Archivo de la etiqueta: cabrona

Manual Para El Joven Bellaco

Todo hombre es basura por naturaleza. Negar lo mismo es una cosa terrible y contra natura. Es por eso que el hombre debe de cuidarse siempre porque nunca sabe qué demonios le puede esperar en la vida porque las mujeres son unas cabronas todas y cada una de ellas. Hablo claro. Directa o indirectamente buscan la forma de joderte pues piensan que estás ahí para un propósito en la vida y es chingártelas a todas y cada una de ellas. Nada más lejos de la realidad. ¡Por algo Dios les dio una crica! Como ellas lo saben buscan la forma de ponerte a la defensiva. Te insultan, ta hieren, te tratan como mi rostro (como mierda). Es por ello que esta guía que redacto y expongo a continuación te servirá de ayuda, joven lector, para que puedas lidiar con todas esas zorras con un tajo entre las patas desde tu temprana edad de buen mozo para que de esa manera jamás pases por el infortunio de ser jodido y ser la burla de todas las chamaquitas pre-universitarias de tu escuelita, mamabicho.

 

mirapajero

¿Qué es una mujer?

Primero que todo debemos de expresar qué es una mujer. Una mujer es una criatura bípeda primate y que según dice la ciencia tiene conciencia. Sus cromosomas son XX no solo le hacen ser femenina sino poseedoras de todo tipo de herramientas para explotar a un macho al máximo. Son criaturas peligrosas por naturaleza y que están hambrientas de bicho siempre y cuando el mismo esté forrado de billete. No obstante son criaturas golosas. “Eye Candy”, todas ellas. Es rara la mujer que puedas decir “no se lo meto ni con el bicho de Magnum P.I.” y las que no se los quieres meter es porque tienes miedo a que tus amigos se burlen de ti porque en realidad, acá entre nos, se lo emburrarías igual. Seamos sinceros; son criaturas que despiertan pasiones y pensamientos pecaminosos hasta al más casto de los hombres. Todos tarde o temprano tienes que hacerse una buena paja a nombre de una u otra. Ellas no quieren saber quién se la hace a nombre de estas pero la verdad es que les halaga. Gozan de joderte la mente. Un cáncer que te corroe el cerebro y la tarjeta de crédito. En el peor de los casos hasta el bicho. ¡Ojo!

El peligro de las mujeres es constante. Nunca se es tarde en errar. Es por ello que a las mujeres siempre es sumamente importante siempre echarles el ojo y desconfiar en ellas en cada momento. ¡Duda todo de ella! Hasta el Padre Nuestro. Ellas no son malas solo en su juventud, son malas toda la vida, aunque si reflexionas bien, malo es el alcohol y el cirarrillo y aún bebes limonsillo y fumas Newport detrás del comedor de la escuela. ¿Por qué? Porque gusta. Te hace sentir cabrón. Lo comprendo. Déjame educarte, cara de culo. Merdócrata te dará unos tips de sobrevivencia para que salgas airoso.

Conócete a ti mismo

Eres un chamaco pelao’, con barritos y lo más cool que tienes es que te sabes todos los nombres de los 600 y pico de Pokémon. Eso no baja pantis mi hermano. Ni remotamente. Tienes que aprender que tienes todas las cualidades que ninguna mujer desea para salir contigo y mucho menos darte el canto que tanto deseas. Triste es cuando teniendo tu esas cualidades osas aún así de tirarle maíz a las jevas. Ella no caen con eso. Lo más que puedes conseguir con es la negación absoluta de todo ser con un tajo entre las patas. Socio, desnúdate frente al espejo y dite a ti mismo “soy gordo, flaco, mellado, apesto, mi pelo es horrible, mi cara está hecha mierda, soy bizco, torpe, soy un pésimo deportista, soy charro…” entre otras cosas más. Nada es más sano que reconocer que tan basura eres.Yo lo reconozco después de viejo, reconócete tu también, cabrón.

SniperElite2_Hero

Enfócate en tu objetivo

Estás que hasta el roto de un saca puntas te para el bicho, lo comprendo. Pero uno tiene, como primerizo en el bellaqueo señalar un objetivo. Suena extraño porque el buen bellaco come hasta cartón mojao. No obstante una cosa es ser un gran bellaco y otra cosa es ser bellaco y llegar a meter. Ligar por ligar cualquiera liga, no obstante cómo puedes tocar un culo (de mujer) sin ser rechazado a cachetadas y una orden de protección son otros 20 pesos. ¿De todas esas zorras que conoces cuál es la que más quieres darle un tablazo? ¿María la sexi estofona de buen trasero y escasas tetas? ¿Jessica la puta del salón que le debe de caber un poste por el crico? ¿Damaris la futura empleada del mes de Wendys? ¿Yadira la de los cocos bravos? Hay una gama amplia para escoger. Se paciente. Imagina que eres un francotirador esperando disparar al enemigo. El francotirador debe de permanecer inmóvil esperando el momento oportuno. ¡Aprende! Es la misma ciencia. La diferencia que el tiene balas de promo y tu balas de leche vieja cuajando.

Dime con quién andas y te diré quién eres

Las mujeres si por algo se caracterizan es en ser tremendas observadoras. Ellas miran su alrededor para saber qué cosas explotar y/o abusar. Jamás podrás liar con una chica si te ve a ti cerca de personas tan tierra como tu. Estos amigos tuyos tienen tus mismas malas costumbresy aficiones tuyas que realmente lejos de atraer lo que servirán son de apartarte más y más de esa chica que tu tanto tienes ganas de darle y no consejos. Habla con tus amigos y explícales la situación. Diles, “Cabrones, ustedes son vírgenes y no chichan y yo soy un vírgen con esperanzas de chichar algún día. Nada personal. Hablamos por Facebook o alguna mierda así. Chequiamos.” Es cierto eso de que Bros before hos, pero la verdad es que eso pasa solo cuando ya tu hiciste el jackpot. Luego de eso te es indiferente cuántas te chichas o cuántas le mamaste el culo. Te van a criticar. Te van a joder… ¡Se joda! Tu solo tienes un amigo en este momento  y ese amigo se llama Merdócrata.

snakefart

Fino como peo de culebra

Aunque no lo queramos aceptar (y me incluyo yo mismo en la ecuación), si queremos una chanza remota de tener una chica así sea para agarrarnos las manos y hablar mierda por celular las cabronas piden como requisito mínimo que aprendamos a vestir bien. Ahora, cuando digo vestirnos bien no me refiero vestir bien según mis gustos en la moda. No mijo no. Me refiero a vestir bien según los estándares que tenga la chica que te gusta. Tu eres un metalero puerco, con tus t-shirts de Iron Maiden y pantalones negros con correa de puyitas y tu chica objetivo tiene este crush cabrón con cacos de mierda, mi hermano, tu sabes lo que tienes que hacer. Comienza a comprar pantalones skinny, escuchar dubstep aunque no tengas puta idea lo que sea y usar gorritas aplastadas. Si eso es lo que la hace mojar, ¿qué puedes hacer? Esto es como la regla básica del comerciante: tu no vendes lo que a ti te gusta tu vendes lo que a la gente le gusta. ¿Tu? Mijo tu moral, tus principios en el vestir valen mierda. Haz que esa pendeja te coma con la mirada. Me lo agradecerás.

¿Papi, me prestas el carro?

