Archivo de la etiqueta: culos

Papi: El Donador De Esperma

dad-loveHola compañeros de la red cibernética, les habla el que le enseñó a los pollitos a decir “pío”, Merdócrata. En la noche de hoy quiero hacer un post bastante especial pues pienso que me iré un poco a la realidad que pasa muchas personas, mujeres e hijos que han vivido la mala experiencia de tener consigo a un donador de esperma como esposo y padre de sus hijos. Siempre he pensado que es una de las historias que más se vive en la realidad actual de nuestro Puerto Rico. Un cabrón enchula a esta muchacha o le cae super bien, ella sede a sus encantos, sale con él, el tipo es un hijo de puta, ella una dama, pero ella cree que el tipo es un tipo cool a pesar de sus defectos, una cosa lleva a la otra, chichan, se le vienen dentro, preñan y se juyen. Claro está, cada historia tiene sus ramificaciones y sus contradicciones menores pero más o menos ronda ahí.

Una buena bloguera llamada Ruca Zombie me dijo un día palabras sabias que deben de ser universal en cada mujer para poder llegar a ser feliz en una relación: “una mujer debe de ser una dama en la calle y una puta en la cama”, eso, compañeros, es muy cierto. Hay mujeres que simplemente no se cuidan y son putas en la calle y putas en la cama y se lo dejan meter del primer puto que les moje la crica. Peor aún también encontramos aquellas que son putas en la calle y damas en la cama y ven como tabú que le devores el culo después de cagar “porque está sucio”. Hey, hay de todo en la viña del Señor. Es fácil juzgar a la mujer por qué tan bellacas son y por el tamaño de los gajos que tienen.

¿Saben que sé medir el tamaño de la crica de una mujer por el tamaño de su frente?

Bueno, pero que pasa cuando el problema no es necesariamente la mujer. Cuando la mujer jugó fair and square, entiéndase, jugó su rol bien como amiga, como novia, como concubina, como madre. ¿Qué pasa cuando las cosas llegan a un punto donde esa mujer se desvive por su rol y tiene como recompensa un mamabicho como esposo? ¿Qué pasa cuando el hombre se encarga de cagarla y herir su relación? Sencillo, pasan los roces. El tipo llega tarde, busca lo que no se le ha perdido en otro lado, llega borracho, ajumado, jendido, en otras ocasiones hasta drogado, apunto de un over, con el corazón en la mano la mujer pensando cuándo es que regresará ese infeliz hijo de la gran puta, rogando a Dios que esté sano y salvo.

fergallo

El hombre es sucio por naturaleza, lo sé, soy uno de ellos, lo primero que veo en una mujer son las tetas y me fijo muy bien si tiene los pezones erectos, sigo por su culo (de mujer), imaginando cómo es que se le mete la poca tela del gistro entre los cachetes del culo. Yo personalmente, soy un asqueroso ser Copro-Humano. ¡Lo admito! Pero jamás podré decir que soy un asqueroso mal padre. Bueno, no puedo ser un mal padre porque yo de por sí no tengo hijos. No puedo. Es cierto. Las ventajas (o desventajas, según el caso) de ser Merdócrata es que la mierda apesta, hiede, enferma, ensucia, caga pero no preña. Mi leche es estética. Aún así entiendo que quisiera ser padre algún día. Así sea de hijos que no sean míos de una mujer que esté super dura y que llene su cuarto de tributos al Oscuro, adoptando un gato bellaco que trepe escrines cuando escuche el miau de una gatita, de alguna pentecostal o una Mujer Caballo… bueno, Mujer Caballo no, ese es un capítulo cerrado en mi vida. Pero entienden el mensaje, Merdócrata desea ser padre así sea postizo. ¡Me desvivo por ello! Mostrar blasfemias a mis hijastritos, enseñarles a ligar nalgas en Canton Mall a lo Manny Colón, o enseñarles el valor del culo (de mujer) y ante todo, tratar a las damas con amor.

