Archivo de la etiqueta: bellaco

Las tetas de una dama: Reflexión para la dama boricua

La verdad es que soy uno de los sujetos más observadores del mundo. No hay nada que no le preste atención: El IVU Loto en un recibo de compra, la fecha de espiración del galón de leche Tres Monjitas, si queda suficiente papel de culo en el baño y las tetas de una dama.

¡Qué les puedo decir! Soy un voyeur de melones y no hay nada que me tripée más en ésta vida que prender el carro, salir por Rexville Towne Center en Bayamón y ponerme a ver tetas por Kmart. ¿Por qué? Porque es mi única manera que tengo para poder escapar de la realidad que tengo. Ese día a día del levantarse temprano a trabajar pasando trimer en un patio o ligando cemento. Pendiente a pagar el teléfono, el bill de la luz y el agua y toda esa mierda. Eso a mí me caga la existencia y veo en el mirar las tetas ese mecanismo de defensa que lleva mi psiquis en fijarse en cosas tan mundanas pero sumamente exquisitas como las glándulas mamarias de una hembra.

Lo más bello de todo es que, si te pones a pensar, tengo un fetiche adictivo pero que puedo satisfacer sin requerir gastar mucho dinero. Hay quienes gustar del sexo por dinero, los que funcionan solo si se dan una onza de alcohol ó gramos de perico; los que es da un placer brutal tener una doble vida donde tienes a tu mujer y la chilla jugándote el desenlace de un posible divorcio y una clavada en el bolsillo con la pensión de tus nenes. ¿Mi caso? Mi caso, chacho, estoy de show. Solo tengo estos grandes ojos rodeado de una cabeza de mierda que papito Dios me dio para ligar jevas, y fijarme en los cocos bravos de las mamises que encuentro por ahí. ¿Y saben qué? No me avergüenzo de nada porque me es gratis. Mis ojos son como dos Go Pro incrustados en mi cabeza de mierda velando el próximo par de tetas próximo a mi carrito de compra.

Toda mujer tiene derecho a ser parte de mis cateos visuales. Yo no soy de esos comemierdas elitistas del Internet que solo le dicen que sí a una sola cosa. Yo no perdono tetas. Punto. Mujer gorda o flaquita, chonchi o anoréxica, fea o linda, blanca, negra o india, yal o guaynanicha. Ustedes me conocen. Puede que pase tiempo que no posteo un post pero eso no significa que hace tiempo que dejé de ser un buen bellaco; de hecho, exhorto a que todo hombre lo practique. Que deje de ser tan clasista que, si te pones a ver, a la hora de ser un bellaco de mierda pensando que las mejores tetas las encuentras en PornHub o Redtube cuando la realidad es que los mejores melones lo encuentras saliendo de tu casa. Mirando, observando con detenimiento lo que pasa frente a tus narices.

El arte de ligar melones es político pues debemos vivir en un comunismo sexual lo cual significa que todos, sin distinción de clases sociales tenemos derecho de ligarnos un buen par de tetas. Rompiendo las barreras de las redes sociales me di  la libertad de hacer una pequeña encuesta relámpago tanto ha chicos para preguntarles cómo sería para ellos las tetas perfectas. Estos son los resultados:

Consulta 6

Aquí podemos ver un sujeto que está claro en lo que quiere. Detallista en como debe de ser la teta perfecta. Todo un bellaco observador. El Hannibal Lecter de las tetas.


Consulta 3Una mujer que está en la clara y con la autoestima que dispara a Saturno. Orgullosa de sus tetas y baqueada por machos que saben de tetas. Ella no saben si sus tetas son perfectas pero los tipos que se echó al cuerpo seguramente sí. ¡Éxito!


Consulta 1

Un sujeto que ama a su esposa por el tamaño de sus tetas. Lo que un hombre anhela en la vida. Unas tetitas “bite size” como las de Milla Jovovich metidas en el pecho de una mujer que te friegue y mapée. Santo Varón.

Consulta 2

Una mujer que ve las tetas de forma geométrica. Las tetas tienen que estar alineadas como las pirámides de Egipto. Pezón en el centro, mirando a Orión.

Consulta 4

Éste connoisseur del arte de mamar tetas va directo al hígado haciendo referencia a Miss Coco y sus tetas sobrenaturales. ¡ídolo!

Como pueden ver en el campo de las tetas hay tanta diversidad que es imposible encontrar la perfección. Por eso todo esto es tan fascinante y es por eso que cuando salgo a ligar jamás me siento conforme. Puedo pasar 4 horas vagando por la calle, metiéndome en cuanto Capri, Econo, Allways 99, regresar a casa, casquetearme y levantarme mañana a hacer lo mismo sin ningún problema. Así es mi curiosidad por ellas. Y esa curiosidad no se limita, honestamente, a la mujer humana. Confieso que poco a poco mi saciedad no ha sido conforme y he expandido mis gustos a tal grado que podría romper ciertos “tabús” pero que ha ciencia cierta declaro que me importa un bicho el qué dirán los demás pues siento que en el reino animal podremos ver un universo infinito de cocos bravos por descubrir. tetas de vaca, de una perrita de gasolinera, las tetas de una gata o las de una cabra, uff son una gama tan inmensa que te pone a reflexionar sobre todo ese tiempo que dedicaste rogándole a Dios que pusieran películas calientes argentinas del Gordo Porcel sabiendo que con una visita a un pueblo olvidado de Dios como Juncos podrías ver las mejores tetas del animal kingdom.

baby-gorilla

¿Y qué me dice de ver a una mujer embarazada amamantando a su hijo? No mano, eso ya raya en los placeres satánicos. Solo cuando necesito casquetearme con furia diabólica. El hecho de ver unas tetas abultadas llenas de leche (materna, no de bicho) me dan unas ganas de coger el bebé, tirarlo por la ventana y degustar de ese pezón carnoso y rico. Ahora, ¿una mujer que le de mamar a una perrita? Ahora sí que entré a los primeros círculos del Infierno.

Esto sí que me pone bellaco
Esto sí que me pone bellaco
Wao, sí que las mujeres son criaturas bien sexuales. Por eso las amo tanto. Porque me dan el placer que ninguna droga  cigarrillo puede darme. El placer de sentirme vivo. Hambriento. Con ganas de ser yo mismo. Gracias Dios por sacarle una costilla a Adán y crear ésta delicia a tu imagen y semejanza, pero sin bicho. Porque mi Dios no hace cosas mierdas, me las hizo con tetas, culo y chocha.

A ti mujer te dedico éste post.

Gracias mujer y que El Señor Bendiga tus tetas.

El Culo: La Nueva Vagina

pantaletasculoHola amigos cómo estamos. Espero que andemos bien por aquí. En la noche de hoy quería hablarles a ustedes de un tema muy insisivo, picante pero a su vez muy serio. Tema que me hace a mí revolcarme en mi cama cada noche hasta que no pude más, tenía que traerlo a colación y es el tema de Venezuela. ¡Ja! Es jodiendo, es el tema del culo (de mujer) y su degradación a vagina. Primero que todo hay que arrancar con lo básico compañeros y eso es buscar la etimología u origen de la palabra culo.

¿Qué es un culo?

Para que usted esté bien informado, la Real Academia Española (RAE según sus siglas en castellano) lo define como:

RAECulos

 

 

Teniendo eso claro. Vayamos a un próximo punto. Su función. ¿Cuál es la función del culo? Básicamente se limita a expulsar las más de 2 libras de mierda que llevas dentro del cuerpo. Digo básicamente, y me siento hasta mal, porque para un buen bellaco como yo, el culo es algo más complejo. Es mucho más que cagar. El culo, es placer, es amar, un culo es un estilo de vida.

No podemos negar que el culo es un órgano multitasking. Está más o menos al nivel de las manos. Con él puedes hacer de todo. Cagar, tirar peos, acomodar la comida, eliminar toxinas, símbolo de deseo sexual y sobre todo, chichas con él. ¿Todos chichamos con el culo? Obviamente sí, (porque ni modo que te lo quites) ¿pero todos hacemos buen uso de él? Esa es una buena interrogante.