De la misma manera que el guerrero medieval tenía su corcel para rescatar a la damisela un buen joven bellaco tiene que tener un carro a su disposición. No hay instrumento que más moje a una mujer en sus primeros años de juventud que el carro que tiene un chico. Tener carro propio es como pescar con dinamita en un río… ¡No es justo! Es un overkill en cualquier liga. Pero la realidad es que es raro que tengas carro propio. Lo más que tienes es esa licencia de aprendizaje (si es que la haz sacado) o que te hayan prestado el carro para comprar pan, leche y huevos para el desayuno. No tienes nada realmente y estás que te arropa la brown. Tu quieres ranquiarte, lo sé. Es por ello que tienes que hacer lo siguiente. ¡Portate bien! ¡Se lambón! ¡Sube el promedio, pelabicho! Suaviza el corazón de esos padres recalcitrantes que te ven como un estorbo y que vas a la escuela a calentar sillas y más nada. Si eres un chamaco inteligente y que eres un nerd de la vida te felicito pues puede ser que tengas ese carro a la vuelta de la esquina pero sabiendo que la mayoría que lee este blog seguramente son futuros desertores escolares pues te diré que debes de cambiar tus hábitos. Mantén a tus padres contentos, lava el carro, dile a mami que eres especial para ella y que deposite un poco de confianza en ti. Quizás lo lleves a la escuela un día. Si sientes olor a bacalao cuando abras la puerta significa que acertaste. Las putas estás mojadas por ti.

Papi y Mami: Tus Mejores Amigos

Tienes que pelear en dos frentes que son tus papás y la cabrona que quieres garchar así sea en tus sueños. En una guerra donde puedes salir herido en cualquier momento y debes de ir a la segura en todo momento es impresindible tener un aliado aunque ellos, pues, no lo sepan y ellos son tus padres. Como mencione en el ejemplo anterior del carro, tener un padre o una madre de buenas te sirve para bien no importa la situación que se te presente. ¿Atropellaste un vendedor de El Vocero? ¿Te acusaron como uno de los autores de la Masacre de La Tómbola? Mami y papi te apoyarán siempre y cuando le caigas bien. Nada dice Te Amo Hijo más que cultivar el amor de tus viejos con años de devoción y sacrificios hacia ellos, aunque la realidad es que seguramente los has tratado como mierda. Mamabicho, en tu caso tienes que cultivar ese amor hacia tus padres  con abono del más caro posible. Lambonea, besa, llora, suplica, quiere, usa todo verbo y adjetivo que permita mercadear a ti, pelota de cabrón en un joven sensible pues serán ellos los que darán visto bueno a tus andanzas como buen bellaco en un futuro no muy lejano.

Papi y Mami: Mi Minita de Oro

Todos sabemos que eres un pelao y por ende debes de hacer de tripas corazones para poder generar un capital que sirva para invertir en una jeva. ¿Qué es una inversión en una jeva? Hacer acciones como llevarla a comer Burger King 😉 , invitarla a salir al pueblo, regalarle un detallito, cualquier mierda que no sea para ti sino para ella. Cabrón, si eres un pelao, ¿qué carajos vas a hacer? ¿Ahorrar semanas o meses para sacarla a pasear a un Ponderosa de la vida y cagarte en tu progenitora porque todo lo que guardaste te lo botaste en comida que seguramente la cagarás en las próximas horas? No seas pendejo. Una mujer que no es nada tuyo no merece ni una pizca de tu buen dinero. Se listo. Esa relación que empezaste a crear con tus papás trabájala y sácale partida. Habla con tu papá. Entre varones nos entendemos. Dile que conoces a una chica que está dura y que deseas salir con ella pero que estás pelao. Un padre que quiere a su hijo y que ha vivido la experiencia de querer mojar un nugget en su adolescencia se identificará con él. Quizás te suelte un $20 que no son malos. Si eres sincero con el quizás te los dé y se los piense. Si se lo dices y acompañado le dices que pasarás el trimer al patio de la casa  le lavarás el carro hay un margen mucho más grande de tengas éxito.

couple talking

El Arte del Buen Hablar

El arte del buen hablar es una cualidad que no todo el mundo domina y solo aquellos que son unos “masters” en esa cabronería puede llevarse a la mujer que sea y omitir todos los pasos anteriores que he dicho pal’ carajo. Obviamente el arte del buen hablar o mejor conocido vulgarmente como la labia conlleva mucha práctica que obviamente no tienes. Tu estás empezando y eres joven pero estúpido. Es hora de que aprendas a hablar. Aprender a hablar no es decir las cosas correctamente. ¡NO! Es decir las cosas que ella quiere escuchar. Dile lo que sea aunque no lo sientas. Fuera de vacilón. Dile que tiene la piel suave, sus ojos grandes y deslumbrantes, un cabello hermoso. Que se yo. Las cosas hay que decirlo con un tono y sutileza. Es como cuando estás lamboneando a tu mamá para que te preste los controles del PS3 solo que a esta si se lo quieres meter… algún día. Tienes que analizar a tu chica y cuestionar qué cosas son las que le llaman la atención a ella. ¿Hacerse las uñas? ¿El pelo? ¿La farándula  ¿Hablar de la vida romántica de Selena Gomez o qué tan cool es Justin Bieber? La mierda que sea que a ella le gusta re-búscalo por la Internet  el proceso de investigación que tanto se supone que te jodieron en la escuela para que aprendas utilízalo a tu favor. Rebusca todo, no dejes nada. Cuando una mujer encuentra un hombre que sabe comunicarse bien y de cosas que le apasionen de seguro que lo querrá tener en su círculo de amistades y quizás, cabrón, aún más cerca.

¡Hazla Reír!

Hacer que una mujer te logre escuchar y se sienta identificada con los temas que tu les pones es bueno, pero cuando tienes el donde de hacerla reír entonces ya la tienes prácticamente en el bolsillo. No hay encuesta en Internet o donde sea que no diga que una de las cosas que más las mujeres quieren en un hombre es que la hagan reír. ¿Suena tonto? Si. Tu solo quieres meter. Pero la verdad es que la realidad de la mujer es que ellas son locas con la risa. Si la haces reír te consideran un chico divertido, simpático. ¿Cómo puedes hacerla reír? No sé, haz videos en YouTube con charrerías. Muchos Vlogueros de YouTube le funciona; también puedes tomar fotos y subirlas a YouTube haciendo tonterías y etiquetándola a ella y a sus amigas para hacerte ver el más loco del corillo. Ser charro en Internet es un arma que solo se limita al Internet por favor no lo apliques en la vida real. Se travieso, picarón, un jodedor en la vida real, un pautoso de mierda en la Internet con tus locuras que solo un pellizca bicho con el IQ del nene retardado de Los Vaqueros de Bayamón del baloncesto encontraría divertido.

y por último pero no menos importante…

keep-calm-and-ignore-her-11

Mantén La Calma y Pichea

Es la máxima expresión para poder lograr la atención de una mujer. La tienes en su foco de atención, habla contigo, salen juntos, comen juntos y toda la mierda. Ahora de momento simplemente picheala. Sí, pichea a esa pendeja. Aunque entiendas que es un suicidio bellaquil y que pones en peligro tu pesudo-relación con ella, no seas pendejo y no le cojas las llamadas, ni respondas sus mensajes de texto ni nada. Cuando hable contigo en la escuela o te la encuentres en el shopping o algo háblale con monosílabos: sí, no, ujum, ok, ajá, etc. Quiéres ser más cabrón paséate entre las amigas de ella, tripea con ellas y cuando esté cerca muévete y si quieres hacer un overkill, cabrón, háblale a la chamaca que más le caiga mal. Con eso nada más dale de 24 a 48 horas para que veas cómo es que estalla. Comenzarán los rumores, las calumnias, las peleas, los dimes y diretes diciendo que fulana es más puta que la otra. Al final podrás ver como es que la muy pendeja podría hasta pelearse por ti. Cuando eso pasa mi hermano lo conseguiste. Tienes a esa mujer a sus pies. Simplemente échale un poquito de maíz, dile que pensabas que ella no quería nada contigo, dale el breik de que se sincere contigo. Lograrás una confesión y listo será tu jeva y no solamente tu jeva sino que literalmente TU JEVA. 