¡Amor mamabichos! Ese es el detelle. Una mujer que quiere de verdad no quiere por los chavos que ganas, por cómo sean tus looks aunque vistas de camisas compradas en Walmart, aunque tengas el carro puerco y sucio, o con una barba tan hija de puta que no te bese porue tus pelitos le raspan. Welebicho, ella te ama por lo que eres. Ella te ama porque eres proveedor, porque eres fiel porque eres atento y ante todo, porque eres padre.

Dicen que madre solo hay una. Yo digo que padre solo hay uno. Un papá provee, protege, ama a sus hijos ante todas las cosas. ¿Tu eres de esos? ¿Eres de los míos, que pensamos así? ¿O qué? Yo digo que los peores padres del mundo deben de venir de un pueblo salvaje de Puerto Rico, sin civilización ni temor a Dios. No sé. Creo que los del pueblo de Cidra son los más mierda. No sé, me huele que allí hay de esos tipos de padres que prefieren tomarse fotos con alguna gallina antes de fotos con los hijos. Apuesto que prefieren chingarse una yegua entre un bonche de panas antes de brindarle amor a la madre de sus retoños. De esa calaña de hijos de puta que prefieren mecanear un carro antes de mecanear su relación con sus nenes. No sé, me huele a que Cidra a de ser un pueblo mierda. No me sorprende.

fuddwomanCabrón, hablando claro, tu que estás divorciado, hijo de puta, te pregunto, ¿Cuándo fue la última vez que vistes a tus hijos? ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste te amo, no en un Twitter o Facebook, cabrón, pero a la cara, de frente, con el corazón de la mano? ¿Qué pasa junkie? ¿Acaso preferiste la bolsa de perico antes de dormir acurrucando a tu hijo? ¿Cuánto cuesta tu amor de padre? ¿Cuántos gramos de cocaína sirvió para borrar tu responsabilidad? ¿Cuándo preferiste oler perico que la mierda que cagaba tu hijo? TU HIJO.

Si eres padre, cabrón, aunque estés divorciado de esa buena mujer o de esa puta de mierda, recuerda que te divorciaste de tu ex pero no de tus hijos. Si te hace sentir mejor, muestra a ella que estaba bien equivocada cuando el juez te clavó con la pensión. Preocúpate, paga, responde, procura a tus hijos. Quizás algún día en tu lecho de muerte sea esos hijos tuyos aquellos quien te dará un beso y te dirán adiós, y te acompañen a ese sendero donde nadie despierta.

Ama cabrón, ama.

Recuerda, hasta los animales quieren a sus crías. El único animal que odia a sus crías eres tu, cabrón.

Muérete

Cibersexo y el bellaqueo por internet

Se acuerdan ustedes años atrás cuando estaban en la higschool como para finales del siglo 20 en donde ustedes tenían las hormonas trepadas y estaban locos por darle felpa a cualquier cosa con tetas, vagina y fuera ser humano? ¿Qué tal cuando se te paraba el bicho de tan solo besar en la mejilla a esa chica que te gustaba y que la considerabas un amor platónico y resolviste casqueteándote pensando en las poses más sucias y ricas que querías experimentar con aquella cabrona? Una pregunta tan larga como el bicho mío lo sé. ¡Ah! Y también sé que cuando te ponías bellaco pensando en toda esa mierda que te disparaba la adrenalina por la punta del bicho lo primero que te vino a la mente es esconderte de tu mami y de tu papi, prender la computadora, colocar una toallita por la parte de abajo de la puerta para que no se viera la luz de la pantalla y te ponías como cabrón a accesar el internet con la velocidad exageradamente cabrona que tenía ti conección Dial Up de Coqui.net y lo primero que accesabas era nada más ni nada menos que Agozar.com para hacerte la puñeta con una furia hiper-hija de puta.

