Archivo de la etiqueta: vagina

Vagina Dentata y la mujer boricua

Hace unos meses atrás vi una película que me llamó la atención que ni me acuerdo el nombre, creo que se llamaba “Teeth”  en donde una chamaca que estaba riquísima tenía un problema en particular: tenía dientes en la crica. Más nada. Tu sabes, a la mierda Schilder’s List, esos son los tipos de películas que me ponen a reflexionar. Pues en esa película esta muchacha conservaba su virginidad y que cuando intentó chichar por primera vez, su crica le mordió el bicho a su jevo en medio de una cascada y se lo arrancó de cuajo. Una película fenomenal y que pone a uno a pensar.

Mi gente, les tengo que contar algo. No sé qué carajo me ha pasado pero últimamente mientras chicho, le doy tan fuerte a mi maseta que siento que tengo ligeros cortes en el bicho. No puedo controlarme. Es que tenga esta senda tranca que se me pone fuera de control una vez desato mi furia sexual. Meto bicho, meto bicho y meto bicho y cuando acabo siento que tengo el bicho que me bota fuego. Cuando meto pinga siempre trato de dislocar la matriz y rotarlo 90 grados. Estos cortes son extraños. Son como rayazos. ¡Ay Jehová! Pero que puedo hacer. En el sexo uno se olvida de dolores y uno se somete a los placeres y todo eso. No digo que la tota de mi jeva tenga dientes pero si que me lo mastica como un puto chicle Adams en boca de camello.

Pero no quiero hablar de mi pene. Quiero hablar de vaginas. Sobre la vagina dentata. ¿Qué carajo es la vagina dentata? Bueno, a través de los años y milenios se a venerado a la vagina como un símbolo de lo que es la fertilidad, sexo y …. wákala, mensajera de hijos. La vagina es  celebrada por múltiples culturas alrededor del mundo. Pero la vagina dentata de por sí es un conjunto de mitos desarrollado por múltiples sociedades para precaver a la gente de andar teniendo el bicho en cuanto rato hay. Es como el cuco que le metieron a la gente de la antigüedad. En vez de tener enfermedades con transmisión sexual lo que ibas a tener era el bicho arrancado de cuajo. ¡Tranquilo!

Civilizaciones pre-hispánicas (o sea, las que estaban antes de llegar los españoles, bruto) como las que se encontraban en Chiapas, México hablaban sobre como es que en ciertas tribus habían mujeres bellas y preciosas que tenían una sorpresita entre las patas: una chocha con dientes. ¡Imagínense el miedo! Chichar era algo que causaba miedo entre las tribus. Meter mano algarete era cosa de bravos, no porque tu jebita indígena te cogiera o por miedo a Moctezuma o un cabrón emperador de esos. El miedo era el de perder el bicho y el bicho, mi gente, es cosa seria.

¿Pero ustedes creen que esto de la vagina dentata es algo que es simplemente un mito? ¿Algo que se inventaron unos indios con ganas de frustrarle la bellaquera a los hombres de su comunidad? Bueno, yo creo que existen vaginas dentatas hoy en día. Me atrevo a dar seguridad de que entre las filas de las mujeres boricuas hay cabronas que tienen esa crica bien amolás. Si, hay mujeres con la vagina dentata y dispuestas a arrancarte el miembro por tal de amarrarte a ti, hombre que me lees. Seamos honestos. El 90% de las mujeres de este país lo que quieren es un macho que las mantengan y que les de su maseta de vez en cuando. Tu sabes, quieren pasarlo cabrón contigo. ¡Ah! Y lo de la maseta de vez en cuando no es una obligación, porque después que tu le des tu tarjeta de crédito no tendrán reparo alguno con eso de que se lo metas o no.

La mujer boricua nace con vagina dentata y los dientes le comienzan a salir a los putos quince años cuando comienzan a enseñarle los colmillos. Ahí, a esa tierna edad es cuando vemos como es que los cacos con los Toyotitas caídos en cantos se pasean por las escuelas de la isla buscando una presa cuando no saben que la verdadera presa son ellos. Ese toto no solo huele a fiscal sino que es un himan para preñar y pasar pensiones por el resto de tu vida y para que te guilles de cabrón, estarás poniendo estatus en Facebook sobre que tan cabrona es tu mujer por pedirte pensión.

Pero están también las cabronas que quieren mantener un estatus social y gracias a su vagina dentata lo logran con éxito, bellaqueandole a los hombres indicados, si, a aquellos que están bien parados económicamente. Doctores o productores de música, el que sea es bueno para mantener fluyendo ese cash que tanto le gusta. Ejemplo de esto no quisiera mencionar por internet, pero qué carajo…

^ A esa muchacha que ves arriba en la foto, desconozco su nombre, pero el nombre no importa, no me importa a mí ni le importa a cualquier cabrón que lea este post. Lo que si me importa es ese par de cocos bravos que le adornan en e pecho justo debajo del cruzifijo ese. Ya quisiera ser yo cruzificado en una cruz para que luego de 2000 años estar cerca de un par de tetas como esas. ¡Pero tengan cuidado!

