Archivo de la etiqueta: gay

El Culo: La Nueva Vagina

pantaletasculoHola amigos cómo estamos. Espero que andemos bien por aquí. En la noche de hoy quería hablarles a ustedes de un tema muy insisivo, picante pero a su vez muy serio. Tema que me hace a mí revolcarme en mi cama cada noche hasta que no pude más, tenía que traerlo a colación y es el tema de Venezuela. ¡Ja! Es jodiendo, es el tema del culo (de mujer) y su degradación a vagina. Primero que todo hay que arrancar con lo básico compañeros y eso es buscar la etimología u origen de la palabra culo.

¿Qué es un culo?

Para que usted esté bien informado, la Real Academia Española (RAE según sus siglas en castellano) lo define como:

RAECulos

 

 

Teniendo eso claro. Vayamos a un próximo punto. Su función. ¿Cuál es la función del culo? Básicamente se limita a expulsar las más de 2 libras de mierda que llevas dentro del cuerpo. Digo básicamente, y me siento hasta mal, porque para un buen bellaco como yo, el culo es algo más complejo. Es mucho más que cagar. El culo, es placer, es amar, un culo es un estilo de vida.

No podemos negar que el culo es un órgano multitasking. Está más o menos al nivel de las manos. Con él puedes hacer de todo. Cagar, tirar peos, acomodar la comida, eliminar toxinas, símbolo de deseo sexual y sobre todo, chichas con él. ¿Todos chichamos con el culo? Obviamente sí, (porque ni modo que te lo quites) ¿pero todos hacemos buen uso de él? Esa es una buena interrogante.

El culo o “ano” como dicen los más finos, se ha vuelto un órgano de moda en estos días. Todos los desean. En el aspecto sexual se ha convertido en rey, por excelencia a la hora de llevar una jeva a la cama. El culo te engancha, te descojona la mente. El culo  es la clave para que una relación sexual llegue a la cumbre del éxito. Todos pueden chichar pero no todos pueden llegar a esbaratar un buen culo (de mujer). Esa es la misión. El tip of the iceberg del buen bellaco. La chery en el sundae. Una vez templo prohibido y ahora profanado por todo hombre que se respete y auto-proclame un buen bellaco.

rihannatatuaje

Pero como las pirámides en Egipto, donde luego de cientos de años se re-descubre un sarcófago con la tumba de algún antiguo faraón,  y luego es visitado por miles de saqueadores de tumbas lo mismo pasa con esa protuberancia mal oliente que tanto nos excita. Antes, el buen bellaco veía el culo (de mujer) como ese lugar prohibido de puro fantaseo sexual. Luego de bombear pinga por esa chocha montones de veces a esa esposa, novia, prima o vecina, nada te ponía la pinga como arpón que poner a esa jeva en cuatro y reventar ese tostón mientras veías ese rotito mirón, saludando cada vez que esa cabrona se jamaqueaba. Tus gotas de sudor bajando y deslizándose entre esas nalgas viendo como la misma llega a ese orificio prohibido. Cuando te sacabas la pinga de la crica y se lo frotabas por el culo la muy zorra te grita “¡Por ahí no!… uff, lo sé. ¡Se te para el bicho! Lo sé lector. No te culpo.

Esa escena que describo no es algo que pasa en una película. Es algo que nos tocó a vivir a todos y cada uno de nosotros en parte de nuestra vida, allá, en el siglo 20, cuando las mujeres eran putas pero precavidas. Ahora en el siglo 21 tenemos una generación de bellacas y bellacos enfermos que le han quitado el fun al arte del culiningus. Me explico. Antes la mujer no te daba el culo como si nada. Las cabronas tenían un orgullo y abrir las patas para chichar era, no imposible, pero tenías que tener buena labia para el penco clavar, pero dar el culo era zona de peligro. La última frontera. Bastión impenetrable. Rompérselo era una misión imposible que todo hombre, que quería roncar de de ser el máximo bellaco, tenía que joderse para lograrlo. Pero ya no es así. Tiempos que se fueron. Ya no existen.

assburger

Si hacemos una comparativa con las mujeres del siglo 21 podemos notar que dar el culo es algo común. Es un combo completo, como ordenar un Whooper doble carne, con papas y refrescos. Dar el culo se volvió alternativa. Rotativo. Te doy chocha, 5 minutos y luego culo. Lo normal. Un estándar. Todas las parejas se revientan los culos. Hasta normal que le metan el dedo al novio. Las mujeres no respetan su “Tira Peos”. Ahora el culo de cualquier cabrona de 18 a 25 es un hoyo negro. Como tirar un hot dog por un pasillo. Las muy cabronas se vivieron la película. La industria porno les iso pensar que 16 pulgadas de miembro masculino por la retaguardia es lo normal y se lo creyeron. He visto más porno de sexo anal que de sexo crical. ¿Estoy en contra del sexo anal? No. Al contrario. Lo defiendo. Creo que es rico. Me encanta meter el bicho, sacarlo con mierda y ponerla a mamar como todo buen cristiano que se respete a sí mismo. Pero no le veo la gracia a que todo se me de tan fácil. Chichar y darle por el culo a una hembra ya no es ni justo. Es como ir a pescar con dinamita. ¿Dónde está el reto? A la mierda.

