Archivo de la etiqueta: peligro

Carta de Odio a La Mujer Caballo

Hola a todos y todos lo cabrones que me siguen en mi mierda de blog. Aquí como siempre el maldito de Merdócrata para hablar las cosas como son. Porque así las siento. Hoy es un día bastante especial para mí porque estaré disfrutando de los placeres carnales que solo una tremenda hembra te puede ofrecer. Ustedes saben, yo siempre chichando mucho. Ustedes ya conocen esa faceta de mí. Hombre boricua, rostro de mierda, bicho enorme, you know. Estoy cabrón. Un polvo jamás me falta porque yo siempre he sido así, con el bicho dulzón. Cuando camino por las calles de Bayamón a visitar a jugar briscas por casa de mi pana Manny Colón las mujeres se me quedan viendo la maceta por encima del pantalón y de reojo noto como se pellizcan los pezones las una a la otra. Tanta concentración de bicho dentro de mis pantalones les hace palpitar la crica.  Pero hay una cabrona que la crica no le ha dejado de palpitar desde que la dejé como la puta que es y me refiero a la Mujer Caballo.

¡Oh Mujer Caballo! Aún con ganas de joder. Resulta compañeros que la muy cabrona ahora anda en un mood de stalker que no la aguanto más nada. Te explico. desde que se enteró de que ya no soy el mismo tipo aquel que podía soportar una mujer horripilante que no supiera chichar y queme exija un polvo decente cuando darle un pingazo a ella era como una tortura tala Hola cabrona. ¿Cómo estás? Espero que bien hija de mil putas. Últimamente me la he pasado cabrón en la vida. He visto mucho porno, de enanas y viejas petardas, he gastado mi dinero en rellenos de papa por todo puto Comerío y me tiro peos y me arropo para darme el gusto de tener la primicia de olerlos yo mismo. Le he dedicado a pensar y reflexionar sobre la cabrona Mujer Caballo y mierda, qué puedo decir, les tengo que contar que es la más puta de las mujeres.

Pero no es una puta buena, sino una puta mala. De esas que no quisieras tener en tu vida por vergüenza ajena. Porque ser puta no es malo, malo es cuando eres puta, cabrona, perra, sucia, bicha etcétera, toda esa mierda dentro de una misma mujer. ¡Hay puñeta! No sé ni como escribo toda esta mierda mientras no golpeo una pared. La muy puta quiere regresar conmigo. Extraña este bicho. Porque mi bicho es grande, hermoso y venoso. La cabeza siempre colorá y tronco firme. Esto es el mayor placer que puedo darle a una mujer. Pero tu, Mujer Caballo, no lo podrás disfrutar más. Creo que te hice un favor más que otra cosa. Me siento como Bruce Willis en Armageddon, sacrificando el bicho contigo. Deja eso. Yo me merezco algo más que tu, perra enferma. Cabrona, tu lo que pasa es que te enchulaste de la maceta pero no del hombre. ¿Y sabes qué? Te pderdiste una cosa espectacular. Yo soy algo más que bicho, Mujer Caballo, yo tengo sentimientos. Yo soy un cabrón que no solo lo mete por meterlo ni te destrozo el intestino sol por sentir el placer de verlo sangrar. Ninguna mierda de esas. Yo empeño mi corazón.

