Archivo de la etiqueta: pendejo

Definiendo al welebicho

Durante el transcurso de mi vida como adicto al culo de mujer y enfermo sexual he experimentado lo que es relacionarme con los seres humanos. Yo, Merdócrata, como ser mitad mierda y mitad hombre puedo dar fe de lo muy retorcijado que se encuentra nuestro mundo y sociedad. Tanto es así que me da la impresión que todos nosotros somos partícipes de ella y somos parte de que nuestro Planeta Tierra sea enfermizo. Yo soy un maníaco sexual y siento pena que todo lo que hago en esta vida se vea opacado por gente puta y cabrona que no siente ni un mínimo de respeto con lo que es el bicho con chocha y la chocha con bicho. El Ying y El Yang. El complemento de complementos. Esta es la mierda que nos jode como nación. Gente que no aprecia el arte del chichar bien. Yo veo como es que colegas del ciberespacio y otros maricas de la red roncan de ser los que más meten bicho y toda la mierda y simplemente son eso, ronca-bichos, o sea, roncan de meter y no meten un carajo. Igual pasa con putas que juran y perjuran que tienen a machos bajo sus pies y que roncan de que los tienen dominados y que son tremendas cabronas con ellos cuando la verdad es que siempre terminan con un hijo de puta que les da una ensalada de nudillos a puño cerrado de desayuno, almuerzo y cena.

Es por eso que quiero demostrar en mi post, en este blog de mierda, de que el ser welebicho en mi lindo Puerto Rico es algo común. Si, común, porque parece que es que está en nuestra idiosincrasia. Es parte de nuestro pueblo. El welebicho destaca, no necesariamente por su alto conocimiento en temas de vanguardia ni mucho menos. Tampoco tiene que ver por qué tan cabrona tiene esa cuenta de banco o qué partido político pertenece. Nada de eso. El welebicho promedio y por lo regular es alguien inato, que simplemente es welebicho porque es. De nacimiento es así. Suena cruel pero es cierto. 8 de cada 10 bebes por ejemplo nace welebicho. No es culpa mía, les digo, es la puta realidad de mi país. Somos mierda, bueno, yo soy mierda literal, pero muchos aspiran a ser mierda. O sea, volvemos con lo mismo, roncan de ser mierda, y yo digo, GENTE. No traten de ser mierda. Para mierda yo. Yo soy el amo y señor de la copor-lectura y la copro-escritura. De mierda si se yo. Yo soy mierda porque así Dios, el Altísimo en Los Cielos, Me hiso así, y que alabado sea su nombre, puñeta. Si usted lo que quiere es aparentar lo que realmente no puede ser, usted entonces es un welebicho y se está revolcando en la mierda con pus y semen el cual habla.

Yo soy un tipo de alta paz y valoro reflexionar sobre todo lo que me rodea. No se si ustedes hacen lo mismo aunque lo dudo mucho. Ustedes son en su inmensa mayoría boricuas los que me leen lo que por ende deben de tener de todo tipo de cualidades: adúlteros, coprófagos, necrófilos, violadores, estadistas, pero para nada paz espiritual. Yo, Merdócrata, tengo la tarea como escritor de mierda que soy de que todos y cada uno de ustedes tengan en mi un escape para que no descojonen más su vida de como la tienen ahora. Es esto lo que siempre será para mí propósito como bloguero. Hacerme de dinero, contactar con mujeres putas y conseguir los mayores view posibles hablando  de estupideces que a nadie le importe…. ah, y aparte de eso, llevarles la verdad a ustedes a como de lugar y encaminarlos a la luz, tu sabes, llevándolos a esos senderos de pú y churra matutina tomados de la mano para que no se me pierdan. Mi gente, vengo a ayudar. Pero para poder ayudar tenemos que definir antes que todo qué carajo es ser un welebicho.