Esa mujer cagará, meará, comerá, pensará solamente en ti. No te puedo garantizar que con esto te la lleves a la cama joven lector. Pero por lo menos puedes ranquiarte con el corillo y decir que tienes novia o algo y así todos pensarán que eres el rey del bellaqueo. Además, para presumir no hace falta decir la verdad. A tus amigos puedes decirle lo que quieras. Que tiene los pezones rosados como chicle Bubaloo, que tiene el tajo de la crica como si Jason Voorhees se lo haya hecho con un machetazo o que te dio el huequito anal mientras salabas el carro que te prestó tu papá. Los hombres mentimos para llenar el vacío que la realidad no puede llenar. Tus amigos te respetarán y te considerarán el macho alfa. Sigue mis consejos que son genuinos y efectivos. Te lo digo yo, un hombre con cara e mierda que escribe por Internet. Seguro no miento.

¡Feliz Bellaqueo!

8=======D

Mujer Bellaca <3's Cabrón Feliz

Yo no sé qué piensan ustedes, público analfabestia que me lee pero yo creo que no hay nada más humillante en esta vida que ser un cabrón feliz. Un cabrón feliz es la máxima expresión de un hombre siendo todo un mamao el cual justifica  los cuernos que le pega una su mujer. Es todo algo inverosímil. Es difícil de creer como es que un hombre, que por naturaleza somos los que mandamos y vamos, los que tenemos los pantalones de la casa , somos completamente humillados por una criatura que sangra por la chocha cada ventipico de días y no se muere. Una criatura que tiene ese defecto biológico no debería, de ninguna manera, sorprendernos con un cuerno. No señor. Eso como que no encaja. Pero las mujeres son medias cabronas. De una mujer no puedes jamás y nunca dejarte llevar pues todas son un saco de trucos y rotos ricos para uno introducir el pene. That’s it.  Ah y eso lo digo con respeto a las chicas que leen este blog que se que son muchas. Dios, Jehova, Yavéh, Alá fue el que las creo de esa manera, defectuosas y llenas de pecado. Nosotros los hombres que estamos hechos a imagn y semejanza de Dios tenemos la ventaja de ser un tanto más “infalibles” en nuestras acciones y por más alocadas que sean siempre serán justificadas.

En un hombre el cuerno no existe. Yo nunca he conocido un hombre que pegue cuernos. He conocido hombres que se sienten desmoralizados y abusados por sus respectivas mujeres las cuales no le cocinan caliente, no le soban la tranca de vez en cuando y no les deja ni tan si quiera un besito en el prepucio. Mujeres frías que tratan al marido como mierda causando que el hombre e sienta triste y miserable lo cual entonces tiene que buscar amor y algún sitio. A veces tan cabronas se vuelven las chicas que el hombre queda tan traumatizado que preferiría probar culo (de hombre) y aventurarse al amor con gente del mismo sexo dándole el visto bueno a 8 pulgadas de pinga gruesa que entra por el esfinter y hace cosquillas en el intestino grueso. Hombres echados a perder por la infame acción de una mujer que se dedica a destruir una relación de tantos sacrificios en donde ese macho cabrío gasta dinero y tiempo para darle lo mejor a esa puta malagradecida.

Como mencionamos anteriormente un hombre no pega cuernos, simplemente busca amor donde no le dan. Necesita llenar ese corazón de afecto y sentimientos bonitos. La serpiente, perdón, la mujer, es una criatura que hay que estar, miren, siempre, jum, con el ojo hechado, porque uno nunca sabe cuando te jode. Insaciables, ninfómanas, solo pensando en chichar y gastar tu dinero, las muy cabronas pueden llegar a joderte a tal punto que pueden descojonar tu mente, incluso lograr pegarte los cuernos y tu, como buen mamao, justificar los mismos. Usted no puede ser tan mamao. Si, que son lindas; si, que son chichables;  eso es cierto pero jamás, pero jamás caigas en la trampa. Mi perrita es bonita y no por eso dejaría que me meara la alfombra. Tienes que estar atento a las señales y protegerte y para eso estoy aquí, buen amigo, para convencerte para que no seas un mamao, un cabrón feliz. Para que no seas el chiste de la oficina, el toro de la GOYA, el cuernú policía del Cuartel de Bayamón, el cabrón finguero de la Coca Cola, yo, Merdócrata, un hombre con no solo un bicho enorme sino con un cerebro prodigioso te ayudará a identificar si eres un cabrón feliz y de esa manera poder salvar a tiempo tu estatus de hombre. Porque el hombre completo no es cabrón, es hombre, mas ná.

Primero que todo hay múltiples casos de  nos ayuda a identificar al cabrón feliz. ¿No han conocido ustedes alguna vez alguna mujer que sea super puta en Facebook por ejemplo? ¿Tu sabes, esas chamacas que lo primero que buscan es querer salir y janguear con uno sin saber un bicho de ti? Tu quizás como hombre te importe un bicho porque tu sabes, tienes el pingo como avión y la crica la vez como una Twin Tower y te quieres llevar todo de por medio. ¡Eso está excelente! Ahora bien, tienes que estar atento porque cómo es que una chamaca te está sacando a salir así de la nada, sin conocerte un chispito, tener una conversación extensa ni nada. Los hombres somos más satos y tenemos el permiso divino para hacer eso pero que esa dinámica venga de una mujer pues, jum, no se, me huele a mi rostro. Yo no confío. Muchas mujeres se hacen de rogar y si le dices simplemente un amague de salir contigo te dicen que “algún día“, “hay que ver“, o “¡prefiero dejarme hacer un fistin por Freddy Krugger!“, bueno, a menos así pasa con migo. Cuando toda esta mierda sucede ¡Ten cuidado¡ Yo siempre he pensado que es porque está loca por desquitarse de su marido. Las mujeres son tan buenas como ellas quieran que sean pero no son para nada tan fáciles de conseguir a menos que tu seas un tipo super labioso, pero que venga de ellas la bellaquera de primera instancia, chacho, mucho ojo.

Me da pena y mucho el hombre que sucumbe ante esto. A mi me ha tocado vivir cosas similares y he visto cabronas que gustan tirar maíz a gente. Hey, se que aquí hay una cabrona que lee las mierdas que pongo que es loca haciendo eso y yo se quién es y ella sabe quién es y le gusta bregar en esa cabronería. Hey, cada cual con lo suyo pero no joda al hombre. Yo me salvé de esa cabronería porque soy un tipo con un bicho no solo enorme sino que con una mente sumamente privilegiada. La cabrona flirtea como el diablo y loca con que uno la saque a pasear sabiendo que su marido es policía y yo como que coño, cabrona, respeta a tu macho que el pobre hombre anda quemándose las pestañas 24/7 cuidando a la gente de los delincuentes como Baby Rasta que hay por ahí. Pero ella no escarmentaba, ni pal carajo. Un día la confronté o mejor dicho la confrontamos entre varios y ella se fue de culo diciendo que ella no le es infiel al marido, que ella no es así. Yo no sé, viste, ero si la mujer mía le bellaquea a otro macho yo lo considero una infidelidad. ¿O acaso hay que esperar a que un tipo le meta el bicho a tu mujer para que sea entonces infiel? No mi hermano. No rayemos en lo ridículo. Usted mujer jode estando casada y con tan solo bellaquearle a otro usted está faltandole el respeto a su marido, más cuando usted está casada y juró lealtad y fidelidad a ese cabrón hasta que la muerte lo separe.