¿Y qué me dicen de esa obsesión de los hombres últimamente de solo querer meterle la polla a las mujeres por el culo? Oye mi hermano, yo te digo una cosa. Si tu tienes una novia y solo quieres darle por el culo, puedo pensar que es por evitar los hijos, normal, pero si estás casado y solo le quieres dar a tu mujer por el culo y solamente el culo tengo noticias para ti: Eres pato. Si loco, eres maricón. No te diste de cuenta pero lo eres cabrón. Si te pones a ver la única diferencia entre el roto del culo de una mujer y el roto del culo de un hombre está en que uno tiene de frente una raja y el otro un bicho. That’s it. Pero si le tomaras una foto a un u otro es el mismo. El culo (de mujer) es una droga que si no te sabes controlar no podrás diferenciar el culo de JLo del de Abel Nazario y mira que ese sí que sabe de culos.

peach-censored

¿Moraleja? No seas tacaño contigo mismo. Hombre que me lees. Cuida donde metes la pinga. Dios le dio cabeza a tu bicho para que la pongas a pensar. ¿De qué vale darle trato preferencial al ano de tu jeva y olvidarte de que ella tiene otras zonas más dispuestas al disfrute de ella y tuyo por demás? ¿Qué pasará luego por tu mente? ¿Tríos Hombre-Mujer-Hombre entre tus compañeros de Taco Maker rotándose tu novia y ver como tu pana te encaja la matraca por el recto por accidente? ¿Y qué me dices tú, mujer? ¿Cuándo le darás otra vez cariñito a tu culo? ¿Cuándo te armarás de coraje y dirás a viva voz “¡Mi culo! ¡Tu Premio!”, entregando ese hueco mal oliente a aquel que realmente se lo merezca. Aquel que se jodió pagándote cenas en Chili’s, te puso a dormir en las mejores camas del Motel Tío Flor y te compró los peluches Sad Sam que tanto te enamoran. A mí me enseñaron que uno atesora más lo que uno ha trabajado que lo que a uno le dan. Ponlo en práctica, bicha o te mato.

Nada bellezas, con esas les dejo, para que mediten, reflexionen y compartan estos bellos pensamientos míos con aquellos que aman. Recuerda, tienes dos ojos, dos, brazos, dos bolas, dos gajos pero solo un culo. Atesóralo.

Pedro Julio y la cáscara de guineo

pedrojulioHola, aquí el Merdócrata, buen amigo de Paladín El Cacique y enemigo a muerte de Baby Rasta. Espero que estén bien en este Santo Día. En el día de hoy quiero aportar mi granito de arena a lo que está pasando estas semanas en donde las redes sociales ha agitado el avispero con las acciones de un sujeto que nadie puede negar que es un show-man de los medios tanto tradicionales como cibernéticos, el Señor Pedro Julio Serrano que por deferencia no le diré “pato”, “marica” o “loca”. Creo que es importante para este servidor dar su opinión puesto que creo que como parte de residir en mi lindo Puerto Rico  en mente y en el ciberespacio en el físico tengo derecho de decir dos o tres cabronerías en referencia a la mierda que está pasando dentro del movimiento gay en la isla.

He estado reflexionando mucho referente a lo que está pasando con los gays y la representación de la comunidad L.G.B.T.T. por parte de Pedro Julio Serrano quien es reconocido por muchos como “líder “de la misma. No vengo en son de joder sino vengo en son de orientar, sí, porque todos ustedes saben que llevo tiempo con este blog llevando un poco de lo que pasa en mi vida para que ustedes puedan hacer una retrospectiva sobre las cosas que les pasan y se sientan identificados. Hoy yo quiero que una persona se sienta identificada y esa persona eres tu, Pedro Julio.

Mira Pedro Julio, hablemos claro, aquí todo el mundo reconoce que eres un tigre en los medios. Hey, el más o el que menos reconoce que están como el arroz y las habichuelas, o sea en todos lados. Nadie niega que eres una persona inteligente y sagaz. Tipo, en serio, si fueras un mierda de por ahí nadie estaría hablando de ti. Eres un tipo que eres fiel a tus creencias y eso te lo felicito yo, un heterosexual amante del culo, pero del culo (de mujer). Son pocas las personas que dan brazo a torcer y que son firmes a una causa. Muchos tienen un precio y parece que tu no. Hey, en hora buena por esas cualidades. Eres todo un líder. ¡Te felicito! Un buen líder es seguido y es escuchado por todos aquellos comparten un área en común. Un soldado raso sigue a su comandante, un cigarrillo sigue su encendedor, un maestro sigue a su director de escuela, la comunidad L.G.B.T.T. “sigue” a Pedro Julio pero Pedro Julio… ¿a quién sigue?

