Archivo de la etiqueta: internet

Claro: Tu telefonía de mierda

merdocelu

Diablo mi gente, empezando el 2015 y harto de odio porque tengo que sacar la cara por todos aquellos que han pasado por lo que he pasado yo que es estar subscrito a la telefonía más mierda de Puerto Rico y me refiero obviamente a Claro. Mano, que se puede decir de Claro que no sepamos nosotros ya. El servicio más basura del mundo producto de la venta de nuestra Telefónica en los años noventas y revendida a otras compañías más haciéndola cada vez más mierda, atosigando al público con tarifas ridículamente altas y sin sentidos hasta que tenemos lo que podemos apreciar ahora, una basura mexicana. Oye, y no es porque sea mexicana, porque hablando claro (no pun intended), porque que sea de Puerto Rico no garantiza que la compañía sea todo un éxito – miren a OSNet que es un “hit and miss” – pero la verdad es que Claro por lo que estás pagando no ofrece lo que te mereces.

Nada más partamos de la premisa del logo de éstos cabrones:

logoclaro

No escogieron un mejor logo mi hermano, porque representa lo que todos ustedes asumieron bien: un roto de culo ensangrentado. Así me siento yo, con el culo hecho sangre y al rojo vivo porque estoy pagando por algo que apenas funciona. Velocidades lentísimas cuando pagas una tarifa, un trato a la gente como si fuera uno un retrasado, o de Comerío, y pa’ colmo, con empleados que por la madre mía que saben de Internet como yo de escribir buenos blogs, o sea, pésimo en todo.

¿Y qué tu me dices cuando llamas al servicio al cliente? Mire mi hermano, puedo decirte que uno ríe por no llorar. Juro por la madre que me cagó que una conversación con Servicio al Cliente quejándote por la velocidad del Internet corre de ésta manera.

-Hola gracias por llamar a Claro la red más poderosa del mundo le habla Pedro en qué puedo ayudarle.

-Hola Pedro, me llamo Merdócrata. Quiero reportar que mi velocidad de Internet anda lenta todo el día hasta que dejó de funcionar y he pagado por una tarifa de ___ dólares y no veo que me honran.

-Hola Señor Demócrata.

-Merdócrata

-Demócrata. ¿Ya revisó si su modem está encendido?

-Sí y Cágate en tu madre.

(engancho)

Juro que así pasa. Te tratan como el ser más bruto del mundo. Yo puedo entender que tu le salgas así a un viejito porque los viejitos como que no saben mucho que digamos de tecnología pero a mí, coño, me encabrona y si eso me encabrona más me encabrona son las soluciones que dan. Vamos, una vez me comentaron si había luz en la casa. Cosa cabrona.

¿Y qué cuando se ponen a robar el cobre del vecindario y los amigos de lo ajeno les pasa la brillante idea de robarte el cable del teléfono? Te cagas en tu madre. Viví por esa experiencia 4 veces corridas entre los meses de noviembre y diciembre. En serio que no se lo deseo a nadie. Pero tengo que ser justo. No le puedo echar la culpa a Claro por lo que hagan unos criminales a altas horas de la noche. Pero si puedo echarles la culpa por tardar más de 1 semana en colocarme el cable de teléfono de vuelta. O sea, como es que en pleno siglo 21 todavía haya que esperar 1 semana para que te restablezcan una línea de teléfono que fue bandalizada. Yo puedo creer eso si estuviéramos viviendo en los Himalayas o un pueblo tercer mundista como en Humacao donde la gente todavía se comunica soplando caracoles. Lo que no puedo comprender es siendo yo residente de un pueblo de avanzada (Bayamón obviamente) tenga que pasar por éste martirio. ¡Ah! Y no esperes que Claro te reduzca la factura por el tiempo que te quedaste sin teléfono y por consiguiente sin servicio de Internet. Simplemente te jodiste.

Fíjate, eso si tienen ellos bien eficiente. Cuando te pasan factura éstos tipos son los #1. No hay mes que no te llegue ese factura rapidito. Son locos cobrándote. Los otros días estaba pagando el teléfono del apartamento. Mira no más que lo hice por teléfono. Cuando estoy haciendo el pago no me dieron número de confirmación de pago y simplemente se enganchó. Me estuvo sumamente dudoso así que llamé otra vez y me mencionó que debía cerca de $60 dólares y pues pensé que era que no se realizó el pagó por completo. Cuando fui a Claro a reportar un robo de línea de teléfono (es una costumbre ahora) y exigir un descuento me dan la noticia de que pagué mi factura 2 veces corridas así que aboné 1 mes extra a mi factura. Me cago en Dios. $60 billetes echados a la mierda que me servían para resolver éste mes para cosas como comprarme una caset de Super Mario Bros 2.

Pero que cool. Por lo menos gracias a la amabilidad de una amiga que tengo del ciberespacio me enteré que Claro ofrece un modem el cual puedes conectar tanto el teléfono de la casa como para usarlo como WIFI cosa que estaba incrédulo en un principio pero que parece de que sí era cierto, solo que tenía que ir a Canton Mall, los headquaters de los escombros humanos de mi querido Bayamón y tuve que hacer una fila de casi dos horas oliendo sobaco y pampers cagaos de nenes dignos de una visita de Servicios Sociales para enterarme de que ellos si me dan ese modem solo que el modem no es otra cosa que un pequeño aparato que funciona con tecnología 4G que manda señal a los equipos electrónicos. Para eso mejor ponía mi celular como router y esperaba como un cabrón para que me arreglaran la línea de teléfono.