El culo o “ano” como dicen los más finos, se ha vuelto un órgano de moda en estos días. Todos los desean. En el aspecto sexual se ha convertido en rey, por excelencia a la hora de llevar una jeva a la cama. El culo te engancha, te descojona la mente. El culo  es la clave para que una relación sexual llegue a la cumbre del éxito. Todos pueden chichar pero no todos pueden llegar a esbaratar un buen culo (de mujer). Esa es la misión. El tip of the iceberg del buen bellaco. La chery en el sundae. Una vez templo prohibido y ahora profanado por todo hombre que se respete y auto-proclame un buen bellaco.

rihannatatuaje

Pero como las pirámides en Egipto, donde luego de cientos de años se re-descubre un sarcófago con la tumba de algún antiguo faraón,  y luego es visitado por miles de saqueadores de tumbas lo mismo pasa con esa protuberancia mal oliente que tanto nos excita. Antes, el buen bellaco veía el culo (de mujer) como ese lugar prohibido de puro fantaseo sexual. Luego de bombear pinga por esa chocha montones de veces a esa esposa, novia, prima o vecina, nada te ponía la pinga como arpón que poner a esa jeva en cuatro y reventar ese tostón mientras veías ese rotito mirón, saludando cada vez que esa cabrona se jamaqueaba. Tus gotas de sudor bajando y deslizándose entre esas nalgas viendo como la misma llega a ese orificio prohibido. Cuando te sacabas la pinga de la crica y se lo frotabas por el culo la muy zorra te grita “¡Por ahí no!… uff, lo sé. ¡Se te para el bicho! Lo sé lector. No te culpo.

Esa escena que describo no es algo que pasa en una película. Es algo que nos tocó a vivir a todos y cada uno de nosotros en parte de nuestra vida, allá, en el siglo 20, cuando las mujeres eran putas pero precavidas. Ahora en el siglo 21 tenemos una generación de bellacas y bellacos enfermos que le han quitado el fun al arte del culiningus. Me explico. Antes la mujer no te daba el culo como si nada. Las cabronas tenían un orgullo y abrir las patas para chichar era, no imposible, pero tenías que tener buena labia para el penco clavar, pero dar el culo era zona de peligro. La última frontera. Bastión impenetrable. Rompérselo era una misión imposible que todo hombre, que quería roncar de de ser el máximo bellaco, tenía que joderse para lograrlo. Pero ya no es así. Tiempos que se fueron. Ya no existen.

assburger

Si hacemos una comparativa con las mujeres del siglo 21 podemos notar que dar el culo es algo común. Es un combo completo, como ordenar un Whooper doble carne, con papas y refrescos. Dar el culo se volvió alternativa. Rotativo. Te doy chocha, 5 minutos y luego culo. Lo normal. Un estándar. Todas las parejas se revientan los culos. Hasta normal que le metan el dedo al novio. Las mujeres no respetan su “Tira Peos”. Ahora el culo de cualquier cabrona de 18 a 25 es un hoyo negro. Como tirar un hot dog por un pasillo. Las muy cabronas se vivieron la película. La industria porno les iso pensar que 16 pulgadas de miembro masculino por la retaguardia es lo normal y se lo creyeron. He visto más porno de sexo anal que de sexo crical. ¿Estoy en contra del sexo anal? No. Al contrario. Lo defiendo. Creo que es rico. Me encanta meter el bicho, sacarlo con mierda y ponerla a mamar como todo buen cristiano que se respete a sí mismo. Pero no le veo la gracia a que todo se me de tan fácil. Chichar y darle por el culo a una hembra ya no es ni justo. Es como ir a pescar con dinamita. ¿Dónde está el reto? A la mierda.

¿Y qué me dicen de esa obsesión de los hombres últimamente de solo querer meterle la polla a las mujeres por el culo? Oye mi hermano, yo te digo una cosa. Si tu tienes una novia y solo quieres darle por el culo, puedo pensar que es por evitar los hijos, normal, pero si estás casado y solo le quieres dar a tu mujer por el culo y solamente el culo tengo noticias para ti: Eres pato. Si loco, eres maricón. No te diste de cuenta pero lo eres cabrón. Si te pones a ver la única diferencia entre el roto del culo de una mujer y el roto del culo de un hombre está en que uno tiene de frente una raja y el otro un bicho. That’s it. Pero si le tomaras una foto a un u otro es el mismo. El culo (de mujer) es una droga que si no te sabes controlar no podrás diferenciar el culo de JLo del de Abel Nazario y mira que ese sí que sabe de culos.

peach-censored

¿Moraleja? No seas tacaño contigo mismo. Hombre que me lees. Cuida donde metes la pinga. Dios le dio cabeza a tu bicho para que la pongas a pensar. ¿De qué vale darle trato preferencial al ano de tu jeva y olvidarte de que ella tiene otras zonas más dispuestas al disfrute de ella y tuyo por demás? ¿Qué pasará luego por tu mente? ¿Tríos Hombre-Mujer-Hombre entre tus compañeros de Taco Maker rotándose tu novia y ver como tu pana te encaja la matraca por el recto por accidente? ¿Y qué me dices tú, mujer? ¿Cuándo le darás otra vez cariñito a tu culo? ¿Cuándo te armarás de coraje y dirás a viva voz “¡Mi culo! ¡Tu Premio!”, entregando ese hueco mal oliente a aquel que realmente se lo merezca. Aquel que se jodió pagándote cenas en Chili’s, te puso a dormir en las mejores camas del Motel Tío Flor y te compró los peluches Sad Sam que tanto te enamoran. A mí me enseñaron que uno atesora más lo que uno ha trabajado que lo que a uno le dan. Ponlo en práctica, bicha o te mato.

Nada bellezas, con esas les dejo, para que mediten, reflexionen y compartan estos bellos pensamientos míos con aquellos que aman. Recuerda, tienes dos ojos, dos, brazos, dos bolas, dos gajos pero solo un culo. Atesóralo.

Manual Para El Joven Bellaco

Todo hombre es basura por naturaleza. Negar lo mismo es una cosa terrible y contra natura. Es por eso que el hombre debe de cuidarse siempre porque nunca sabe qué demonios le puede esperar en la vida porque las mujeres son unas cabronas todas y cada una de ellas. Hablo claro. Directa o indirectamente buscan la forma de joderte pues piensan que estás ahí para un propósito en la vida y es chingártelas a todas y cada una de ellas. Nada más lejos de la realidad. ¡Por algo Dios les dio una crica! Como ellas lo saben buscan la forma de ponerte a la defensiva. Te insultan, ta hieren, te tratan como mi rostro (como mierda). Es por ello que esta guía que redacto y expongo a continuación te servirá de ayuda, joven lector, para que puedas lidiar con todas esas zorras con un tajo entre las patas desde tu temprana edad de buen mozo para que de esa manera jamás pases por el infortunio de ser jodido y ser la burla de todas las chamaquitas pre-universitarias de tu escuelita, mamabicho.

 

mirapajero

¿Qué es una mujer?

Primero que todo debemos de expresar qué es una mujer. Una mujer es una criatura bípeda primate y que según dice la ciencia tiene conciencia. Sus cromosomas son XX no solo le hacen ser femenina sino poseedoras de todo tipo de herramientas para explotar a un macho al máximo. Son criaturas peligrosas por naturaleza y que están hambrientas de bicho siempre y cuando el mismo esté forrado de billete. No obstante son criaturas golosas. “Eye Candy”, todas ellas. Es rara la mujer que puedas decir “no se lo meto ni con el bicho de Magnum P.I.” y las que no se los quieres meter es porque tienes miedo a que tus amigos se burlen de ti porque en realidad, acá entre nos, se lo emburrarías igual. Seamos sinceros; son criaturas que despiertan pasiones y pensamientos pecaminosos hasta al más casto de los hombres. Todos tarde o temprano tienes que hacerse una buena paja a nombre de una u otra. Ellas no quieren saber quién se la hace a nombre de estas pero la verdad es que les halaga. Gozan de joderte la mente. Un cáncer que te corroe el cerebro y la tarjeta de crédito. En el peor de los casos hasta el bicho. ¡Ojo!