Así tiene Merdócrata el bicho
Así tiene Merdócrata el bicho

Esa es la mayor interrogante que tengo. Uno no sabe cual es la meta principal que está buscando el señor Pedro Julio. Puedo pensar que es buscar la igualdad de derechos y eso se lo respeto. ¿Pero será acaso eso realmente su lucha? ¿No será acaso la polarización de un país? Puerto Rico es un país patriarcal. Eso lo sabe hasta el perro de casa. ¿Machista? Bueno. ¿Clasista? Mucho. ¿Pseudo-Consevador? Pongo el bicho en un picador a que sí. Yo antes tenía la idea de que el puertorriqueño promedio era un tipo que está en ná. Que lo que quiere es ir a la playa, fumar pasto, ajumarse, endeudarse y vivir del gobierno (no en orden particular). Si el boricua está algarete pero si algo tiene bien guardado en la caja fuerte es el tabú del culo, en especial del culo de hombre.

Un hombre promedio gusta de devorarse un buen culo (de mujer). El culo de la Super Yadira fue perdición personal de este servidor a principios del siglo 21. Puedo comprender que te guste un buen culo. El culo es un roto por donde sale la mierda. Todos cagan. Yo cago también. Las mujeres y los hombres cagan por igual. La cosa está que a ti te gusta el culo con un bicho de frente y yo un culo con una raja entre las piernas y tetas de frente. ¿te discrimino? Para nada. Amar un culo no es malo ni mucho menos. Es algo que atrae, gusta, es curioso, pero esa curiosidad depende de la persona y sus gustos. Esto es como un Salad Bar de Tirapeos en donde escoges el más sonoro. Yo no te voy a joder con eso. Creo que los gustos de una persona son pues eso, personales. Lo que gustes en tu vida es mero derecho tuyo. ¿Quién soy yo para decirte a ti fo al bicho “mmm que rico” a la crica? No soy nadie para hacerlo. Me mama el bicho el que te obligue al mismo.

pedromerdo

Pero Pedro Julio hablando de obligaciones, tu tampoco puedes obligar a la gente a que simpatiza en tu causa. Una persona es como una esponja que recoge todo lo negativo y lo positivo, malo y bueno desde que es un pelabicho de bebé hasta que es un enfermo sexual de cuchocientos años como yo. No puedes obligar a la gente que te respete, que te ame, que te quiera a ti y a la comunidad que representas. Ustedes son víctimas de cientos de miles de hijos de puta que tienen la cabeza hecha más mierda que yo con opiniones retrogradas sobre el pecado de “coger por el culo”. Si fueras listo te importaría un bicho de la misma forma que me importa un bicho a mí. Uno hace lo que le ronque de los cojones en la vida siempre y cuando no jodas la existencia a alguien (excepto Baby Rasta). ¿Por qué demandas el respeto de esta gente si esta gente no te quiere a ti ni a tu grupo? Cabrón, en serio, eso es como mendigarle amor a alguien. ¡Prohibido! Coño tipo, ponte a pensar, como si te gustara un tipo y tu decirle te amo, acéptame y si no te acepta es porque es un hijo de puta. Así lo veo yo.

Estás humillándote no solo a ti sino a los tuyos. Ya que eres líder no obligues a que te sigan los que claramente te odian. No seas pendejo. ¿Quiéres ser listo? EDUCA CABRÓN. Una campaña de educación que sea efectiva para poder llevar un mensaje de aceptación a las masas en especial a aquellos que están absorbiendo información, los curiosos, aquellos reprimidos que no quieren salir del closet y que se hacen pasar por machos para caer cool en el corillo. Mano, comienza una campaña educativa pero efectiva en donde la comunidad L.G.B.T.T. que representas se vea como una comunidad que no solamente está a favor de no solo aquel que sea gay o lesbiana. Al contrario. Que vele por los derechos del pueblo puertorriqueño. Que se coman los niños crudos cuando hay abusos de poder en contra de la mujer, de los animales, de los hombres. No protejan solo al homosexual por ser homosexual sino a aquellos que lo necesitan. La comunidad L.G.B.T.T. debe dejar de ser sectorial en lo que a causas se refiere. Debe diversificarse. La educación es universal.

mlkcivilrights

Martin Luther King Jr. no solo daba discursos en los KFC de la nación americana sino que llevo un mensaje de amor y tolerancia a aquellos que pensaban que ser negro era tan malo como ser… negro. ¿Y qué pasó al final? Los negros lograron múltiples derechos adquiridos gracias a la gesta patriótica de este tipo con todo y tiro que le metieron en un motel en Teneesee. No estoy diciendo con esto que cojas un tiro por la causa L.G.B.T.T. . Estoy diciendo que aprendas a llevar amor y tolerancia a aquellos que te odian y discriminan.  Hazlo y verás que ganas y no resbalas en la cáscara de guineo.

Recuerda que tienes a Cristo a tu favor.

El no andaba con 12 machos solo caminando por nada.

Gracias a GazooStarr, Manolo El Gallo y BoicotPJ por servir de inspiración a este post

La Tercera Guerra Mundial & La Homosexualidad

 

El Escarabajo, bellaco malo, desempleado e intelectual cuando se lo propone acaba de redactar, luego de meses de ausencia un artículo para el blog. Desidió hacer un escrito sobre homosexuales. ¿Por qué? Ni puta idea. Me manda un mensaje a mi correo electrónico con un archivo adjunto de su foto con speeedos, el pecho pelú y bañado en baby oil y me dice que publique esto o me somete. Yo le tengo miedo so que aquí el escrito de mi buen amigo, El Esccarabajo. ¡Qué disfruten!

