Archivo de la etiqueta: Twitter

Terapia cibernética para el welebicho

La llegada del 2012 ha sido uno muy chocante para mí. Momento muy inoportunos han pasado por mi vida. Cosas que le daría pachó a cualquier hijo de puta de por ahí y que guardaría en su mente y alma, yo, Merdócrata, presento ante ustedes en forma de blogs para que me sirva de terapia para mí. Cosas que quizás pudieron haber pasado años atrás y que ahora regresan en mi mente, como momentos traumáticos y que tengo que lidiar. Yo… yo, no sé puñeta, pienso que la mejor solución es lidiar con ello por medio de una computadora con Windows 95 y mi teclado con huevitos de cucaracha entre los botones y escribir mierda para todos los hijos de mil puta que me leen, así como usted lector.

En ocasiones se debe uno de sensibilizar y la compañía de un ser humano no ayuda mucho, pero con la popularidad de las redes sociales y el anonimato que algunos cabrones adoptan (cosa de welebicho si me preguntan) podemos decir que se ha salvado la salud mental de varios hijo de puta. Pero no todo el mundo sabe como saludablemente ayudarse a sí mismo en la red. Simplemente se meten a un Twitter o un Facebook y postean ahí a lo bestia y eso, jeje, es un no no no, en serio. Un no si lo que quieres es salir airoso de ese trauma. Si lo que quieres es olvidar esa cogida de cuerno que te hizo la ex-novia tuya, a alguna mujer que te rompió el corazón o a aquella cabrona que tu dices “por qué coño estuve con ella” este post es para usted.

El internet es la esperanza del cabreado. Mucha gente desconoce los poderes medicinales de meterse a la red. Yo siempre que me conecto reviso todo lo que me llega en mi Twitter y Facebook. Me da placer que a pesar de todo lo que pase en mi vida siempre hay gente que se preocupa por mí. Quizás sean embuste. No creo que realmente se preocupen por mí pero me llena un poquito el hecho de que me etiqueten en fotos y mierdas así. De hecho tengo gente que se caga en un inodoro y me mandan fotos de sus cagadas y eso. Estas cosas me hace sentir un individuo sumamente especial. El hecho de que una mujer deje su femineidad a un lado y se cague su culo por tal  de dedicarme todo lo que comió en las pasadas 12 horas de su vida me regocija el corazón.

Igual pasa que cuando andas con una furia hipercabrona por algo que te pasó dentro del trabajo o porque tu mamá te mandó a botar la basura lo que debes de hacer es buscar a alguien a quien joder. Es sencillo. Internet es una mina de gente miserable que busca pero de a gritos que lo jodan. ¿Lo mejor? Muchacho, lo mejor es que ellos se joden solos, tu lo que tienes que hacer es simplemente “magnificar” sus errores, estupideces y hacerlas públicas al resto de la red. Ejemplo de ello podrán ver en esta imagen:

¿Dime tu si esto no te gustó? Aunque reconozco que Samantha Love se defendió de lo más bien y me resultó bastante simpático sus respuestas venideras. Lo que significa que Samantha Love es una mujer/hombre que sabe cómo recibir los troleos.

En cambio hay personas que no pueden aguantar la crítica constructiva y simplemente se salen por el techo por cosas extremadamente insignificantes. Caso de ellos es la cabrona de la Super Yadira que si le hablas de cualquier tema referente sobre qué tan bellaca es, El Chuchin o alguna referencia al Super Show se pone bien pendeja:

Regla universal para ustedes los que navegan en el ciberespacio: ¡Jamás respondan a un trol! Yo no me considero un trol pero coño a veces hay gente que me obliga a serlo. Lo piden pero de a gritos que los jodan por la red. Yo simplemente les complazco en este triste destino.