Aquí, como diría “Mi Pana Gillito”, una seteadora de blogueros por ejemplo:

 

 

adivinen quien la defiende

 

 

¿Pero saben que es lo más que me jode de todo esto? El toro marido que la defiende y le hace frente a nosotros, los cabrones que la tiramos al medio. ¿Yo como que cabrón, te ando haciendo un favor y me estás pagando de esa manera? Es en esos momentos donde pierdo fe en la humanidad. Entonces me pregunto si existen personas que realmente nacieron para coger cuernos. Mi respuesta es no sé. Pero si sé que hay profesiones en donde si no te cuidas puedes terminar viendo más cuernos que en las Fiestas de San Fermín. He aquí una lista de los mismos:

  1. Policía: Jodido día y noche resolviendo crímenes, librando las calles del mal o hablando mierda en una patrulla con el  compañero tuyo de trabajo lejos de tu casa tu mujer bellaquea en Facebook y le hecha maíz  a basuras de la internet como yo.
  2. Soldado: Igual que el policía pero peor porque el cornú anda miles de millas cogiendo tiros o varado en un portaaviones con la foto de su mujer en mano mientras ella coge pinga por ese culo.
  3. Guardia de Seguridad: ¿Rompiendo noche y haciendo horas extra para llevar el sustento a la casa? No te preocupes por comprar leche porque el vecino se la provee de gratis.
  4. Misionero: No es una profesión pero si estás metido en la iglesia y haces el rol de misionero por muchos países del mundo yo solo te digo que mientras tu te pones a orar con el prójimo, el prójimo pone a oral a tu mujer.
  5. Piloto de avión: Mano, tu estas piloteando un avión de cuchocientas toneladas haciendo escalas en sabrá Dios cuantos países sin darte de cuenta que la mujer tuya hace escalas en cada bicho del vecindario.
  6. Estudiante de Leyes: ¿Estudiando para la revalida de abogado? ¿Dónde está tu chica? El juez le anda metiendo con el mallete por esa crica.
  7. Luchador: Viajas por toda la isla cogiendo cantazos de hombres en ropa interior mientras que a tu mujer le andan aplicando la figura 4 en El Bambú.
  8. Galán de Lechonera: ¿Crees que eres el único cabrón que le pega cuernos a una mujer con una cuarentona en tu Chinchorro de preferencia? Sorry my friend. Mientras te bajas el Frangelico otros te bajan la mujer, cuernú.
  9. Mecánico: Cuando le dedicas más tiempo a tu mierda de Datsun que a tu mujer, de seguro que aparece un cabrón que le hace cambio de aceite y filtro.
  10. Bloguero: Honestamente, es la estaca de amarrar al más cuernú. Todos son cuernús menos yo, claro.

Hey mi gente solo mencioné a 10 pero hay un montón que pueden cualificar para esta mierda. Yo solo le digo a usted que si la mujer suya le anda pegando cuerno, por favor, sea precavido. Si eso está pasando mándela pal carajo pero al memento. No se ponga a pensar usted en los bellos momentos y en justificar los cuernos que le pegó su mujer. Usted luciría como el más toribio de su vecindario. A cualquiera le puede pasar tener a una pareja infiel, pero, lo que no puedo dar es un macho que de una justificación a su estatus de cabrón. Simplemente no puedo.

¡Mamabicho! No defiendas a tu mujer. Tu mujer se supone que te mime y te rose al menos una vez en semana la pinga y que cada día 15 de cobro te de el culo (de mujer). Ley natural de vida. Se supone que te bellaquee ella no que le bellaquee a otro. Pero si tu estas dispuesto a ser coronado porque tu entiendes que ella simplemente cometió un error o porque TU fuiste el que causaste esta cabronería, entonces y con honestidad te digo, que no debes vivir en este plano existencial. Agarra tu revolver, colócale una bala en el chamber y pinta te rojo y materia gris la sala de tu casa no sin antes anotar en un papel con lágrimas lo muy poco hombres que fuiste y que amas a tu mujer tan cabrón que prefieres matarte y dejar que otro se la chiche mientras disfruta parte del testamento, bienes y dinero mientras tu descompones siete pies bajo tierra, no sin antes pedirle al forense que por favor cosa la boca de tu cadáver para no gritar cuando los gusanos te coman el culo.

Es el consejo de su amigo inexistente; Merdócrata. Mándala al carajo o muérete, pelabicho

**Gracias a Manolo El Gallo y ciertos individuos que ayudaron a destapar seteadoras para este post.**

Mujer Cafronda: Escombro Humano 2

Esta es la Segunda Parte de un post que hice meses largos atrás titulado “Escombro Humano” y estoy encojonadamente pompiado y deseo escribir un blog. Que se joda. Me importa un bicho. La noche de hoy está dedicada a estas putas de la vida, cabronas, idiotas, mamabichas que creen que pueden y no pueden un carajo. Esas mujeres que creen que lucen bien haciendo el ridículo y mostrando su cara al mundo por lo que son realmente: escorias humanas. La escoria humana es una de las descripciones que van más de la mano de lo que se conoce como una Mujer Cafronda. Así es como titularé el post de este blog. Mujeres cafrondas, diablo, quién carajo no conoce una mujer cafronda. ¿ Ustedes conocen mujeres cafrondas? Yo si conozco una mujer cafronda; bueno, realmente conozco varias. Unas destacan más que otras claro está pero siguen siendo lo mismo: cafrondas nevertheless.

La mujer cafre es una mujer que es una escombro social. Estúpida, engreída. Una total attention hore en búsqueda de que alguien se le pegue haciendo las cosas más estúpidas del mundo: desde decir que es buena mamando, que si es la más que fuma, bebe, chunquea en público para lucir la más cool y radical… en fin, una perdedora. Es esta pendeja que nos hace quedar mal cuando la sacamos a pasear, digo, si es que eres bravo para sacarla a pasear. Humillante, engreída. Mis amigos, son de las cosas más malas que te puedes conseguir en especial si estás involucrado con alguna de ellas de alguna manera u otra.

¿Ustedes no les ha pasado que han salido con una persona, esperado hace tiempo por ese jangueo que llevamos días planificando y que de momento, llega de invitado esta basura de cafronda de la nada. Ya tu sabes, tu haces buche. Lo primero que pasa por tu mente es un “ay Dios mío, no la cagues no la cagues”. Crees que vas a quedar triunfante. Que tu jangueo con tu novia o esos panas está cool y perfecto hasta que de momento la muy cabrona hace lo que hace. Empieza a querer llamar la atención. Bellaqueándole a los tipos dela barra, buscando peleas con otras mujeres, te cela o cela a uno de tus amigos, se pone estúpida, engreída. ¡Tu tienes que sacar la cara! Tu querías disfrutar y lo haces es disfrutar… si, disfrutar de una puta taquicardia. Imagínate. No puedes desquitarte haciendo nada, ni haciendo poco, solo cagarte en tu madre y en la hora en que planificaste el jangueo. Físicamente no puedes hacer nada, digo, a menos que seas un Steven Seagal de la vida y le partas el brazo a esa cabrona… pero como tu eres de esos sujetos buena gente, así como yo, tu amigo inexistente, El Merdo, pues tu sabes, a aguantar como macho. Tu mente da vueltas, te mareas de pensamientos impuros, cabrones, dolorosos y macabros.