Pero no hay mal que por bien no venga. ¿Por qué? Pues porque ahora con mi línea de teléfono re-establecida puedo escribir este blog que tenía en mi mente hacer hace tiempito. Dedicándole la verborrea a estos hijos de la gran puta que han cagado la telefonía en Puerto Rico. Solo me queda a mí resignarme a mi triste realidad sabiendo que tengo un contrato espetado hasta las costillas con la compañía del roto del culo sangrante, esperando a que algún día, en un futuro no muy lejano, mire por la ventana y vea un corillo de hombres pipones frente a una pickup instalando Google Fiber por casa.

Google-Fiber-Space-on-the-road

…aunque soñar no cuesta nada

Baby Rasta eres un mamabicho

Hola a todos y cada uno de ustedes mis amigos inexistentes. Aquí con ustedes su híbrido fecal, entre humano y mierda, Merdócrata. Me excuso con ustedes primeramente por el hecho de que los he ignorado por un largo tiempo debido a que estaba ocupado en otros asuntos más importantes que el bloguiar. Chiché, jodí, fumé, bebí, tiré peos y cagué con cojones. Experiencias que no se logran vivir si me quedo espetado en una silla y viendo el monitor. Pero de cualquier manera gracias. Gracias por su apoyo. Me importa realmente un bicho su apoyo, pero igual si lo hacen pues cool. Para los que no me apoyan pues que se apoyen del trapo de bicho mío, hijos de mil puta.

En el día de hoy les vengo a contar una historia real y 100% verídica porque yo no vengo aquí a hablar mierda, bueno, si, pero me refiero a que yo no vengo a frontear aquí a nadie ni a pasar el macho. Nah, deja eso, porque pa’ macho yo y el trapo de bicho mío demuestra que lo soy. Yo hablo con la verdad y quiero que ustedes presten atención a este post porque de veras, quizás sirva de inspiración para algún cabrón en particular.

Hoy, putas, les hablaré de una experiencia que me tocó vivir varios años atrás, allá para el 2010 en donde por poco logro, si por poco logro librar un mal encarnado en la figura de un welebicho. A ese welebicho lo llamaremos Baby Rasta. Pues estaba yo tranquilo conducindo mi Datsun mohoso, lleno de bolsas de Burger King con restos de hamburguesa descompuesta y mayoneza fermentada en el dash del auto con un guille cabrón. Venía pues contentísimo, puesto que venía de conectar con La Taína y había chichau sin condón en ese momento con ella, y desconocía de la pudrición en el bicho que me esperaba en años venideros gracias a esta cabrona. Pero que se joda. Era la Taína. Le froté mis genitales por u jaiba y le dije que tenía el webo enorme. Una cosa llego a la otra. Anyway, eso es material para otra historia. La cosa es que andaba feliz como lombriz. Es por eso que llamé a mi pana El Escarabajo y quedé con él en buscarnos más grillas para poder darles yeska. Algo paso con nosotros los hombres que chichamos a una jeva y nos queremos chichar a todas ahora. Pues nada, el muy hijo de puta me dice que pase a buscarlo porque el muy cabrón es un mamabicho sin carro, fokin loser.

Le doy breik a que se vista y se raspe una puñetita en la ducha en lo que yo sanamente me dirijo a casa de mi cabrón amigo. Llego a su casa, se monta en mi carro y siento un hedor a perfume Samba. El tipo andaba entregao’. Quería conectar. El Escarabajo y yo teníamos McNuggets y queríamos mojarlos en salsa de culo (de mujer) así que arrancamos sin rumbo a revulear por todo el área metro buscando yales para darles y no consejo. Nos paramos en tres chinchorros de mala muerte para darnos la ccerveza con calma y entonarnos. Yo tengo una cosa que borracho es cuando guío más cabrón. Así que en cada negocio que me metí pedí el clásico Caneca Ron Llave con Royal Crown. Escarabajo como es tan pendejo solo pidió Colita Champán. La cosa es que me estaba poniendo bien fokin ready, nos montamos en el carro no sin antes grajearnos  par de viejas mellas y apestosas a Agua Maravilla y luego de varias guayás de carro a carro y 2 iguanas muertas por mi excelente puntería en cuatro ruedas llegamos a La Lomita: Hogar de los muslitos rellenos… ¡y se soltaron los “Party Animals”!

Buscamos a las más cueros, nos chupeteamos a pares. Diablo que cosa cabrona. Habían pellejos de todas clases. Yo soy tremendo bellaco so que me grajié con todas. Soy tan macho.

Mostré a todo el mundo que no solo era el mejor bebedor cuando ordené mi Cutty Sark con Maví frío, sino que en la pista soy el puto Tazmanian Devil. Jodí, di mis pasos más cabrones y le enseñé al planeta Tierra mis habilidades en el Elektrobugui. Puse a mamar en la pista. Lo digo sin que se me quede nada por dentro. Pero de momento siento un golpe en mi mierda, o sea mi cabeza.

-¡Ouch! Pero quién carajo me golpeó, puñeta.

Dije con un encojonamiento. El golpe me hizo cagar mis movimientos y las gatitas vieron lo fail que soy. Miro hacia atrás y era nada más ni nada menos que Baby Rasta, arrebatau hasta los dientes y con un flow bien mamabicho. Yo le cuestiono que si qué carajo había pasado. Que yo soy Merdócrata y que si por qué me arruinó mi bailesito tan tripioso. El muy cabrón me dijo:

-¿Tu eres Merdócrata? No te conozco. Lo que si reconozco es a un pelabicho.