El peligro de las mujeres es constante. Nunca se es tarde en errar. Es por ello que a las mujeres siempre es sumamente importante siempre echarles el ojo y desconfiar en ellas en cada momento. ¡Duda todo de ella! Hasta el Padre Nuestro. Ellas no son malas solo en su juventud, son malas toda la vida, aunque si reflexionas bien, malo es el alcohol y el cirarrillo y aún bebes limonsillo y fumas Newport detrás del comedor de la escuela. ¿Por qué? Porque gusta. Te hace sentir cabrón. Lo comprendo. Déjame educarte, cara de culo. Merdócrata te dará unos tips de sobrevivencia para que salgas airoso.

Conócete a ti mismo

Eres un chamaco pelao’, con barritos y lo más cool que tienes es que te sabes todos los nombres de los 600 y pico de Pokémon. Eso no baja pantis mi hermano. Ni remotamente. Tienes que aprender que tienes todas las cualidades que ninguna mujer desea para salir contigo y mucho menos darte el canto que tanto deseas. Triste es cuando teniendo tu esas cualidades osas aún así de tirarle maíz a las jevas. Ella no caen con eso. Lo más que puedes conseguir con es la negación absoluta de todo ser con un tajo entre las patas. Socio, desnúdate frente al espejo y dite a ti mismo “soy gordo, flaco, mellado, apesto, mi pelo es horrible, mi cara está hecha mierda, soy bizco, torpe, soy un pésimo deportista, soy charro…” entre otras cosas más. Nada es más sano que reconocer que tan basura eres.Yo lo reconozco después de viejo, reconócete tu también, cabrón.

SniperElite2_Hero

Enfócate en tu objetivo

Estás que hasta el roto de un saca puntas te para el bicho, lo comprendo. Pero uno tiene, como primerizo en el bellaqueo señalar un objetivo. Suena extraño porque el buen bellaco come hasta cartón mojao. No obstante una cosa es ser un gran bellaco y otra cosa es ser bellaco y llegar a meter. Ligar por ligar cualquiera liga, no obstante cómo puedes tocar un culo (de mujer) sin ser rechazado a cachetadas y una orden de protección son otros 20 pesos. ¿De todas esas zorras que conoces cuál es la que más quieres darle un tablazo? ¿María la sexi estofona de buen trasero y escasas tetas? ¿Jessica la puta del salón que le debe de caber un poste por el crico? ¿Damaris la futura empleada del mes de Wendys? ¿Yadira la de los cocos bravos? Hay una gama amplia para escoger. Se paciente. Imagina que eres un francotirador esperando disparar al enemigo. El francotirador debe de permanecer inmóvil esperando el momento oportuno. ¡Aprende! Es la misma ciencia. La diferencia que el tiene balas de promo y tu balas de leche vieja cuajando.

Dime con quién andas y te diré quién eres

Las mujeres si por algo se caracterizan es en ser tremendas observadoras. Ellas miran su alrededor para saber qué cosas explotar y/o abusar. Jamás podrás liar con una chica si te ve a ti cerca de personas tan tierra como tu. Estos amigos tuyos tienen tus mismas malas costumbresy aficiones tuyas que realmente lejos de atraer lo que servirán son de apartarte más y más de esa chica que tu tanto tienes ganas de darle y no consejos. Habla con tus amigos y explícales la situación. Diles, “Cabrones, ustedes son vírgenes y no chichan y yo soy un vírgen con esperanzas de chichar algún día. Nada personal. Hablamos por Facebook o alguna mierda así. Chequiamos.” Es cierto eso de que Bros before hos, pero la verdad es que eso pasa solo cuando ya tu hiciste el jackpot. Luego de eso te es indiferente cuántas te chichas o cuántas le mamaste el culo. Te van a criticar. Te van a joder… ¡Se joda! Tu solo tienes un amigo en este momento  y ese amigo se llama Merdócrata.

snakefart

Fino como peo de culebra

Aunque no lo queramos aceptar (y me incluyo yo mismo en la ecuación), si queremos una chanza remota de tener una chica así sea para agarrarnos las manos y hablar mierda por celular las cabronas piden como requisito mínimo que aprendamos a vestir bien. Ahora, cuando digo vestirnos bien no me refiero vestir bien según mis gustos en la moda. No mijo no. Me refiero a vestir bien según los estándares que tenga la chica que te gusta. Tu eres un metalero puerco, con tus t-shirts de Iron Maiden y pantalones negros con correa de puyitas y tu chica objetivo tiene este crush cabrón con cacos de mierda, mi hermano, tu sabes lo que tienes que hacer. Comienza a comprar pantalones skinny, escuchar dubstep aunque no tengas puta idea lo que sea y usar gorritas aplastadas. Si eso es lo que la hace mojar, ¿qué puedes hacer? Esto es como la regla básica del comerciante: tu no vendes lo que a ti te gusta tu vendes lo que a la gente le gusta. ¿Tu? Mijo tu moral, tus principios en el vestir valen mierda. Haz que esa pendeja te coma con la mirada. Me lo agradecerás.

¿Papi, me prestas el carro?

De la misma manera que el guerrero medieval tenía su corcel para rescatar a la damisela un buen joven bellaco tiene que tener un carro a su disposición. No hay instrumento que más moje a una mujer en sus primeros años de juventud que el carro que tiene un chico. Tener carro propio es como pescar con dinamita en un río… ¡No es justo! Es un overkill en cualquier liga. Pero la realidad es que es raro que tengas carro propio. Lo más que tienes es esa licencia de aprendizaje (si es que la haz sacado) o que te hayan prestado el carro para comprar pan, leche y huevos para el desayuno. No tienes nada realmente y estás que te arropa la brown. Tu quieres ranquiarte, lo sé. Es por ello que tienes que hacer lo siguiente. ¡Portate bien! ¡Se lambón! ¡Sube el promedio, pelabicho! Suaviza el corazón de esos padres recalcitrantes que te ven como un estorbo y que vas a la escuela a calentar sillas y más nada. Si eres un chamaco inteligente y que eres un nerd de la vida te felicito pues puede ser que tengas ese carro a la vuelta de la esquina pero sabiendo que la mayoría que lee este blog seguramente son futuros desertores escolares pues te diré que debes de cambiar tus hábitos. Mantén a tus padres contentos, lava el carro, dile a mami que eres especial para ella y que deposite un poco de confianza en ti. Quizás lo lleves a la escuela un día. Si sientes olor a bacalao cuando abras la puerta significa que acertaste. Las putas estás mojadas por ti.

Papi y Mami: Tus Mejores Amigos

Tienes que pelear en dos frentes que son tus papás y la cabrona que quieres garchar así sea en tus sueños. En una guerra donde puedes salir herido en cualquier momento y debes de ir a la segura en todo momento es impresindible tener un aliado aunque ellos, pues, no lo sepan y ellos son tus padres. Como mencione en el ejemplo anterior del carro, tener un padre o una madre de buenas te sirve para bien no importa la situación que se te presente. ¿Atropellaste un vendedor de El Vocero? ¿Te acusaron como uno de los autores de la Masacre de La Tómbola? Mami y papi te apoyarán siempre y cuando le caigas bien. Nada dice Te Amo Hijo más que cultivar el amor de tus viejos con años de devoción y sacrificios hacia ellos, aunque la realidad es que seguramente los has tratado como mierda. Mamabicho, en tu caso tienes que cultivar ese amor hacia tus padres  con abono del más caro posible. Lambonea, besa, llora, suplica, quiere, usa todo verbo y adjetivo que permita mercadear a ti, pelota de cabrón en un joven sensible pues serán ellos los que darán visto bueno a tus andanzas como buen bellaco en un futuro no muy lejano.