Tienes que entonces tomar una decisión si seguir entre ese círculo de amistades y por círculo de amistades incluyo también los amorosos. Porque créeme, también este topo de pendejases puede afectar a parejas que tengan sea el hombre o la mujer una amiga que sea así de cafronda. Les digo, que ha menos que ustedes no se tomen un momento para poder reflexionar sobre lo que está pasando su relación se puede ir a la mierda. Yo no quisiera en el caso personal que una relación que yo estuviera cultivando por meses se vaya a la mierda por los comentarios, incoherencias y estupidez de una tercera a mi relación. Pero de que pasa, pasa. Es por eso que le sigo a ustedes que es mejor cuidarse. ¿Pero cómo te puedes cuidar de que una Mujer Cafre te joda lo que tu tanto tiempo cosechaste? He aquí unos tips para que vayas a la fuckin segura, o al menos para que puedas lidiar con esta puta situación:

  1. Aclara desde el primer momento que la conoces a tu pareja/amistades que esta mujer no te agrada.
  2. No le dejes pasar ni una falta de respeto.
  3. No luzcas intimidado por sus acciones al contrario atácalas de lleno.
  4. Si esa persona se quiere apuntar una sobre ti no seas pendejo, tira pa lante, welebicho.
  5. Ataca fuego con fuego. Se más cafre que ella al menos una vez en la vida  frente a ella.
  6. Que la mujer tuya no le ría las gracias. No es agradable. No es justo.
  7. Coge a la muy pendeja en un aparte y dile la que hay “no me agradas, biatch!”
  8. No pierdas la cordura en un toma y dame con la attention hore cafronda esa, o sea no bajes a su nivel a menos que estés obligado a hacerlo.
  9. En un círculo de amor solo caben tu, tu pareja y sus hijos si es que tiene. Si ese tercero quiere influir en su relación párala en seco.
  10. Si tu pareja está de acuerdo más con ella que en salvar el amor, cariño o relación que ustedes tienen, entonces, a la mierda con todo.
  11. Porque soy un hijo de puta, agrego un número 11; Que si la jeva te bota porque la cafronda vale más que tu vete, pero VETE EN UN BLAZE OF GLORY. ¡Que se joda el mundo!

Lo que quiero es dejarle claro a todos los hombres que me leen, es más puñeta, hasta a todas las mujeres que me leen también que se joda, que deben de ser bien precavidos con las amistades que presentan. Yo siempre he creído que uno tiene derecho a ser feliz no importa como pero el ser infelíz nada ni nadie y no hay nada que te joda más en la vida que ver a una persona que no sepa valorar lo que tiene de encima. Si tu eres un cabrón de ser humano como yo que soy un escombro de las redes sociales, pues, no hay problema, te debe de importar un bicho lo que pase. Pero si eres un hombre o una mujer sensata, que realmente atesoras a esa persona que amas, hazle un favor. Valóralo. Aprovecha cada momento de cariño que te da. No la desperdicies porque tienes que soportar a una persona que no contribuye en nada a tu relación. Habla con esa cafronda o cafrondo y dile que reflexione sobre sus actitudes. Que para todo hay un momento. Que tu relación se merece un grado de respeto. Y si tu, cabrona, eres la cafronda, coño, aplícate, que eso no se hace. El ser una tierra en esta vida se paga en esta vida. Fuck it. Te joderás como quiera.

Vale la pena que la felicidad de tu relación sea interrumpida por los amigos de la estupidez, bajeza y charrería. Pues adelante, be my guest. Recuerda, quedarse sol@ no es cool en especial cuando tienes buenos individuos interesados en darte felicidad.

Dile no a la mujer cafre, dile no al escombro humano.

Chingando con la mujer caballo

Esto me pasó pocos años atrás cuando pensé que me podía comer los niños crudos. Que tenía el mundo bajo mis pies puesto que pensaba que dándo bicho era el número uno. Era todo un Merdócrata. Meter el bicho para mí era tan fácil como ir a cagar. Dónde miraba una mujer, con un poco de esfuerzo y de ánimos podía lograr lo que sea. Metérselo a una mujer era casi casi un deporte. ¿Por qué? No sé. Creo que era por las frustraciones que tenía en la vida y con lo mucho que habían jugado conmigo alguna que otra güirera el cual me hizo desarrollar este sentido de “me importa un bicho” en lo que al amor se refiere. Esto causó que simplemente yo fuera otro hombre. Un hombre inmune al rechazo y abierto a meter ese brazo de nene que tengo por bicho en cada una de esas mujeres que consideraba especiales. Pero entonces pasó algo con mi vida. No le veía el placer a esto. Ya no le veía ni futuro y las ganas de ser el cocinero que le mete huevo a la sartén del ejército poco a poco se esfumaban. Yo no sé lo que pasaba. ¿Qué cosas pasaban por mi mente, ni idea.

Siempre pensé que se trataba de algo así como que de un momento de recogimiento hombruno. Yo me tocaba el bicho y me sentía culpable de todo ese daño y maltrato que le dí al pobre. Tenía que darle cariño yo mismo y jalándome la paja con papel lija 400 y gotitas de limón para lubricar comenzaba mis terapias puñeteras en donde hacerme la casqueta era mi único consuelo a esa depresión sexual que tenía. No me sentía maricón, que quede claro. El culo jamás me palpitó ni mucho menos. Yo quería chichar pero el “algo” que le daba motivo a este bicho en ponerse como radar de detección vaginal lo hacía defectuoso.

Cabrón, yo me preocupé. ¿Pepa Negra? ¿Chinito? ¿Crema de Concha Nácar? No sé si es que con eso podía lograr un regreso a lo que yo era antes pero me preocupé. Compré de todo. Tenía mi propia reserva de municiones para mis noches de sexo que esperaba yo tener algún día (pero que no llegaban). Obvio, no soy bruto. No me meteré la mitad de un Viagra para solo puñetiarme. Yo soy un tipo arrancao’ y valoro mi dinero y cuenta de banco casi de la misma manera que al bicho mío. Pero tenía una edad en donde el sexo era algo de preocuparse, no porque no se me paraba el bicho sino porque lo veía extremadamente necesario jamás fallar. Era como el puto Punisher disparando semen caliente en las gargantas de las jevas del área metro y no podía dejar pasar que esta rochaera me jodiera como hombre.

Agarrándome la pinga y con una bellaquera que Dios me señalaría y me cogería pena, me conecté al lugar más deshonesto para poder conocer gente para cosas en serio: LatinChat. Me conecté a la sala de Lesbianas gente de Puerto Rico y empecé a tirar de la mía. Yo siempre he sido un tipo con un vernáculo florido y para decir palabras como culo, crica, tetas, chocha, jaiba, penca, bollo, bicho, polla, falo, caca, mojón, tripa, amor, cariño, etcétera siempre he sido un tártaro.Yo creo que las mujeres de LatinChat se ponían bellacas al leerme. Todo funcionaba tan brutal. La gente (hombres) escribían “¡Cállate charro!” y “¡Tírate de cabeza del Monumento al Jíbaro, hijo de puta!” y los moderadores me sacaban de la sala. Ya tu sabes, clásico caso de envidia cibernética. Luego de 3 horas de insistencia me llega un mensaje en el chat.

Rápido lo abrí. Lo tuve que leer. ¿Una mujer? ¡Wao! Quizás era un gordito sudoroso con guille de Búfalo Bill haciéndose la puñeta como todos los hombres que estamos en Latinchat. Pero seguí. Tenía que hablarle. No tenía nada que perder. Me preguntó que si cómo yo era. Yo le tuve que decir la verdad. Alto, guapo, musculoso, con el bicho como el martillo de Thor y la cara hecha mierda (literalmente). Ella se rió. Pensé que se burlaba de mi bicho pero pichée. Le pregunté su nombre. Ella me dice que se llamaba Martina, hija de unos terratenientes del centro de la Isla, fue estudiante de veterinaria… toda una jodienda humana.

Animado y con nada de perder le pedí el teléfono, el Facebook y toda la pendejá tenía que verla. Eso mismo hizo. Le di mi Facebook también. Ella dijo “esta soy yo”. Abrí el enlace. Vi una luz que me cegó. Tenía tetas de mujer, piernas de mujer, cabello cortado como mujer, culo de mujer. ¿Su rostro? No lo sé. Yo creo que jamás me dí la oportunidad de observar su rostro. Nos dimos el teléfono. Ella hablaba de su profesión. De lo bello que es salvar animales en especial los caballos y que era una profesión digna del regocijo de Dios. Una vez me contó sobre cómo tuvo que sacrificar un equino de paso fino entre llantos y sollozos mientras yo al otro lado del teléfono me estaba sonriendo y me jalaba la puñeta con furia.