-¿Pelabicho? Cabrón no le digas así a mi amigo Escarabajo. No te burles de la gente con defectos

Y le metí una galleta. Esa galleta sonó de aquí a casa de tu mamá, cabrón lector. El se tocó la cara y yo puse mi pose de pelea.

Yo seré bellaco, sucio, puerco, y bloguero pero pendejo no soy, y de Baby Rasta no me iba a dejar dado. Así que comencé a pelear con el. Le di una clase de salsa tan cabrona que Roberto Roena me felicitaría. Pero él, como cobarde que es. Rápido sacó el culo y mandó a sus manduletes a pelear su pelea. Ya ustedes saben el resto. Le patié el culo a  5 de ellos. Tu sabes como son los cacos que no pueden pelear solo y necesitan el bonche. Pero lamentablemente eran demasiados. Cuando derroté al mamabicho número 12 Baby Rasta me dio con la culata de una pistola, pa mí que una Magnun 9 Milímetros. No sé, en verdad no se mucho de armas. Entonces el cabrón aprovechándose de la situación me cogió en el piso y me escupió en la cara y me dijo:

-Gringo ahora te va a meter el bicho por el culo.

-¡NO!

Se escuchó fuertemente. OG Black detiene a Gringo justo a tiempo.

-Ese culo es mío.

OG Black comienza a bajarse los pantalones y el calzoncillo y muestra un bicho que parece un brazo de nene. Entre todos los secuaces entonces me comienzan a desnudar. Me rasgaron la ropa y todo. Yo no lo podía creer. Iba a ser violado por OG Black. Me pusieron poca abajo y de momento, tanto fue el nerviosismo que me mee y me cagué encima bien cabrón. ¡Fo! Mi hedor a mierda impregnó todo el restaurante. Una mezcla de peo de cerveza, caca blandita, mezclado con huevos y malta mal digeridos quedó en el lugar. Baby Rasta se fue no sin antes cagarse en mi madre.

OG Black se le bajo el bicho automáticamente y cometió un barbarismo. Se metió el bicho el mismo. Gringo se vomitó en mi pecho. Los que no le daban el hedor a mierda se reían y los que si les llegaban se desmayaban, unos convulsionaban y escuché a par de gente llamando a su mamá en el desespero. Yo estaba tan abochornado que me fui, Escarabajo me siguió. El intentó poner paz en mi alma pero era inútil. Estaba encolerizado. Encabronado. Ido de mi ser. Le di las llaves. El condujo a su casa y no le dirigí la palabra solo para decirle “adiós” a secas y tomé el volante y me dirigí a mi casa.

Pasaron días, semanas, meses en donde me quedé pensativo, descontrolado. Baby Rasta me humilló, A MÍ…A MERDOfuckingCRATA. Hijo de puta. Esa no se la iba a personar jamás. Estuve pensando tanto en lo que iba a hacer. Yo sé lo que quería, no soy pendejo. ¿Pero cuándo? ¡Ahora puñeta!

¿Ustedes saben lo que es un webolver?

Pues yo literalmente tengo uno, cabrón. Ahora si que estaba yo más caliente que el switch del sol. Cuando joden conmigo joden con el mejor y cuando Merdócrata anda encabronau, u yu yui, es que se ponen los webos a peso. Me puse mi webolver en el culo bolsillo. Merdócrata va de cacería.

3 de Marzo de 2010

Era de noche, me estacioné un poquito lejos de un estudio de grabación donde se rumoraba en las redes sociales que Baby Rasta estaría grabando varios tracks para alguna producción de mierdatón. Todo es sencillo. Solo ser paciente y cogerlo desprevenido. Compré unas Pringles en el camino. Son tan buenas pero tan irritables para comer en especial cuando te comes la mitad del pote y no te cabe el puto brazo. Me limpié las migajitas de papitas que tenía en la barriga. Soy un puerco comiendo. Entonces percibo que dos hombres pelabichos salen del estudio de grabación. Me doy de cuenta pero me da indiferencia. No los conozco, no me interesan. Ellos miran con una cara extraña como que rebuleando y hacen una señal hacia dentro del estudio como dando un visto bueno para algo. Entonces cuál fue mi sorpresa cuando veo como es que Baby Rasta aparece. Ambos cabrones lo custodian dirigiéndolo a su automovil.

Sigilosamente me baje de mi carro y la oscuridad de la noche me sirvió como manto para poder pasar desapercibido. Le había echado W40 a la puerta so que el rechino de la misma al abrirla fue mudo. Noto cuando Baby Rasta se monta en su carro y comienza a hacer chistes pendejos sobre que tan cool es él y cómo Gringo, su partner de toda la vida no es otra cosa que la sombra de él. Mofa tras mofa seguida de una esnifiá de raya que se dio el cabrón ese de cocaína. El reggaetón deja aunque seas un has-been tal parece. Luego de darse ese fuetazo el cabrón le da por prender los focos de su carro. Un gran error.

Saqué mi webolver y arremetí con un grito de guerra.

-CULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO (de mujeeeeeerrr)!!!

BANG

BANG

BANG

Muchos BANG puñeta

Cogí el carro de Baby Rasta y lo dejé más hueco y feo que el culo de Manny Colón. Gasté un peine y sacaba otro, cargaba y seguía cociendo a tiros el puto Célica ochetoso de ese tragaleche. Me acerqué a la escena del crimen.Vi a todo el mundo hecho mierda, vi a Baby Rasta rezándole a Dios, cagao y meau tal y como me dejó a mí aquel día en La Lomita. Entonces me bajé el pantalón, puse mi culo frente a su abdomen y cagué un peo tan cabrón e hijo de puta que le perforé el estómago. El lloraba y suplicaba. Oí las sirenas. Seguro era la policía de Puerto Rico. Me monté en mi Datsun y conduje con el cristal bajau fumando un cigarrillo, dándole pal frente hasta encontrar la costa más cercana.