Papi y Mami: Mi Minita de Oro

Todos sabemos que eres un pelao y por ende debes de hacer de tripas corazones para poder generar un capital que sirva para invertir en una jeva. ¿Qué es una inversión en una jeva? Hacer acciones como llevarla a comer Burger King 😉 , invitarla a salir al pueblo, regalarle un detallito, cualquier mierda que no sea para ti sino para ella. Cabrón, si eres un pelao, ¿qué carajos vas a hacer? ¿Ahorrar semanas o meses para sacarla a pasear a un Ponderosa de la vida y cagarte en tu progenitora porque todo lo que guardaste te lo botaste en comida que seguramente la cagarás en las próximas horas? No seas pendejo. Una mujer que no es nada tuyo no merece ni una pizca de tu buen dinero. Se listo. Esa relación que empezaste a crear con tus papás trabájala y sácale partida. Habla con tu papá. Entre varones nos entendemos. Dile que conoces a una chica que está dura y que deseas salir con ella pero que estás pelao. Un padre que quiere a su hijo y que ha vivido la experiencia de querer mojar un nugget en su adolescencia se identificará con él. Quizás te suelte un $20 que no son malos. Si eres sincero con el quizás te los dé y se los piense. Si se lo dices y acompañado le dices que pasarás el trimer al patio de la casa  le lavarás el carro hay un margen mucho más grande de tengas éxito.

couple talking

El Arte del Buen Hablar

El arte del buen hablar es una cualidad que no todo el mundo domina y solo aquellos que son unos “masters” en esa cabronería puede llevarse a la mujer que sea y omitir todos los pasos anteriores que he dicho pal’ carajo. Obviamente el arte del buen hablar o mejor conocido vulgarmente como la labia conlleva mucha práctica que obviamente no tienes. Tu estás empezando y eres joven pero estúpido. Es hora de que aprendas a hablar. Aprender a hablar no es decir las cosas correctamente. ¡NO! Es decir las cosas que ella quiere escuchar. Dile lo que sea aunque no lo sientas. Fuera de vacilón. Dile que tiene la piel suave, sus ojos grandes y deslumbrantes, un cabello hermoso. Que se yo. Las cosas hay que decirlo con un tono y sutileza. Es como cuando estás lamboneando a tu mamá para que te preste los controles del PS3 solo que a esta si se lo quieres meter… algún día. Tienes que analizar a tu chica y cuestionar qué cosas son las que le llaman la atención a ella. ¿Hacerse las uñas? ¿El pelo? ¿La farándula  ¿Hablar de la vida romántica de Selena Gomez o qué tan cool es Justin Bieber? La mierda que sea que a ella le gusta re-búscalo por la Internet  el proceso de investigación que tanto se supone que te jodieron en la escuela para que aprendas utilízalo a tu favor. Rebusca todo, no dejes nada. Cuando una mujer encuentra un hombre que sabe comunicarse bien y de cosas que le apasionen de seguro que lo querrá tener en su círculo de amistades y quizás, cabrón, aún más cerca.

¡Hazla Reír!

Hacer que una mujer te logre escuchar y se sienta identificada con los temas que tu les pones es bueno, pero cuando tienes el donde de hacerla reír entonces ya la tienes prácticamente en el bolsillo. No hay encuesta en Internet o donde sea que no diga que una de las cosas que más las mujeres quieren en un hombre es que la hagan reír. ¿Suena tonto? Si. Tu solo quieres meter. Pero la verdad es que la realidad de la mujer es que ellas son locas con la risa. Si la haces reír te consideran un chico divertido, simpático. ¿Cómo puedes hacerla reír? No sé, haz videos en YouTube con charrerías. Muchos Vlogueros de YouTube le funciona; también puedes tomar fotos y subirlas a YouTube haciendo tonterías y etiquetándola a ella y a sus amigas para hacerte ver el más loco del corillo. Ser charro en Internet es un arma que solo se limita al Internet por favor no lo apliques en la vida real. Se travieso, picarón, un jodedor en la vida real, un pautoso de mierda en la Internet con tus locuras que solo un pellizca bicho con el IQ del nene retardado de Los Vaqueros de Bayamón del baloncesto encontraría divertido.

y por último pero no menos importante…

keep-calm-and-ignore-her-11

Mantén La Calma y Pichea

Es la máxima expresión para poder lograr la atención de una mujer. La tienes en su foco de atención, habla contigo, salen juntos, comen juntos y toda la mierda. Ahora de momento simplemente picheala. Sí, pichea a esa pendeja. Aunque entiendas que es un suicidio bellaquil y que pones en peligro tu pesudo-relación con ella, no seas pendejo y no le cojas las llamadas, ni respondas sus mensajes de texto ni nada. Cuando hable contigo en la escuela o te la encuentres en el shopping o algo háblale con monosílabos: sí, no, ujum, ok, ajá, etc. Quiéres ser más cabrón paséate entre las amigas de ella, tripea con ellas y cuando esté cerca muévete y si quieres hacer un overkill, cabrón, háblale a la chamaca que más le caiga mal. Con eso nada más dale de 24 a 48 horas para que veas cómo es que estalla. Comenzarán los rumores, las calumnias, las peleas, los dimes y diretes diciendo que fulana es más puta que la otra. Al final podrás ver como es que la muy pendeja podría hasta pelearse por ti. Cuando eso pasa mi hermano lo conseguiste. Tienes a esa mujer a sus pies. Simplemente échale un poquito de maíz, dile que pensabas que ella no quería nada contigo, dale el breik de que se sincere contigo. Lograrás una confesión y listo será tu jeva y no solamente tu jeva sino que literalmente TU JEVA. 

Esa mujer cagará, meará, comerá, pensará solamente en ti. No te puedo garantizar que con esto te la lleves a la cama joven lector. Pero por lo menos puedes ranquiarte con el corillo y decir que tienes novia o algo y así todos pensarán que eres el rey del bellaqueo. Además, para presumir no hace falta decir la verdad. A tus amigos puedes decirle lo que quieras. Que tiene los pezones rosados como chicle Bubaloo, que tiene el tajo de la crica como si Jason Voorhees se lo haya hecho con un machetazo o que te dio el huequito anal mientras salabas el carro que te prestó tu papá. Los hombres mentimos para llenar el vacío que la realidad no puede llenar. Tus amigos te respetarán y te considerarán el macho alfa. Sigue mis consejos que son genuinos y efectivos. Te lo digo yo, un hombre con cara e mierda que escribe por Internet. Seguro no miento.

¡Feliz Bellaqueo!

8=======D

Bellaqueo Pentecostal

Yo no soy un hombre tan religioso que digamos. A lo único que le he rendido culto a esta vida es al culo (de mujer) y a ver maratones de Baywatch en donde mi bicho aún late por los silicones de Pamela Anderson en su largo bikini rojo y ajustado. Pero en cuestión a la religión, nada, nada en verdad. La religión me importa un bicho honestamente pero las religiosas si me importan. Bueno, en Puerto Rico yo estimo que más del 70% de las mujeres son cristianas, no importa la denominación. Tienen fe en algo, así que, pues, hay que conformarse con lo que hay. Yo personalmente me gusta la mujer religiosa. Honestamente me gusta jugar “safe” entientiéndase que si ando con una atea creo que me van a pegar cuernos hasta en la punta del bicho. Las considero muy liberales y que selo dejan meter de cualquiera. No, eso conmigo no va. Yo quiero que la peste a webo que tenga mi mujer sea única y exclusivamente mía. Es por eso que trato que cada vez que le siembro el ñame por la tota a alguna hembra y exclaman “¡Ay Dios mío!, que rico Merdo'” yo siento una paz interior y una seguridad que ni les cuento. No obstante aunque no lo crean hay mujeres cristianas que dan mucha lata. ¿Y saben cuáles son las peores? ¡Las pentecostales!

Si welebicho, como bien te imaginas, en este primer post del 2013 les voy a hablar mi experiencia saliendo con una pentecostal. Oh Dios mío, mujeres pentecostales. Son de las experiencias más horribles que he tenido en mi vida. Yo siempre he sido de esos tipo que como bien les dije le gusta ir  a la segura con su elección con las mujeres. Yo en ese momento cuando quería salir me pasó lo inconsedible el cual es querer una mujer para poder “afincarme” en mi vida pues pensaba que yo ya era lo suficiente maduro como para estar de picaflor incando con mi matraquita cada corbejo que me encontraba a mi paso. Los jangueos al Ocho de Blanco me dejaron de ser atractivos, tirarme putas que van a Shannan’s a pasarla cabrón no me llamaba la atención y colarme en los Senior Prom de estudiantes del Colegio Marista no causan ningún rush de adrenalina como pasaba antes. No… yo quería algo que llenara mi corazón. Era una sensación de sentirse vacío. Podía chichar con la que quiera pero era algo más que eso. Quería sentirme querido, amado y ante todo respetado. Es por eso que quise un cambio en mi vida y me volví Pentecostal.