¿La moraleja de este post? Las mujeres no son otra cosa que putas y truqueras. Es su naturaleza. Pero a eso agregale una vagina dentata que te amarra y te pilla. Debes de ser precavido hombre que me lee. Ellas son seres hermosas y tiernas. Quizás te puedas hasta enamorar de estas. Pero antes de meter mano con una hembra, llevarla a la cama y sentir que tu corazón late rebozando de alegría, se precavido y mete tu dedo bien adentro de esa chocha y palpa, cierra los ojos, siente. ¡Agudiza tus sentidos! Siente los bordes filosos de esos colmillos arranca bicho de la mujer que amas. Esa cabrona. Esa fuckin Vagina Dentata.

Coprolectura: el arte de leer mierda

Soy un bellaco y que se joda. Lo admito y me importa un bicho lo que piense la sociedad de mí. Soy un tipo que goza de los placeres carnales de la vida y me gusta exponer estos placeres por las redes sociales y compartirlas con todo el mundo que me lee. ¿Por qué? Porque creo que yo soy aquel que el pueblo necesita para que por fin puedan vivir ese despertar sexual que vive el mundo. Y no es que yo me quiera dedicar a hablar de chichaera todo el tiempo. Esa no es mi meta. Digamos que simplemente soy víctima de las circunstancias. Ustedes me imagino que cada ves que me leen en la red pensarán “ese cabrón de Merdocrata debe de estar recibiendo una mamá de bicho de unas siamesas o algo así”  pero la verdad que no siempre chicho. También hago otras cosas, como masturbarme y jugar Pega 3. Soy un sujeto normal porque así es como se comporta un hombre de mi edad. ¿Qué edad tengo? Los suficientes para ponerte a capotear. Con eso lo digo todo. Porque el hablar mierda no es algo que debe de tener una edad límite o para poder empezar, usted simplemente habla mierda y punto.

¿Ustedes tienen hijos? Cosa hermosa, ¿verdad? Angelitos de Dios. ¿Ustedes han visto esa ternura en la cual sus hijos les cuenta a ustedes sus aventuras y proezas personales que han tenido cuando van a la escuela o cuando juegan con sus amiguitos? Ellos quieren que ustedes lo escuchen  y que sientan interés por él. Tu niño demuestra amor con versos. Tu lo que escuchas en tu mente es a un nene hablando mierda.

¿Ves? A eso me refiero. No es que no ames a tus hijos, es simplemente reconocer que ellos hablan mierda (y mucha). Pero aquí no estamos para juzgar a tus hijos y que los fleques por eso. Al contrario. Aquí estamos para que atesores ese excremento verbal que habla tus hijos y no solamente ellos sino el tuyo propio porque sí, amigo lector, usted también habla mierda. ¿Pero sabes lo que pasa? Que usted al contrario mío usted lo que quiere es cuidarse y taparse. “¡Uy no puedo decir la palabra culo en Facebook porque me pillan en el trabajo!” Esa pendejés que me hace defecarmeen tu progenitora hijo de puta. Te dije hijo de puta, no te enfades. Te digo hijo de puta para que entres en razón. Porque soy de los que piensa que un ser humano debe de sentirse siempre cómodo a la hora de hablar mierda. ¿Por qué? ¡Sencillo! Porque de esa forma expresas quién carajo tu eres.

Tu quizás eres un pendejo que te cuidas, ok. Pero quisiera que reflexionaras un momento y te detuvieras a pensar lo siguiente. ¿Qué tan seguro crees tu que la gente te toma en serio? ¿Eres uno de esos cabrones que se la pasa enfocado a las tareas de su trabajo y que va del trabajo a la casa y e la casa pal trabajo? ¿Eres de esos hombres que te dedicas a llevarte el trabajo a la casa mientras tu mujer te espera con un bicho de plástico de cabeza doble. Una cabeza en el culo y otra cabeza en la crica porque tu no la complaces, porque tu prioridad es complacer al cabrón del jefe tuyo que a su vez es el mismo jefe tuyo que de aquí a unos meses estará dándole sexo anal a tu mujer porque tu, de cabrón, no la atendías. ¿Ves? Es triste. Yo no quiero que a la mujer que yo amo otro cabrón le esbarate el intestino. ¡Me niego a eso! Es por esta razón que me dedico a escribir mierda.

¿Y para qué uno escribe mierda? Para que puedas desarrollar la Coprolectura. ¿Qué es la coprolectura, Merdo? Es el arte de leer mierda. Toda la mierda que escribo yo y que tu lees. Algunos se ríen. Yo no se por qué, porque yo solo escribo cosas serias. Porque yo soy un tipo serio y el hablar de culos, fluido vaginal y religión es cosa seria para mí. Pero es hablar mierda, aún así. Me gusta. Me exita. Me para el bicho saber que estoy hablando mierda y que sé que en alguna parte del mundo, o Cayey o Barceloneta, hay una hembra masturbándose pensando en mí y diciendo, “hey, ese Merdócrata me pone bellaquísima”. Y las ofertas para chichar no me faltan. Mi correo electrónico está repleto de invitaciones para chichar en moteles y hasta en casas ajenas. Putas de todas clases del mundo quieren chingar con el pana Merdócrata. Mujeres serias también y hasta hay maricones que me han mandado fotos y videos tan obscenos que dibujarían una sonrisa en la cara de David Carradine en la tumba.