Me perdí. Baby Rasta llegó a intensivo. Dicen las malas lenguas que se sometió a una reconstrucción del estómago gracias a mis acciones puercas y deshonestas. A mi me importa un bicho. La policía le pidió a él que narrara los hechos y el simplemente mantiene la boca cerrada. ¿Quién le creería que una persona mitad hombre y mitad mierda puso en peligro su vida? jaja, Se joda. Aún conservo noticias del evento.

Noticias de alrededor del mundo aparecen las cuales me inchan el corazón:

Hoy por hoy Baby Rasta guarda silencio porque sabe que meterse con Merdócrata es como meterse con el Green Giant y hablar mierda del maíz. Papito, tu sabes, ponte pa tu número y pa los welebichos que hablen mierda de mí, cuidau, que la furia de mis intestinos podrá reventarles el estómago. Gracias por esperar mi nuevo post. Me defeco en vuestras progenitoras. Chau.

99% de Mierda

Los otros días estaba conectado en la internet  estaba yo ejerciendo mi rol de intercomunicador con los múltiples lectores basuras y escombros sociales que leen mi blog en el Facebook, tu sabes, cosa común que pasa a diario. De momento me encuentro con este sujeto el cual me hace un acercamiento. El tipo es seguidor de uno de los movimientos que estaban bien de moda hace unos meses atrás; esa pendejá del 99%. El tipo entregado a la vaina me pide que si por favor podía yo, Merdócrata, el amo y señor de la copro-escritura, hacer una reflexión sobre eso. Yo me debo a basuras como él so que aquí vengo con mis pensamientos al respecto.

Compañeros míos. Como bien sabemos, nosotros como sociedad estamos expuestos a los cambios que suceden tanto dentro como fuera de nuestra vida  cotidiana. El ser doctor o enfermero, maestro o tecato, no detiene de ninguna manera que el mundo sigue su paso. Nosotros cada cuatro años nos toca la tarea de escoger un elenco de basuras sujetos que nos representen de buena fe en lo que nos concierne como gobierno. Personas que darán su voz, sus acciones a tomar responsabilidades por nosotros. El 99% de nosotros delegamos esa responsabilidad. Delegamos que sea una persona la que piense por ti, que tome acción por ti, que decida por ti los senderos de tu vida y de tu país.

Es por eso que usted, welebicho, está así  de jodido. Porque usted es parte de ese 99% que tiene que delegar sus responsabilidades como ciudadano a unos hijos de la gran puta que no hacen nada por este país que no sea velar por sus propios intereses. Tu clamas que ellos son unos cabrones. Que ninguno vale nada, que son sucios truqueros y pellizcabichos. Pero no todos son así de hijo de la gran puta, solo el 99% de ellos.

Lector, usted se jacta de que estos cabrones políticos son los culpables de que este país esté así, mierda, que todos los políticos del mundo son así. Que son zahoria, imbéciles que se lucran y llenan sus bolsillos de dólares a cuenta de esos puestos que le otorgó el pueblo. ¿Pero podría usted adivinar una cosa? ¿Quién escogió a ese 99% de cabrones que están en el “poder”? El 99% que salieron a votar. Sí, esos 99% de welebichos que escogieron a la misma claque de personas una y otra vez. Los mismos pillos, pichones de cabrones que lo jodieron a ustedes 4 años atrás lo escogieron de nuevo, tu sabes, por el hecho de que era supuestamente lo mejor que había en la papeleta. Con la falsa premisa de que era “lo mejor entre lo peor” o “lo menos malo en la papeleta”.

Usted está indignado, está cabronamente dolido. Pero puñeta, no te quejes de que te trataron mal esos 99% de políticos. No compañero. Usted escogió a esa claque porque quiso. Porque esos 99% de políticos les dieron por contratar a 99% de empleados con puestos redundantemente políticos también para poder saquear el país a gusto y gana bajo sus propias narices. Quizás usted piense que esa no eran sus intenciones cuando usted salió a votar ese noviembre. ¡Pero hey! ¡No sea imbécil! ¿Esperaba algo mejor? ¿Honestamente? Yo solo justifico su voto si usted  estaba conciente de que los cabrones que venían al poder venían con las intenciones de robar, truquear y joderte como más pudieran. Si usted era así de masoquista y querían que políticamente le dejaran a usted y sus principios con el culo como boca de payaso entonces, en hora buena. Este post no es para usted. Porque usted está claro. Está en lo correcto. Usted es 1% dentro de esos 99% de mamabichos que querían cambios pensando que lo mejor para llevar prosperidad a su país era votar por los mismos imbéciles de siempre. ¡Tremendo!

¿Pero qué se puede esperar de una sociedad en donde la gente entiende que democracia es votar por unos personajes políticos cada 4 años? Vaya, tremenda democracia. Democracia verdadera sería la oportunidad de bajar y trepar al que te ronque los cojones cuando y donde sea. De decirle basta a ese político que te está funcionando mal y botarlo a la mierda para colocar a una persona nueva. Y hablando de personas nuevas, ¿cuántos nuevos usted ha visto por ahí? El 99% de las veces que prendo la computadora y dejo de ver porno (cosa rara) me meto a las páginas de noticias del país, sea El Nuevo Día, Primera Hora, El Vocero y todos los protagonistas son los mismos de siempre. Los mismos de siempre que un 99% de cabrones votó por ellos.