Si nos dejamos llevar por la definición que le da la Real Academia Española, un welebicho es “todo aquel que queda en ridículo haciendo pendejadas pensando que sabe lo que hace”. Esa mierda no me la acabo de inventar yo, hijos de puta. Eso está casi casi puesto en piedra. Alguien que realmente se cree lo que hace y se las hecha de que sabe lo que está haciendo pero matalire, ningún ningún. Las cosas son hasta más complejas. Ser un welebicho puede llegar al punto de ser completamente abstracto. En serio. Y si fueras listo como yo podrías identificar una lista de diversos perfiles que pueden dar en el clavo con estos hijos de mil puta que tantos detestamos.  He aquí 15 ejemplos, tu sabes, cosa de que los nenes que nos siguen desde sus casas no los jodan

Con esto te oleré el bicho, Merdo

15 Cosas que me hacen todo un welebicho

  1. Usar una puta gorra de béisbol o equipo de lo que sea y dejar la visera plana con los sellitos pegados. Tremendo welebicho eres si lo haces
  2. Pasarle pensión a tus hijos 1 vez cada vez que te acuerdes (digamos que cada 6 meses) y encojonarte porque tus hijos no te respetan.
  3. Escribir status en tu Facebook sobre que tan mala es tu ex pareja para que medio mundo te los lea y “simpaticen” contigo con sus mierda de likes.
  4. Haber tenido una cuenta de “Sexy o No”.
  5. Le dedicas más tiempo a juegos de Call Of Duty que a tu propia mujer. Eventualmente dejarás de ser welebicho y evolucionarás a ser todo un cabrón, literalmente.
  6. Negarte a romperle el culo a tu mujer porque le tienes asco al joyo de ella porque es por ahí por donde ella bota la mierda.
  7. Comprar un iPhone modelo más nuevo el mismo día que sale, sabiendo que el único update real que tiene ese modelo nuevo de celular es que ahora tiene una puta cámara de mayor resolución o  una mierda así de pendeja.
  8. Te gusta solo ciertas películas para ir a ver en el cine. No eres cinéfilo. Casualmente las pelícuas que te gustan son las putas Fast & The Furoius que tiran.
  9. El equipo de sonido de tu carro vale más que tu carro y la puta madre que te parió y su fukin cesaria que cogió para tenerte.
  10. Si crees que eres un genio de la Astro-Física porque pasaste  décimo, undécimo y cuarto año por exámenes libres. Welebicho, están diseñados para que pendejos como tu pasen.
  11. Fuiste uno de muchos cabrones que a principios de este siglo entendieron que era cool y radical tener tatuajes de tribales.
  12. Tienes más dinero en prendas y vestimenta encima que lo que tienes guardado en tu wallet y cuanta de banco.
  13. Eres uno de los trillizos hijos de Luis Fortuño.
  14. Eres penepé y te botaron por la Ley 7.
  15. Tener un diploma en University of Phoenix.
O sea, esto es solo unos humildes ejemplos para que usted tenga en mente que tan welebicho ustedes puede llegar a ser. Quizás usted aparezca en esta lista y quizás si. Para los que si aparecieron en la lista de cosas que te podrían definir como un welebicho le puedo decir que no lo coja a personal, que esto es solo para ponerte a pensar, y para los que no aparecen en esta lista, les digo que no pierdan la esperanza, que si se lo proponen pronto van a estar, triple-hijo de puta.
He aquí mi aportación en el día de hoy y espero que tomen un tiempito siempre que s elevanten para darle a diosito gracias por un día nuevo de vida y por darle a usted tremenda nariz para captar el oloroso aroma de una tranca en verano. Para que se manifieste. Para que sea un eterno welebicho.
Que Jehová los ilumine.