Claro, la decisión de ser pentecostal no fue fácil para mí. Yo una basura, un escombro humano social y bloguero de mierda, tasador de culo (de mujer) y amante de la necrofilia pensando dar un paso tan enorme en mi vida. Uff, les digo, no fue fácil. Pero luego de pensarlo con detenimiento y de intoxicar mi mente con Pastillas McCoy con alcohol me digne de valor y dar mi primer paso. Fui a una iglesia allá en el pueblo fantasma de Adjuntas. Se llamaba Iglesia De Dios Pentecostal M.I., obviamente lejos de donde resido pues aunque quería mi corazón lleno de amor no quería tampoco que la gente se burlara de mí por mi decisión abrupta. Mi arme de valor y me adentré al tempo. Lo que vi no me sorprendía. Un montón de mujeres con cabello largo hasta mitad de cintura, maridos con sus manos alzadas y diciendo ¡Aleluya! y ¡Alabado sea Dios! cada vez que el reverendo hacía una pausa, bebes llorando y un pastor entrado en años el cual tenía un ligero parecido físico a un Jim Jones versión hispana.

Nervioso me acerco al púlpito activado y veo como me miran como de reojo. No sé por qué. Yo creo que fue por el hecho de entrar en camisilla, gorra de Cerveza Corona y enseñando mis piernas peludas;  quizás sea que tenga mierda en vez de cabeza en mi cuerpo humanoide… que se yo, ni puta idea. Gente vociferaba pero yo seguía mi camino hacia un ladito para poder sentarme y poder no solamente llenar mis oídos del mensaje de Dios sino para poder ligar culo (de mujer). Miro por atrás y siempre que veo un espacio libre una persona pone la mano en el asiento desaprobando mi estancia a su lado. Estaba molesto, frustrado, como es que mi oportunidad para recapacitar y ser un hombre de bien estaba siendo frutado por personas que no me brindan la esperanza de lograrlo así que me di media vuelta y me fui hasta que llegando a la puerta una mano me aguanta.

El que persevera triunfa” , seguido por una guiñaíta. Era una chica hermosa. Blanca, de cabello lacio castaño oscuro, ojos color marrón verdoso como la mierda de un bebé que come guisantes de Gerber; tetas redonditas aunque un tanto pequeñas que parecía que te las puedes comer en una gondola de Sam’s como muestra. Era, sin lugar a dudas, una chica bonita. Yo le dije “¿Belleza como te llamas?” y ella respondió bajo el nombre de Valeria. Valeria, jum, un lindo nombre como para tener una relación seria en donde chichar sea parte de hacer el amor y vivir una vida adulta responsable. Yo le respondí que mi nombre era Merdócrata y que era bloguero en la Internet. Me haló hacia afuera fuera de la iglesia al área del estacionamiento y me dijo “¿Bloguero? “,  y me agarra el bicho por encima del pantalón. “No hay nada que me paren los pezones más que un bloguero. Tu rostro me moja, ¿sabes?” me toma la mano y me lo pone por debajo de sus pantaletas. No me sorprendía para nada. Soy feo pero tripioso y tengo una cosa que siempre que hablo de frente a una jeva puedo oler sus excreciones vaginales. Sentía esa tota peluda y mojada, latranca me palpitaba pero no, la paré en seco. Y le dije “Puta, farisea de mierda. No oses tentarme que yo solo quiero mujeres para en serio. Soy pentecostal.” Ella me mira con cara de sorprendida pero luego sonríe y me dice unas palabras dulces “el verdadero pentecostal no va a la iglesia, el verdadero pentecostal lleva a Dios en su corazón. Usted Merdócrata, sabe diferenciar los placeres carnales. Me encantas. Ningún hombre ha hecho algo así por mí. Valorar su fe antes de mi cuerpo.” Luego de eso, conversamos un poco sobre fe, mi colección de juegos de Super Nintendo y mi afinidad por la pizza de Little Caesars nuestra amistad creció. Nos unimos salimos. Fueron 3 meses de sana experiencia amorosa. Nos cogimos las manos, reíamos, íbamos al coro de la iglesia y llevábamos la palabra a los niños, en fin, no le rocé ni un muslo hasta que un día me dijo:

Merdócrata, métemelo por el culo.”

Vaya sorpresa la mía cuando me avientan semejante bomba. La tiré en la cama de mi apartamento y le rasgué su falda mahón (pentecostal al fin) y le metí hasta el Juan Bautista por el intestino delgado y grueso. Qué les digo, nada me enciende más que una mujer me ofrezca su culo en sacrificio y no sé, pero Abraham iba a sacrificar a su hijo en nombre de Dios y como dicen que Dios obra en caminos misteriosos quién no podría decirme si esto no era una prueba de fe. Pues sacrifiqué mi paz sexual y destruí ese esfinter. Me vine y saqué mi maceta dándome cuenta que esa mujer me cagó el bicho y yo satisfecho pensé que lejos de haber tenido sexo acabé haciendo el amor. Ella me lo mama para limpiarmelo como toda una dama y me besa y me dice “Descanza mi vida que me daré un bañito. Creo que me esbarataste el culito, jijiji”, muy tierna mi Valeria. Yo estaba exhausto. Estaba enamorado. Me sentía en una nube de esas en donde jugaban los Care Bears. Mi vida era hermosa y completa. Fue un momento glorioso. Pero como bien dijo Hector Lavoe, todo tiene su final. Escuché un mensaje de texto que le llegaba a Valeria. Limpio la pantalla del semen con granitos de maíz sin digerir que la cubrían y veo un texto de un tal Líder con un archivo adjunto titulado El que levanta entre los muertos. Pensé lo más sensato: Que era el Líder de los Jóvenes, un joven educado de buena familia y de un buen billete que dejó su vida de jodedor y tetuarse los brazos y piernas para entregar su corazón al Señor. Su profesión era dudosa pero siempre se encarga de dirigir el coro y dar un mensajito de Amor y esperanza bíblico, así que abrí el archivo. Vaya mi sorpresa que salía un tronco de bicho enorme, venoso y escrito en Sharpie el nombre Valeria. ¡Vaya decepción! No lo podía creer. Meses echados a la borda. No me había pasado una mierda así desde tuve Sexo Satánico.

Dejé que el tiempo pasara. Quise negar lo que había pasado y realmente me dediqué a buscar explicaciones donde no había. Negar lo innegable a de ser algo horrible. En mi sano juicio buscaría la venganza perfecta. Haría que lo que le hice a Baby Rasta fuera solo una broma de bully de elemental comparado a lo que le esperaba a esta aleluya de mierda pero no me animaba. Por lo menos no hasta que cerraba los ojos en la noche y solo pensaba en mi amada Valeria abierta de piernas con un saxofón insertado en el culo y viniéndose en la pinga del Líder Juvenil, el flamante músico de coro pentecostal. La verdad es que más peso el odio que el amor así aprendí a hacerme el pendejo. A besar y no sentir nada más que labios en mi boca, a verla meando con la puerta abierta y lograr que el bicho no se me parase. Vivía indiferente. La indiferencia la convertí en odio. El odio lo quise convertir en complot. Así que me digne de valor y quise planear algo para escarmentar a la perra así que comencé a seguirla. Aprendí sus rutinas y donde se metía. Yo no soy pendejo.