Es por eso que creo que el 99% de nosotros los boricuas nos deben de dar por el culo. Porque somos pendejos. Porque no tenemos la babilla de ser valientes y velar por nuestros propios intereses. Yo me la paso hablando de culo y mierda todo el día con ustedes pero la verdad es hija de Dios y hermana mía. Cabrones, porque si ustedes tienen los cojones de matarse por marihuana, cocaína, pastillas y armas tienen que tener igual de cojones de matarse por su patria por su país. Porque el 99% de la droga te la metes por vena y nariz, pero la patria no te la puedes meter por el culo.

¡Indígnate 99%!

El hombre real: Un Puerco Bello

Primero que todo quiero empezar hablándoles diciendo que muchas gracias por su apoyo al blog de su buen amigo inexistente, Merdócrata. Nunca supe que hablar mierda sobre mi vida y tratar a las mujeres como objetos sexuales y eso me iba a traer tanto triunfo en la vida. Desde el fondo de mi corazón, siendo lo que soy yo, un ser híbrido entre miera y hombre, gracias. ¡Gracias Pueblo de Puerto Rico! ¡Gracias Internet! Me han demostrado qué tan basura todos y cada uno de ustedes han sido, son, y han de ser. De veras gracias. Dejando la lambonería a un lado quisiera hablarle a ustedes de un tema muy particular pues esta es la primera Navidad que tengo con ustedes y creo que es pertinente traerlo a colación en especial.

Ustedes saben que durante el período navideño nosotros tenemos una fokin mala maña de decir estupideces para queda bien con la gente que nos importa y no me refiero solamente a nuestra familia, que se joda la familia, me refiero a las personas que realmente amamos por ejemplo las mujeres y toda esas mierdas con vagina. Y nosotros los hombres por pendejos nos da por decirle a ellas que este diciembre y lo que queda de enero, las octavitas y esa mierda estaremos atentos a velar por nuestro peso y comer menos. ¿Velar por nuestro peso? ¿Comer menos?

Nosotros somos hombres, no mariquitas. Un hombre de verdad no necesita de jamás y nunca velar por nuestro peso.  Me refiero, a que vamos, los hombres de verdad no nos importará como nos vemos. Cuando una cabrona de estas se moleste por como nos vemos entonces es hora de darle un giro de 180 grados ponerla en 4 patas y darle por culo antes de mandarla a la mierda. La verdad es hija de Dios y hermana mía. Los hombres nacimos para ser puercos. Un hombre tiene que importarle un bicho lo que dicen los demás en especial su mujer. ¿La mujer tuya te conoció siendo un puerco, gordo y sebao? Entonces que se acostumbre. A poco ella le gustaría que le estuviésemos jodiendo por estar una puta hora completa tratándose de ver “ricas” aunque sean unas putas vampiros chupa sangre, chupa pinga y chupa dinero. ¿Verdad?

Ellas no tienen resoluciones de año nuevo y en las navidades quieren siempre verse bellas y entonces demandan de sus maridos, esposos, chillos o concubinos que se vean radiantes. El hombre radiante se ve al natural. ¿Cómo es un hombre al natural? Lechón, barbú, lechón, barbú y lechón, ah y también barbú. ¡El pelo en el pecho es completamente obligatorio! Si tu mujer quiere que te veas lindo y radiante entonces que acepte lo que está con ella: UN HOMBRE.

¿Y si quieren que te afeites y toda esa mierda porque quieren que te veas bello? Muéstrele el dedo del medio, mírala a los ojos y dile un buen “fuck you”, yo siempre lo hago. Yo no tengo barba porque tengo mierda por rostro pero tengo el bicho como un puto nido de comegén. Pelú con cojones. Oloroso. Oloroso a hombre. A las jebas mías las pone bellaca. ¡Ninguna se queja! Ni se quejará.  De hecho la Biblia dice en Timoteo, 2:11-12:

«La mujer aprenderá en silencio, con toda sumisión. No le permito enseñar a la mujer, ni que domine al marido, sino que permanezca en silencio.»

 

Pero si jode que una mujer demande que te veas bien más jode un hombre que se deje influenciar por eso y le haga caso a su mujer. A tí cabrón mi descarga. Cabrón, aprende a ser lo que eres. Eres hombre. ¿Quieres una vaginita? Cortate la pinguita y con un cuchillo hazte un tajo entre las patas, pedazo de mierda. Digo, si lo que te gusta es cagar pa’ dentro pues te lo respeto. Yo soy el primero en defender el derecho de los maricones. Pero si tu dices ser hombre entonces demuéstralo dándole pichón a esa parga. Sé cómodo. ¿Acaso han visto a Osvaldo Ríos, educador de mujeres por excelencia, lloriqueándole a una mujer pidiéndole cacao? Claro que no, porque ese macho completo sabe cómo tratar a su mujer, con cariñitos de correas de cuero y almuerzos de sanwiches de nudillos.

No estoy diciendo que a la mujer se le debe de pegar, nada de eso, tu sabes. Solo digo que cuando se es hombre hay que tener las prioridades claras en la vida. Primero hombre, luego el carro, luego el perro, luego una cagada en el baño, luego un Baconator triple carne de Wendy’s, luego otra cagada, otra limpiada de culo y entones tu mujer. Digo, esto se los digo para que no digan que solo lo que escribo aquí es mierda y verborrea cibernética. Lo hago porque los amo mucho, en serio, como un cáncer en el bicho.