Coprolectura: el arte de leer mierda

Soy un bellaco y que se joda. Lo admito y me importa un bicho lo que piense la sociedad de mí. Soy un tipo que goza de los placeres carnales de la vida y me gusta exponer estos placeres por las redes sociales y compartirlas con todo el mundo que me lee. ¿Por qué? Porque creo que yo soy aquel que el pueblo necesita para que por fin puedan vivir ese despertar sexual que vive el mundo. Y no es que yo me quiera dedicar a hablar de chichaera todo el tiempo. Esa no es mi meta. Digamos que simplemente soy víctima de las circunstancias. Ustedes me imagino que cada ves que me leen en la red pensarán “ese cabrón de Merdocrata debe de estar recibiendo una mamá de bicho de unas siamesas o algo así”  pero la verdad que no siempre chicho. También hago otras cosas, como masturbarme y jugar Pega 3. Soy un sujeto normal porque así es como se comporta un hombre de mi edad. ¿Qué edad tengo? Los suficientes para ponerte a capotear. Con eso lo digo todo. Porque el hablar mierda no es algo que debe de tener una edad límite o para poder empezar, usted simplemente habla mierda y punto.

¿Ustedes tienen hijos? Cosa hermosa, ¿verdad? Angelitos de Dios. ¿Ustedes han visto esa ternura en la cual sus hijos les cuenta a ustedes sus aventuras y proezas personales que han tenido cuando van a la escuela o cuando juegan con sus amiguitos? Ellos quieren que ustedes lo escuchen  y que sientan interés por él. Tu niño demuestra amor con versos. Tu lo que escuchas en tu mente es a un nene hablando mierda.

¿Ves? A eso me refiero. No es que no ames a tus hijos, es simplemente reconocer que ellos hablan mierda (y mucha). Pero aquí no estamos para juzgar a tus hijos y que los fleques por eso. Al contrario. Aquí estamos para que atesores ese excremento verbal que habla tus hijos y no solamente ellos sino el tuyo propio porque sí, amigo lector, usted también habla mierda. ¿Pero sabes lo que pasa? Que usted al contrario mío usted lo que quiere es cuidarse y taparse. “¡Uy no puedo decir la palabra culo en Facebook porque me pillan en el trabajo!” Esa pendejés que me hace defecarmeen tu progenitora hijo de puta. Te dije hijo de puta, no te enfades. Te digo hijo de puta para que entres en razón. Porque soy de los que piensa que un ser humano debe de sentirse siempre cómodo a la hora de hablar mierda. ¿Por qué? ¡Sencillo! Porque de esa forma expresas quién carajo tu eres.

Tu quizás eres un pendejo que te cuidas, ok. Pero quisiera que reflexionaras un momento y te detuvieras a pensar lo siguiente. ¿Qué tan seguro crees tu que la gente te toma en serio? ¿Eres uno de esos cabrones que se la pasa enfocado a las tareas de su trabajo y que va del trabajo a la casa y e la casa pal trabajo? ¿Eres de esos hombres que te dedicas a llevarte el trabajo a la casa mientras tu mujer te espera con un bicho de plástico de cabeza doble. Una cabeza en el culo y otra cabeza en la crica porque tu no la complaces, porque tu prioridad es complacer al cabrón del jefe tuyo que a su vez es el mismo jefe tuyo que de aquí a unos meses estará dándole sexo anal a tu mujer porque tu, de cabrón, no la atendías. ¿Ves? Es triste. Yo no quiero que a la mujer que yo amo otro cabrón le esbarate el intestino. ¡Me niego a eso! Es por esta razón que me dedico a escribir mierda.

¿Y para qué uno escribe mierda? Para que puedas desarrollar la Coprolectura. ¿Qué es la coprolectura, Merdo? Es el arte de leer mierda. Toda la mierda que escribo yo y que tu lees. Algunos se ríen. Yo no se por qué, porque yo solo escribo cosas serias. Porque yo soy un tipo serio y el hablar de culos, fluido vaginal y religión es cosa seria para mí. Pero es hablar mierda, aún así. Me gusta. Me exita. Me para el bicho saber que estoy hablando mierda y que sé que en alguna parte del mundo, o Cayey o Barceloneta, hay una hembra masturbándose pensando en mí y diciendo, “hey, ese Merdócrata me pone bellaquísima”. Y las ofertas para chichar no me faltan. Mi correo electrónico está repleto de invitaciones para chichar en moteles y hasta en casas ajenas. Putas de todas clases del mundo quieren chingar con el pana Merdócrata. Mujeres serias también y hasta hay maricones que me han mandado fotos y videos tan obscenos que dibujarían una sonrisa en la cara de David Carradine en la tumba.