 

Por: El Escarabajo (Para Merdócrata)

Recientemente he visto enlaces y artículos, en los muros de algunas mis amistades en Facebook, sobre la posible “Tercera Guerra Mundial”. Lo más que estos artículos y noticias resaltan es la alianza entre Rusia, Irán y China. En otras palabras: los que van a ser nuestros “enemigos”. Al leer todas estas especulaciones y rumores de guerras me puse a pensar muchas cosas. Entre todas las cosas que pensé quisiera compartir esta con ustedes.

Hace unos meses los homosexuales y personas que defienden los derechos de estos estaban celebrando que el Ejército de los Estados Unidos acepta candidatos que sean abiertamente gays y lesbianas. Esta celebración se debe a que los homosexuales han sido discriminados por mucho tiempo en las fuerzas armadas norteamericanas. Según personas mayores norteamericanas me han contado, discrimen en contra de los gays llegó a un nivel tan ridículo, que si el servicio selectivo durante la guerra de Vietnam en la década de los sesenta y setenta, convocaba a una persona para ir a la guerra y esta persona iba a donde un medico para que “probara” y “certificara” (hasta el día de hoy no entiendo como hacían esto) que era homosexual, pues se salvaba de ir a la guerra.

En el 1917 los norteamericanos concedieron, con la Ley Jones, la ciudadanía estadounidense a los habitantes de Puerto Rico. Muchos pensaran que esto fue un acto de generosidad, pero no fue así. La razón de esto fue que los Estados Unidos tenían planificado, en ese mismo año, participar de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y necesitaban carne de cañón para una guerra de esa magnitud. Dando la ciudadanía norteamericana a los puertorriqueños, hacían legal y legitimo el llevarse a la gente de Puerto Rico para la guerra.

Hasta la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) los afroamericanos fueron una minoría en el Ejército de los Estados Unidos que operaba generalmente en pequeñas unidades segregadas racialmente sin los mismos beneficios y derechos que los soldados blancos tenían. En el 1948 el presidente Harry S. Truman, terrorista responsable de lanzar las bombas atómicas en Japón, eliminó la segregación racial en las fuerzas armadas norteamericanas. Esto tampoco fue un acto de amor y generosidad de parte de Washington. A los pocos meses de eliminar la segregación racial en las fuerzas armadas, los Estados Unidos estaban de lleno metidos en la guerra de Corea y pocos años más tarde en Vietnam. Los afroamericanos se unieron oficialmente a los puertorriqueños a ser carne de cañón.

 

El que las personas abiertamente homosexuales puedan ser admitidas a las fuerzas armadas norteamericanas es un gran logro para la igualdad de los derechos de los homosexuales pero tampoco es algo que se debe celebrar con bombos y platillos. Si nos dejamos llevar por la política de las fuerzas armadas norteamericanas, cuando acepta alguna minoría, estos tiñen de sangre a esa minoría o comunidad que acaban de aceptar oficialmente. Ante los rumores de guerra o “Tercera Guerra Mundial” me preocupo por los hermanos y hermanas homosexuales ya que no deseo que experimenten lo que el pueblo puertorriqueño y la comunidad afroamericana ha tenido que vivir por tener que ser parte de guerras que no nos pertenecen. 

 

 

Adictos al Culo

Hola mis amigos y todos esos hijos de mil putas que me leen les habla pues obviamente el Merdócrata, tu sabe, caballero por exelencia y paladín de ua buena metía de bicho siempre. Como bien saben soy un tipo que gusta mucho hablar de la crítica social y religión y a duras penas hablo de sexo so que tenía que darle un espacio a toda esa mierda y dedicarme a hablar así sea por hoy, al menos, de bellaquera. Pero este post no es de bellaquera para que las mujeres se mojen y me manden sus cricas rebozadas a mi correo electrónico (merdocrata@gmail.com) sino para hacer un servicio público como de esos que siempre me ofrezco a dar por aquí. Porque soy fiel creyente que debo de siempre aplicar mi experiencia personal y alto niveles de conocimiento sexual y humano para el disfrute de usted. De esa manera a la hora de que usted meta mano con una mujer no termine con un embarazo no deseado o con el bicho amputado.

Primero que todo para poder ubicarnos bien tenemos que estar cociente de lo que es el culo y donde se ubica. El culo (el tira peo o bota mierda dependiendo de que parte de Perú o parte de nuestra isla eres) es una herramienta de placer que también sirve para botar la mierda de tu sistema. Su ubicación es en la espalda baja, entre medio de las nalgas y en el caso de las mujeres, a una uña de la chocha. Si abres tu trasero, exploras con tu dedo anular y sientes un orificio pequeño, ese, mi amigo, ese es el culo. Quería dejarlo claro pues no quería empezar el post con la gente perdida sin saber lo que es un culo. Bueno, siguiendo a lo nuestro, el culo es un instrumento de placer puesto que está ubicado en una zona en donde todo lo que le rodea produce bellaquera. De la cintura pa’ bajo, todo lo que hay en el cuerpo humano sirve para pararle el bicho o mojar la jaiba a cualquiera. Es la zona roja de nosotros como especie.