No te sientas mal si viviste con eso. Tampoco sientas vergüenza ni culpa porque honestamente yo también era tan bellaco como tu y tenía el colchón de mi cama como queso suizo experimentando con mi mente cómo culo sería darle daga a una hembra como Giselle Blondet cuando te ponías a ver Despierta América. Nosotros los hombres siempre vivimos con las hormonas trepadas. No nos negamos a ver un buen culo y un par de tetas nunca lucen mal en una mujer, no obstante tenemos una vida de muy poca producción en lo que a bellaqueo se refiere. Si de algo yo admiro a las mujeres como criaturas es que siempre pueden tener una pareja para lo que sea (así sea para comer yonyi 😉 ) pero la cosa es que ellas se dan el puesto bien cabrón y aunque saben que tienen las herramientas para tener al mucho que desean no acceden al “overkill” sino que se dan su tiempo y toda la pendejá.

¿Cómo seríamos los hombres si tuviéramos ese poder? Posiblemente todos tendríamos lupus, sífilis, gonorrea y la mierda esa que le dio a Magic Johnson. Nosotros no podemos manejar toda esa responsabilidad y es por eso que decidimos mejor resignarnos de jovencitos a que no podemos tener lo que queremos en el sexo y nos embarcamos a esos mundos depravados que esconde la red cibernética para poder saciar nuestra hambre por crico.  La internet lo es todo para el hombre bellaco. Ahí se encuentra todo. La panacea. De hecho en lo que a mi me concierne el internet fue quién me educó sexualmente hablando. Cómo comer un toto, la simetría de unas buenas tetas, las formas estrambóticas de los labios vaginales, el soportar que te digan hijo de puta y que te abofetee una mujer en el rostro y como comer un buen culo son solo detalles los cuales le doy gracias a internet por poder incorporarlas a mi sumamente pobre alta actividad sexual que he tenido en mi vida.

Así quedábamos al acabar de ver Agozar.com

¿Cuántos no nos hicimos adictos a los Relatos Eróticos que leíamos en sitios web como por ejemplo Marqueze.net y páginas web similares? Con eso aprendimos a tratar a las chicas con delicadeza y ser todos unos morbosos.

¿Cuántos no nos metimos a Agozar.com a ver totos pelús de cabronas de Morovis que pensaban que el internet no era gran cosa en 1997 y que sus jaivas no estarían expuestas al público? Lo siento. Yo vi sus jaibas y lo adoré!!! Cosa cabrona. Aprendí que una tota hay que quererla no importa que tan calvita o velludita que esté. En el fondo todas palpitan igual. jujú. Me pongo bellaco.

¿Cuántos no se metieron a RedTube, YouPorn, Pornotube, o Pornhub para teber acceso a videos de cabronas que hacen squirting, las brasileñas que tiran peos y se ponen bellacas y extractos de videos de porno soviético donde familias se tiran a las abuelas y cabronerías así?

¿Quién no se hizo pasar por lesbiana y se metió a LatinChat y se hizo pasar como “GatitaSexy4U_69” con tal de bellaquear con otra “mujer” que cuando le pedías foto o cámara te decía que su webcam estaba jodida y no había un breik? ¡Clásico!

O sea, hay tanto motivo para ser parte del mundo sexual que lleva la internet que de veras es bien pendejo vivir enajenado de la situación.  ¿Por qué recurrimos a esto del cibersexo? A mí que eso se debe mucho a que necesitamos de buscar algo en donde simplemente no lo tenemos en la casa. La esperanza de recibir tota luego de una tarde de trabajo y que luego te digan “no es que tengo sueño” se le baja la pinga a cualquiera y necesitas buscar la forma de descargar ese río de semen que tienes encajao entre bolas y pene. El cibersexo es la opción que tiene el hombre solo que no tiene con quién apuntarse la chery. El marginado, el sufrido, el que quiere comer y experimentar fantasías que la mujer no le quiere cumplir ni pa’ Dios porque supuestamente la está ofendiendo como ser humano. ¿A quién le ofende meterle maseta a una jeba por detrás, sacársela y ponerla a mamar de tu ya mencionado miembro? Creo que es algo lindo y bello. Nada dice más “te amo” a un hombre que una mujer que gima diciendo “Merdo párteme el culo”, tu sabes, huy se me paran los vellos púbicos de tan solo pensarlo.