¿Por qué leen mierda? porque se sienten identificado. Dime con quien anda y te diré quién eres. No lo hacen por curiosidad. Los que me leen son como la mosca. ¿Y qué hace la mosca? Se para en la mierda. ¿Por qué? Porque les atrae. Es la misma mierda mi gente. Si yo puedo hablar mierda ustedes pueden también. No sientan temor. ¡Pal carajo el qué dirán! Sean ustedes mismos a la hora de expresarse. Pero no es que sean así solamente en la red. No busquen una otra vida. Ustedes han visto mi rostro, mi porte y mi forma de pasarla cabrón en mi facebook y en mi Twitter y sabrán que soy un role-model a seguir. No necesito el anonimato porque estoy tan cabrón que la gente mama por ser como yo y eso que tengo el rostro hecho mierda. Pero las hembras se mojan al leerme. Ponen papel bounty en los asientos donde se sientan a leerme porque la lubricación es evidente. Porque soy yo mismo.

¿Tu quieres que las mujeres lubriquen cuando te lean y vean esos status tuyos por Facebook, Twitter, MySpace (R.I.P.), Tuenti, etc? Habla de qué tan puerco eres en tu casa. Habla de cómo es que quedaste dezmayado luego de cagar un brazo de nene y tomarle una foto; dile un Te Amo a la mujer que amas pegándole con tu pinga en el rostro y anúncialo. La gente te tomará cariño. ¿Sabes por qué? Porque eres sincero. Porque eres abierto contigo mismo.

Las agencias de gobierno te admirarán. Tu jefe te abrirá la puerta del carro cuando llegues al estacionamiento. Las mujeres te ofrecerán sus tampones como ofrenda.

Gánate ese pedasito de cielo. Habla y escribe mierda. Tus hijos se comerán esa mierda

Tus hijos te lo agradecerán.

Inglés Pendejo con Merdócrata

Siempre me he sentido pendejamente facinado por lo pendejamente creativo que son los gringos a la hora de ponerle nombres a sus hijos. La verdad es que no hace hasta sentido a veces y no es para menos. No importa de que raza tu seas o tu estatus social siempre estarás expuesto a lo cabrón que puede ser tu madre y padre para ponerte algún nombre. Yo me río, me río y que se joda porque soy un cabrón con mucho ocio y me gusta bloguear siempre buscando un tema nuevo y hoy hice un jackpot (quizás no al nivel de las Papas Locas pero que se joda).

¿Ustedes no sienten un poco de morbosidad si es que se le puede decir de esa manera sobre ponerse a traducir los nombres de la farandula gringa al español? No, pues no sean pendejos. ¡Áganlo! ¡Es divertido! Aquí les dejo para que se manifiesten sobre lo cool y radical que pueden ser los vecinos del norte a la hora de ser creativos con esos nombres que tendrán en las costillas por el resto de sus vidas:

1. Nicholas Cage – Nicolás Jaula

2. Johnny Depp – Juanito Profundo

3. Tom Cruise – Migue Crusero

4. Barack Obama – … Barack Ob… esteee… me salió pato, forget it.

5. Daddy Yankee – Papito Niuyorquino

6. Nicky Jam – Nico Jalea

7. Morgan Freeman – Morgan Hombrelibre

8. Bill Gates – Guillermo Entrada

9. Steve Jobs – Esteban Trabajos

10. Tom Green – Migue Verde

11. Mickey Mouse – Ratón Miguelito

12. Pluto – Plutón

13. Goofy – Pendejo (Eso de Tribilín es una pendejá inventá en Latino América)

14. Tommy Hillfiger – Tomasito ColinaFiger

En Alimentos podemos teber…

1. Cornedbeef – Comida de Cabrón

2. Corn Nuts – Locos con el maíz

3. Cracker Jack – Juancho El Craquero

4. Icecrem – Crema de Hielo

5. Hot Dog – Perro Caliente (pendejo lo se)

6. Powerade – Ayuda de Poder

7up – Siete Arriba

Como mierda sea no le encuentro el sentido a esos nombres pero no obstante si nosotros tuviéramos la oportunidad de “americanizar” o “latinizar” nuestros nombres y los de otros para que sea un palete aberrante como por ejemplo:

1. Nono Maldonado – Nono Badgiven

2. Falo – Penis

3. Benicio Del Toro – Ben of The Bull

4. Fidel Castro – Phillip Castration

Pero que jodón sonaría los nombres de algunos blogueros y sus páginas

1. Manny Colón – Manuelito In The Front

2. Memorias de un cabrón confundido – Memories of a confused big goat

3. Jodeína – Fockein

4. Merdócrata – Democratic Shit

5. ESOEZ – THAT’SIT

6. Sorprendeme! – Surprise Me!

7. Mierdoso – Shitiest

Se puede uno inventar tantas cosas que me quedo apendejado. Te dás de cuenta que el inglés te sirve para muchas cosas más que sea hablar sucio y usar la internet. Le puedes sacar algo de partido. Deja correr la imaginación y no seas pendejo.

Update: Frases boricuas en inglés!!

  • No te pongas guapo – “Don’t get pretty!”
  • Arróz que carne ay. – “Rice because there is meat”
  • Tantas curvas y yo sin frenos – “So much curves and I don’t  have breaks”
  • Huele bicho – “Dick sniffer”
  • Hijo de la gran puta – “Son of the Great Hore”
  • Canto de cabrón – “Piece of a male goat”
  • Comemierda – “Shit eater”
  • Cuernú – “Horny”
Y pide que ayyyyyy!!!! Comenten y sean creativos

¿Por qué temer al Diablo si con Dios basta?

Estaba bloguiando por ahí y me estaba leyendo el blog del compañero El Blogiante y me encontré un post de lo más interesante en donde habla sobre los fanáticos religiosos el cuál pueden leer si les llega a interesar. Me he inspirado y quiero tratar el mismo tema bajo mi punto de vista claro está, el de merdócrata. 

Primero que todo parto de esta premisa. ¿Qué es Dios? Para muchos es el Creador Intelectual de todo lo que vemos a nuestro alrededor. Para otros puede llegar a ser ese ser omnipresente que nos vigila y nos cuida todo el tiempo. Ah! Pero para otros Dios no es otra cosa que ese ser castigador que le mete caña a cuanto cabrón hay en Puerto Rico y alrededor del mundo. Un ser de amor y odio pero que está loco por mandarnos cataclismo pa’ tu sabes, “just for the LOL’s”. Es esto lo que me llena de morbosidad para poder escribir este tema casi comenzando la semana santa. Para poder hablarles como es que el fanatismo religioso interfiere con la razonamiento de cientos de miles de personas que cuando entran en pánico es cuando se acuerdan de Dios y cuando lo hacen es para meterle miedo a la gente.

Dios se ha convertido en El Cuco de los adultos. A los nenes chiquitos me acuerdo que les decían “si no te acuestas temprano viene El Cuco (El Coco en América Latina) y te comerá”, entiéndase que lo va a matar, porque ni modo que tuviera el nene guille de Wolverine y se regenerara en el estómago del Cuco, ¿verdad? Todo un X-Men de la vida el nene. En cambio con Dios más o menos funciona así:  “Si no obras como dice la Biblia, Dios va a venir y te lanzará en azufre y lava ardiente por una eternidad.” Esto es lo que a mi me enconjona. El libre albedrío que tanto se profesa solo aplica a unas cosas, para otras no.

Yo personalmente soy ateo. Lo soy porque no le doy importancia o valor alguno a ningún ser superior a mí. That’s it! No obstante este post no es un post sobre lo cool que es ser ateo y por qué tu religión es mala. Nop, nada de eso. De hecho este post es dedicado a todos aquellos cristianos que se sienten avergonzados por parte de esos fanáticos religiosos que en vez de llevar conciencia a la gente sobre la moral, las enseñanzas y los valores de su religión (cualquiera que fuera), se dedican a meterle miedo a la gente. Miedo que realmente lo que hace es sencillamente minar los mensajes que los creyentes responsables quieren llevar.