Bueno, ni corto ni perezoso le dije para salir. Lo hicimos. O sea. Salir, eso hicimos. Luego chichamos. Eso si lo hicimos. La mierda sucede que yo me desnudo, le enseño mi virilidad, la tiro en la cama por medio de una suplex, le ensalto el mamerro y la muy cabrona me empieza a gritar tapándose la cara “¡Yo no soy así! ¡Yo no soy así!” me dije, ¡Qué putas pasa! tu sabes, no comprendo. Yo no osy un violador. Cuando meto bicho parece como que violo pero es mi forma normal de copular, con furia. Como si tuviera un Thundercat por bicho. Pero esta mujer exagera el papel. Jode que te jode. Pensé que todo era parte del morbo que ella tenía y que si le metía más fuerte haría como en las películas porno que primero dicen que no y luego chillan diciendo que sí. Bicho es. Esa mujer siguió con la pendejá. Pensé en otra cosa. Pensé en un Egg Roll entre las tetas de Giselle Blondet y me pude venir como un mamao.

Agitado por ese incierto momento pasaron otras aventuras sexuales en donde me pasaron cosas tan inverosímiles como por ejemplo el que no me besara después del sexo. Eso me encabrona. Yo en una ducha bellaco y la mujer me diga que ella no besa. Yo soy de los que pienso que una mujer que no besa antes, durante o después del acto es porque es puta. Se lo hice saber. “¡Dame un beso o eres puta!”, no me lo dio. Prendí el carro, nos fuimos. Le dije “No me besaste. Serás puta”. Se le aguaron los ojos y estalló en furia y le dio con furia a la capota del carro mío (una Mazda GLC 1986 color blanca) y me gritaba con desespero “Yo te amo no me dejes Merdócrata, no me dejes, noooo nOOOoO NoooOO!! x infinito”. La hice sentir como mierda. Se lo merecía. ¡Bésame!

Joderse, creo que esa era la palabra que definió nuestra relación. Tenía que lidiar con problemas que con ninguna otra mujer tenía que soportar. Tenía que incorporarme a actividades que ni pa’ cristo me gustaban como el lidiar con ver caballos de paso fino y verla montar por horas largas, el ver como trataba a su perro con más cariño que a mí, el no dar el culo (cosa que me preocupaba mucho), el poco tacto hacia mí y sobre todo la mierda esa que tenía de cuando chichar que cuando uno se lo metía se revolcaba en una pena bien cabrona. Así no se puede chichar. Punto. Ella tenía la fortuna de papi y un empleo cabrón pero en la cama era una martir prácticamente. Mis amigos decían que era horrible. Su rostro era como chingar con Rocky Balboa en el décimo asalto. Mi mejor amigo me lo dijo. Mis pseudo-amigos me lo dijeron. Los contactos de mi Facebook me lo dijeron. Yo no quería hacer caso, pero me saque el velo de la cara. Estaba chingando con una mujer caballo y en esa noche me di de cuenta. Mi bicho dejó de funcionar como quería. Mi sentimiento dejo de ser de bellaqueo a pura repulsión. Sus actitudes de no besar, decir que “no era así” a la hora de chichar, su prepotencia y echarte en cara el dinero se atoraron en mi glande y tenía un tapón en el bicho. Venirme con esa mujer era como venirse pensando en Roberto Alomar dándole el culo a Ken Griffey Jr., de verás que la excitación se fue al carajo. Hacerse la puñeta era más placentero que tener a ese estorbo en la cama. La cabrona, me mira y ve como estrangulo este buitre carroñero que tengo por bicho que se devoraba ese cadáver que tenía por mujer, y me dice “Dale vente con esa mano que estoy loca por irme. Yo no soy mujer de motel.” ¡ME CAGO EN TUS MUERTOS! Blasfema mientras chicho. Me levanté, me puse el boxer y creo que me lo puse hasta al revés por el coraje porque sentía apretado el bicho y me puse la ropa y me grite “¡A la mierda! ¿Dónde quiéres chichar, en el puto Hilton? ” . Ella se echó a llorar. Se pensó que su coraje me dominaría pero no fue así. Yo estaba endemoniado. Estaba como El Invader #1 de encolerizado. Le saqué el dedo. Me pidió cacao. Yo le dije que se mamara este bicho (no me lo mamó porque estaba llorando). La dejé en su carro. Me fui con guille chillando goma, cogí mi celular y llamé a Escarabajo y le dije “Por fin soy libre”.

Odio a la Mujer Caballo.

Psycho: Ni come ni deja comer

Este tema lo traigo en la noche de hoy porque ha despertado interés luego de que publicara un post pasado sobre las distintas clases de mujeres que te puedes encontrar en tu vida. Sucede que una chica la cual me lée asiduamente me viene y me pregunta que si yo he escrito algo más a fondo sobre el tema de cómo es que una persona tiene que pasar por el problema de que ciertas exes tengan la mierda de que se deja de sus novios y que aún así ni quieren ni dejan comer, o sea que ni quieren estar con ellos pero tampoco quieren que estén con otras personas. De eso es lo que vamos a hablar hoy, de esta práctica tan hija de puta que opta mucha gente por tal de sentirse según ellos “seguros” en sus relaciones.

Una mujer que te deje o que la dejes, que se descuide y pa colmo se ponga super-hiper-bicha con uno y está empeñada en joderte no la hace de ninguna manera. De seguro tenga las piernas pelúas, la tota con dreadlocks como su tuviera el puto Predator entre las piernas y los zobacos tan pelús que creas que un mono se pueda balancear entre pelo y pelo… esa… esa engendro que te quiere joder la vida a ti… no te merese mi pana.

Esto del no come ni deja comer no es exclusividad de ningún sexo. Es una mierda que pasa en ambos por igual y que no se repara en gastos. Hay personas que hacen lo que sea por tal de ver fracasada la relación de una persona. Se opta por maneras clásicas, desde llamadas a tu pareja de parte de ese bicho o bicha que anda en celo hasta visitas infragantis a tu trabajo y peor aún, cuando el (la) cabrón@ te escribe la palabra “mamabicho” en pintura blanca por todo el bonete del carro. ¡Cosa cabrona! Tu no quiéres vivir con esa mierda y no es para menos. Todos tenemos el derecho de ser felices pero no en la perse esperando cuando ese ser hijo de puta va a dar su próxima movida para espantarte tu nueva pareja.

Eso no brega cabrón, te lo digo. Yo puedo expresarme como hombre bajo esta situación y yo se que muchas me pueden tildar de machista porque solo hablo de cómo hay mujeres que se aprobechan de los hombres, que si de parabichos, que si de diablas y mierdas así, pero pues, yo solo quiero decirles que no soy nada machista so que siéntense en la punta de mi poronga cabronas porque yo, Merdócrata, las estimo un cojón y como muestra de ello les quiero presentar dos ejemplos de personas que han vivido en su vida lo que es ser victima de un macho que ni come ni deja de comer.

Empesemos primero con el relato de esta cabrona tremendo ser humano que muy gustozamente se a prestado en escribir sobre este tema, y se trata de nada más ni nada menos que la chica que me inspiró a escribir este post el cuál responde bajo el nombre de MissCocosBravos.