¿Por qué leen mierda? porque se sienten identificado. Dime con quien anda y te diré quién eres. No lo hacen por curiosidad. Los que me leen son como la mosca. ¿Y qué hace la mosca? Se para en la mierda. ¿Por qué? Porque les atrae. Es la misma mierda mi gente. Si yo puedo hablar mierda ustedes pueden también. No sientan temor. ¡Pal carajo el qué dirán! Sean ustedes mismos a la hora de expresarse. Pero no es que sean así solamente en la red. No busquen una otra vida. Ustedes han visto mi rostro, mi porte y mi forma de pasarla cabrón en mi facebook y en mi Twitter y sabrán que soy un role-model a seguir. No necesito el anonimato porque estoy tan cabrón que la gente mama por ser como yo y eso que tengo el rostro hecho mierda. Pero las hembras se mojan al leerme. Ponen papel bounty en los asientos donde se sientan a leerme porque la lubricación es evidente. Porque soy yo mismo.

¿Tu quieres que las mujeres lubriquen cuando te lean y vean esos status tuyos por Facebook, Twitter, MySpace (R.I.P.), Tuenti, etc? Habla de qué tan puerco eres en tu casa. Habla de cómo es que quedaste dezmayado luego de cagar un brazo de nene y tomarle una foto; dile un Te Amo a la mujer que amas pegándole con tu pinga en el rostro y anúncialo. La gente te tomará cariño. ¿Sabes por qué? Porque eres sincero. Porque eres abierto contigo mismo.

Las agencias de gobierno te admirarán. Tu jefe te abrirá la puerta del carro cuando llegues al estacionamiento. Las mujeres te ofrecerán sus tampones como ofrenda.

Gánate ese pedasito de cielo. Habla y escribe mierda. Tus hijos se comerán esa mierda

Tus hijos te lo agradecerán.

Cabeceando, mami, cabeceando

Acabo de llegar de uno de los momentos más ricos que me han tocado vivir desde que me abortaron en ese baño to’ cagao’ de Canton Mall. Estoy en casa, sin camisa, con el pecho pelú y el bicho hecho trizas. No es para menos. Acabo de pasarla cabrón con mi “amiguita” bloguera. Tengo dolor en los muslos, las caderas me rechinan, el cuello mordido y unas ojeras como las del puto Beetlejuice. Así es el sexo que practico. El sexo del dolor. NO le meto un puño en los dientes a mi jebita pero le tengo que dar duro con la pinga porque ella es mi motivación. Ella es mi maquinita de placer. Lo digo, no tengo miedo. Esto es lo mejor que me a pasado en la vida en estos últimos meses donde me la pasaba pajeándome viendo fotos de un ex amor que se fue a perder; digo, eso y las fotos de las múltiples cabronas que puedo ligarme en Facebook y en la red.

Soy un hombre agradecido. Estoy reviviendo placeres aumentados a la octava potencia y ahora mismo no hay quien se meta conmigo. Soy todo un jodón y vivo una vida de ensueño. El ensueño del tener la mujer más comprensiva del mundo para socializar y la hembra más fogosa en la cama para poder chichar solo muestra una cosa: que el sexo es el secreto para rodo. ¡Imaginen un mundo en sexo! Imaginen las posibilidades que todos esos líderes de naciones pudieran chingarse uno a los otros sus gobiernos. Sus primeros ministros, sus cancilleres, cónsules, jefes de estado entregados a los placeres de la carne. Dignatarios palestinos e israelitas  dándose el uno con el otro por el culo resolviendo sus diferencias. Orgías candentes y exitantes de pueblos y naciones y ríos de leche y fluido vaginal corriendo por todas las calles y los campos arrasando con toda esa mala vibra que habita en nuestra jodida sociedad.

¿Por qué la gente no aprende a cabecear? Yo no puedo aprender a cabecear pues, tu sabes, soy hombre, pero disfruto el poner a cabecear a mi chica especial y toda la mierda que acabé de decir sobre las naciones y los ríos de leche y caldo de chocha me lo motiva su tremendo arte de usar esa boquita bella y esa lengua a la hora de hacer el amor. Cosa cabrona. El recibir un “fellatio” de esa mujer me abrió un mundo de pensamientos sucios, puercos y a su vez sucios. Soy un puerco de pensamiento. ¿Qué puedo hacer? Tengo mierda por cabeza, no puedes pedirme mucho, lector. Ahora bien, reconozco que no hay placer más delicioso que tener una buena hembra dándote una buena mamada. Pero hey, no cualquier mamada sino una mamada bien hecha.

Yo entiendo que el mamar es un arte que no toda mujer sabe hacer bien. Cualquiera de ellas se pueden meter una pinga en la boca pero eso no asegura que sea tremenda mamadora y a menos que seas una mellá y que mames usando tus encías (placer apocalíptico) tienes que recurrir a esa lengua aventurera. Sí, esa lengua aventurera que hace que hombres como yo, tu sabes, macho-machote con la tranca como brazo de nene se vengan como un mamao. Esa lengua que funciona en una batalla de David contra Goliat en donde el gigante (o sea el bicho mío) sucumba por ese disparo mortífero de éxtasis bucal.