Me pregunto, ¿Cuál es la necesidad de llevar el miedo? ¿Para qué ser tan apocalíptico a la hora de razonar las cosas? Me recuerdo bien que cuando pasó lo de Haití unos cabrones, porque ese es el único adjetivo que le puedo poner a estos mierdas, comenzaron a decir que a Haití le pasó lo que le pasó porque allí “no se practicaba la fe como era debido”. ¿Qué pasó? Terremoto para que se jodieran todos. Puerto Rico entonces nos toca un terremoto de media intensidad en Noche Buena. ¿Respuesta? Dios está encojonao’ por los crímenes en la isla. No asustó. Ahora le tocó a Japón. Un terremoto de 8 punto algo y un tsunami. Dios está encojonao’ con ellos porque … ehh… este… pues porque son japoneses. Que se joda.

La tierra ha temblado desde que el mundo es mundo mi gente. Son procesos naturales que han pasado por billones de años. ¿Placas tectónicas se acuerdan? ¿Geografía? ¿O usted era de los que cortaba clase? Lea un poco. Si usted tuviera un poco de educación usted sabría que desde que pasó lo de Indonesia (me refiero al  tsunami) la gente se ha comenzado a paniquear y los medios de comunicación anuncian cada terremoto de ahora para delante con morbosidad. La morbosidad de ver un nuevo tsunami, un nuevo terremoto cabrón. Yo se que en Puerto Rico muchos están viviendo y deseando dentro de si mismo ver algo que esté bien cabrón. Ver en carne propia un terremoto de ocho punto y pico para solamente vender noticias y para otros buscar la forma para que la gente pueda llenar las sillitas de plástico de sus fincas religiosas.

¿Por qué temer al Diablo si con Dios basta?

Mercaderes de la fe. Nececitan del mal ageno para tener público. Mientas más jodida esté la sociedad mejor para ellos porque eso es la gasolina que nececitan para poder tener esas iglesias llenas y recolectar mejores ofrendas porque bueno, el que más ofrenda dé más cerca está del cielo (según algunos).

Es por eso que insto a las personas que están metidos a la religión; a todos estos practicantes de la buena fe y palabra que detengan a todos estos sujetos que se dedican a mercadear el pánico en nuestro pueblo a que los eduquen sobre como es que se debe de llevar “la palabra”. Que la palabra no se lleva con miedo y terror porque esto ya no es la cabrona Edad Media. Estamos en el siglo 21 y los tiempos han cambiado. Ya no estamos a caballo y moviendo legiones de soldados armados hasta los dientes a llevar la cristiandad a base de hierro y espada. Ya no estamos viviendo en la Santa Inquisición y no hay necesidad de quemar brujas ni de guindar a Ricky Martin en una estaca y prenderle candela solo porque sea gay.

Todo el mundo tiene derecho a ser feliz a la manera que sea. Libre albedrío. ¿Qué pasa? ¿Que Dios le molesta la forma que vivimos nosotros? ¿A quién le interesa? Te digo una cosa, usted que se pica por mis comentarios. El ser al que tu le rezas se supone que es PERFECTO. Lo cual significa que está consiente de lo que pasa en este momento. El es infalible. Perfección pura. Si hay mucho hijo de puta violadores, criminales, ladrones, vividores y traficantes en la isla él ya sabía lo que venía. El no falla. Está consciente de sus actos. El negar lo contrario significaría que no es perfecto. Yo entiendo que si Dios existe él no castiga a nadie. El simplemente es espectador de las pendejases que hacemos nosotros los seres humanos. No hay que esperar a que Dios haga algo para solucionar nuestros problemas sociales que tenemos nosotros los seres humanos. Los problemas de los humanos los tiene que solucionar los humanos mismos. En vez de esperar un próximo terremoto que nos gienda en dos dediquémonos a enseñar buenas acciones a nuestros semejantes y a educar adecuadamente a los nuestros. Porque la fe no es mala, malo es el cabrón que lo usa a su conveniencia.