El cibersexo es bueno, estimula a las buenas ideas y a la imaginación. Imagina qué tan bueno sería poder cumplir todos tus sueños eróticos sin que tu mujer te joda. ¿Cómo crees que puedes disfrutar del sexo esporádico? Lo que pasa es que muchas mujeres ven el cibersexo como un escape y quizás confunde  una infidelidad con eso. No sé. las mujeres son criaturas extrañas. Sangran  por una semana  y no se mueren. Debería ser yo quien desconfíe de ellas.

Ponte bellaca, baby

Si a tu esposo el bicho se le queda a medias, mujer que me lees y te sientes defraudada no te encojones con él. Al contrario. Mete el rostro en la ornilla de la estufa y ponlo en “Hi”. ¿Por qué? Porque limitaste a ese hombre en convertirse en el amante que el con tanto anhelo a querido ser. Solo porque eres una mujer atorrante y que quieres que todo sea para ti. ¿Quiéres que ese macho te ponga en 20 uñas y te haga cantar el himno americano alrevez? Déjalo ser. Que se baje los calzones, se haga la puñeta mientras chatea y búsca uno kleenex pa’que ese pobre hombre se sienta limpio y fresco coño y de esa manera pueda cumplirte como caballero… .

Hombre que te masturbas, Merdócrata te saluda.

Crónicas Moteleras – Parte 1

Recuerdo que hace unos meses largos atrás yo cree un blog el cuál se llamaba Crónicas Moteleras. Ese blog lo tenía con el propósito de hacerle un bien común a toda la humanidad que me sigue en esta mierda de las redes sociales, la blogosfera y toda esas mierdas de términos que se crean hoy en día para poder describir esta pendejá. Un día dejé de escribir. ¿Por qué? No lo sé. Creo que más que todo fue por el hecho de que no encontraba la misma musa que cuando escribo ahora bajo el nombre de Merdócrata. Ahora me siento como un Dios o facsímil razonable. Bueno, a lo que voy. En este blog yo tenía varios artículos que tiene que ver sobre la sub-cultura motelística de Puerto Rico. El arte del buen chichar y dónde hacerlo y en hora buena. Para eso estamos aquí: Para entregarnos a la maldad.

Dividiré este material en varias partes para darle ese feeling original que tenía ese blog mío. Apuesto que le sacarán provecho, así que Pal’ carajo, aquí les dejo uno de los primeros artículos

Por mucho tiempo se me vendió en las películas de esas que pasan por la televisión en “Tu Película” por Teleonce allá en el siglo 20 esa pendejada de que los Moteles son lugares familiares en donde los gringos se quedaban con su esposa e hijos para descansar luego de un largo viaje. Me recuerdo bien de eso ahora que me recuerdo que era una película donde salía Chevy Chase llevando de vacaciones a su familia. Coño pero que mentira más repugnante esta. En Puerto Rico los moteles no son para llevar a la familia, por lo menos a mi familia no la llevaría al “OK” para un descancito luego de horas de borrachera luego de la Agro-feria Picú. No nononono no!!!! Los moteles son los nidos de amor que cientos de puertorriqueños aprobechamos para llevar a nuestras “novias” (si mi gente, novias), y gente que queremos “mucho” (si mi gente, mucho) para unos momentos de sexo desenfrenado. ya tu sabes, mojar el nugget y esa pendejá. Pero me pregunto yo, que soy un tipo un tanto inculto sobre ciertos menesteres de la vida, de dónde carajo nació el concepto del Motel = Chichar. Digo, yo no es por nada pero es que cuando se habla de motel lo primero que me viene a la mente es sábanas sucias y chingar. Más nada. ¿De donde culo salió todo eso? Es tiempo de buscar respuestas, ir motel a motel, y si no las consigo, almenos, hechar un polvo en cada uno de ellos, que se joda. Total solo para eso sirven… chingar.