El mundo debería de mamar bicho. De hecho, la vida debe de mamarme el bicho. Soy un hombre profesional, siempre ando de gabán, corbata, y me dedico a correr un país y llevarlo a la banca rota bonanza. Muchos me atacarían con el argumento de siempre de que “todos son corruptos” o alguna otro cliché pueblerino. Quizás soy el policía con un Cuarto Año de estudios con el poder de cuidar a un país y que ando amanecido lejos de mi casa, de mi familia e hijos y tengo acceso a una computadora para poderles escribirles mierda por aquí cuando me salga del bicho. Quizás soy ese maestro de escuela o profesor universitario que le deben dinero por meses luego de hacer un trabajo honesto e íntegro y que ahora bloguea agarrándose el bicho y diciéndole al mundo las realidades de la vida que no te enseña una escuela o universidad.

Soy la mierda que tu cagas, la que flocheas y consideras inservible por el mero hecho de que salió de tu culo. Déjame decirte que soy todo lo que te comiste. Solo que la mierda que comiste no ha pasado por tu boca. Esa mierda que me compone no es otro cosa que tus desechos de ideas, pensamientos absurdos que no te atreviste a decir porque te daba miedo sincerarte. Lo que evitaste decir para caer bien en el trabajo. Lo que evitaste decir para que tu pareja te correspondiera.

¡Tu me debes mamar el bicho! A mi me maman el bicho porque me gusta. Porque me excita. Porque me agrada. Porque soy un bellaco. Tu le mamas el bicho a la vida para ranquearte con el corillo. Porque quieres ser cool y radical. Porque pensaste que era  la manera más fácil de ser alguien importante en la vida. No seas pendej@. ¿Quiéres ranquearte en la vida? Comienza a mamar aquí. Yo almenos escribo toda la mierda que quiero, me importa un carajo el qué dirán, me ligo a las jebas en la internet, soy natural. Soy yo mismo. Tu sabes quién tu eres. ¿Piensas que esto es tiradera? Jajaja, no me hagas reir. Yo no soy un personaje LOL, soy lo que tu quieres esconder. Tu eres el personaje.

¿Yo soy Merdócrata? ¡Tu eres Merdócrata!

Yo me enrollo las mangas y destapo tu realidad. ¿Tu? Tu simplemente cagas.

Como diría Miguel De Cervantes, “Mamadme el bicho“.

Psycho: Ni come ni deja comer

Este tema lo traigo en la noche de hoy porque ha despertado interés luego de que publicara un post pasado sobre las distintas clases de mujeres que te puedes encontrar en tu vida. Sucede que una chica la cual me lée asiduamente me viene y me pregunta que si yo he escrito algo más a fondo sobre el tema de cómo es que una persona tiene que pasar por el problema de que ciertas exes tengan la mierda de que se deja de sus novios y que aún así ni quieren ni dejan comer, o sea que ni quieren estar con ellos pero tampoco quieren que estén con otras personas. De eso es lo que vamos a hablar hoy, de esta práctica tan hija de puta que opta mucha gente por tal de sentirse según ellos “seguros” en sus relaciones.

Una mujer que te deje o que la dejes, que se descuide y pa colmo se ponga super-hiper-bicha con uno y está empeñada en joderte no la hace de ninguna manera. De seguro tenga las piernas pelúas, la tota con dreadlocks como su tuviera el puto Predator entre las piernas y los zobacos tan pelús que creas que un mono se pueda balancear entre pelo y pelo… esa… esa engendro que te quiere joder la vida a ti… no te merese mi pana.

Esto del no come ni deja comer no es exclusividad de ningún sexo. Es una mierda que pasa en ambos por igual y que no se repara en gastos. Hay personas que hacen lo que sea por tal de ver fracasada la relación de una persona. Se opta por maneras clásicas, desde llamadas a tu pareja de parte de ese bicho o bicha que anda en celo hasta visitas infragantis a tu trabajo y peor aún, cuando el (la) cabrón@ te escribe la palabra “mamabicho” en pintura blanca por todo el bonete del carro. ¡Cosa cabrona! Tu no quiéres vivir con esa mierda y no es para menos. Todos tenemos el derecho de ser felices pero no en la perse esperando cuando ese ser hijo de puta va a dar su próxima movida para espantarte tu nueva pareja.

Eso no brega cabrón, te lo digo. Yo puedo expresarme como hombre bajo esta situación y yo se que muchas me pueden tildar de machista porque solo hablo de cómo hay mujeres que se aprobechan de los hombres, que si de parabichos, que si de diablas y mierdas así, pero pues, yo solo quiero decirles que no soy nada machista so que siéntense en la punta de mi poronga cabronas porque yo, Merdócrata, las estimo un cojón y como muestra de ello les quiero presentar dos ejemplos de personas que han vivido en su vida lo que es ser victima de un macho que ni come ni deja de comer.

Empesemos primero con el relato de esta cabrona tremendo ser humano que muy gustozamente se a prestado en escribir sobre este tema, y se trata de nada más ni nada menos que la chica que me inspiró a escribir este post el cuál responde bajo el nombre de MissCocosBravos.