Empeño mi corazón, mi cuerpo y mi alma para que puedas tener frente a ti un hombre especial. Un hombre que rompe la expectativa de lo que es un hombre cualquiera. Conmigo tienes el paquete completo: Bicho y corazón, más bicho que corazón pero aún así tienes mi lado sentimental. Porque yo soy un tipo así de cool y radical. Porque si por mi fuera tuviera todas la mujeres del mundo y todas las que me siguieran en los Twitter o Facebook estarían desnudas lambiéndose las cricas y agarrándose las tetas por tal de complaserme y verme totalmente satisfecho. Soy un cabrón, soy un bellaco  y la droga del bellaco es la bellaquera. Pero yo me auto-regulo. Estoy cabrón. Yo me sacrifico para no llegar a ser un “Sex Offender” de la Blogósfera Boricua. Me sacrifico para que tengas en mi un ser… irresistiblemente sensual. ¿Cuántas cabronas quieren un hombre como yo? Muchas. ¿Qué muchas? ¡Todas! Pendeja y tu, tu Mujer Caballo, no sé qué mierda pasó por tu mente que pensaste, o creías que yo soy como una de esos animales que cabalgas, de los que pones el culo encima de su lomo y diriges a gusto y gana. Pero te equivocaste. Lo único que pudiste cabalgar fue el bicho mío (y mal por cierto) y bicho dirigiste tu, YO TE DIRIGÍ y la mierda es que perjuras y juras que tuviste el control de esta relación. Por eso es que te boté como la bolsa de mierda que eres y siempre fuiste y gracias a Dios o al Diablo que caí en cuenta y no cometí el error de convivir contigo o de peor aún, casarme, wákala. Tendríamos uno de los nenes más horribles del mundo. Ya me lo imagino, mitad mierda, mitad caballo. Completamente espanto. ¡Uy deja eso!

Aparte de todo eso un sexo mierda, en donde yo tuve que estar haciendo de tripas corazones para poder lograr al orgasmo. Que si te lo metía te dolía mucho, que si te lo meto más de 2 veces en la noche llorabas y decías que “Yo no soy así” porque en tu poco seso piensas que más de un polvo en una noche te hacía sentir como una puta; el no tragar leche porque decías que solo las cueros hacen eso y el culo no te podía ni rozar por el meñique porque decías que era “contra-natura” fueron factores que me hacían sentir un asco de ser humano, porque dar el culo (si eres mujer) es una bendición. Pero tu pendeja, te empeñabas de que no, por ahí sale la mierda y más nada. Que se joda. Si es roto, se puede llenar. Pero cuando decidiste el no besarme, porque te daba cosa el besar mientras chichábamos… oh Dios… oh Dios… ¡Bésame no seas puta!  Un beso mató nuestra relación. Lo sabes. No pude soportar más el tener conmigo una muñeca de trapo por mujer. Hacerme la puñeta y venirme encima de una frisa al lado tuyo era más placentero que estar contigo. Te dejé pa la mierda. Lloraste, suplicaste, me pedías perdón, viajabas de tu pueblo a Bayamón a pedor cacao, pero bicho, es, contigo si que no.

Ahora me cuentan que jangueas con tus panas y te puteas. Te das 3 traguitos de güaynabicha de esas que ustedes se dan: perrier con alguna mierda y se quedan ajumás, y para qué, para ponerte a chonquear y hostigar hombres que janguean con sus novias. ¡Puta te van a dar! Ya me lo contaron todo y verguenza te debe de dar. Tienes suerte que no te partieron la madre porque el que te la hiba a partir es pana uña y carne de Merdócrata, el mismo que no le paras ya la tranca. Y por respeto a mí aún es que conservas tu inmundo, cochambroso y sucio rostro. No se si te negaron un favor. Quizás de esa manera tendrías un rostro más reluciente. Me lo dijeron todo y me lo negaste. “No que yo no intenté besar a nadie” no fue lo que escuche, sino que te refugiaste en un “no me acuerdo”, pendeja, eso tu ni te lo crees. Una amiga mía pasó un mal rato por tu culpa y casi le cuesta una relación. Deberían hacerte un Sho-Ryu-Ken al estilo Ken Masters y mandarte a la fukin Luna a ver si sales de mi vida para siempre.

Te confronté, lloraste, me mandaste mensajes de texto pidiendo perdón. Le suplicaste a mi amiga que no le dijera nada de ese contratiempo pero ya es tarde. Ya lo sabía todo. Bros Before Hoes tu lo sabes. Amigos primero que las putas y fuiste parte de la redada. Porque los panas se protegen de cabronas vividoras como tu. De vampiras de energía que lo que quieren es succionar el vivir de uno y tu, ni el bicho me succionaste bien.