Ahora para darle mis 2 Cents a esta vaina. Es que tengo razón. Esa mierda de llevar a la familia a un motel ha de estar cabrón. Imagínate que los hijos de uno estén jodiendo dentro de la habitación y le den click al control remoto del televisor y cambian de WAPA TV a una escena de un negro molleto dándole felpa a una rubia y poniéndola a cagar pa’ dentro. Peor aún, imagina que Genoveva, tu fucking hija le de por pasarle el aliento al espejo del motel y lo que se encuentre es con un dibujo de un bicho con cuernos. ¡Ponte a pensar en la terapia para tu hija! Cosa cabrona. Motel =/= Familia. Punto.

Los moteles de Puerto Rico suplen una necesidad importante para nuestro pueblo. Esa necesidad es la de facilitar el proceso de hechar un polvo. No hay otra cosa. ¡Todo el mundo chicha! ¿Tu ves a Chemo Soto?  Así de mierda y de repugnante que se ve el cabrón ese no podrás negar que tiene una hija que está como quiere y me refiero a la narcolegisladora Lorna Soto. Esa cabrona #CVA obligao’. ¿Y dónde tu crees que Chemo fecundó el ovario que creó a esta hembra? En un puto motel, obviamente.  Los moteles de la isla suplen la necesidad del bellaco, del rico, del pobre, la clase media y la alta (la baja va a los moteles y chicha en la covacha del conserje almenos); del que es fiel y del infiel.

Esto es simplemente una industria que tiene sus cimientos en semen, gemidos y cuernos. Un motel es algo único y especial. De hecho, todos tienen sus favoritos. Desde Las Villas en Levitown hasta el Tío Flor en Cidra, todo bellaco tiene un motel para poder tener su nidito de amor con esa personita especial. Todos somos humanos y queremos echar un polvo donde nuestro corazón lo diga, pero tampoco somos pendejos. No queremos que nuestros suegros, amigos y/o familiares nos pillen dándole y no consejos a nuestra pareja. Te quieres escabullir y hacer esas sucias fantasías realidad.

¿Te quiéres poner un strap-on chica lesbi y darle guateke a tu jebita? ¿Pedazo de cabrón, te olvidaste de comprar tu Pepa Negra? El motel te lo proporciona. ¿Te nececitas estimular un poco? Prende la fucking TV que de seguro hay bukake en la tele. Cabrón, no hay motivo para no ir a uno. Claro, siempre está la pendeja (y uno que otro pendejo colao’ ) que te dice “hay no que solo las putas van a moteles”. Mire maricón, solo los que aman a su pareja van a moteles. Y para aclararte algo, welebicho que me lees y estás prendío, mientras más cara la habitación más es el amor que sientes por esa personita que deseas. O sea, más dinero = más amor. Eso es obvio.

Mi buen consejo es que si de veras quieres ir a un motel estés seguro que la jebita esté en la clara. No soy partidario de la mierda esa de llevar a nadie por obligación a la cama. Háblale claro. Dile que la quiéres llevar a darle un paseo, le prestas tu celular y le pones este blog (de seguro que le pone bellaca mis temas) y cuando te sobe la pinga sobre el pantalón (porque de seguro pasará) le dices que conoces un lugar especial para estar. Ahí es cuando esa jeva la tendrás bajo tus pies. ¿Sabes por qué? Porque se pondrá en la mente dónde, cómo y cuándo la pondrás a cabecear. Oh-OH! Ella no sabrá que será en un motel. Quizás piense que la llevarás al Condado o una mierda así, pero pal carajo, a las mujeres tampoco es que hay que hacerle tanto caso en cuanto a temas de bellaqueo. Solo se chicha y ya. Bueno, la cosa es que la llevarás a ese motel de predilección, le tapas los ojitos, le dices que se acueste y que cuente hasta 50 (si eres Maripily que cuente de 2 en 2), tiempo necesario para sacar la Budweiser que dejaste en el carro y te bajes tu buena dosis de Pepa Negra para que se te ponga el bicho como la pata de palo de un puto pirata y le interrrumpes el conteo con una galleta en la cara pero con la pinga. Uff!! Bellaca y pico que se te pondrá mi hermano. Luego de eso prepárate que lo que viene de ahí pa lante es bellaqueo total e intenso.

