Archivo de la etiqueta: maltrato

El hombre real: Un Puerco Bello

Primero que todo quiero empezar hablándoles diciendo que muchas gracias por su apoyo al blog de su buen amigo inexistente, Merdócrata. Nunca supe que hablar mierda sobre mi vida y tratar a las mujeres como objetos sexuales y eso me iba a traer tanto triunfo en la vida. Desde el fondo de mi corazón, siendo lo que soy yo, un ser híbrido entre miera y hombre, gracias. ¡Gracias Pueblo de Puerto Rico! ¡Gracias Internet! Me han demostrado qué tan basura todos y cada uno de ustedes han sido, son, y han de ser. De veras gracias. Dejando la lambonería a un lado quisiera hablarle a ustedes de un tema muy particular pues esta es la primera Navidad que tengo con ustedes y creo que es pertinente traerlo a colación en especial.

Ustedes saben que durante el período navideño nosotros tenemos una fokin mala maña de decir estupideces para queda bien con la gente que nos importa y no me refiero solamente a nuestra familia, que se joda la familia, me refiero a las personas que realmente amamos por ejemplo las mujeres y toda esas mierdas con vagina. Y nosotros los hombres por pendejos nos da por decirle a ellas que este diciembre y lo que queda de enero, las octavitas y esa mierda estaremos atentos a velar por nuestro peso y comer menos. ¿Velar por nuestro peso? ¿Comer menos?

Nosotros somos hombres, no mariquitas. Un hombre de verdad no necesita de jamás y nunca velar por nuestro peso.  Me refiero, a que vamos, los hombres de verdad no nos importará como nos vemos. Cuando una cabrona de estas se moleste por como nos vemos entonces es hora de darle un giro de 180 grados ponerla en 4 patas y darle por culo antes de mandarla a la mierda. La verdad es hija de Dios y hermana mía. Los hombres nacimos para ser puercos. Un hombre tiene que importarle un bicho lo que dicen los demás en especial su mujer. ¿La mujer tuya te conoció siendo un puerco, gordo y sebao? Entonces que se acostumbre. A poco ella le gustaría que le estuviésemos jodiendo por estar una puta hora completa tratándose de ver “ricas” aunque sean unas putas vampiros chupa sangre, chupa pinga y chupa dinero. ¿Verdad?

Ellas no tienen resoluciones de año nuevo y en las navidades quieren siempre verse bellas y entonces demandan de sus maridos, esposos, chillos o concubinos que se vean radiantes. El hombre radiante se ve al natural. ¿Cómo es un hombre al natural? Lechón, barbú, lechón, barbú y lechón, ah y también barbú. ¡El pelo en el pecho es completamente obligatorio! Si tu mujer quiere que te veas lindo y radiante entonces que acepte lo que está con ella: UN HOMBRE.

¿Y si quieren que te afeites y toda esa mierda porque quieren que te veas bello? Muéstrele el dedo del medio, mírala a los ojos y dile un buen “fuck you”, yo siempre lo hago. Yo no tengo barba porque tengo mierda por rostro pero tengo el bicho como un puto nido de comegén. Pelú con cojones. Oloroso. Oloroso a hombre. A las jebas mías las pone bellaca. ¡Ninguna se queja! Ni se quejará.  De hecho la Biblia dice en Timoteo, 2:11-12:

«La mujer aprenderá en silencio, con toda sumisión. No le permito enseñar a la mujer, ni que domine al marido, sino que permanezca en silencio.»

 

Pero si jode que una mujer demande que te veas bien más jode un hombre que se deje influenciar por eso y le haga caso a su mujer. A tí cabrón mi descarga. Cabrón, aprende a ser lo que eres. Eres hombre. ¿Quieres una vaginita? Cortate la pinguita y con un cuchillo hazte un tajo entre las patas, pedazo de mierda. Digo, si lo que te gusta es cagar pa’ dentro pues te lo respeto. Yo soy el primero en defender el derecho de los maricones. Pero si tu dices ser hombre entonces demuéstralo dándole pichón a esa parga. Sé cómodo. ¿Acaso han visto a Osvaldo Ríos, educador de mujeres por excelencia, lloriqueándole a una mujer pidiéndole cacao? Claro que no, porque ese macho completo sabe cómo tratar a su mujer, con cariñitos de correas de cuero y almuerzos de sanwiches de nudillos.