Porque el corazón de un hombre se gana más que con símbolos de dólares, se gana con tener una buena hembra. Una hembra que te bellaquée todo el tiempo,que le demuestres interés, que te complazca en la cama, que te de disfrute, placer. Que dé el culo y gima y te mire a los ojos y te diga “Te Amo” mientras le partes el intestino y te le vienes adentro. ¡Apréndelo!

¿No que eras la más “guapa” de las mujeres? ¿Tienes miedo? ¿Estás cagá? ¿No quieres escuchar la realidad? ¡Se acabó! ¡No jodas más!

Puta, maricona, ¿Dónde estás metida coño!

Irene: El Huracán con Síndrome de Down

Hola mis putas. Quería reservar este momento tan especial para mí para poder dedicarles un mensaje de amor, y de preocupción ala vez. ¿Por qué de amor? Porque los amo a pesar de que solo me acuerde de ustedes cuando voy a cagar o cuando chequeo las fotos de ustedes en bikinis cuando me agregan por Facebook. Preocupado por el hecho de que estamos viviendo en momento sumamente difíciles en donde el gobierno de Puerto Rico, liderado por el cabecilla Luis Fortuño no sabe un bicho en como bregar con situaciones de emergencia. Este blog no es político y de nuestro Gobernador no diré otra cosa que no sea que desearía que muriera cagando. Soy una persona religiosa y de altos valores como para dedicarme a la tiraera política. No es mi estilo. Para eso estoy yo aquí, para llevarles un mensaje claro, de altura y que se pueda comprender.

Me jode la desconfianza que tiene el pueblo de Puerto Rico con los que se supone que están aquí para protegerlos y servirles y no me refiero a la policía de Puerto Rico. Me refiero a los hijos de puta que están en el gobierno dentro del capitolio (menos los janitors, ellos son afuegoy no merecen el odio de nadie, menos Paco. Paco, tu me mamas el bicho). Pero para eso vengo yo aquí. Porque soy el Chapulín Colorado de la blogósfera boricua. Donde me nececiten ahí estaré. Si se te expota la goma, cágate en la ropa, ahí estaré; cuando estés bellaca, cágate en el matress, ahí estaré y si te tiras fotos desnuda y me las mandas a mi e-mail merdocrata@gmail.com con la dirección de tu casa, ten por seguro que ahí estaré.

Es mi deber patriótico el estar presente en tiempos en donde se que la familia puertorriqueña sufre por el paso de un temporal tan welebicho como lo ha sido Irene. Un huracán con Síndrome de Down porque todos los efectos vinieron luego de que esta pasara. Son cabronerías de la madre naturaleza. Yo soy un tipo que vivo donde me caiga la noche. Digamos que me guillé de tortuga ninja y por razones que no vienen al caso salí de esa alcantarilla, con hedor tan peculiar que tiene la mierda humana y me encontré que Puerto Rico seguía hecho mierda y la gente… no sé. La gente ranqueándose de welebicho. Yo lo que vi fue gente desesperá porque oh Dios! Tenían que salir a trabajar.

Yo no sé en donde culo yo estaba viviendo. Esto era Japón o Puerto Rico. La gente desesperada porque los cabrones de la PEPSI los mandaron a llamar porque tenían trabajo el mismo puto día que pasaba la tormenta. Otros como los de los fast food estaban desesperados y tuvieron a sus empleados hasta tarde en la noche para que luego fueran a sus casas a guarecerse y preparar sus cositas por el posible paso del huracán. Yo lo que me pregunto es que tan pendejo tiene que ser usted para darte a ti mismo menos valor que tu trabajo. Mira, pedazo de mierda, a McDonnald’s tu solo eres un número, a Pepsi, Cola Cola, Walmart, etcétera le importa un bicho si estás bien o no, o si tu casa se va por el río, para ellos eres solo un número y eres desechable. Tienen gente de más para suplantarte y el papel de culo es tan necesario como tu: solo para cuando te quieres limpar el joyete, luego, se olvidan de ti.