Vale, esta es la historia de el pendejo, la ex y la boba paga cuentas. LOL Este hombre el pendejo, se atreve a meterse con la boba, una semana después de que su ex lo deja (o sea yo) la cosa parece que andaba de antes y el tipo muy pendejo se metió en el hoyo… Se mete con la boba la típica chamaca de 20 años que nunca había tenido novio, tal vez por su cara y sus actos de boba. Este vil pendejo, se mete con ella, se lo mete también y le quita la virginidad pensando en su ex. Que clase eh cabrón…! literalmente ha! la muy pendeja lo llama todos los días via cel 24 horas, le escribe al blackberry messenger, le escribe al msn, le deja wallposts al facebook y lo sigue en twitter, ya el tipo está harto pero como la pendejilla le paga un smartphone ”blackberry” y le paga sus cuentitas y antojos y hasta le da regalos, el muy cabrón sigue ahí aprovechandose de ella una y otra vez… Y la muy pendeja, como piensa y sabe que nadie más se va a fijar en ella, se queda ahí como cabrona, porque eso es lo que ex, una cabrona pendeja, un tapete como dice Sherry Argov en el libro ”Porqué los hombres aman a las cabronas.” El tipo está hastiao y hasta publica por todos los medios de sus amigos que está hastiao del puto sexo tradicional, de las llamadas hostigantes a todas horas, pero no dice que está harto de que le paguen sus cuentecitas y su smartphone, claro si es un menudo pendejo, que no trabaja, va para 6 años en un bachillerato y no termina, porque estudia para aparentar, es un mama’s boy que hace y dice lo que su puta madre dice y todavia vive con su abuela… Increíble… Que le vió la ex ¿? Ella misma nos dice, no se, solo se que tenía miopía… Pero de algo que si ella se siente muy bien ”la ex” es que nunca le dió el canto y el cabrón pendejo, todavia la llama, anhelando un pedazito de su cuerpo hermoso, caderas y pelo negro azabache como una mujer de la noche. Pero ella dice NO, el continúa en la busqueda, intenta casar a esta lobita, pero sus intentos son fallidos. Que pena, este hombre perdió una verdadera hembra y la cambió por una asfixiadita, pero todo sea por un smartphone, es que el tipo sin un smartphone se siente menos, como lo que es… Este es su lema ”A la moda, aunque me joda.” Y si la bobita le paga el smartphone y el sigue aprovechandose de ella, veremos a ver en que parará esta historia… En algun futuro, continuará hahahahahaha.

Cosa cabrona, esto se remonta a hostigamiento por motivos hasta materiales o sea que esto va más allá del fucking amor. El tipo habla mierdas de su ex mujer pero la tiene, mira, en la mamona, regalándole cositas aunque la tipa no le quiera hacer caso  y aprobechándose de una pendeja que quizás le está pagando los “biles”. Bueno, allá aquel que tenga el breik de que su hembra le pague el Blackberry pero hay que ser bien crico hostigando a una mujer cuando ya tienes tu propia gallinita de oro que te produce. Mira pendejo, si estás leyendo mi blog que se que si, no seas maricón mijo. ¿Tu chica actual le a plaser y sele para los pezones por tan solo verte a ti texteando y pagándote el teléfono? ¿Entonces qué carajo pasa? ¿Para qué arriesgarse a perderlo todo?

¿Pero qué opina una mujer sobre este tipo de tema? ¿Serán ellas más vulnerables que nosotros los varones o están acostumbradas al continuo macho alfa dominante que marca territorio y la tiene a ella como parte de su propiedad? LaMujerdeMisSueñosHúmedos nos explica lo siguiente:

De esas hay un monton, tiran al pobre pal lao como saco de papa y despues lo ven acompa~ao y la boca se le llena de espuma jajajaja les da rabia, y forman este unico escandalo donde sea si se encuentran al tipo con alguien, y si lo ven solo ni pa ya miran q clase de cojones…. No comen ni dejan comer…

Definitivamente este tipo de persona no tiene autoestima suficiente pa seguir adelante sola. Y pa sentirse mejor lo q hace es joderrrrrrr. Tan bueno pegarle por detras un canto de bistec y tirarla en medio de unos cuantos leones salvajes por alla por africa pa que corra como puta, a ver si se le quita esa pendeja( o se la comen los leones o se rehabilita a la fuerza) jajajaja

Es q eso jode. Si terminas una relacion pasa la pagina,,, y no jodas…. Pa q carajo entonces terminas la relacion si vas a estar con sherlok holms pisandole o oliendole el culo al q dejaste… Q carajo es eso???? Es mas pal capestrano hay q mandarlos a tos esos,,, chorro e locos y locas

Ooooooo tambien puede ser q a la muy puta nunca le habian hecho lo q el le hizo sentirrrrrr, paso el tiempo la tipa se aburrio pero no quiere q otra disfrute lo q ella en un momento disfruto,,, jajajajaja tan esmaya y mala fe,,,, clase e cabrona 😉

Leo detenidamente esta opinión de esta compañera y de veras hace mucho sentido en especial ese párrafo final. Expresa cómo es que la rutina puede joder una relación pero que aún así quiéres estar ahí como para dejar tu huella. Está cabrón, pero lo que más me chocó fueron las palabras de LaMujerdeMisSueñosHúmedos las cuales comparto y repuñetramente respaldo .¿O sea, tu la dejas, y aún así andas celoso y cabreado? Si no puedes aguantar con la presión de dejar a alguien pero no oportas estar sin él. ¿Te peinas o te  haces rolo?

Yo creo personalmente que todo es cuestión de saber como dejar ir a tu pareja. No todos acaban de mala manera con su parejas y eso es lindo y bello y lo respaldo ciento por ciento. O sea que si todo fue lindo y bello entonces por qué cagarlo. Si eres lo suficientemente maduro puedes tener en una ex pareja un excelente amigo. Ahora bien, cuando no sabes decir basta y recurres a escabullirte como ladrón en la noche y te pones bellaco minando las relaciones de otro entonces, simplemente, estás enfermo. Si mi hermano, eres un enfermo y eres tremendamente ingenuo y te deben de dar bicho con cuernos por el culo si piensas que una jeva se te va a arrodillar a tus pies porque le estás haciendo la vida un calvario. Oh!! Que bellaca la pondrás, welebicho. Usa el sentido común. Hay más mujeres y más hombres en el planeta, como peces en el mal, solteros y tan bellacos como tu con ganas de buscarse una pareja. ¿Por qué desperdicias tu tiempo haciendo miserable a otro cuando puedes tu ser felíz?

No llegues que las cosas lleguen a peores situaciones y entonces optes por la opción del revolver, un balazo en la frente a tu mujer, un disparo en la cien tuya y unos niños desconsolados porque su madre y su padre no supo lo que es el verdadero signinifaco de chichar amar: Aprender a vivir felíz.

Mujeres: Criaturas malignas, cabronas y encantadoras

Cosa cabrona. Las mujeres. ¿Quién puede vivir sin ellas? ¿¡Pero quién puede entenderlas a ellas!? Un buen amigo mío me dijo que las mujeres son criaturas que “No son para entenderlas sino para amarlas y quererlas”… aunque honestamente, ese amigo mío era un bellaco malo so que no sé por qué su línea de pensamiento pero hace sentido de cierta manera. Las mujeres son unas criaturas completamente raras. Están cabronas. De hecho, están tan cabronas que sangran mensualmente por 7 días corridos y no se mueren. ¿Weird verdad? Una criatura que le pasa eso hay que tenerle un respeto cabrón. Desafían a la muerte. Ah carajo, la mujer es algo tan especial que merece su sitial especial en este blog y un post, porque así de cool soy.

Creo que todos estamos de acuerdo con una cosa en particular: las mujeres deben de venir con un manual. Este manual debe de venir con unas instrucciones a seguir el cual nos diga cómo proceder con las pendejases, gustos y cabronerías que te expone una mujer en el transcurso de su vida y cómo lidiar con las mismas. Las mujeres no son cosa fácil, compañeros. Son criaturas que hay que saber como estudiarlas para poder uno saber como cómo culo proceder. ¿Por qué una chica se pone un mahón (jeans) tan apretados que si se tira un peo hoy le sale el miércoles de la semana que viene y le molesta que le estén viendo el booty? ¿Por qué una cabrona viene y se pone un traje con un escote bien hijo de puta y se encojona porque uno le está viendo la raja entre las tetas? ¿Por qué en San Valentín te piden sencillez y amor en sus regalos y le compras un Butterfinger derretito de Walgreens y te dejan de hablar por una semana? No le veo el puto sentido. Pero la smujeres si le ven ese sentido. Te hacen sentir bruto.