¡Hey! Nada dice Te Amo más que un buen pingazo, so que ya sabes lo que tienes que hacer. Que le salga la leche como un puto geiser en el parque Yellowstone por las orejas. Que se joda. Yo voy a ti.

Que el jabón chiquito, el pelo de crica o bicho en la vacineta y el piso emplegostao no joda la fantasía.

Eres un cabrón y nececitas darle amor a una persona especial. Demuestra que amas a ese ser querido llevandola a un motel.

Furia y melancolía comiendo Egg Roll

Son las 2 de la mañana y me como un Egg Roll con mucha furia, lo saco del frizer y lo caliento a 2 minutos con 15 segundos, lo saco del microondas  y me lo como con un odio encojonau’. Odio que proviene de una frustración mega cabrona que he pasado en estos meses. Problemas en el amor, en las finanzas, trabajo, estudios. Pide que hay. He visto como es que me he transformado de una persona alegre a una persona que sencillamente le apesta mucho la vida. No sé. Yo no soy así. Yo siempre me he considerado un tipo felíz y conforme con lo que tenía. No soy un tipo de billete$ que quede claro. El tipo de trabajo que tengo quizás no pague como un doctor pero tengo mis beneficios. No me quejo de ello. No obstante pues ando en una crisis digamos que… severa. No, no soy suicida ni aspiro a serlo. Lo que no quiero llegar a ser es ser un tipo frustrado.

Una persona frustrada es una persona que simplemente se siente abatido y fulminado por sus múltiples problemas en el diario vivir. Yo me siento un tanto así. Buscando formas y maneras para poder hechar pa lante siempre. Como que buscando escapes para poder olvidar los malos ratos que ando pasando. No quiero ser específico con las cosas que me pasan. Quizás son cosas pendejas… quién sabe. Cuando estoy de buen humor reflexiono y me digo “Hay Merdócrata, que se joda tó, dale pichón a eso” causando que me anime y salga por ahí. Me voy para el cine, a los chinos buffet a jartarme como un puerco y le doy un call al pana Escarabajo para que me haga compañía y de paso siempre nos damos la trillita por Plaza a ver culos Bolders.

Pero no siempre todo el mundo está disponible para el jangueo, máxime cuando no hay torta ($$$) so que eso me obliga a quedarme en mi hogar esperando la llamada de alguien que cada vez se aleja más de mi vida o dándole “refresh” a la computadora para ver si alguien ha colocado algo nuevo en este blog o en Twitter. Aburrimiento a la novena potencia. Es cuando llega el ocio en donde los cascos de uno se ponen a pensar sobre las cosas malas que te pasan. Yo no sé que me pasa a mí. Creo que estar en mi casa me vuelve loco.  ¿Por qué? No lo sé. Quizás sea el sentirme encerrado bajo cuatro paredes que me provoca que mis ideas no revoloteen en otras cosas. El no poder despejar la mente.

¿Que cabrón es ser prisionero de tu propia mente, verdad? Luego te dedicas a bloguear y lo utilizas como un escape y mira que funciona. Es como una auto-terapia. Te pones a hablar mierda, te sinceras, dices las cosas como son, te curas… eso hago curarme. Te pones un seudónimo, te vuelves un personaje. Una parodia de ti mismo y lo sueltas todo en el ciberespacio. Eso brega, me encanta. Bloguear se vuelve mi pasión. Porque las cabronerías que pasan en este país no puede hacer que pierda los cascos. Tengo muchas formas de lidiar con mis malos ratos, mis problemas. Hay muchas soluciones pero el peo está en buscar la más indicada.

Caliento un Egg Roll…

Merdócrata Out.