Hey, y si esa va a ser la mierda del día a día en este país mientras pasa el huracán, entonces, regresemos a lo básico mi gente. Supervivencia . Yo les recomiendo a todos ustedes que velen por ustedes mismos. Que se embarren en vaselina y le haga caso omiso a esa mierda que dice el gobierno. Mire, ya que estamos sincerándonos hablemos claro. Se que ustedes son de los que les preocupa quedarse sin luz ni agua por semanas desde que vivió la experiencia de Georges y de ahí pa’ lante sabe lo que es morirse de un aburrimiento cabrón. No lo culpo. En mi casa pasaron 60 y pico de días que no teníamos luz. Me sentí como el puto Tom Sawyer, me cago en la madre de Manny Colón. No es una experiencia que me encante para nada. El zumbar de los mosquitos mientras intentas dormir, el calor en tu cuarto y bañarse con cubito recogiendo aguas con gusarapos y/o larvas de mosquito de un drón, la puta planta eléctrica que si no se te jode, te come la cuenta de banco y si no se te jode ni te come la cuenta de banco tienes que estar vigilante porque un hijo de la gran puta te la quiere robar… uff… mire mi hermano, son cosas que nos incomodan como seres humanos que somos. Queremos distracciones, ¡las nececitamos! es por eso que aquí les quiero habar de las mejores distracciones ha tener dentro de la temporada de huracanes.

  1. Bebe, bebe con cojones: Si andas preocupado porque el zinc de tu casa en Cayey se vuele pal’ carajo y tu mujer no para joder, te aconsejo que te den un palo de lo que tengas en reserva. Mi favorito, Caneca Ron Llave con Royal Crown. De esa manera olvidas las penas y le hechas un polvo a tu mujer. Si te rechaza no pasará nada. Quedarás inconsciente a los pocos minutos.
  2. BBQ, welebicho: Tienes como $150 dólares en carne en esa cabrona nevera y sabes que en 3 días apestará tan cabrón como la gobernación de Luis Fortuño. Haz una barbacoa e invita a todos esas escorias que les haces llamar “amigos” y que aporten de sus carnes también. Complementalo con cerveza y te guillas bien cabrón.
  3. Comparte la extensión: Esto es táctica. Da de lo que tienes. ¿Tienes una planta eléctrica? Comparte una extensión con un cabrón (o cabrones) que estén tan necesitados como tu para que pueda conectar una nevera y un televisor por lo menos. De seguro que te ayudarán a costear parte de la gasolina para la planta y así te ahorras un dinerito.
  4. SEARS es tu nueva novia: ¿Estás bellaco y el tanto ver porno en tu iPhone o Android te comió la batería? No desesperes hijo de mil putas, pues el shopper de Sears se encargará de que estés distraido casqueteándote con furia y tu mujer tan pendeja pensará que le querrás comprar algo luego del desastre, cui cui cui, que pendeja es.
  5. No peleas de ella: Ella te diré que por favor no salgas afuera que te puedes hacer daño. Cógelo literal. No salgas afuera pa’ un bicho. Así no tienes que hacer nada y no tienes que hacer los deberes de la casa que tanto te jode.
  6. Bicho echar ropa a lavar: Sin luz ya la mujer tuya no vendrá a joderte con eso de echar la ropa a lavar y tenderla. ¿Pa’ qué carajo? ¡No hay luz y llueve!
  7. Se un hombre: Es hora de demostrar que eres un hombre mostrando esa barba cabrona de deambulante que escondes. Un hombre de verdad usa barba y el no tener agua ayuda a que andes con esa apariencia de badass que tanto haz buscado. Solo los maricas se afeitan el rostro completo pensando que son varoniles. Cuando tu mujer te meta la mano dentro del calzoncillo y te agarre ese bicho porque te ve como el hombre que no eras tu antes te acordarás de mí mientras la pones a cagar pa’ dentro like a boss.
  8. Piérdete: Digamos que tu chica con quien sale está viviendo lejos con cojones y tu tienes los cascos volados bien cabrón. Es hora de ponerte a experimentar rápido que te enteres que esa mujer esta incomunicada contigo. Rampletea, jode, bellaquea con todas las cabronas que tengas en tu comunidad si es que eres de esos hombres que no pueden estar con una sola mujer. Es tu momento de soterrar el bicho en par de cricas y darle luz a esa bellaquera que tienes entre las piernas.
  9. Semana Santa Parte 2: Así seas chamaquito y vayas a la escuela o seas un adulto y seas todo un profesional, estos días son como mini-vacaciones al estilo semana santa. ¡Gózatelo! Días sin trabajar y lo mejor es que no tienes que ir a la iglesia ni sentirte culpable de no hacerlo.
  10. Aprecia la chocha pelúa: Rompe frío mi hermano. No hay agua ni luz y la chica tuya tiene esa chocha como para que un mono se le guinde de tan pelúa que la tiene. No te preocupes. Tócasela. Dile que la tiene sedosa aunque te de asquito. Así ella querrá que la amas no importa su físico. Aparte si te da asquito eres maricón.
Bueno, eso es lo que tengo por el momento. Siéntanse cómodos en opinar y agregar cualquier tipo de tips que sirva para que nosotros los caballeros de la noche y tormentas eléctricas le saquemos partido a tormentas retardadas coo Irene: El Huracán con Síndrome de Down
¡Hasta la próxima!