En resumen, cuando la mujer lo tilde de puerco, sucio y abandonado dígale que se vaya al carajo, que el ser hombre le da a usted un poder bien cabrón, el poder de ser todo un lechón, absurdo y obseno. Alabe su vida de mierda, vea porno, paguese unas putas y viva, viva ese honor de tener ese apéndice colgándole entre las piernas.

Usted tiene bicho, ¡usted es Hombre!

Carta de Odio a La Mujer Caballo

Hola a todos y todos lo cabrones que me siguen en mi mierda de blog. Aquí como siempre el maldito de Merdócrata para hablar las cosas como son. Porque así las siento. Hoy es un día bastante especial para mí porque estaré disfrutando de los placeres carnales que solo una tremenda hembra te puede ofrecer. Ustedes saben, yo siempre chichando mucho. Ustedes ya conocen esa faceta de mí. Hombre boricua, rostro de mierda, bicho enorme, you know. Estoy cabrón. Un polvo jamás me falta porque yo siempre he sido así, con el bicho dulzón. Cuando camino por las calles de Bayamón a visitar a jugar briscas por casa de mi pana Manny Colón las mujeres se me quedan viendo la maceta por encima del pantalón y de reojo noto como se pellizcan los pezones las una a la otra. Tanta concentración de bicho dentro de mis pantalones les hace palpitar la crica.  Pero hay una cabrona que la crica no le ha dejado de palpitar desde que la dejé como la puta que es y me refiero a la Mujer Caballo.

¡Oh Mujer Caballo! Aún con ganas de joder. Resulta compañeros que la muy cabrona ahora anda en un mood de stalker que no la aguanto más nada. Te explico. desde que se enteró de que ya no soy el mismo tipo aquel que podía soportar una mujer horripilante que no supiera chichar y queme exija un polvo decente cuando darle un pingazo a ella era como una tortura tala Hola cabrona. ¿Cómo estás? Espero que bien hija de mil putas. Últimamente me la he pasado cabrón en la vida. He visto mucho porno, de enanas y viejas petardas, he gastado mi dinero en rellenos de papa por todo puto Comerío y me tiro peos y me arropo para darme el gusto de tener la primicia de olerlos yo mismo. Le he dedicado a pensar y reflexionar sobre la cabrona Mujer Caballo y mierda, qué puedo decir, les tengo que contar que es la más puta de las mujeres.

Pero no es una puta buena, sino una puta mala. De esas que no quisieras tener en tu vida por vergüenza ajena. Porque ser puta no es malo, malo es cuando eres puta, cabrona, perra, sucia, bicha etcétera, toda esa mierda dentro de una misma mujer. ¡Hay puñeta! No sé ni como escribo toda esta mierda mientras no golpeo una pared. La muy puta quiere regresar conmigo. Extraña este bicho. Porque mi bicho es grande, hermoso y venoso. La cabeza siempre colorá y tronco firme. Esto es el mayor placer que puedo darle a una mujer. Pero tu, Mujer Caballo, no lo podrás disfrutar más. Creo que te hice un favor más que otra cosa. Me siento como Bruce Willis en Armageddon, sacrificando el bicho contigo. Deja eso. Yo me merezco algo más que tu, perra enferma. Cabrona, tu lo que pasa es que te enchulaste de la maceta pero no del hombre. ¿Y sabes qué? Te pderdiste una cosa espectacular. Yo soy algo más que bicho, Mujer Caballo, yo tengo sentimientos. Yo soy un cabrón que no solo lo mete por meterlo ni te destrozo el intestino sol por sentir el placer de verlo sangrar. Ninguna mierda de esas. Yo empeño mi corazón.

Empeño mi corazón, mi cuerpo y mi alma para que puedas tener frente a ti un hombre especial. Un hombre que rompe la expectativa de lo que es un hombre cualquiera. Conmigo tienes el paquete completo: Bicho y corazón, más bicho que corazón pero aún así tienes mi lado sentimental. Porque yo soy un tipo así de cool y radical. Porque si por mi fuera tuviera todas la mujeres del mundo y todas las que me siguieran en los Twitter o Facebook estarían desnudas lambiéndose las cricas y agarrándose las tetas por tal de complaserme y verme totalmente satisfecho. Soy un cabrón, soy un bellaco  y la droga del bellaco es la bellaquera. Pero yo me auto-regulo. Estoy cabrón. Yo me sacrifico para no llegar a ser un “Sex Offender” de la Blogósfera Boricua. Me sacrifico para que tengas en mi un ser… irresistiblemente sensual. ¿Cuántas cabronas quieren un hombre como yo? Muchas. ¿Qué muchas? ¡Todas! Pendeja y tu, tu Mujer Caballo, no sé qué mierda pasó por tu mente que pensaste, o creías que yo soy como una de esos animales que cabalgas, de los que pones el culo encima de su lomo y diriges a gusto y gana. Pero te equivocaste. Lo único que pudiste cabalgar fue el bicho mío (y mal por cierto) y bicho dirigiste tu, YO TE DIRIGÍ y la mierda es que perjuras y juras que tuviste el control de esta relación. Por eso es que te boté como la bolsa de mierda que eres y siempre fuiste y gracias a Dios o al Diablo que caí en cuenta y no cometí el error de convivir contigo o de peor aún, casarme, wákala. Tendríamos uno de los nenes más horribles del mundo. Ya me lo imagino, mitad mierda, mitad caballo. Completamente espanto. ¡Uy deja eso!