Ahora bien, ¿qué otras cosas pueden ayudar a la gente a sentirse bien en la red? Bueno, a mí cualquier cosa que me pare mi trapo de pinga me pone feliz y no hay cosa que me pone más feliz que ponerme a ver fotos de todas esas cabronas que me agregan por el Facebook. Pero no solo ver fotos, yo necesito un estímulo extra so que me dedico a revisar culo (de mujer) y por supuesto, sus tetas. ¿Por qué? Considérenlo simplemente morbo pero nada me alegra el día que estar revisando culo de esas cabronas que me agregan. Pero, pues, como casi siempre todas las putas que me agregan tienen fotos de perfil o de frente yo me conformo con verle las tetas. Si no es las tetas enteras por lo menos la raja de las tetas. Es cosa plasentera simplemente imaginarme como es que detrás de esas camisetas ajustadas se esconden esas glándulas mamarias esperando a ser mamadas por mi lengua infectada de E. Coli así sea en mi mente.

Esto es para que vean que en la internet siempre hay maneras y formas de pasarla bien. Es solo de aventurarte a esa casería de buscar un buen par de tetas o culo (de mujer).

Lo que quiero decirle a todos y cada uno de ustedes es que la vida es algo que a pesar de que sea dura y que pasemos por muchos malos ratos es completamente fácil recuperarnos. Todo es cuestión de uno saber ubicarse y darse la oportunidad. La oportunidad yo la aprovecho en la red cibernetica. No hay quién te joda realmente, solo el FBI y solo si estás en un viaje de pedobear. Pero si no te gusta bellaquear y que tu relación amorosa huela a fiscal (cosa que te recomiendo) entonces liga y mófate de los demás. ¿Quién contra ti? Y si quieres ranquearte de welebicho, abre un blog y escribe sobre toda lo que te aqueja sea en el amor, cuernos, malos ratos y tripéate toda esa mierda que te pasa, cúbrete la cara de mierda y se grande.

¡Sé un Campeón de la Vida!

Se un Merdócrata

Peace Out, welebicho.

Coprolectura: el arte de leer mierda

Soy un bellaco y que se joda. Lo admito y me importa un bicho lo que piense la sociedad de mí. Soy un tipo que goza de los placeres carnales de la vida y me gusta exponer estos placeres por las redes sociales y compartirlas con todo el mundo que me lee. ¿Por qué? Porque creo que yo soy aquel que el pueblo necesita para que por fin puedan vivir ese despertar sexual que vive el mundo. Y no es que yo me quiera dedicar a hablar de chichaera todo el tiempo. Esa no es mi meta. Digamos que simplemente soy víctima de las circunstancias. Ustedes me imagino que cada ves que me leen en la red pensarán “ese cabrón de Merdocrata debe de estar recibiendo una mamá de bicho de unas siamesas o algo así”  pero la verdad que no siempre chicho. También hago otras cosas, como masturbarme y jugar Pega 3. Soy un sujeto normal porque así es como se comporta un hombre de mi edad. ¿Qué edad tengo? Los suficientes para ponerte a capotear. Con eso lo digo todo. Porque el hablar mierda no es algo que debe de tener una edad límite o para poder empezar, usted simplemente habla mierda y punto.

¿Ustedes tienen hijos? Cosa hermosa, ¿verdad? Angelitos de Dios. ¿Ustedes han visto esa ternura en la cual sus hijos les cuenta a ustedes sus aventuras y proezas personales que han tenido cuando van a la escuela o cuando juegan con sus amiguitos? Ellos quieren que ustedes lo escuchen  y que sientan interés por él. Tu niño demuestra amor con versos. Tu lo que escuchas en tu mente es a un nene hablando mierda.

¿Ves? A eso me refiero. No es que no ames a tus hijos, es simplemente reconocer que ellos hablan mierda (y mucha). Pero aquí no estamos para juzgar a tus hijos y que los fleques por eso. Al contrario. Aquí estamos para que atesores ese excremento verbal que habla tus hijos y no solamente ellos sino el tuyo propio porque sí, amigo lector, usted también habla mierda. ¿Pero sabes lo que pasa? Que usted al contrario mío usted lo que quiere es cuidarse y taparse. “¡Uy no puedo decir la palabra culo en Facebook porque me pillan en el trabajo!” Esa pendejés que me hace defecarmeen tu progenitora hijo de puta. Te dije hijo de puta, no te enfades. Te digo hijo de puta para que entres en razón. Porque soy de los que piensa que un ser humano debe de sentirse siempre cómodo a la hora de hablar mierda. ¿Por qué? ¡Sencillo! Porque de esa forma expresas quién carajo tu eres.