Rock, bachata y disparos

Yo no me considero un tipo con suerte pero al menos soy de esos que simplemente se considera afortunado. Las cosas no andan bien en estos momentos con todo el crimen que pasa por ahí y sin contar los malos ratos que hay a la hora de buscar trabajo y hechar pa’ lante y toda esa vaina. Es entonces cuando con todos los malos ratos que mencioné y los infortunios que  causa que la gente busque medios de escape para poder distraerse y olvidarse de los males que pasan en nuestro país. En Bayamón todo el mundo anda malhumorado. Si no es por una cosa es por otra. Desde los rotos en las carreteras hasta los escalamientos en supuestas urbanizaciones de alta alcurnia donde hasta te golpean y te violan a la mujer y toda la pendejá. Las cosas están jodidamente algarete.

Ayer, parte de la distracción de la distracción de la plebe se dividió en dos conciertos. Uno para ver al “Príncipe de La Oscuridad” Ozzy Osbourne. Si, aquel que muchos consideran símbolo de la maldad, terror, inpuro masca murciélagos, uy. La otra opción era un concierto de música tropical de merengue y bachata. Ya tu sabes. Merengue. Bachata. Me acuerdo que en la década de los 1990’s  en la escuela si decías que te gustaba la bachata te decían charro y te llenaban la cara de dedos. Era una ofenza del carajo. Ahora hay conciertos. Girones que da la vida.

Anyway, entonces, en donde uno menos se imagina que las cosas iran bien ¡Bam! Balacera y se llevan a dos personas enrredadas. Los heridos ni te ocupes. Yo solo pienso en una cosa y es que la verdad es que hay que saber donde uno se mete en estos momentos. Los sitios públicos ahora un peligro. Matan gente en un mall mientras comen y los matan también en conciertos y como las balas no esquivan gente pues ya saben que se llevan por medio al que sea. Es por eso que recomiendo mejor, y hablando claro, que en vez de irte a un concierto a escuchar a whatever de artista que mejor te compres unos discos y lo pongas y bailes en la marquezina de tu casa. Que se joda. Es mejor y estas casi casi seguro que no te van a tirotear cuanodo pongas tus CD de Johnny Ventura.

 

Mi gente evite los malos ratos. Si ve que las cosas se ponen bien turbias salga de ese sitio. Miren, yo soy de los que me gusta darme mi cervecita de vez en cuando y de cuando en vez pero trato lo más que pueda de evitar sitios en donde haya mucha muchachería. Es mejor comprarte una caja de verdes y dártela en tu casa tranquilo que irte a un pub porque quizás tu no estés metido en malos pasos ni ninguna pendejá de esas pero puede pasar que otro que esté allá dentro si y ese sujeto lo tengan fichado en una lista negra y le quieran bajar el dedo en ese mismo día y en ese mismo lugar y tu casualmente estés allí dentro. Uff, deja eso. Miren es una recomendación de su amigo Merdócrata. Para pasarlo bien hay muchos sitios, eviten los bonches grandes y los malos ratos.