Una tarde soleada de finales de siglo 20 me entregué a la maldad. Armado de un bidón de gasolina cortesía de Gulf y unos fósforos de las estrellitas rojas me dirigí a Adjuntas lleno de cólera y me llevaba al que sea de por medio. Luego de 3 iguanas muertas y esquivar animales de ganado llegué a la casa del susodicho. El olor de gasolina me tenia espumando saliva pero más las ganas de vengarme de esa maldita zorra. Me bajé del auto y comencé mi ruta de odio digna de la Santa Inquisición con mi bidón de gasolina y un bulto el cual abrí con intenciones macabras. Me visto subo las escaleras y el eco de jadeos y gemidos me carcomen la mente. Pateo la puerta y veo a  mi chica en cuatro patas con el Líder dándole pa bajo.

merdosatan

¡Ajá! ¡Así te quería ver zorra!“, le dije.

“AAAHHH es el Diablo!”

“Si puta es el Diablo con cara de mierda y vengo a llevarte a ti y al bicho de este cabrón al infierno”

“No, no es lo que tu crees Merdo’, yo te amo”.

“Tu lo que amas es el bicho y hoy le mamarás el bicho a Satán”

Prendí un fósforo y con el contacto de la gasolina la casa comenzó a prender en fuego. Los gritos de agonía y desesperación de dos seres humanos ardiendo en candela eran música para mis oídos mientras yo me reía de lo lindo de mis más honorables acciones pues de una vez y por todas me había dado a respetar. De ahí para lante supe que mujeres sucias hay de toda denominación y que jamás y nunca me dejaré de joder de una pentecostal más. La mujer que ande con Merdócrata tendrá que respetarme como lo que soy: una basura cibernética.

merdofuego

Ahora cada vez que veo una mujer con falda mahón tiene mi desprecio sexual, aunque me pregunto, ¿Cómo será bellaquearle a una Testigo de Jehová?

La Conexión Bellaco-Animal

Era una mañana como cualquier otra en donde yo estaba muerto del cansancio luego de haber estado toda la madrugada ahorcando el pollo (o sea masturbándome con furia) y había olvidado dormir. Padezco de insomnio y por eso es que tengo el rostro hecho mierda, digo, por eso, y porque soy un coprohumanoide (hombre-mierda). Ok, la cosa es que me baño, me lavo los webos, me hecho el pellejito del bicho pa atrás pero con dos manos porque tengo un mastodóntico bicho, seguido por lavarme bien el culo y protegiéndome no que mi rostro no toque mucho el agua porque no quiero decapitarme si me lavo mucho el rostro pues no se si detrás de toda esa mierda que me cubre la cara hay un cráneo o simplemente todo es vacío, vacío así, como los post que escribo en este blog. Nada, me acabo de bañar, me visto con un mahón marca Pepe Jeans, que aún conservo de a principios de los noventa, mi camisa de Chikystarriano y una gorrita de Sila Calderón amarilla y roja bien por encima y tomo las llaves del auto. Escucho un ruido… Salgo no despavorido pero si curioso a la marquesina de mi casa y cuando llego veo una escena sorprendente. Estaba esta perrita chihuahua negra lamiéndose su mini penquita y a su lado estaba un perro pequeño sato, poco más grande que ese chihuahua con la maceta completamente por fuera, chorreando semen como un cabrón y mirándome a los ojos. No sé que culo pasó. No tengo la más mínima idea. Solamente que el puto perro andaba con la matraca que era como la puta mitad de su cuerpo y sus ojos mirándome así como que diciendo “¡Qué pasa welebicho!”. Wau, que cojones. Chichar frente a mi casa sin que le importara un bicho; solo el y su perra favorita, destruir la crica de su pareja y mostrarle el bicho al mundo y decirle a un ajeno “Hey, esta es mi daga y he chichau”. Tu sabes, como que wau, mano, me identifiqué bien cabrón con ese perro.

Yo soy un tipo que ha chichado a través de las décadas.  Me hace recordar tantos momentos de indecencia e impunidad que viví en mi juventud que de veras y por primera vez en mi vida me siento identificado con un animal que no sea un caballo – comparándole la maceta mía con la del mencionado animal – sino que como ser casi humano que soy por fin conozco una criatura del Señor que simplemente siento afección, confraternización, etc. Y antes de seguir, quiero dejarle claro a todos ese hijos de mil puta que andan con la pinga por fuera amolándose el bicho, les digo que no, esta historia no es de clavarse un perro ni esa pendejá. Es ta historia es de como los seres humanos podemos tener una conexión con los animales que va más allá que el echarle comidita, agua y rascarlos de vez en cuando. Deja eso, hay más. Los animales sienten y padecen igual de nosotros y pueden llegar a ser tan enfermos y lujuriosos como usted y yo.

Me monté en mi carro y me fui pensativo dando reversa y con cuidau de atropellar a tan singular pareja de animalitos bellacos y enfermizos y reflexioné: ¿Qué tan animales podemos ser los humanos? o mejor aún ¿Qué tanto le podemos sacar a los animales para que podamos ser unos efectivos bellacos a la hora de buscarnos una jebita? He aquí mi tesis.

Entiendo que nosotros, que somos como dicen los científicos, animales que tenemos la habilidad de poder razonar lo que hacemos, tenemos unos instintos. Sabemos cuando hay un peligro, percibimos las cosas y pasamos un juicio dependiendo de lo que nos pase. Si yo fuera un gatito comelón y mi dueño me hecha Whiskats en un platito y si me acerco me da con un periódico apuesto que no volveré a comer de ese plato (aparte que lo degollaría con mis filosas garras) y no cometería el error una y otra vez. Nosotros en el sexo somos la misma mierda. Se supone que no hagamos lo mismo cuando fallamos aunque hay gente que no escarmienta de la misma forma. Pero todo esto es mierda. Los animales son amos y señores del bellaqueo impune. Ellos chichan y clavan a su antojo.

¡Mencionemos a estas criaturitas sexuales y cómo emular las mismas para poder ser un Campeón en el Bellaqueo!

El Gallo Que Pisa

¿Cuántos aquí no les pasó por la mente ser gallo? (No me refiero a la marihuana welebichos). ¿Saben que clase de vida sería eso? Tu comiendo tranquilo del piso, ves a esta tipa que está buena o no buena, que cague o no cague y simplemente por el mero hecho de tener crica te le acercas a la brava y se lo metes. Así de sencillo. O sea, esa conección de me gustas-te lo meto luce francamente exquisita.

Ternura Bellaca

Un delfín es un animal inteligente qu es tan bello y lindo con los seres humanos. Dicen que cuando quedas a la deriva te pueden salvar la vida llevándote a la orilla. Realmente lo que pasa es que e dan por muerto y tienen una manía de llevar los cadáveres de los suyos a la orilla o sea que pendejamente te salvas. No obstante son muy tiernos y gustan ser compensados con caricias y eso. Pero a veces estos animales son tan listos que juegan a que son inocentes cuando son realmente uno de los seres más listos del reino animal. Tienen una manía riquísima de estar oliendo las chochas humanas aún estando bajo el agua. En cautiverio aprovechan la oportunidad y brincan de bajo del agua y se le tiran encima a las jebitas y mientras ellas rien de lo lindo pensando que ese animalito lo que está es bien juguetón lo que hacen es un “surprise sex” y quedan IMPUNES. Yo quisiera ser tierno, dar sexo sorpresa y que la chica se ría de lo lindo en vez que me dejara la cara llena de dedos y una orden de protección.

El Rey de Los Bellacos

Si yo soy El Rey de los escombros humanos en la red el león es el rey de los escombros del reino animal. Esta singular criatura tiene todas las de ganar. Tiene fuerza, virilidad y ante todo la actitud de hacer que la mujer le haga todo lo que le pida. Eso es así todo. La leona es la que caza y mata por su pareja. Le rinde pleitesia llevandole no solo el animal el cual caza sino que le otorga el pedazo más grande, comida rica y fresca y prepara la penca para ser clavada unas 20 a 40 veces en el día. La fidelidad de un león no es tan segura. ¿By the way, sabían que el bicho de un león tiene espinas que rozan la crica de la leona para estimular la ovulación? A eso yo le llamo un bicho. Yo quisiera tener un así. Un bicho destructor.

Merdócrata


El bicho más poderoso de la red.