Vale, esta es la historia de el pendejo, la ex y la boba paga cuentas. LOL Este hombre el pendejo, se atreve a meterse con la boba, una semana después de que su ex lo deja (o sea yo) la cosa parece que andaba de antes y el tipo muy pendejo se metió en el hoyo… Se mete con la boba la típica chamaca de 20 años que nunca había tenido novio, tal vez por su cara y sus actos de boba. Este vil pendejo, se mete con ella, se lo mete también y le quita la virginidad pensando en su ex. Que clase eh cabrón…! literalmente ha! la muy pendeja lo llama todos los días via cel 24 horas, le escribe al blackberry messenger, le escribe al msn, le deja wallposts al facebook y lo sigue en twitter, ya el tipo está harto pero como la pendejilla le paga un smartphone ”blackberry” y le paga sus cuentitas y antojos y hasta le da regalos, el muy cabrón sigue ahí aprovechandose de ella una y otra vez… Y la muy pendeja, como piensa y sabe que nadie más se va a fijar en ella, se queda ahí como cabrona, porque eso es lo que ex, una cabrona pendeja, un tapete como dice Sherry Argov en el libro ”Porqué los hombres aman a las cabronas.” El tipo está hastiao y hasta publica por todos los medios de sus amigos que está hastiao del puto sexo tradicional, de las llamadas hostigantes a todas horas, pero no dice que está harto de que le paguen sus cuentecitas y su smartphone, claro si es un menudo pendejo, que no trabaja, va para 6 años en un bachillerato y no termina, porque estudia para aparentar, es un mama’s boy que hace y dice lo que su puta madre dice y todavia vive con su abuela… Increíble… Que le vió la ex ¿? Ella misma nos dice, no se, solo se que tenía miopía… Pero de algo que si ella se siente muy bien ”la ex” es que nunca le dió el canto y el cabrón pendejo, todavia la llama, anhelando un pedazito de su cuerpo hermoso, caderas y pelo negro azabache como una mujer de la noche. Pero ella dice NO, el continúa en la busqueda, intenta casar a esta lobita, pero sus intentos son fallidos. Que pena, este hombre perdió una verdadera hembra y la cambió por una asfixiadita, pero todo sea por un smartphone, es que el tipo sin un smartphone se siente menos, como lo que es… Este es su lema ”A la moda, aunque me joda.” Y si la bobita le paga el smartphone y el sigue aprovechandose de ella, veremos a ver en que parará esta historia… En algun futuro, continuará hahahahahaha.

Cosa cabrona, esto se remonta a hostigamiento por motivos hasta materiales o sea que esto va más allá del fucking amor. El tipo habla mierdas de su ex mujer pero la tiene, mira, en la mamona, regalándole cositas aunque la tipa no le quiera hacer caso  y aprobechándose de una pendeja que quizás le está pagando los “biles”. Bueno, allá aquel que tenga el breik de que su hembra le pague el Blackberry pero hay que ser bien crico hostigando a una mujer cuando ya tienes tu propia gallinita de oro que te produce. Mira pendejo, si estás leyendo mi blog que se que si, no seas maricón mijo. ¿Tu chica actual le a plaser y sele para los pezones por tan solo verte a ti texteando y pagándote el teléfono? ¿Entonces qué carajo pasa? ¿Para qué arriesgarse a perderlo todo?

¿Pero qué opina una mujer sobre este tipo de tema? ¿Serán ellas más vulnerables que nosotros los varones o están acostumbradas al continuo macho alfa dominante que marca territorio y la tiene a ella como parte de su propiedad? LaMujerdeMisSueñosHúmedos nos explica lo siguiente:

De esas hay un monton, tiran al pobre pal lao como saco de papa y despues lo ven acompa~ao y la boca se le llena de espuma jajajaja les da rabia, y forman este unico escandalo donde sea si se encuentran al tipo con alguien, y si lo ven solo ni pa ya miran q clase de cojones…. No comen ni dejan comer…

Definitivamente este tipo de persona no tiene autoestima suficiente pa seguir adelante sola. Y pa sentirse mejor lo q hace es joderrrrrrr. Tan bueno pegarle por detras un canto de bistec y tirarla en medio de unos cuantos leones salvajes por alla por africa pa que corra como puta, a ver si se le quita esa pendeja( o se la comen los leones o se rehabilita a la fuerza) jajajaja

Es q eso jode. Si terminas una relacion pasa la pagina,,, y no jodas…. Pa q carajo entonces terminas la relacion si vas a estar con sherlok holms pisandole o oliendole el culo al q dejaste… Q carajo es eso???? Es mas pal capestrano hay q mandarlos a tos esos,,, chorro e locos y locas

Ooooooo tambien puede ser q a la muy puta nunca le habian hecho lo q el le hizo sentirrrrrr, paso el tiempo la tipa se aburrio pero no quiere q otra disfrute lo q ella en un momento disfruto,,, jajajajaja tan esmaya y mala fe,,,, clase e cabrona 😉

Leo detenidamente esta opinión de esta compañera y de veras hace mucho sentido en especial ese párrafo final. Expresa cómo es que la rutina puede joder una relación pero que aún así quiéres estar ahí como para dejar tu huella. Está cabrón, pero lo que más me chocó fueron las palabras de LaMujerdeMisSueñosHúmedos las cuales comparto y repuñetramente respaldo .¿O sea, tu la dejas, y aún así andas celoso y cabreado? Si no puedes aguantar con la presión de dejar a alguien pero no oportas estar sin él. ¿Te peinas o te  haces rolo?