Lo que estuvo muy extraño es que tanto que la gente habla que si del rock y Ozzy y toda la vaina y ese concierto se dio bien y sin ningún problema de seguridad. Supongo que la seguridad del evento estaba mucho mejor. Ironías de la vida. El concierto del príncipe de la oscuridad fue friendly. Irónico.

¿Qué hay que hacer para salir tranquilo? ¿Llevar chalecos antibala para salir a comprar pan, leche y huevos? Yo no sé pero quizás ya es hora de crear conciencia entre los boricuas de que los tiempos de salir a pasarla cool están pasé .

Prefiero morirme de aburrimiento en casa que morirme gozando en el Roberto Clemente.

Just saying! En Puerto Rico ser un Party Pooper es “serious business”

El roto peligroso

El roto peligroso
Roto peligroso

¡Ajá! Se lo que andabas pensando pero no es eso, ¿sabes? Anyway, Hay ciertas cosas en la vida que simple y llanamente no puedo soportar y una de ellas es andar ajorado a que me hagan a hacer cosas y otra es los rotos en las calles en Puerto Rico. ¡Maldita sea mi vida gris! Ando trepado en mi vehículo que de por cierto es un vehículo bien hermoso, no es el más caro pero está “in”, y paso por la urbanización Los Palacios luego de pasarla chévere y es ahí donde pasa lo que pasa…

1TÚm! oh shit, dejo una goma espetá en el roto. Sea la madre, de todos los sitios de donde yo trato de esquivar rotos lo cojo ahí, en una urbanizaci’on con una calle anchita y relativamente nueva.

Es que yo ando sencillamente maldecido para estas cosas. ¿Por qué? ¡Oh Dios! por qué en Puerto Rico las calles están tan fastidiadas. Es que sencillamente no importa donde te metas es que siempre te encontrarás con este dilema y eso a mí me tiene con ya ustedes saben qué inchao’. Y la cosa no es el mal rato de coger el roto sino que explotaste una goma y estás embarrado por esperar que no hayas doblado el aro y alguna otra cosa.

Yo sencillamente me quedo de piedra de tan solo pensar que en una noche ese cabrón chavao’ roto me ha salido en $200 dólares , así de un día para otro.  Todo esto me lleva a pensar a mí que en Puerto Rico el que no ande con una guagua grande se lo lleva el tío peluca fácil. La madre del que ande en un Yari en Puerto Rico. Se juega la vida. Menos mal que yo no ande volando bajito porque dejo el bumper ahí enganchado.

Sea mi vida gris. y yo que pensaba que Bayamón era lizo como nalguita de bebé.

¿En qué roto he estado viviendo?

Video del BorrachiO!

Hay una cosa que simplemente no tiene perdón y es la irresponsabilidad. Pero no estamos hablando de faltar a clases o cortar clase, o de simplmente no pagar un bill del celular a tiempo y esas vainas así. No señor, es cosas que realmente pueden cambiar la vida para mal. Entre ellas está el condicur borracho. Miren, yo no digo que no bebo porque sería mentir pero si algo estoy claro es que si me voy a dar “un palo” siempre evito el estar conduciendo para no acabar en “Los Cipreses” en Bayamón.
Si usted quiere emborracharse, escoja su veneno. El problema es que si usted se fuera a matar pues que diablo se mataría solo y no se pierde mucho pero cuando pone su vida en juego con las de otras personas entonces estamosponiendo el peligro a gente que no tiene nada que ver con su irresponsabilidad.

Agradecimientos a @nerdote por publicar este video en su twitter y al sujeto que tomo el video (que ha de tener testículos de acero para lograr detener a ese animal que conducía borracho como refajo de loca).