Aparte de todo eso un sexo mierda, en donde yo tuve que estar haciendo de tripas corazones para poder lograr al orgasmo. Que si te lo metía te dolía mucho, que si te lo meto más de 2 veces en la noche llorabas y decías que “Yo no soy así” porque en tu poco seso piensas que más de un polvo en una noche te hacía sentir como una puta; el no tragar leche porque decías que solo las cueros hacen eso y el culo no te podía ni rozar por el meñique porque decías que era “contra-natura” fueron factores que me hacían sentir un asco de ser humano, porque dar el culo (si eres mujer) es una bendición. Pero tu pendeja, te empeñabas de que no, por ahí sale la mierda y más nada. Que se joda. Si es roto, se puede llenar. Pero cuando decidiste el no besarme, porque te daba cosa el besar mientras chichábamos… oh Dios… oh Dios… ¡Bésame no seas puta!  Un beso mató nuestra relación. Lo sabes. No pude soportar más el tener conmigo una muñeca de trapo por mujer. Hacerme la puñeta y venirme encima de una frisa al lado tuyo era más placentero que estar contigo. Te dejé pa la mierda. Lloraste, suplicaste, me pedías perdón, viajabas de tu pueblo a Bayamón a pedor cacao, pero bicho, es, contigo si que no.

Ahora me cuentan que jangueas con tus panas y te puteas. Te das 3 traguitos de güaynabicha de esas que ustedes se dan: perrier con alguna mierda y se quedan ajumás, y para qué, para ponerte a chonquear y hostigar hombres que janguean con sus novias. ¡Puta te van a dar! Ya me lo contaron todo y verguenza te debe de dar. Tienes suerte que no te partieron la madre porque el que te la hiba a partir es pana uña y carne de Merdócrata, el mismo que no le paras ya la tranca. Y por respeto a mí aún es que conservas tu inmundo, cochambroso y sucio rostro. No se si te negaron un favor. Quizás de esa manera tendrías un rostro más reluciente. Me lo dijeron todo y me lo negaste. “No que yo no intenté besar a nadie” no fue lo que escuche, sino que te refugiaste en un “no me acuerdo”, pendeja, eso tu ni te lo crees. Una amiga mía pasó un mal rato por tu culpa y casi le cuesta una relación. Deberían hacerte un Sho-Ryu-Ken al estilo Ken Masters y mandarte a la fukin Luna a ver si sales de mi vida para siempre.

Te confronté, lloraste, me mandaste mensajes de texto pidiendo perdón. Le suplicaste a mi amiga que no le dijera nada de ese contratiempo pero ya es tarde. Ya lo sabía todo. Bros Before Hoes tu lo sabes. Amigos primero que las putas y fuiste parte de la redada. Porque los panas se protegen de cabronas vividoras como tu. De vampiras de energía que lo que quieren es succionar el vivir de uno y tu, ni el bicho me succionaste bien.

Porque el corazón de un hombre se gana más que con símbolos de dólares, se gana con tener una buena hembra. Una hembra que te bellaquée todo el tiempo,que le demuestres interés, que te complazca en la cama, que te de disfrute, placer. Que dé el culo y gima y te mire a los ojos y te diga “Te Amo” mientras le partes el intestino y te le vienes adentro. ¡Apréndelo!

¿No que eras la más “guapa” de las mujeres? ¿Tienes miedo? ¿Estás cagá? ¿No quieres escuchar la realidad? ¡Se acabó! ¡No jodas más!

Puta, maricona, ¿Dónde estás metida coño!

Cibersexo y el bellaqueo por internet

Se acuerdan ustedes años atrás cuando estaban en la higschool como para finales del siglo 20 en donde ustedes tenían las hormonas trepadas y estaban locos por darle felpa a cualquier cosa con tetas, vagina y fuera ser humano? ¿Qué tal cuando se te paraba el bicho de tan solo besar en la mejilla a esa chica que te gustaba y que la considerabas un amor platónico y resolviste casqueteándote pensando en las poses más sucias y ricas que querías experimentar con aquella cabrona? Una pregunta tan larga como el bicho mío lo sé. ¡Ah! Y también sé que cuando te ponías bellaco pensando en toda esa mierda que te disparaba la adrenalina por la punta del bicho lo primero que te vino a la mente es esconderte de tu mami y de tu papi, prender la computadora, colocar una toallita por la parte de abajo de la puerta para que no se viera la luz de la pantalla y te ponías como cabrón a accesar el internet con la velocidad exageradamente cabrona que tenía ti conección Dial Up de Coqui.net y lo primero que accesabas era nada más ni nada menos que Agozar.com para hacerte la puñeta con una furia hiper-hija de puta.

No te sientas mal si viviste con eso. Tampoco sientas vergüenza ni culpa porque honestamente yo también era tan bellaco como tu y tenía el colchón de mi cama como queso suizo experimentando con mi mente cómo culo sería darle daga a una hembra como Giselle Blondet cuando te ponías a ver Despierta América. Nosotros los hombres siempre vivimos con las hormonas trepadas. No nos negamos a ver un buen culo y un par de tetas nunca lucen mal en una mujer, no obstante tenemos una vida de muy poca producción en lo que a bellaqueo se refiere. Si de algo yo admiro a las mujeres como criaturas es que siempre pueden tener una pareja para lo que sea (así sea para comer yonyi 😉 ) pero la cosa es que ellas se dan el puesto bien cabrón y aunque saben que tienen las herramientas para tener al mucho que desean no acceden al “overkill” sino que se dan su tiempo y toda la pendejá.

