Archivo de la etiqueta: Church’s

Quince crímenes contra la humanidad que cometes en tu diario vivir

Todo los días uno se levanta y hace lo que el cerebro le haz programado hacer: lavarte la boca, cocinar, llevar los nenes a la escuela, ir esmandao’ por miedo a llegar tarde al trabajo. Anyway, son muchas las mierdas que uno hace. Ahora bien, ¿sabías que hay errores y horrores que cometes al día a día el cual mereces ser socialmente fusilado?

hat-sticker-sm

 

  1. Pasteles con pasas: ¿Quién en su sano juicio piensa que ponerle unas pasas a un pastel era una excelente idea? Supera a la aberración de ponerle aceitunas al mismo. Todo un crimen a la gastronomía nacional.
  2. Pasteles sin ketchup: ¿Acaso eres un hipster de la comida? Déjate de mierdas, y échale la salsa roja.
  3. Hotdog sin ketchup: Una de los estandartes de la pobre gastronomía estadounidense. Un hotdog con su pan pero sin el ketchup es tan horripilante como comer…
  4. Papitas fritas sin ketchup: Como cagarse en Dios en un Viernes Santo, ingerir papitas fritas sin ketchup es totalmente blasfemo.
  5. Comer pizza al revés: Lo siento, pero las pizzas que hacen en la pizzería de tu barrio no son una Stuffed Crust.
  6. Comer pizza con tenedor y cuchillo: A menos que estés en un restaurante de la alta sociedad, luego del segundo pedazo, la pizza se come como Cristo manda, con las manos.
  7. Doblar la pizza para comerla: ¡La pizza no es un puto taco!
  8. Tomar cerveza con sorbeto: A menos que hayas nacido en Guaynabicho, no hay excusa para ésta comemierdería.
  9. Que te dé asco comer Chef Boyardee “crudos” de la lata: Hablando claro, no están crudos, solo… no están calientes.
  10. No comer los raviolis del comedor escolar: Una moda pendeja entre los chamaquitos de escuela que piensan que los raviolis del comedor son malos pero si te los comes en la casa son riquísimos. Clasista de mierda.
  11. No sentirte maricón comiendo una mazorca de Church’s: Si no te sientes que te caben un racimo de guineos niños por el rotito del culo al comerte una mazorca de Church’s  en público, nada lo hará.
  12. Lamer mantecado de barquilla en público: Te miro y me pregunto “¿Así de diestro mamas bicho?”
  13. Doritos con dip de queso: Queso con queso. Eres un genio.
  14. Pedir pinchos y decirle al vendedor que no te sirva el pan en la puntita: ¿Sabes una cosa? Eres un ser indeseable. Con pansito es que es.
  15. Evitar comer el culito del pan: Ni que el pan se le saliera la mierda cuando lo muerdes y te cagara la boca, cuando te comes un sándwich de jamón y queso. Que pendejo eres.
  16. Tener un iPhone 6 Plus con la pantalla estillá: ¿Tienes para pagar +$75 dólares en un plan de celular pero no tienes para pagar una cabrona pantalla de teléfono? Vergüenza debe de darte.
  17. Pedir agua cuando pides comida de fast food: Cabrón, no hay ninguna diferencia en comerte un Baconator Triple Carne con una Pepsi que con una botella de Aquafina. El daño ya está hecho.
  18. Decidir vacaciones en Disney: Decidir vacaciones a Disney es un clásico para los boricuas que no tienen educación y piensan que Animal Kingdom es irse a un verdadero Safari. ¿Quieres irte de safari? Ve a una ATH a las 2 de la mañana en cualquier pueblo de la isla. De seguro que vivirás la experiencia de cazar, o peor aún, de ser cazado.
  19. Quejarte del gobierno mientras haces fila en una agencia pública: Todos sabemos que el gobierno es una mierda. ¿Qué se puede hacer? No es que los gobiernos anteriores eran excelentes tampoco, politiquero de mierda.
  20. “Que te caiga como te caigo yo”: Una frase noventosa extremadamente pendeja que busca una reacción similar a “(tose) uuhh… casi me ahogo, jajaja. Eres un loquillo.” A mí me das el buen provecho o no me digas un carajo pero no me vengas con ésta mierda.
  21. Vestir con gorritas aplastadas: Te viste pendejo así en 1991. Te viste pendejo en 2012. Te viste pendejo en 2016. Pero más te ves pendejo si tienes…
  22. Gorras aplastadas con el sellito debajo: Cabrón, a nadie le importa. Solo a ti y al welebicho amigo tuyo que viste como tú, un negro de guetto frustradoque tiene el gusto como las gallinas: En el culo. Aquí te dedico ésto:

Bueno, sí, dije que eran quince y resultaron ser 22 lo cual significa que más razón tenía yo para poder hacer éste post. Considérelo una publicación que si la lees con detenimiento te servirá de auto ayuda para que no eches al desperdicio tu vida social y te mantengas en el sendero correcto. Recuerda que yo puedo llevar el burro (tú) al río pero no puedo (yo) obligarlo a beber.

Ahora queda de ti compartir esta publicación en las redes sociales. Comenta aquí, en Facebook, en Twitter o donde sea, identifica a ese hijo de puta que tu sabes que le va como anillo al dedo esta publicación y le digas a ese escombro social que no haga el ridículo porque no solo se hace quedar mal a sí mismo sino te hace quedar mal a ti también. No te dejes joder.

Compártelo. Comenta. O te mato, pero de embuste.

Eso es todo por el momento. Merdócrata OUT!

Breaking Bad: Educando y Aprendiendo con Mr.White

breaking-bad-heisenberg-drawingBreaking Bad es una de esas pocas series de la televisión  que realmente me engancharon. Solo me siento así con series como por ejemplo Supernatural, Game of Thrones, Mad Men o The Walking Dead no obstante nada quita en mi corazón el sitial donde se encuentra The X-Files como mi mejor serie de todos los tiempos. Pero al César lo que es del César. Breaking Bad (creado por Vince Gilligan) es una serie que nació en mí. La comencé a ver vía una recomendación. Si les digo que la vi desde el día uno les estoy mintiendo. Es que la televisión no es lo mío. Desde que el vecino tiene Internet al lado de mi apartamento, la pornografía, imágenes de zóofilia y ver fotos de cadáveres me han distraído más de una vez dejando al olvido a la pantalla chica. La cosa es que me la recomendaron, aunque no recuerdo quién o cómo fue. Estaba viendo Dexter en una ocasión (buena serie por cierto) y no sé qué carajo fue, si es que la página me enlazó con alguna coa y esa cosa a otra cosa y esa cosa acabó con Breaking Bad.

Lo primero que vi se veía bien “bad ass”. Una imagen de un tipo entre sus 40 y tantos largo de edad, calvo, con espejuelos y con una cara de muy pocos amigos, apestado, encabronado… ¡Todo un hijo de la gran puta! Me digo a mí mismo “¡Uy qué malote!” y reviso la sinopsis el cual habla algo sobre cómo un maestro de escuela que sufre de cáncer se une con un ex-alumno en el mundo del Crystal Meth para poder costear los costos de su tratamiento. Yo me dije a mí mismo que ese tiene que ser un maestro bien hijo de puta y como yo siento una ligera atracción por todo lo que suene y se vea bien hijo de puta no me limité ni un segundo más para poder presenciar semejante icono de programa. Procedí a ver todos los episodios habidos y por haber de la serie y les digo, cada vez que acaba un episodio no encontraba forma para dejar de ver el otro. Es algo así  como si las metanfetaminas creadas por Mister White y Jessy rompieran el “fourth wall”  y me hicieran un tecato de las aventuras de estos dos hijos de la gran puta con su pasión de ganar chavos de una forma extremadamente arriesgada donde no solo se enfrentan a la justicia (el cuñado de Walter White a.k.a. Heisenberg como un agente d alto rango en la DEA) sino a criminales locales, los carteles de la droga mexicanos, empresarios corruptos, neo-nazis entre un sinnúmero de cabrones.

cranston-paul-breaking-bad

Todo esto me hace reflexionar y me hace ver que Breaking Bad lleva un mensaje. Educa, a su manera, los altos y bajos que lleva el mundo de las drogas. ¿Qué cosas aprendimos con Breaking Bad que jamás debemos olvidar, mis amigos? A continuación les daré varias de ellas para el beneficio del buen lector.