Yo creo personalmente que todo es cuestión de saber como dejar ir a tu pareja. No todos acaban de mala manera con su parejas y eso es lindo y bello y lo respaldo ciento por ciento. O sea que si todo fue lindo y bello entonces por qué cagarlo. Si eres lo suficientemente maduro puedes tener en una ex pareja un excelente amigo. Ahora bien, cuando no sabes decir basta y recurres a escabullirte como ladrón en la noche y te pones bellaco minando las relaciones de otro entonces, simplemente, estás enfermo. Si mi hermano, eres un enfermo y eres tremendamente ingenuo y te deben de dar bicho con cuernos por el culo si piensas que una jeva se te va a arrodillar a tus pies porque le estás haciendo la vida un calvario. Oh!! Que bellaca la pondrás, welebicho. Usa el sentido común. Hay más mujeres y más hombres en el planeta, como peces en el mal, solteros y tan bellacos como tu con ganas de buscarse una pareja. ¿Por qué desperdicias tu tiempo haciendo miserable a otro cuando puedes tu ser felíz?

No llegues que las cosas lleguen a peores situaciones y entonces optes por la opción del revolver, un balazo en la frente a tu mujer, un disparo en la cien tuya y unos niños desconsolados porque su madre y su padre no supo lo que es el verdadero signinifaco de chichar amar: Aprender a vivir felíz.

¡Alerta Parabichos!

Todos hemos sido víctima, compañeros. Desde que nos destetamos de nuestra madre y empezamos nosotros a disfrutar de los plaseres mundanos de nuestra sexualidad nosotros descubrimos de todo aquello el cual nos estábamos perdiendo. Ese sentido de aventurarse a vivir la vida al máximo nos lleva a nosotros, los hombres, a estar con la pinga bien encendida y con ganas de undirla a una buena hembra que nos llame la atención. Quizás tengas varios intentos en esa noche para mojar el nugget. De ahí a que vayas a mojar el nugget son otros $20 pesos. Pero al menos lo intentaste. Las mujeres que se te negaron pues te lo dijeron y fueron frías contigo: “No quiero salir contigo, tengo marido” , “Lo siento, no se bailar”, “Hijo de puta no estaría contigo así tuvieras el miembro de Robocop entre las patas’,  ya tu sabes, los clásicos dichos que tienen las mujeres para sacarte el calso.

Ahora bien, siempre hay una mujer (o mujeres en ciertos casos) las cuales están en búsqueda de joderte una noche de joda y vacilón undiendo tu moral de hombre metiéndotela por el culo. Estas mujeres responden bajo muchos nombres: güireras, seteadoras, bichas, pellejos, cochocles, petardos, ¡pide que hay! Yo en este caso las llamo “Parabicho”. ¿Pero qué es una parabicho? Para eso estoy aquí para explicarle.

Compañero, yo soy un sujeto sumamente experimentado en la vida. He vivido muchas lunas fuera de mi casa, acompañado de botellas de Heineken sentado en la silla frente a la barra y hablando mierda con el bartender. El alcohol ha sido mi amigo incondicional y el bartenden aquel ser que me comprende y me presta sus oidos en tiempos de depresiones, desasociedo y melancolía. No obstante el bicho mío no quiere incar ni una botella de cerveza ni a un cantinero. Las trasnochadas que uno tiene acumuladas gracias a esa perra que no te quiso comprender te ha convertido en un tipo pajero. Te haces la puñeta 2 o 3 veces en la noche porque ya la mujer que tanto amaste no está contigo y tu pinga no se ha remojado en ese sabroso nectar incoloro y oloroso que solo posée las entrepiernas de una buena hembra.

Estás bellaco y solo y quieres chichar. ¡Vaya dilema! Miras a tu alrededor pero estás con la vista media nublosa por todo ese alcohol que tienes en la sangre. ¡Te jodiste bien cabrón! Pero te importa un bicho la vida y pides no solo una sino 2, 3, 4, 5 botellitas de la sabrosa verde que te hace olvidar penas. Pero un olor a perfume Escada Moonlight llega a tus narices y ves cómo se te acerca este individuo… no enfocas bien pero te le acercas un poco al rostro de esa mujer que se acaba de sentar al lado tuyo. Está rica. Tiene un rostro angelical, unos cocos bravos acompañados de esa raja que se dibuja en las tetas cuando la chica lleva ese escote pronunciado, unos muslos gorditos cubiertos por unos jeans bien apretaditos y supones que deba de tener un culo cabrón.