No estoy diciendo que a la mujer se le debe de pegar, nada de eso, tu sabes. Solo digo que cuando se es hombre hay que tener las prioridades claras en la vida. Primero hombre, luego el carro, luego el perro, luego una cagada en el baño, luego un Baconator triple carne de Wendy’s, luego otra cagada, otra limpiada de culo y entones tu mujer. Digo, esto se los digo para que no digan que solo lo que escribo aquí es mierda y verborrea cibernética. Lo hago porque los amo mucho, en serio, como un cáncer en el bicho.

En resumen, cuando la mujer lo tilde de puerco, sucio y abandonado dígale que se vaya al carajo, que el ser hombre le da a usted un poder bien cabrón, el poder de ser todo un lechón, absurdo y obseno. Alabe su vida de mierda, vea porno, paguese unas putas y viva, viva ese honor de tener ese apéndice colgándole entre las piernas.

Usted tiene bicho, ¡usted es Hombre!

Razonamiento de mierda

Muchos de nosotros desde que empezamos en la escuela se nos hace entender en la clase de ciencia de que todos los seres humanos somos animales. La diferencia es que nosotros razonamos y que los animales simplemente hacen las cosas por instinto. Solo eso. Nosotros razonamos por ende es que somos mucho más inteligentes. Siempre esa definición me ha chocado en la mente desde que razono como estudiante. Somos criaturas más que pensantes. Razonamos. O sea… sabemos lo que hacemos. ¿No es así?

Pues eso es lo que me choca. El como dar por sentado que el ser una criatura que razona y que tiene la facultad de poder entender sus actos, somos nosotros los que tenemos el mundo patas arriba. ¡Ponte a pensar! Una criatura inteligente que provoca tanta muerte, asesinatos, contamina el lugar donde vive, hace mal, maltrata, ensucia, corroe, corrompe y lo que no daña pues lo destruye. ¿Es así como debe de comportarse la criatura más inteligente de este planeta (o de este universo – para los que créen que estamos solos).

Pregúntese usted si realmente somos inteligentes cuando vemos imagenes como esta:

Esta imagen representa un animal que no razona dándole de comer a un montón de cachorritos. Todos apiladitos, apretujaditos y mordiéndole la teta a la madre como si se la quisieran arrancar por el hambre que tienen. No obstante la madre, fuerte en si soporta lo que sea y hace de tripas corazones para que sus crías estén bien alimentadas. Si, eso lo hace un animal que está muy por debajo intelectualmente a nosotros. Una criatura que come, caga, fornica y duerme como prioridad de vida. No obstante que tremenda madre es.

Pregúntese usted, ¿Cuántas madres existen capaces de asumir semejante responsabilidad? Yo se de madres que simplemente tienen un hijo nada mas y son locos dándoselo a los papás o a los abuelos porque no pueden con la presión de tener un nene encima. Hay quienes simplemente los abortan y hasta los que los tiran en letrinas. Jum, me pregunto si la perra de la foto alguna vez se le paso por la mente dar un hijo para poder hechar pa’ lante solita. ¡Oh, pero que bruto yo! Si se me olvidaba. Las perras no razonan. También conozco varias “hijas de perra” que tampoco lo hacen.

Estas son las cosas que me ponen a reflexionar y a cuestionarme si eso de que somos criaturas que razonamos realmente vale la penar decirlo. Es más, hasta me cuestiono si vale la pena tanto razonamiento. Me pregunto si hay personas que realmente usan

solamente ese 10% de cerebro como dice el mito. Que ese 10% lo utilizan para comer, cagar, chichar y botar los hijos. Malcriarlos. Hecharlos a perder. A la mierda.

Soy una persona de poca fe pero si de esperanzas y espero que en los años que me queden de juventud ver un cambio social en donde nosotroscomo seres humanos, aquí, en esta nación almenos, nos demos a valorar un poco más. En verdad nos hace falta como individuos. ¿Por qué caer a la autodestrucción de nuestra especie? ¿Por qué? ¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué nos esmeramos en destruir nuestra existencia? ¿La cero tolerancia? ¿El abuso? ¿El odio? ¿Bajo qué propósito? ¿Mostrar que somos los mejores? ¿Los mejores qué? ¿Los mejores inéptos? Si es así entonces si estoy de acuerdo. Nosotros si que somos animales.

Como dijo cierto jefe indio nativo-americano “Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra”. Palabras sabias Jefe Seatle.

Este tema fue inspirado por Mi Pana Gillito y su opinión tan acertada sobre el mismo.