Si las tetas son cerros de pasión; el monte de venus, un bosque de olores sabrosos y la vagina una mariposa de alas abiertas, el culo es algo así como un túnel oscuro en donde esconden un cadáver en alto estado de descomposición, pero que a su vez, ayuda al ambiente, puesto que de ese nauseabundo cadáver obtenemos el abono en el cual crecerá esa hermosa flor el cual llamaremos SEXO ANAL. Entiéndase, que dentro de una macabra escena tenemos algo eco-friendly y nosotros, los amantes de una buena comía de culo (de mujer) atesoramos. Porque siempre hay que tener esa visión clara de que el culo es como una segunda tota y que nosotros, como hombres que somos estamos siempre dispuesto a destrozar explorar.

¿Pero qué hace que un culo sea un buen culo? Esa pregunta me lo hace todo el mundo mientras camino en la calle y yo siempre respondo con lo siguiente: Cada culo es especial. Me refiero a lo siguiente. El culo es algo que aunque parezca genérico, un huequito que parece un eclipse solar, la realidad es que tiene su personalidad. Yep, el culo tiene su propia identidad. De la misma forma que todos los chinos aunque se parezcan no son realmentem real, real realmente iguales, los culos son igual. Unos peluditos y otros razuraditos. El hueco anal es una jodienda que posee su estilo.  Unos más abiertos que otros, otros más apretaditos. Pero todos igual de placenteros. Siempre es bueno verlo. Causa sonrisa. Te alegra el día. Porque un culo es simple. Es como ese nene huérfano o perrito que quisieras adoptar y no quieres abrazar por miedo a enamorarte de él. El culo es amigable y fiel. Te llena de vida. Te da paz.

El culo es político. El culo es comunista porque equitativamente todo el mundo tiene uno no importa su condición económica o social. El culo es capitalista porque con una buena cifra de ceros te consigues uno. Es como la carta de Declaración de Independencia de los Estados Unidos “todos son creados iguales”, aunque no todos se comportan igual. El culo está en todas. Omnipresente. Donde quieras que busques está en todas partes. Es como Barbie, tiene múltiples funciones. El culo critica. Aprueba y desaprueba. Con un peo finito te sonríes, con un peno fuerte como trueno te molestas, con un peo regulado te cagas la nariz.

Son tantas las cualidades del culo que lo aprendes a atesorar. Lo aprendes a querer. Lo aprendes a Amar. Y cuando llegas a amar entonces es cuando tienes que ser precavido. Porque el amor al culo es como cualquier tipo de adicción y cosas tomadas en exceso. Te joderás. De la misma forma que un hombre que ama a su mujer tanto que se tira la maroma de golpearla y degollarla porque si no es de él no es de nadie la gente se cela bien cabrón con el chiquito. Si eres el primero en darle por el joyete a tu mujer tu rápido sientes que ese hueco tiene dueño y que ese dueño no necesariamente es el cuerpo que lo tiene sino que tu sientes que es de tu pertenencia. Ese culo te corresponde porque fuiste aquel que logró entrar por las puertas de ese intestino. Tu pinga habitó ese colon y te niegas a que otro hijo de puta sea inquilino de ese lugar. Se puede comprender. Amas ese culo. Le dedicaste atención y cariño. Lo mereces.

¿Pero qué sucede cuando te vuelves tan adicto a lo que es culo? Puedes de-sensibilizarte. Puedes llegar a cometer errores atroces. Al punto tal de que, Dios perdone, llegues a pensar que culo es culo y meterselo a tu mujer es igual que meterselo a una gallina, una perrita, a tu jefe. Meterselo a una jeva o a un macho te dará lo mismo y entonces te meterás en serio lío. Si eres mujer se supone que el culo debes de dar, por agradecimiento a un buen almuerzo, o por una quincena bien gana, o por amor, so que es natural en ti dar culo pero cuando usted hombre siente la necesidad de dar tu propio culo para sentir placer es entonces cuando andas contra-natura. Las mujeres pueden coger por culo, el hombre no. A menos que seas maricón y eso es lo que te guste (cosa que respeto), un hombre que pida a su mujer que por favor lo calce con un plátano maduro o mínimo, el dedo gordo del pie necesita ayuda. Así empieza. Luego notarás que se pierde de tu casa, mujer, tus pinta labios, polvos de la cara, tus pantaletas y jodiendas y cuando te des cuenta tendrás una puta más puta que tu y te digo, honestamente, las putas no quieren competencia. La sangre va a correr.

¿Qué me dices de aquellos que tienen una joyita de hembra que tienen el culito tan apretadito que tienes miedo de que tenga un colapso anal y que todas sus viceras le salgan de un estornudo si se lo llega a emburrar por completo? ¡Uff divina sensación! Es como tener un culito “Collector’s Edition” en donde si abres el paquete le pierdes el valor. Quieres espetar tu miembro ahí, claro, se comprende, amas a esa jeva pero mientras metes ella está apretadita y toda la pendejá. Entonces reflexionas y te dices a ti mismo, ¡Hey un momento! Ese culito no quiere maltrato, lo que quiere es cariñito. Unas pasaditas de lengua, una caricia y que le digas “te quiero”.