Te presentas. “Soy Ron Jeremy Merdócrata y tengo el bicho grande.” Ella te sonríe y se presenta a si misma. “Soy fulamita de tal, veo que la estás pasando bien. ¿Qué bebes?”. Es ahí donde te cagaste en tu madre mi hermano. Ya ella hiso su movida y tu de pendejo posiblemente no te diste de cuenta porque estabas borracho hasta las tetas. Pero qué carajo. Tu quiéres ser cortes y le respondes con una invitación a una bebida pues ella te cuestionó. ¿Qué le pides? No sé. Cualquier mierda de esas que le gusta a las chicas beber. Tequila Rose, Smirnoff Apple… un Cosmopolitan… alguna pendejá de esas. No reparas en gasto. Le dijiste que pidiera lo que quisiera y que se joda. Te costó maricón. Whatever. Ella te comienza a hablar con ese acento artificial y tonito que te enrreda en sus deseos. Son como sirenas. Las escuchar y te enchulas y cuando caes en su encanto prepárate para ser ahogado. Te llama la atención. No sabes que tiene ella que otra no. Más aún, no sabes por qué carajo una persona como tú, un puerco, lechón, jamón y pelao pudo lograr que tremendo ejemplar de hembra se sintiera atraido por ti. Pero es como decía mi tío, “El Hombre Pelao Apesta a Mierda” y yo estoy conciente de ello, no obstante yo no pienso ser el más pendejo en decirle que tengo mi dinerito contado. Pero la sigo a ella. Sigo sus labio y su mirada que llevan consigo una carga de interés brutal. Le ofreses un traguito más y ella te dice que sí y tu mamao le sigues ofrenciendo más y más y más.  Tu piensas que eres todo un macho completo, te le acercas al oido a ella y le dices con tu voz rasposa “Mami, quiéres ir a un sitio para estar solo?”.

Ella acepta y cuando vas al estacionamiento y estás abriendo la puerta de tu carro ella te detiene en seco. “¿Qué haces?”, te cuestiona la muy cabrona. Tu eres sincero y le dices “Te lo quiero meter”. Ella se hace las sorprendida y pone cara de que te quiere sacar los ojos. ‘Mira tu me confundes. Yo no soy de ese tipo de mujeres, ok? ¡Ubícate!”. WTF!! No sabes que culo pasó, solamente lo último que viste es un celaje de una bofetada que aterrizó en tu rostro y te dejó la cara llenita de dedos. Te cagas en Dios no sin antes ver como ella se aleja con su trago en la mano y moviendo el culo al compás más sexual de todos.

Te la jugaron, welebicho. Fuiste la víctima de una parabichos. ¿Cómo podemos nosotros los hombres defendernos de estas putas alimañas que pueblan nuestro mundo varonil? Aquí estoy yo para decirles y no caigan en la trampa.

  • ¡Ubícate! : Primero que todo tienes que saber de tus alrededores. ¿Dónde culo estás? ¿Qué tipo de personas frecuentan el lugar donde te encuentras? Tu sabes bien que si estás en un chinchorro de esos de mala muerte que tienen los salamis verde curándose y te sirven cerveza con mortadella las probabilidades de que veas una buena hembra es casi nula. Pero si te vas a Shannan’s te podrás ver a la juventud boricua que aún frontean de que pueden beber porque se han dadoun Cuba Libre y se sienten cool. Allí por población te darás de cuenta que hay muchas chicas y por ende, mas población de mujer equivale a más chance a que haya una población considerable de parabichos.
  • ¿Qué tan ajumao’ estás? : Es importante de que aprendas a conocerte a tí mismo. O sea, yo personalmente se cuando estoy borracho o no. Conozco los efectos que producen el acohol en mi cuerpo. Yo siento hormiguitas en la cara y tengo lso reflejos lento como si estuviera esquivando balas en el puto Matrix. No puedo enfocar bien la vista y me cuesta identificar bien a alguien. Tipo, quizás esa parabicho que se te acercó estaba más fea que la palabra zobaco, pero como estabas ajumao’ pues la vista como si fuera Angelina Jolie.
  • Malicia : ¿Para qué carajo una mujer que a penas te está conociendo está como loco pidiendo y pidiendo que le pagues tragos? ¿Por qué ser tan pendejo mi hermano. Tu no pagues tragos a nadie que no conozcas. Si vas a pagar procura que sea máximo una vez y más nadie. Máxime ten ojo por el precio de la bebida que está consumiendo la hija de puta esa. Que si quiere otro palo tiene que pararte el palo. jujú, que chistoso soy.
  • Pal carajo tus amigas : ¿Cómo es eso de que ella quiere joder contigo, casualmente te dirija hacia la mesa donde se encuentra sus amigas y las muy cabronas se la pasan mirando y secreteando de arriba pa’  bajo y la única palabra que solo escuchas es la de sus amigas pidiendo bebidas y esperando que te pongas pálido. Cuando notes eso párala en seco y lárgate de allí. Tu solo quieres tirarle maíz a una y no a varias.
  • Háblame de bicho : Una mujer que te esté tirando a más no poder y que realmente quiera tener algo contigo no debe de sentir ningún tipo de stress. Para nada, so que debes de esperar una repsuesta que vaya directamente con usted como persona que está loco por hechar un polvo. Tírate par de chistes, hazla reir y cuestiónale en su momento tu pesar. Respira hondo y dile “¿Cuándo vamos a chichar?”. Sencillo. Si se pone comemierda entonces esa mujer simplemente no espera más nada contigo. Mándala pal carajo y sácale el dedo malo y le dices “Pa tu culo!” .
  • ¿Puedo venirme en tu culo? :  Vamos a probarnos de verdad. Una mujer que sea genuinamente bellaca no se pondrá a comer mierda a la hora que tu te pones a hablar. El primer tema ponlo tú siempre y ponte al nivel subhumano y pregunta cosas que realmente la haga pensar. Yo personalmente opto por preguntarle si le gusta que la pongan a cagar pa’ dentro, que si gusta de tragar la leche y si gusta de los Golden Showers. Eso acompañado de la idea de que te gusta que se te caguen en el pecho va a demostrar de que tú realmente eres un hijo e puta y que estás en búsqueda de un bellaqueo libre de preocupaciones, reglas e intenso que no puedes controlar.
Las parabicho son creativas y amas y señoras del flirteo. Eres tu como hombre saber cuándo decirle basta a estas putas que solo te bellaequean por los tragos de que TU ERES EL HOMBRE y que Dios te dio un bicho y es para mandar. Que lo que tu quieres es poner a capotear a una jebita en tu Daewoo y aliviar tus tensiones. Eres tu el responsable de darse a respetar y de cuidar de tu propia hombría.
Hombres, que una parabicho no abuse de usted. Busque ayuda, vaya a la policía, lea mi blog, léase este post y lea los comentarios que dejarán unos cabrones y cabronas que siguen este blog. No dejes pasar la oportunidad de ser un hombre precavido. Prevención & Bellaqueo quizás suena como agua y aceite pero en ciertos casos es como Ovaltine con leche. Se mezcla bien y sabe cabrón.
No nos van a joder.
¡Putas a nosotros no nos engañan!