Estos son, mis amigos, cualidades que tienen algunos animalitos que están en nuestro planeta el cual entiendo que debemos de emular. Menciono solo 3 porque el número 4, el Caballito de Mar lo iba a colocar y eso pero pensé que era extremadamente maricón eso de guardar tus hijitos en el estómago. Super pato, no quería apuntarme la chery con Pedro Julio Serrano, jeje, jodiendo Pedro Julio, tu eres afuegote. Pero vayan y reflexionen. ¿Qué cualidades de ciertos animales quisieran tener? ¿El bicho de un caballo? ¿La crica como la de una ballena? ¿El roto del culo de un elefante? Piensen, entréguense por hoy a un post tan científico, genuino y digno de aparecer en un National Geographic como este.

Yo opino que hay una conexión bellaco-animal. ¿Tu estás conectado?

Dos welebichos pelando camarones

Estaba bellaco pero como no tenía mujer en ese momento me tuve que casquetear y luego de acabar de dejar un lechazo a presión impregnado en el techo de mi habitación llamo a mi buen amigo El Escabajo porque estaba cansado y ensorrado (No se si les pasa pero hacerse una puñeta en la madrugada me sirve como relajante muscular y somnífero para dormir mejor) y quedé en buscarlo por la mañanita para irnos de jangueo por ahí. Éramos unos cabrones desempleados y con ganas de ver culo so que fui a su residencia. Su casa era y siempre ha sido muy peculiar. Parqueo mi carro en un bache y me encuentro un lugar hecho mierda, casa de madera, techo de zinc, un perro comiendo del rollón de las gallinas, tu sabes, la gente de Maunabo son pobres y eso, y le pego 3 bozinazos.

“¡Cabrón avanza!” – Me bajé del carro encojonao’ porque no hay nada que me tuerza el bicho más que alguien me haga esperar. Sale El Escarabajo con su pecho pelú poniéndose un camisa de Pantera o una mierda de esas que se ponen los roqueros a mitad y se monta en mi carro. Me saluda, esquivo su reflejo en su calva asicalá y hablamos de la misma mierda que habla cualquier pana hombruno: que si metí el bicho en algún roto, que si las mujeres son unas cabronas, que cagué un brazo de nene luego de ir a Harry’s Taco y cosas así. Ya tu sabes. Same shit.

El Escarabajo es un tipo antojado. Es un cabrón que no ha trabajado desde hace no se cuando… digo, es un tipo que se las ingenia y está cabrón. Es de esas personas que enchula con la pinga a sus damitas. Con par de palabras lindas y una agarrá de tetas logra que le paguen un Baconator a la más santurrona de las mujeres. Así es él. Bellaqueo por comida. Nada mal. Estábamos tripeando un poco y riéndonos de la gente que escribe en twitter y facebook Roberto Arango en un abrir y cerrar de culo hasta que un sonido infernal salió de mi estómago.

GrRRrruiiuuMm

“¿Qué bicho fue eso?” – Me cuestionó El Escarabajo con cara de pendejéz. No le pude negar lo que era. Estaba esmayao’ pero bien cabrón. Pa’ mi que ese polvo que eche con la mano me hizo quemar algunas calorías y mi estómago me pidió con urgencia algo nutritivo para rellenar esa tripa que estaba al punto del colapso. “Yo conozco un chino buffet nuevo que abrieron en Bayamón. Cerca del Drive-Inn Plaza” – me responde Escarabajo y yo le meto una galleta con los ojos viraos pa’ trás como el puto Undertaker, “DIRÍGEME HIJO DE P#T@!” – exclamé con pasión. Mi buen amigo me remonta a un lugar escondido, misterioso pero apetitoso. Nos bajamos del carro con un guille cabrón…

Bellacos & Hambrientos

Entramos a ese lugar y no lo podíamos creer. Era pequeño pero tan acogedor. Adornado completamente con un ambiente cantones teníamos orgasmos mentales de pensar lo cabrón que lo íbamos a pasar comiendo en este lugar tan escondido dentro de ese bosque de cemento y brea conocido como Bayamón.

Nos acercamos al caunter y no vimos a nadie para que nos atendiera. Pensamos que el servicio era una mierda hasta que escuchamos una voz finita e infantil y una pequeña carita se asomaba. Era un nene chino como de unos 7 años de edad. Nos quedamos estupefactos, pero igual estábamos hambrientos y pedimos la comida: Dos Buffet. Le extendí al nene mi tarjeta de crédito para que me cobrara por los dos servicios (en ese momento Escarabajo no chingaba so que no tenía dinero encima) y pasó la tarjeta y me mandó a firmar el recibo y yo estupefacto. Ese nene es todo un negociante. Sacó unos platos, unos vasos de refresco y haciendo malabares como si fuera parte del staff del Circo Monumental de Pekín nos dejó los platos sobre la mesa.

Yo estaba sorprendido. El cabrón de Escarabajo tenía un parálisis facial. Asombrado. Nuestro concepto de lo que es un niño de 7 años es algo así como un cabrón de 4 pies que habla incoherencia y apesta a mierda. Fó. Pero este nene no. Este nene era especial. Lo invitamos a hablar puesto que no había mucha clientela porque fuimos de los primeros en entrar y apenas estaban colocando bandejas de comida en el buffet. El niño nos dice su nombre con un español con acento pero entendible. No me acuerdo su nombre… rimaba con Pepper Pollo o una mierda así. Le hice conversación sobre tantas cosas que uff… ¿Cómo puedes trabajar tan pequeño? ¿Qué edad tienes? ¿Va a la escuela? etc. etc, la idea era simplemente ver a ese nene interactuar con nosotros. Por alguna extraña razón la comunidad china en Puerto Rico son un poco tímidos a la hora de establecer una conversación que no sea el del cajero gritando la orden en un micrófono a los cocineros. Ese nene era otra cosa. Nos fascinaba. Fue tan cortes, tan gentil, que casi se me sale una lágrima hombruna, porque, tu sabes, tengo sentimientos, you know…

Luego tuvo un sentimiento como que de golpearlo con un tenedor. No podía vivir pensando que había alguien tan joven y tan feliz en esta vida. La sonrisa de un niño siempre me a causado retortijones en el estómago y yo andaba esmayao’ so que le hice el aguaje al nene como de que teníamos ganas de comer. Y como que luego de 5 minutos entendió. Nos paramos y nos servimos como un par de cabrones. Tu sabes lo básico. Mi primer plato fue de Lo Mein con corn nuggets, 2 Egg Roll (1 de cerdo otro de vegetales), pastelillitos de guayaba y mozarella sticks. El de Escarabajo fue unas sopitas de esas color marrón que parece carne de perro hervida. Olía bien al menos. Pero nos sentimos amariconados de cierta manera.

Uno trata de hablar de mujeres y tirarlas al medio por cafrondas y cosas así pero no hay gasolina hombruna si no se alimenta el líbido. Para hablar malo de un desamor hay que estar entregado a la bellaquera y decidimos buscarnos ambos dos platos llenos de suculentos y ricos camarones. Pero cabrón, estos no son camarones cualquiera. Estos son camarones que aún posee el casco, la coraza, la mierda esa de pellejito que tienes que pelarlo tu mismo. Eso hicimos. Lo trajimos a la mesa. Es entonces donde fluye las ideas para poder desacreditar esos desamores que tanto nos jodieron la existencia. Ustedes chicas tienen que comprender que nosotros funcionamos distintos a ustedes. Ustedes pueden coger un teléfono y hablar de como a Pedrito no se le paró el bicho en una cita, etcétera y pueden hacer el daño rápido pero nosotros, uff, nosotros podemos hablar mierda pero para decirlo con pasión hay que decirlo en la melancolía o en la bellaquera total. Yo no estaba con ánimos de llorar ni de guindarme de las pelotas por un amor que no me correspondió. ¡Bicho con eso! Yo quería vanagloriarme como hombre. Hacerle honor a la tranca que me guinda entre las piernas. Nos soltamos Escarabajo y yo y él me confesó que tan puta y sucia era un ex amor de él número 34, que no le gustaba cagar pa dentro y que era no se, aspirante a algo de medicina, ya ni me acuerdo. Una incrédula presumida que roncaba de ser mierda y no llega a a peo. Yo, uff, yo me estaba desahogando contando la historia de La Mujer Caballo y de otras cabronas que pasaron sin pena ni gloria por la puñalada fálica del Merdócrata.