Le dices “Te quiero” porque ese culito viene de una mujer especial. La que atesoras y deseas con todo tu ser. Porque ese ser divino analizó y entregó lo suyo, su huequito anal porque te siente, te ve como hombre y ella te ve a ti como su mujer. Porque aquí es más que una adicción al culo. Es dar el culo por amor. Cuando se lo tocas, cuando lo frotas con tu miembro y ella vira su carita y te dice “Te deseo”. Te la comes a besos, sus pezones se erectan y su vagina fluye como manantial en primavera. Es en ese momento cuando el bicho se te pone como tizón y te dices a tí mismo. “En hora buena, Merdócrata. Eres todo un hombre.” Me palpita el bicho, late mi corazón.

~ A la memoria de un culito especial ~

Arroz Chino: Comida de Dios

A mi me gusta ser sincero. Soy un comilón. Pero soy un hombre que sabe que meterse al cuerpo (no soy gay). Hay que ser selectivo y ser tremendamente cauteloso con lo que nos alimentamos puesto que de esto se va en juego nuestra salud. Mi abuelita me decía “nene estás flaquito, aliméntate que te ves enfermo” cuando estaba esbelto. Mi abuelita me decía “Nene que gordito y saludable te ves” y me regalaba un pe$o y un besito en el cachete. Era tan especial, tierna y sincera.

No comprendía su analogía. Quizás era que era demasiado niño e inocente y no sabía atar los cabos sueltos que me traía la vida. Ahora de adulto entiendo su dedicación. Comprendo sus consejos, anécdotas y  sobre todo esos comentarios lindos compuesto de la más dulce ternura.

Mi cuerpo es un templo. Mi abuelita así me lo decía. Uno es lo que come. Eso es muy cierto. Una dieta sana, nutritiva, rica en vitaminas y minerales te hace fuerte y sano. Hay que alimentarse sanamente. Debo de cuidar mi templo. Se lo debo a mi abuelita.

Tus compañeros de trabajo te critican y yu los ves comiendo su comida chatarra de mierda de McDonnald’s  o Burger King. Yo me les cago en sus progenitoras (tu sabes pa’ no ofender). Los muy hijo de puta justifican sus dietas de mierda. Compran las ensaladitas esas llenas de preservativos y semen de algún empleado de fast food bellaco y con un mal sentido del humor. Yo les digo: “¡Pal’ carajo eso!” No seas pendejo y si eres un sujeto xon un empleo de mierda, esmallao’ al medio día, querrás saciar ese apetito con algo nutritivo y bajo en calorías como lo es esto:

La bajo con Pepsi de Dieta pa no engordar

Mi abuelita era sabia. Esa vieja se refería a meterse una combinación de Arróz Chino.

Somos hombres. A los que les gusta fijarse en su apariencia les decimos, patos, gaysivos u metro-sexuales. Pato no porque le guste coger por el culo sino porque aparenta coger por el culo. Así somos los hombres. Le decimos pato a todo lo que no sea masculino y tenga bicho. Anyway, la cosa es que tenemos esa cosa de que nos importa nada la apariencia y por ende nos importa bien poco nuestra dieta. Hay vegetarianos y vegan por conciencia y a esa gente no las toco. Esa es cosa de principios y otras pendejases que no vienen al caso. Estamos hablando de estar acostumbrados a comer cualquier tipo de alimento y de ponernos clecas porque queremos disque lucir bien y bajar par de tallas en la ropa. Abuela decía que estar gordito era saludable y no es para menos. Las combinaciones chinas llegaron a mi vida y se volvieron un élixir de salud y esperanza.

Nada como meterte a este restaurante chino y ver ese muro  con esa foto gigante de Hong Kong, Pekin o una ciudad de esas que cubre toda la puta pared. Los menús siempre los mismos porque acuérdense que estamos hablando de la china comunista so’ que en Puerto Rico el menú de un restaurante chino tiene que ser virtualmente el mismo para todos los restaurantes. Combinación Peper Pollo, Pollo al ajillo, Costillitas Deshuesadas, Pollo a la naranja, Pepper Steak, hijo de puta, hay tanto para escoger que cuando llegas simplemente te ciegas a los distintos placeres que sentirás en tu paladar. No solo se limita a las combinaciones, yo soy fanático del Lo-Mein. Uff cosa cabrona. Yo siempre he dicho que el Lo Mein es uno de los mejores tesoros de la comida a base de pastas, solo rivalizado con las latas de Spaghetti Chef Boyardee. Es como una orgía dentro de tu boca en donde todo el mundo se viene a la misma vez.

La comida china no tiene fronteras. La come el rico, el pobre, el de clase media. Todos tienen derecho a ella. Solo un escombro social diría que un NO rotundo a esta suculante comida.

La encuentras donde sea, no hay un pueblo que tenga un negocio con comida china en Puerto Rico. Son como las cucarachas solo que las cucarachas saben a mierda, la comida china no. Y otra cosa, es que la cantidad por el precio es una cosa cabrona. Ponte a pensar, ¿Cuánto cuesta un combo en McDonnald’s? ¡Agrándalo! Me cago en tu madre, sabes que te sale quizás hasta más que una combinación china. Ahora deja de agarrarte el bicho y reflexiona y dime si no comes más con el mismo precio en un restaurante chino. No seas cabrón, sabes que sales harto. Quizás tan harto que no te puedas comer la combinación completa de un cantazo so que decidas compartirlo con un ser especial. Las mujeres les gusta que uno sea delicados con ellas so que dale de lo que te sobro pero procura sacar la salsita de soya que tiene el pandita en frente. Toda esta mierda acompañada de papas fritas y refresco porque puñeta, todos sabemos que los chinos tradicionales comen la comida así.