El cabrón de la foto que se encuentra a la derecha está leyendo un manual para poder comprender una mujer y tiene cara de “ok, me jodí” y no es para menos. Yo puedo entender a las mujeres que la gran mayoría de los hombres de mi país, pero es obvio, yo soy Merdócrata, estoy por encima al promedio, pero tampoco puedo ser tan hijo de puta que deje en el abandono a mis colegas hombrunos.

Ellas, o sea, las mujeres se jactan de que no las entendemos y nos pelan por ello. Se reúnen como en cónclave cuando sales para la disco, Chili’s o a comer Papas Locas y son como hienas que se aglomeran para buscar una víctima y luego la atacan. Esta víctima puede llamarse de cualquier nombre, Juan, Edgardo, Jorge, tire el nombre que sea. Este sujeto será analizado e interpretado a conveniencia de la mujer que sea.  Dirán si está bueno, que si tiene el culito respingón o que si tiene una barba pendeja (cosa pendeja porque no hay nada que diga “soy hombre” más que una puta barba) y seguirán en esos menesteres.

Pero el peor enemigo de la mujer es la mujer misma. Si son como hienas cuándo hablan de hombres, cuando se habla sobre otra mujer son como putas pirañas mi hermano. Y reto yo, Merdócrata, en mi blog, que una mujer me diga que las mujeres en su mayoría no critican a otras mujeres que encuentran sobre su radar. ‘Mira que ridícula” … “¿Vistes sus zapatos?” … “Mira como enseña las tetas, que puta es”. Mierdas así dicen mi hermano. Cosa cabrona. Y ojo, que si esa mujer tiene un traje similar a una de ellas entonces están que organizan su propio pelotón de fusilamiento. Nosotros los hombres nos importa realmente un bicho eso de vernos iguales. Lo máximo que hacemos es que jodemos con el chiste ese de “mira, vamos a tocar juntos en la misma orquesta” y todo queda ahí. Cuando un welebicho se me acerca y me ve mis Jordans, lo pongo a capotear (figurativamente) y le exhorto a que las compre. That’s it! Y si las compra, entonces, implanto moda. Con las mujeres no puedes hacer eso. Una mujer quiere lucir siempre única y especial no obstante son víctimas de la moda. Es como tener a motherfucking Rambo y verlo expresarse en contra de la pena de muerte. Ya sabes, un mind-fuck sin sentido.

Las mujeres pueden ser demonias. Muchas les gusta los revoluces y los trucos. Como dice  mi Pana Gillito, pueden ser unas güireras y seteadoras. Mujeres que pueden buscarnos enemistarnos de los panas que pueden ser hasta casi hermanos nuestros de toda la vida que por tal de nosotros poder complacer a esa noviecita tan rica que tenemos tenemos que borrarlos de nuestros círculos de amistad. Peor aún cuando uno tiene amigas chicas. Si tiene un toto es mi enemiga. No mi hermano, cosa cabrona… Entonces tiene que uno lidiar con los ataques de cuernos y la pendejá. Te revisan las llamadas, mensajes de texto, te huelen los calzoncillos, las camisas. El mero hecho que tenga condones en la gaveta de alfrente del carro y tu mujer que me lees, te hayas amarrado las trompas para no poder quedar preña no significa que estoy chingando en otro lado. ¿Nunca pensaste que se los pude haber guardado a un amigo? Porque nosotros los hombres somos serviciales y como hermanos. Los condones los guardamos y nos preocupamos por la seguridad sexual de nuestros hermanos. Las diablas no comprenden eso.

Sobre las cabronas. ¿Qué decir? Le hacen honor al nombre. ¿Nunca han sabido de esas que ni comen ni deja comer? Hay unas locas por ahí que no saben decirle adiós a las relaciones. Unas que simplemente te dejaron como pamper cagao o que tu dejaste porque era una bicha contigo 24/7… pero seguramente te dejó a ti. Te dejó por múltiples razones pero lo único que le salió de la boca fue un “no eres tu, soy yo” para irse con un negro de apellido Ayala de Loiza con una pinga 4″ pulgadas mas grande que la tuya que parece un brazo de nene. Tu sabes, depre total pero reiciste tu vida. ¿Luego qué? Ella regresó y quiere reclamar lo que ella entiende que es de su propiedad: Tu pinga corazón. Pero ese corazón ya le pertenece a otra mujer y entonces es cuando empieza a arder troya. La muy puta te llama y te empieza a lanzar texto sobre “añoro tus caricias”, “recuerdo tu sonrisa” y el clásico “recuerdo la suavidad de tus bolas”…. cosas que nos hacen flaquear de nuevo. La tentación es fuerte. Ellas saben que somos débiles de carne. Dios nos hiso así 😦 ¿Qué puñeta podemos hacer?

¿Llorar?

no

¿Sufrir?

quizás

¿Recordar?

puede ser

¿Bellaquear?

si tengo suerte…

No amigo mío… llegarás al punto en donde ni amarrándote la pinga podrás detenerte. Una mujer sabe que si se lo propone, el pedobear ese de Arriaga dejaría de dar puñalás de carne con su micro-bicho y hasta metería mano con ella. Las mujeres son íntimas, únicas y sobre todo encantadoras.

Es el último tipo de mujer que vamos a discutir en este post y no por eso es que valga manos. Una mujer encantadora… uff… todos queremos tener una. Esa mujer que simplemente no podamos dejar de verla porque nos agrada como es que luce a la vista esa preciosidad de ojos celeste, esa piel tan suavecita, esos cocos bravos…. coño, es que la mujer es perfecta de por si. Yo siempre he dicho que no hay más macho que un maricón porque para aguantar un miembro de 8 pulgadas por el culo hay que ser tremendo hombre pa soportarlo. Pero lo segundo a que más te acerca a ser todo un hombre es que te acompañe esa hermosura de mujer. Cuando tienes tremendo ejemplar de hembra a tu lado tu puedes ser gordito o flaquito, mellao o con los dientes como tiburón por tus asquerosas andanas. ¿No obstante te siente tan realizado verdad? ¿Por qué? Porque ella te tiene a su merced. Pajarito… AQUI!!! te jodiste. Cuando eso pasa quién contra ella, ¿verdad? Es difícil cuando tienes una mujer que realmente te ha encantado y sabes que realmente no es para ti. Solo desearías que el Invader #1 entrara por la puerta de tu casa y te diera figa con una cuchilla de matar cerdos y que te diga al oido “mamabicho, es hora de que termine tu sufrimiento” … y pues, abrases la muerte.

Pero no todas las mujeres son así mi gente. En este mundo hay tanta variedad que es ridículo. Eso sí, esto es como cuando uno busca un artículo de internet para una clase de la universidad. Hay mucha información en tantos lados pero hay que separar entre lo bueno y lo mierda y eso es lo que pasa con las chicas. Hay que saber cuál es la que realmente merece de tu cariño y afecto incondicional. ¿Porque sabes algo? Todos merecemos ser felices, seas hombre o mujer. No queremos algo que sea incompatible. Tampoco queremos algo que sea igual a nosotros. Porque hey, si quisieramos algo igual a nosotros mejor nos hacemos la puñeta frente a un espejo. Lo que queremos es a alguien que nos complemente y del buen complemento es que nace una relación fructífera y un amor puro y genuino. Eso no te garantiza a ser feliz porque la felicidad es algo que se pone a prueba siempre. Pero qué carajo, te sentirás aliviado que esa persona que comparte tu cama es una mujer que realmente te la mereces y que tu te mereces a ella.

Ahora, mamabichos, no digan que Merdócrata es realmente una mujer que se hace pasar por macho con rostro de excremento para poder solucionar los problemas bicho-vaginales de la humanidad. (¿Oh quizás lo soy? *wink*) Solo entiendo que todo el mundo tiene derecho a ser feliz sin lastimar a nadie.

Cojan consejo chicas.