¡Cosa cabrona! ¡Cómo pelamos! ¡Cómo destruimos! Lo necesitaba. Soy un bellaco herido de muerte y quería sacarme de encima esa penumbra que tenía encima. Las mujeres pueden ser los seres más hermosos y más crueles del mundo. Yo no quería que me jodieran. No pasará eso nunca. Lo que el alcohol no suelta los camarones lo aflojan. Confiesas qué tan mierda puede ser una mujer en la cama. Qué tan puta puede ser. Qué tan perra y diabólica su alma es… Chacho no puedo ni describir. Solo puedo decir que de mis desamores no quedaron ni el roto ni la peste. ¿Pero saben qué? Me sirvió de medicina. Pude aliviar mi alma. Estaba en paz. Los camarones son un elixir que ayuda a sincerar a las personas. De la misma forma las pone hiper-bellacas. Me levanto para una ronda más de crustáceos. ¡Espera un momento! Recibo un mensaje de texto. Una chica de Cayey que me gusta y me retuerce la tranca.

Se me para el bicho y derribo mi Pepsi Cola (con el bicho).

Toda la mierda que hablé de las mujeres se me fue pal carajo.

Salgo afuera.

“Hola. ¿Cómo estás?”

Escucho su preciosa voz.

…Vuelvo a ser el bellaco de siempre

La Vida Perra del Blogiante

Yo estaba echando gasolina por la mañanita tu sabes, porque iba a ir a “trabajar” y con la pelambrera que me caracteriza le metí $6.00 en el tanque. Me estaba distrayendo con el letardo que siempre hay cuando solamente falta 20 centavos para poder completar de fuletear ese carro que tengo y absorvida completamente en esa monotonía vi que al lado de mi carro había como 6 perros satos y pulgosos jodiendo uno con los otros. Entre ellos destaco una perra que estaba obviamente preñá. Se que lo está por el tamaño de sus tetas que rozaba el suelo. De momento vi como otra perra jugueteando le empezó a mordisquear las tetas a esa perra que estaba preñá. Esa escena no se me fue de la mente, tanto es así que lo he utilizado como introducción a este post de mierda. ¿Qué puedo decir? ¡Me chocó!

Entonces reflexioné en mi trabajo. No pude dejar de olvidar esa perra siendo mordisqueada en las tetas por otra perra que juguetona mamaba de la leche de la futura madre. Me dije a mí mismo “¿Cuándo será el momento que me toque mamar de la teta de la vida?”. Cabizbajo frente a mi computadora en mi bella oficina adornada de clips, papeles tirados, tinta de printer y un periódico destripado no encuentro más nada que hacer con mi vida, me importa un bicho todo, acceso Facebook y me dedico a ver todas las cabronas que me han agregado a mi cuenta y me pongo a ver sus galerías de foto para tazar qué tan grande tienen ellas las tetas. La sensación de imaginarme esos pezones que esconden esos bikinis y esas ropas de mujeres profesionales o britoleras (según la cuenta que acceda en el momento) me pone el bicho a dar fuete a mi pinga pidiendo “pon pal cielo”.

Tanta bellaquera no la puedo controlar. Si me hago una paja tengo que hacerla con proeza.

Pero de momento desconsuelo…

Me pongo a leer un blog de un cabrón que aprecio mucho llamado El Blogiante y leo un post de él en donde se sincera super cabrón por el hecho de que  él vive un dilema sobre que todo el mundo le gusta estar etiquetando las personas y que a él lo tildaron de Ivan Drago o una mierda así porque el tipo anda aborrecido siempre. Nada, accedan al enlace para que sepan de qué bicho hablo.

Pregunto. ¿Acaso no será la vida una perra y nosotros somos la otra perra que buscamos mamar de la teta de ella, así sea jugando?

Puede ser que sí. Yo creo que todos nosotros tenemos esa idea de que tenemos que vivirnos la vida porque sabemos de antemano que la nuestra es muy rápida. Algunos le importa un culo la vida al punto que hacen de todo hiriendo a terceros y muriendo en un residencial con tantos tiros en el pecho y cara que haría que la muerte de Robocop cuando era humano fuera auspiciada por Nickelodeon.

Pero también existen los que reflexionamos y nos recogemos a buen vivir. Nosotros los servidores públicos anónimos que ayudamos al prójimo en nuestro tiempo libre y que luego nos sentamos frente a la computadora durante el día para postear blogs sobre nuestros desamores y diarios reflexivos que enriquecen al ser humano en cuerpo y espíritu.

Soy un hombre sensible y siempre me importa el bienestar de los demás. Aunque tampoco soy hipócrita adoro el sufrimiento de aquellos que hicieron mal a nuestra sociedad y que ahora por ironías de la vida o por karma, están pagando el infierno aquí en la tierra (saludos al culo de Arango).

¿Pero seré yo quién yo creo que soy? ¿Seré ese híbrido de mierda y hombre simpaticón y buena gente que siento que soy?

Yo creo que la personalidad del ser humano no se debe de juzgar por un uno sino por un tres. ¿De qué carajo hablo? Fácil. Porque nuestro mundo ni nuestro comportamiento es juzgado por nosotros solamente sino por múltiples punto de vista y aquí les dejo una explicación

¿Quién yo soy?: Se trata de quién yo creo que yo soy. Cuando uno se para a hablar con una persona en el trabajo cuando eres nuevo o cuando eres universitario y te introduces con el corillo y les dices a ellos tu forma de ser. Dices que eres dinámico, capaz, hábil… ¡eres la ostia! Y la mierda es que te lo crees.

¿Cómo me ven?: Aquí se habla de mi percepción sobre cómo creo que los demás me ven a mí como individuo. Si creo yo que me ven como una persona fría y calculadora (saludos Blogiante) a pesar de que yo piense que soy un individuo mucho más complejo.

Lo que perciben de mi: Más que una interrogante, aquí trata lo que ellos ven de mí. Aquí es como ellos como individuos perciben a este servidor. Ellos juzgan y llegan a sus conclusiones. Esas conclusiones solo ellos la saben y yo posiblemente jamás lo sepa.

Por ende lo que quiero hacer entender es que uno jamás es lo que uno cree que es. Como cuando uno habla en una grabación y juras y perjuras que tu no hablas igual a lo que salió en esa grabación. ¿Por qué? Porque simplemente no estás en la misma posición. Todos nosotros vivimos tomando posiciones. Analizamos y juzgamos a nuestros semejantes. Aceptamos y discriminamos a quienes nos afectan como individuos. Somos seres complejos que deseamos entender y entendemos un carajo.

Pero la gente siempre busca por donde buscarle significado a las cosas donde no hay. Yo no puedo demandar ue me comprendan cuando lo que yo le mercadeo al mundo es una ilusión. Yo soy uno de esos pocos que me mercadeo tal y como soy. La gente cierra los ojos mientras me lee y piensa que este hombre con cabeza de mojón está desnudo frente a una computadora pensando en hablar nuevamente de cricas y culo en un post. ¿Yo no soy así… todo el tiempo. ¿Pero si es así como me ven los demás? Me importa un bicho. ¿Por qué? Porque después que yo me conozca a mí mismo me importa un carajo lo que piensen los demás de mí. Las redes sociales piensan que soy un bellaco con mucho tiempo libre frente a una computadora y la verdad es… bueno, que soy un bellaco frente a una computadora. Pero el mensaje no es ese, el mensaje aquí es, vuelvo y repito, no te preocupes por lo que piensen otros sino por lo que tu ves de ti mismo. Si eres una escoria de ser humano y tienes problemas en aceptar lo que eres esos son otros veinte pesos. Claro. Pero como la vida es karma pura, ya verás que todos aquellos que pensaban mierda de ti y te juzgaron a la ligera posiblemente son los primeros en que serán juzgados a la primera a la hora de tener un buen trabajo, conseguir una jebita, a la hora de chichar y quedarse arrollao’, etc. No hay peor arma que el karma. El karma es una perra a la que le mordisqueo las tetas.

Somos complejos… somos absurdos

…somos una perra preñá