Las bofetás se ganan

El siguiente artículo fue creado por una amiga muy particular llamada Kiara el cual habla de la otra cara sobre lo que es la violencia doméstica. Una vista desde los ojos de una mujer sobre un hombre maltratado. El siguiente es uno de lo más curioso pues es algo que no se ve muy a menudo en blogs, noticias, periódicos, etc y siempre he pensado en darle tiempo igual a todas las perspectivas cuando se trata de asuntos “delicados” como lo es esto.

Las bofetás se ganan

Por Kiara Marie

Porque es que tengo una crítica que hacer…

Aquí la gente se queja de la violencia doméstica hacia las mujeres, critican a los hombres y los condenan por “abusadores”…  y las mujeres, ¿No abusan?

Antes de comenzar aclaro, (porque sé que las malas interpretaciones lloverán)  que en lo que van a leer a continuación NO estoy justificando la violencia doméstica, ni nada que se parezca.

Si algo hay que decir de las mujeres de hoy en día es que la gran mayoría están cabronas. Yo no soy feminista, ni anti- feminista ni nada que se parezca. Soy realista y anti-pendej@s. Aquí se lamentan de que los hombres le meten una catimba a sus esposas, novias, chillas etc. pero es que el que se busca la bofetá se la busca. Les pondré como ejemplo un caso general:

Yo siendo hombre JAMáS hubiera podido abstenerme de agredir a una mujer como ésta: La madre de mis hijos, a la que mantengo, por la que trabajo. Que no hace un divino carajo por su vida, ni por la mía y muchos menos por la de nuestros hijos. Que espero de ella AUNQUE SEA un plato de comida cuando llego de trabajar, y ni siquiera encuentro un “Buenas Noches”. Que se pasa el día dando culo en el sofá, viendo novelas, mientras están los nenes cagao’s y  la casa hecha una mierda. Que atapona la lavadora de ropa, porque lava una vez a la semana y ensucia 4 mudas de ropa diarias. Que me obliga a fregar la montaña de trastes que ELLA ensució, y que no fregó porque “estaba cansada”. Que me hace comprarle ropa cada vez que vamos a salir “Porque ya me puse la que tengo en el closet”. Que me hace gastar $200 en compra para luego decirme “No hay na’ pa’ cocinar” (Cuando cocina).  Que no me motiva ni a hacerme una paja en su nombre y que tras de todo eso me PELEA  porque quiero salir a darme par de palos con los panas o cuando llego un poco tarde del trabajo.

Perdónenme, hombres y mujeres, pero eso no se merece una pescosá, se merece una pela. Eso está cabrón! Y es la realidad de muchos hombres hoy día, pana.

Yo sé que hay miles de excepciones, que cada caso es diferente y que las bofetás no siempre son por lo mismo. (Que el tipo es alcohólico, que es cuernú y no la quiere con nadie más, que ella lo ama y le gusta que él le dé, etc. etc.)  Pero sé de muchos casos como éste, en los que los hombres prefieren ser sumisos, hacer lo que a ellas le dé a gana y quedarse como tremendos hijos de la Madre Teresa de Calcuta. Casos que me ponen a pensar en la pendejá que hay por defender a la mujer, pero no al hombre;  Porque si eso no es maltrato, mi pai es Gandhi. Estos casos insólitos que me hacen pensar:  “Pero que tipo más mamao!” y “Que tipa más asquerosa!”

Yo como mujer ante esto lo que siento es verg:uenza, asco. Pensar que viven haciendo un carajo, de mantenidas, sin metas ni deseos de progreso, sin educación porque no les da la gana (y porque no pueden, aja), pariendo muchachitos pa’ coger cupones y sobretodo de coje bofetás (porque se las buscan). Si queremos demostrar que somos mujeres de verdad, dejemos este comportamiento vago, avergonzante. Porque entonces si, que me uno al corillo de la fuerza bruta y reparto pescosá yo también, pa’ que recapaciten.

¿Están deacuerdo o desacuerdo con Kiara? ¡Vamos! Opinen sin miedo que ella es libre pensadora y quisiera escuchar su opinión al respecto.

¿Héroes de Guerra?

Un buen amigo mío me envia este video el cual habla de las incensibilidades del ejército de los Estados Unidos de América y cuestiona a los mal llamados “héroes”. Vean el video y luego opinen al respecto porque en verdad si esas son las personas que son las que defienden nuestra libertad ni quisiera conocer a los que no las niegan

Apuesto que hay soldados que ven este video y deben sentir verguenza ajena ante las acciones de estos mierdas.