Tu quizás eres un pendejo que te cuidas, ok. Pero quisiera que reflexionaras un momento y te detuvieras a pensar lo siguiente. ¿Qué tan seguro crees tu que la gente te toma en serio? ¿Eres uno de esos cabrones que se la pasa enfocado a las tareas de su trabajo y que va del trabajo a la casa y e la casa pal trabajo? ¿Eres de esos hombres que te dedicas a llevarte el trabajo a la casa mientras tu mujer te espera con un bicho de plástico de cabeza doble. Una cabeza en el culo y otra cabeza en la crica porque tu no la complaces, porque tu prioridad es complacer al cabrón del jefe tuyo que a su vez es el mismo jefe tuyo que de aquí a unos meses estará dándole sexo anal a tu mujer porque tu, de cabrón, no la atendías. ¿Ves? Es triste. Yo no quiero que a la mujer que yo amo otro cabrón le esbarate el intestino. ¡Me niego a eso! Es por esta razón que me dedico a escribir mierda.

¿Y para qué uno escribe mierda? Para que puedas desarrollar la Coprolectura. ¿Qué es la coprolectura, Merdo? Es el arte de leer mierda. Toda la mierda que escribo yo y que tu lees. Algunos se ríen. Yo no se por qué, porque yo solo escribo cosas serias. Porque yo soy un tipo serio y el hablar de culos, fluido vaginal y religión es cosa seria para mí. Pero es hablar mierda, aún así. Me gusta. Me exita. Me para el bicho saber que estoy hablando mierda y que sé que en alguna parte del mundo, o Cayey o Barceloneta, hay una hembra masturbándose pensando en mí y diciendo, “hey, ese Merdócrata me pone bellaquísima”. Y las ofertas para chichar no me faltan. Mi correo electrónico está repleto de invitaciones para chichar en moteles y hasta en casas ajenas. Putas de todas clases del mundo quieren chingar con el pana Merdócrata. Mujeres serias también y hasta hay maricones que me han mandado fotos y videos tan obscenos que dibujarían una sonrisa en la cara de David Carradine en la tumba.

¿Por qué leen mierda? porque se sienten identificado. Dime con quien anda y te diré quién eres. No lo hacen por curiosidad. Los que me leen son como la mosca. ¿Y qué hace la mosca? Se para en la mierda. ¿Por qué? Porque les atrae. Es la misma mierda mi gente. Si yo puedo hablar mierda ustedes pueden también. No sientan temor. ¡Pal carajo el qué dirán! Sean ustedes mismos a la hora de expresarse. Pero no es que sean así solamente en la red. No busquen una otra vida. Ustedes han visto mi rostro, mi porte y mi forma de pasarla cabrón en mi facebook y en mi Twitter y sabrán que soy un role-model a seguir. No necesito el anonimato porque estoy tan cabrón que la gente mama por ser como yo y eso que tengo el rostro hecho mierda. Pero las hembras se mojan al leerme. Ponen papel bounty en los asientos donde se sientan a leerme porque la lubricación es evidente. Porque soy yo mismo.

¿Tu quieres que las mujeres lubriquen cuando te lean y vean esos status tuyos por Facebook, Twitter, MySpace (R.I.P.), Tuenti, etc? Habla de qué tan puerco eres en tu casa. Habla de cómo es que quedaste dezmayado luego de cagar un brazo de nene y tomarle una foto; dile un Te Amo a la mujer que amas pegándole con tu pinga en el rostro y anúncialo. La gente te tomará cariño. ¿Sabes por qué? Porque eres sincero. Porque eres abierto contigo mismo.

Las agencias de gobierno te admirarán. Tu jefe te abrirá la puerta del carro cuando llegues al estacionamiento. Las mujeres te ofrecerán sus tampones como ofrenda.