¿Cómo seríamos los hombres si tuviéramos ese poder? Posiblemente todos tendríamos lupus, sífilis, gonorrea y la mierda esa que le dio a Magic Johnson. Nosotros no podemos manejar toda esa responsabilidad y es por eso que decidimos mejor resignarnos de jovencitos a que no podemos tener lo que queremos en el sexo y nos embarcamos a esos mundos depravados que esconde la red cibernética para poder saciar nuestra hambre por crico.  La internet lo es todo para el hombre bellaco. Ahí se encuentra todo. La panacea. De hecho en lo que a mi me concierne el internet fue quién me educó sexualmente hablando. Cómo comer un toto, la simetría de unas buenas tetas, las formas estrambóticas de los labios vaginales, el soportar que te digan hijo de puta y que te abofetee una mujer en el rostro y como comer un buen culo son solo detalles los cuales le doy gracias a internet por poder incorporarlas a mi sumamente pobre alta actividad sexual que he tenido en mi vida.

Así quedábamos al acabar de ver Agozar.com

¿Cuántos no nos hicimos adictos a los Relatos Eróticos que leíamos en sitios web como por ejemplo Marqueze.net y páginas web similares? Con eso aprendimos a tratar a las chicas con delicadeza y ser todos unos morbosos.

¿Cuántos no nos metimos a Agozar.com a ver totos pelús de cabronas de Morovis que pensaban que el internet no era gran cosa en 1997 y que sus jaivas no estarían expuestas al público? Lo siento. Yo vi sus jaibas y lo adoré!!! Cosa cabrona. Aprendí que una tota hay que quererla no importa que tan calvita o velludita que esté. En el fondo todas palpitan igual. jujú. Me pongo bellaco.

¿Cuántos no se metieron a RedTube, YouPorn, Pornotube, o Pornhub para teber acceso a videos de cabronas que hacen squirting, las brasileñas que tiran peos y se ponen bellacas y extractos de videos de porno soviético donde familias se tiran a las abuelas y cabronerías así?

¿Quién no se hizo pasar por lesbiana y se metió a LatinChat y se hizo pasar como “GatitaSexy4U_69” con tal de bellaquear con otra “mujer” que cuando le pedías foto o cámara te decía que su webcam estaba jodida y no había un breik? ¡Clásico!

O sea, hay tanto motivo para ser parte del mundo sexual que lleva la internet que de veras es bien pendejo vivir enajenado de la situación.  ¿Por qué recurrimos a esto del cibersexo? A mí que eso se debe mucho a que necesitamos de buscar algo en donde simplemente no lo tenemos en la casa. La esperanza de recibir tota luego de una tarde de trabajo y que luego te digan “no es que tengo sueño” se le baja la pinga a cualquiera y necesitas buscar la forma de descargar ese río de semen que tienes encajao entre bolas y pene. El cibersexo es la opción que tiene el hombre solo que no tiene con quién apuntarse la chery. El marginado, el sufrido, el que quiere comer y experimentar fantasías que la mujer no le quiere cumplir ni pa’ Dios porque supuestamente la está ofendiendo como ser humano. ¿A quién le ofende meterle maseta a una jeba por detrás, sacársela y ponerla a mamar de tu ya mencionado miembro? Creo que es algo lindo y bello. Nada dice más “te amo” a un hombre que una mujer que gima diciendo “Merdo párteme el culo”, tu sabes, huy se me paran los vellos púbicos de tan solo pensarlo.

El cibersexo es bueno, estimula a las buenas ideas y a la imaginación. Imagina qué tan bueno sería poder cumplir todos tus sueños eróticos sin que tu mujer te joda. ¿Cómo crees que puedes disfrutar del sexo esporádico? Lo que pasa es que muchas mujeres ven el cibersexo como un escape y quizás confunde  una infidelidad con eso. No sé. las mujeres son criaturas extrañas. Sangran  por una semana  y no se mueren. Debería ser yo quien desconfíe de ellas.

Ponte bellaca, baby

Si a tu esposo el bicho se le queda a medias, mujer que me lees y te sientes defraudada no te encojones con él. Al contrario. Mete el rostro en la ornilla de la estufa y ponlo en “Hi”. ¿Por qué? Porque limitaste a ese hombre en convertirse en el amante que el con tanto anhelo a querido ser. Solo porque eres una mujer atorrante y que quieres que todo sea para ti. ¿Quiéres que ese macho te ponga en 20 uñas y te haga cantar el himno americano alrevez? Déjalo ser. Que se baje los calzones, se haga la puñeta mientras chatea y búsca uno kleenex pa’que ese pobre hombre se sienta limpio y fresco coño y de esa manera pueda cumplirte como caballero… .

Hombre que te masturbas, Merdócrata te saluda.

¿Quién quiere invitación a Google+ ?

Bueno, este post es sencillo pero igual lo hagopara todos aquellos que deseen que le envie una invitación para el Google+

Si usted quiere probar la respuesta de Google para quizás competir tu a tu con Facebook abrirse paso a las redes sociales simplemente haga lo siguiente:

Deje un comentario en el blog y coloque el e-mail de usted para que le llegue la invitación. 

Ya saben, es sencillo.

¡Ojo! No sé si esto tiene un límite de invitados o algo así so que mientras más breve ustedes me escriban pues entonces más rápido les envío el correo con la invitación.

Recuerden que el servicio aún está en prueba y que durante el tiempo estará sufriendo sus cambios y toda la pendejá.

¡Vamos a ver que pasa!