que antes” que puede que sea cierto pero tan solo se queja y no hace nada para remediarlo causando que tu seas participe de la misma filosofía de vida y regándolo como un virus.
  8. Coprófago. Son moscas humanas y ustedes saben qué come las moscas eh?? Yo si se y también se por donde se pasa. Si entre la mierda. So, que si uno de estos se le acerca a usted sepa usted que es usted se ha vuelto una mierda bípeda y por consiguiente no caerás bien entre la población.
  9. Commando. Aquel que le limpia el pico a cualquiera, sea pana o enemigo de él con tal de verlos mal. Se deleita de hacerle la vida imposible a cualquiera quizás solo por los LOL’s de vez en cuando y de cuando en vez.
  10. Dos Caras (Two Face). Para mi el más peligroso. Es aquel que te da la confianza y se muestra como un compañero servicial y leal. Anda con cuchilla escondida para darte la puñalada trapera cuando sea neesario y se coge literalmente el “si no puedes con ellos úneteles”. Funciona bajo el pretexto de usar todos tus logros y triunfos darte la puñalada trapera y usurparlos a favor de él. Todo un estratega.

Esto es solo un chispito de los muchos tipos de personas que son considerados escombros humanos. Hay muchos, les digo muchos. Son vampiros de energía, piedras y penñones en el camino de la vida suya y mía que no quisiera encontrarse de frente. Ande con ese marrón en mano o use la ruta alterna y evitelos mientras pueda para que entonces pueda hechar usted pa’ lante y tener una vida justa y plena.

¡Hasta la próxima!