¿Pero saben que tienen los chinos de especial? Que todos ellos son tan queridos de nuestra isla del espanto encanto que tienen también dentro de su menú una suculenta lista de cabronerías boricuas que saben riquísimas como la puta carnefrita, el mofongo de mierda y otras pendejases que quizás vayas a una fondita este para comerlas para ranquearte con el corillo y pasas por alto que estos cabrones preparan esta mierda buena y hasta mejor que otros restaurantes boricuas. O sea, que tiene que venir un cabrón asiático, entrenado en kung fu y toda esa mierda mística a nuestra cabrona isla a enseñarnos cómo putas preparar nuestra propia comida. Debería de darnos verguenza y que el puto Kung Lao nos pique en dos por triple-hijo-de-putas que podemos llegar a ser.

Luego somos tan místicos de hablar de que nó, que los chinos son puercos. Que welebicho, Si fuera por ser puerco pa comer yo estaría preso junto a todos los dueños de Golden Skillet de 1993. Yo he visto mierdas en todos lados y gente que toma la cerveza con suciedad en los bordesitos como si na’ y se ponen come mierda ahora porque uuuU, los chinos son puercos. No lo creo y si lo fueran que se joda, ve a cualquier McDonnald’s en Bayamón y pregunten que sorpresitas han encontrado dentro de la maquina de hacer Sundaes (esa se las dejo de tarea 😉 ) y aún así te lo comes. Más proteínas, supongo.

En resumen, si a las chicas les gusta dar culo y chuparte el webo y no se queja yo creo que no pierdes nada en llevarla a comer en un date a los chinos de tu predilección. Recuerda que siempre te esperan con una sonrisa de oreja a oreja, una cajera gordita boricua con cara de “por favor, mátenme” y un menú suculento que son un tiro al pecho si luego de comerte la combinación te acuestas a dormir. Eso si, morir de esa manera es lo más cercano a morir en una cruz.

¡Acho me puse bellaco! Tengo ganas de hacer un 69 con Nydia Caro y meterle con un Egg Roll por la tota.

Buen provecho.

Solo quiero chichar

Me estaba haciendo la puñeta con una lija 400 pues estaba bellaco viendo la última edición del shopper de SEARS. Estaba bellaco bien cabrón y tenía el bicho como punta de lápiz a punto de coger el College Board. Estoy en ná y recibo una llamada a mi celular. Lo tenía en el baño y me tropiezo con el filo de la mesa de noche y casi me lleva el tío peluca. Me cagué en la ostia y busqué el celular.

“¡Hola! ¿Cómo estás?”  dijo la voz preciosa de esa mujer. Yo le doy cháchara porque soy un tipo cortés y no como los welebichos que leen mi blog y dialogamos. Hablamos de todo. Amor, fidelidad, lealtad y por último salió el tema del sexo. Una cosa llegó a la otra y eso es lo que me motivo a escribir este post.

Las personas son criaturas extrañas las cuales están compuestas de deseos y gustos. Unos les gusta el cornflei con leche, otros les gusta la leche en el culo; otros desean  güineitos en escabeche y otros que le hagan escabeche el güineo. Entiéndase que somos unas criaturas de gustos. Pero creo que más que de gustos, lo somos también de deseos. Me pueden criticar por lo que sea pero que se joda, yo soy de los que piensa que los seres humanos somos mucho más animales de lo que nosotros queremos reconocer.

Seguimos aún nuestro instinto. Somos gente que valoramos lo que nos dice la mente, el corazón y sobre todo la pinga o la tota. Hablemos de pinga y tota. ¿Sabías que un hombre en sus 60’s, 70’s y por ahi pueden aun preñar? O sea que el bicho aun le funciona. ¿Sabías que una mujer aún se le moja la pájara después de vieja? Le puedes meter figa luego de su menopausea. Entiéndase que no hay excusa pa’ dejar de chichar. Pero lamentablemente nosotros como sociedad tenemos la mala maña de ver el amor y el sexo bajo distintos prismas. Me explico:

Amor: Aceptación. La sociedad lo ve como uno de los pilares que mueven a la familia puertorriqueña y la del resto del mundo. Amor de padre, de hijo, de amigo, de enamorados. Es tan diverso y se acepta. Se mercadeo como algo lindo y bello que todos debemos experimentar.

Sexo: Tabú. La sociedad lo ve y lo toma con pinzas. Meter pinga es malo y se debe de tratar aparte. Es un acto natural que se debe de cuidar y mientras menos se hable mejor. Tan diverso como el amor (y hasta más). No queremos que nuestro medio ambiente se contamine con feromonas, sangre y semen.