Gánate ese pedasito de cielo. Habla y escribe mierda. Tus hijos se comerán esa mierda

Tus hijos te lo agradecerán.

Furia y melancolía comiendo Egg Roll

Son las 2 de la mañana y me como un Egg Roll con mucha furia, lo saco del frizer y lo caliento a 2 minutos con 15 segundos, lo saco del microondas  y me lo como con un odio encojonau’. Odio que proviene de una frustración mega cabrona que he pasado en estos meses. Problemas en el amor, en las finanzas, trabajo, estudios. Pide que hay. He visto como es que me he transformado de una persona alegre a una persona que sencillamente le apesta mucho la vida. No sé. Yo no soy así. Yo siempre me he considerado un tipo felíz y conforme con lo que tenía. No soy un tipo de billete$ que quede claro. El tipo de trabajo que tengo quizás no pague como un doctor pero tengo mis beneficios. No me quejo de ello. No obstante pues ando en una crisis digamos que… severa. No, no soy suicida ni aspiro a serlo. Lo que no quiero llegar a ser es ser un tipo frustrado.

Una persona frustrada es una persona que simplemente se siente abatido y fulminado por sus múltiples problemas en el diario vivir. Yo me siento un tanto así. Buscando formas y maneras para poder hechar pa lante siempre. Como que buscando escapes para poder olvidar los malos ratos que ando pasando. No quiero ser específico con las cosas que me pasan. Quizás son cosas pendejas… quién sabe. Cuando estoy de buen humor reflexiono y me digo “Hay Merdócrata, que se joda tó, dale pichón a eso” causando que me anime y salga por ahí. Me voy para el cine, a los chinos buffet a jartarme como un puerco y le doy un call al pana Escarabajo para que me haga compañía y de paso siempre nos damos la trillita por Plaza a ver culos Bolders.

Pero no siempre todo el mundo está disponible para el jangueo, máxime cuando no hay torta ($$$) so que eso me obliga a quedarme en mi hogar esperando la llamada de alguien que cada vez se aleja más de mi vida o dándole “refresh” a la computadora para ver si alguien ha colocado algo nuevo en este blog o en Twitter. Aburrimiento a la novena potencia. Es cuando llega el ocio en donde los cascos de uno se ponen a pensar sobre las cosas malas que te pasan. Yo no sé que me pasa a mí. Creo que estar en mi casa me vuelve loco.  ¿Por qué? No lo sé. Quizás sea el sentirme encerrado bajo cuatro paredes que me provoca que mis ideas no revoloteen en otras cosas. El no poder despejar la mente.

¿Que cabrón es ser prisionero de tu propia mente, verdad? Luego te dedicas a bloguear y lo utilizas como un escape y mira que funciona. Es como una auto-terapia. Te pones a hablar mierda, te sinceras, dices las cosas como son, te curas… eso hago curarme. Te pones un seudónimo, te vuelves un personaje. Una parodia de ti mismo y lo sueltas todo en el ciberespacio. Eso brega, me encanta. Bloguear se vuelve mi pasión. Porque las cabronerías que pasan en este país no puede hacer que pierda los cascos. Tengo muchas formas de lidiar con mis malos ratos, mis problemas. Hay muchas soluciones pero el peo está en buscar la más indicada.

Caliento un Egg Roll…

Merdócrata Out.

Merdócrata: ¡¡Ahora con Twitter!!

Las leyendas eran ciertas.  Merdócrata ahora se ha unido al círculo de las redes sociales. La Merdocracia corre rampante y tenemos nuestros grupis en pueblos como Maunabo, Las Marías y Orocovis. ¡ Únete tu también!

^ Los fans enterándose de que tenemos Twitter.

Accedan: www.twitter.com/merdocrata1

Se parte de los cientos de miles que nos dejan mensajes jocosos en nuestro Twitter entre los cuales se encuentran Carlos Arroyo, Mr. T, Vladimir Putin, Genghis Khan, Mao Tse Tung y Avelino Muños Stevenson.

¡Qué esperas!