Mi Vagina NO está distrofiada.

Hay mucho tipo de personas las cuales les pone bellaco múltiples cosas. Algunos les pone bellaco el ver videos de personas chichando con perros y caballos, otros les gusta ver a dos chicas comiendo un helado de mierda y hay de los que les gusta ver porno de brasileñas lesbianas tirándose peos y poniéndose bellacas oliéndolos. Pero esta mierda que les pondré aquí les pondrá a ustedes el bicho como un puto pretzel porque es único en su clase.

Esta tipa está en ná. Yo cuando lo ví pues no sabía si reirme o sentir pena pero la verdad es que tengo que admitirlo, esta tipa le importa un bicho el qué dirán y está en la clara. Yo si estuviera con un tubo de plástico espetao en el cuello para poder respirar estaría todo depresivo y leyendo la palabra de Dios, tu sabes, pa acabarme de joder. Admiro a esta chibi-cabrona porque le está dando un “Fuck You” a aquellos que se creen que están jodidos. Welebicho, ella está en una silla de ruedas grabando videos en YouTube. Esa tipa se tripea la vida MÄS QUE TU!!! ¿Qué tu haces pendejo? ¿Estás en el Twitter o en el Facebook escribiendo sobre cómo tu profesor de la Universidad te está comiendo el roto del culo con sus trabajos y asignaciones? ¡Qué pendejo eres! Esta muchacha escribe sus líricas (telepáticamente o no sé como culo) solita. ¿Estás Forever Alone? Que mierda de ser humano eres. Esta tipa tiene sobre +1001 subscriptores en su página de YouTube.

¡Ella la pasa cabrón!

Si te pones a leer los comentarios que le dejan a ella, mucha gente se pone a escribir pendejerías de que “Pobresita que si por qué hace eso (en inglés)” y cosas así. Gente, antes de escribir esa mierda en YouTube o en este blog, quisiera decirles una cosa. Esa chica no desea la compasión tuya ni la de nadie. Esa muchacha lo que quiere es dejar una huella en lo que le gusta. ¿Qué carajo importa si su aspecto es fuckingmente chocante? La cosa es que hace lo que le gusta. ¿Cuántos pendejos tienen la oportunidad de hacer lo que le gusta y ser famoso por ello? Nop, aquí leyéndome no creo que ninguno. El único discapacitado que conozco más cercano lo es Manny Colón (eso pasa cuando tienes una familia parecida a la de Texas Chainsaw Massacre) y Mierdoso (el tipo de por sí es famoso por ser una mierda de individuo… literalmente  LOL). O sea, ¿Cuánto vale cagártele en la madre a la vida y a la compasión y hacer lo que más a ti te guste? Eso no tiene precio compañeros. El que le saca el dedo a la adversidad y se ríe de la misma es una persona que tiene mis respetos y esta chamaca tiene el respeto de su buen amigo, el hombre del rostro de mierda, Merdócrata.

¿Tu tienes mi respeto?

Tírate por un puente, partetete el cuello y ponte a mixear videos en YouTube y después hablamos, mamabicho.

Yo considero este video difícil de masturbar, no se si ustedes pero bueno, yo sé que en algún lugar de este mundo, sea en Croacia, Dinamarca, en el puto Japón debe de haber un cabrón frotándose la tetilla y pidiendo pon pal cielo ahorcándose el bicho LOL. ¿Pero saben? No es para menos. Mis puñetas son valiosas y yo me la hago a nombre de personas triunfadoras: Maripily, La Super Yadira, Herbert Crúz Margaret Thatcher. Pero tu, , tu me haces dudar!!! Sigue tus sueños, hecha pa’ lante y que se joda el mundo. Voy a ti, y a los que te critiquen, les encajo este puño.