Esa es la mierda que pasa. Amor es bueno siempre y cuando no se trate del sexo. El sexo es el tabú más grande que tenemos que afrontar todos nosotros, digo, por lo menos el puertorriqueño general. Me da hasta gracia porque a veces nos queremos vender como si fueramos un país de vanguardia en donde el alcohol, y la joda es lo que nos define como pueblo pero cuando se habla de poner a una hembra a cagar a dentro y dejarla como brocheta entonces la gente te mira feo.

¿Por qué? ¿Por qué tenerle miedo al sexo?

El sexo es bueno en todas las formas. Desde una buena paja hecha por la chica de uno hasta par de nalgadas con par de jalones de pelo incluído mientras la tienes en 20 uñas dándole felpa. Cada cual tiene su forma de chichar y pasarla cabrón y de hecho, de eso es lo que quiero hablar hoy. Sobre el chichar. Pero no solo chichar por chichar sino la chichaera sin compromiso. ¿Alguno de aquí ha vivido la experiencia de lo que es hechar un polvo sin tener la mente en que tiene que responderle a alguien en particular? Entiéndanme, no hablo de pegarle cuernos a tu mujer o a tu macho con otro tipo y no sentirte puta culpable. Hablo más bien de un fucking buddy o fucking partner. Ese tipo de relación en donde tienes una amistad con cierta persona y que andan en la clara: “nuestra relación es estrictamente sexual”.

¿Quién en su juventud no hubira querido eso? Tener una mujer que esté dura y que solo quiere que la calzes hasta el 8 de bastos. Digo, ha de estar cabrón. Pero tal y como me contó una persona la cual conozco, esas relaciones a veces traen cola. Me explico. Gente que quieren hechar un polvo expresso. Tu sabes, es como llamar a Pizza Hut y pedir una casqueta pa tu palitroque. Pasándola cabrón, lo sé. Pero qué sucede si quedas con la persona, te hace la puñeta y luego te confieza que te ama. WTF. Eso no es lo que te esperabas. Le diste el breik de que te cogiera la pinga y te lo hiciera un puto acordeón y ahora te vino con la mierda de que te ha aprendido a querer y que quiere que le des una oportunidad. Ea’ puñeta. Y cuando eso pasa, entonces ya todo se jodió.

Comenzar relaciones con fucking buddies está cabrón por el hecho de que lo que te ha unido a esa persona solamente fue el tamaño de su maseta o los gajos de la chica. Ah, y que es tremendo ser humano. Pero that’s it!!! ¿Por qué ir a otra cosa más? ¿Por qué recurrir a romper la magia del sexo desenfrenado para luego andar en búsqueda de un compromiso? Digo, yo se que existe gente que gustan de relaciones serias y eso lo respeto, quién sabe, quizás quién les escribe tras este blog sea uno de ellos, pero esa gente está en la clara. Relaciones serias con personas serias. Fine. Finito. Eso está bien, ¿pero cómo es que una persona que lo que quiere es mojar el nugget con otra persona decide acabar toda esa aventura lechera solo por probar suerte?

Los que quieren una relación de fuck buddy no buscan de compromiso alguno. Puñeta, por algo es que se llama Fuck Buddy. No te quiere. No te ama. No siente nada por ti que no sea una atracción completamente sexual. Carnal. ¿Por qué lo estás jodiendo? El tipo quizás tuvo una mala experiencia con el amor y lo que quiere es tener algo sin compromiso. Olvidarse de lo que es sencillamente tener una novia y seguir pa’ lante. Júntele eso si es que sus rompimiento tuvo que ver con un cuerno o una mierda así. O sea, el fuck buddy en su mayoría a vivido experiencias no muy gratas con el sexo opuesto (a menos que seas gay) y lo que quiere es tener una oportunidad de disfrutar de uno de los mejores plaseres de la vida sin la nececidad de levantarse de la cama viendole la cara a una persona por los próximos 60 o 70 años de su vida, digo, si es que permanecen casados.

Amigo que me lees, no pierdas tu tiempo. Si quieres una mujer pa’ una relación para en serio entonces deja claro eso desde el día uno. Eso no significa que no vas a chichar. Quizás chiches. Puede que no de la primera pero eso no significa que serás un miserable en la cama ni mucho menos. Pero si quieres que te correspondan en el amor, pues háblale claro. Dile que le gustas, que es una chica especial, y wele rico… que tiene unos cocos bravos y que te para el bicho mientras hablas por teléfono sobre cosas insignificantes e importantes pero que le dá sentido a la vida. Se honesto. Ve con calma. Rilax y quizás la pases cabrón ahí y de paso tienes una mujer para poder afincarte.

Pero si lo que quieres es una mordidita de tetillas y estás como tornillo pidiendo rosca y con ganas de empalar un buen culo entonces entrégate al sexo sin compromiso. Mantén esa relación especial entre tu pareja y tu y no te tires de pecho a otras cosas que simplemente no vale la pena. Ella se sentirá mal si cambias de pareser. Ella quiere daga, tu quieres tota. Es un win-win situation. ¿Por qué joderlo? Disfruta del sexo, te lo mereses. No seas mamabicho; espabílate si comienzas a sentir algo más que atracción hacia esa pareja. Si tu corazón late demasiado mientras chichas, grapa tu pandorca, martíllate la punta del bicho y repítete a tí mismo

… “Solo quiero chichar”