  1. Si tienes cáncer, monta un punto.
  2. Ser maestro de Ciencia te convierte en un erudito en la elaboración de drogas.
  3. Afeitarte la cabeza te hace ver automáticamente como todo un hijo de puta.
  4. Ponerte un sombrerito te hace ver más hijo de puta.
  5. Tus amigos de la universidad son unos traidores hijos de puta.
  6. No te enamores de mujeres tecatas. Sufrirás mucho.
  7. No viajes en un avión si tu suegro que trabaja en el aeropuerto está deprimido.
  8. Bellaquear con adictas al Crystal Meth = normal.
  9. El gerente de Church’s es un capo de la droga.
  10. No tomes vinos exageradamente finos en un pool party, podría ser tu último.
  11. Los troces de KFC o Church’s no necesariamente llevan pollo congelado dentro.
  12. Si eres maestro debes de tener una relación de amor-odio con algún ex-estudiante en algún punto.
  13. No derrames ácido en una puta bañera.
  14. El ácido es tu mejor amigo si quieres “desaparecer” a alguien.
  15. No confíes en Neo Nazis nunca.
  16. No dejes un libro en un baño jamás. Tu cuñado puede deducir que eres un capo de la droga.
  17. La mejor forma para que la policía no te encuentre nunca luego de un caso de violencia doméstica es secuestrando tu propia hija.
  18. Los gatilleros de los carteles de la droga mexicanos no son muy habladores que digamos.
  19. Si el gerente de KFC es muy cortes y amable contigo, seguro que es un narcotraficante.
  20. Si eres el enemigo público número uno de lo Estados Unidos de América, tómate un breik para llamar a tu hijo a la escuela.
  21. … de paso te das un palo.
  22. Tu mujer te amenaza y te corta con un cuchillo. El hijo que más te ama se va a favor de su madre.
  23. Tu hijo impedido es un mamabicho.
  24. Si eres abogado procura tener una gran gama de teléfonos celulares.
  25. También si eres abogado procura procura tener una secretaria bicha y un guardaespaldas negro con la cabeza deforme.
  26. Si tienes problemas con la ley “You better call Saul!”
  27. Hacer drogas en calzoncillos > Hacer drogas con ropa.
  28. Dos tecatos con puntitos laser de Radioshack pueden cagarle el futuro a una pareja de billonarios.
  29. Ser maestro de Ciencia te hace automáticamente en un experto en robótica y armas de fuego listo para llevar la muerte desde el baúl de tu carro.
  30. Cuando cumplas años no olvides escribirlo con bacon en tu desayuno. ¡Es la costumbre!

Treinta cabronerías mi gente. Treinta cabronerías que mientras la escribo cada vez que hace ver que tan cabrona esa serie fue. ¡Oh Breaking Bad! Te fuiste en la puta gloria. Nadie puede decir que te cancelaron por ser una mierda sino que te fuiste demostrando una y otra vez que eras simplemente la mejor. Pronto serás emulada como si fueras la puta Betty La Fea por estos tragaleche de Univisión con el lanzamiento de su bastardo “Metastasis” (ver basura de trailer abajo)

…pero que a nadie le quepa la más mínima duda que jamás y nunca se acercarán a la fama del capo gringo más temido de la televisión. Claro está, conociendo los gustos del televidente boricua nosotros ya sabemos lo que va a pasar. Pero ante todo gracias a ti Vince Gilligan, creador de la serie, por enseñarme valores, conciencia y hacerme comprender que ante todo que no hay mal en esta vida que no tenga solución. Me enseñaste a perseverar y demostrarle al mundo que puedo dejar de ser el welebicho que soy hoy en día y ser todo lo que quiero ser. Perseguir mis sueños cuesten lo que cuesten así tenga la DEA, los carteles de la droga, mi familia y al impedido de mi hijo machucándome el bicho. El cielo es el límite.

breakingbadcelebration

¡Viva el Crystal Meth! ¡Que viva Heisenberg! ¡Que viva el Cancer! y… ¡Que Viva Breaking Bad!